Universidad Teológica Dr. Willis Hoover



Bienvenida

Sean muy bienvenidos al sitio de nuestra "Universidad Teológica Dr. Willis Hoover". Es nuestro mayor deseo poder honrar a Dios y compartir su Santa Palabra con millones de cristianos ávidos de alimentarse de sus maravillosas enseñanzas.


A través del estudio sistemático de la Biblia, nuestras vidas,  familias  e  iglesias  serán  muy  bendecidas  y edificadas.  Transformándonos 
 en  un  gran  ejército ganador de almas, para presentarlas con gozo a nuestro Salvador Jesús. Llevándolas de la mano por el camino de la sana doctrina. 


Dios les bendiga rica y abundantemente a todos ustedes.

Dr. Alex Salgado Daroch.
Presidente UTWH.

Visión.

Ofrecer una formación Bíblica, correcta y práctica, basada en valores cristianos. Los graduados recibirán herramientas espirituales y cognitivas, para el desarrollo espiritual y ministerial de la iglesia de hoy.

Misión.

Nuestra misión es conducir un programa educacional centrado en la persona y principios de Jesucristo. Procuramos nutrir una fe inteligente y poderosa. Enfatizamos en el conocimiento escritural y empírico de la Persona del Espíritu Santo. Culminando en el desarrollo del potencial individual y en un deseo de servir a Dios y a la humanidad.

Filosofía.

Creemos firmemente que Dios se ha revelado a sí mismo a la humanidad en los escritos del Antiguo y Nuevo Testamento de la Santa Biblia. Sostenemos la fe de que estos constituyen una guía suficiente para asuntos doctrinales, y para la dirección, estructura y misión de la Iglesia.

La Universidad Teológica Dr. Willis Hoover, existe para llenar la necesidad de las iglesias locales de tener personas consagradas y calificadas para el ministerio pastoral y de enseñanza bíblica. Nuestros programas de estudios.


INSTRUCCIONES GENERALES

PRECIOS: Los valores expresados, son en pesos chilenos, válidos sólo para Chile. Para otros países, consultar por precios.

Los ramos se cancelan previamente su estudio, conforme se van tomando. Recomendamos realizar dos ramos por mes.

COSTO DERECHO TITULO: Al finalizar cada nivel, ya sea Diplomados, Bachiller, Licenciatura, Maestría y Doctorado. Deberá cancelar el derecho a título, correspondiente al valor de un ramo adicional. Este varía de $10.000 a $20.000 según el nivel de estudio. El diploma se le enviará a su domicilio vía correo certificado. Los títulos enviados fuera de Chile pueden tener un costo adicional.

CREDENCIAL: La credencial estudiantil, tiene vigencia por dos años. Deberá enviar foto digital, número de cédula de identidad y domicilio. Tiene un costo de $ 5.000. Este documento también se enviará vía correo certificado.

MATRICULA: El valor de la Matrícula Anual es de $ 10.000.- (diez mil pesos) para todo nivel de estudio.

ENVÍO DINERO: Dentro de Chile, los envíos de dinero deben ser vía depósito en Cuenta Rut del BancoEstado número 8.687.599-3 a nombre del Pr. Alex Salgado Daroch (UTWH).

Desde el exterior, recomendamos usar MoneyGram ó Western Union.

CREDITOS CATEDRA ACADEMICOS: Estos créditos, son el puntaje asignado a cada materia de estudio, según su duración y grado de dificultad. No tiene ninguna relación con dinero.

MALLA CURRICULAR: La malla curricular indicada abajo, es la base de los estudios de cada nivel, pero puede ser modificada para mejorar su contenido. Estos cambios serán informados en las páginas web correspondientes.

CONVALIDACION Y HOMOLOGACIONES: Los estudios realizados en otras instituciones bíblicas y/o teológicas, pueden ser convalidados u homologados. Basta enviar certificado de notas emitido por la institución emisora. De esta forma ahorrará tiempo y dinero.


  INTERNATIONAL BOARD
 


Rev. Dr. Alex Salgado Daroch - Presidente

Rev. Dr. Daniel Canalez Zúñiga - Vicepresidente

Pastora Rosa Mori Orellana - Secretaria General

Pastora Edith Canales Mori - Tesorera
 

   Pr. Sergio Riveros Aranguiz - Coordinador Enlace Académico

Dr. Iván Arnoldo Pereira Morgenstern - Académico y Jefe Carrera Doctorado en Teología.

Dr. Isaías Eleazar Pereira Bascuñán - Académico y Jefe Carrera Maestría en Teología.


 
Dr. Federico Barría Muñoz - Instituto Teológico Shalom
 

Diplomados y Títulos Teológicos

Nota: Esta información puede estar sujeta a cambios. Los programas y costos, se calculan personalizadamente, de acuerdo a evaluación del estudiante. Esta información es sólo referencial. Estos valores son en pesos chilenos, consultar por valores en dólares específico para su país. La Dirección.





NIVELES DE ESTUDIOS


1.- Diplomado en Estudios Bíblicos
      16 Cursos (3 créditos c/u) - 48 créditos cátedra

      Valor: $15.000 c/u. (U.S. $30)

 

      Total créditos Diplomado Estudios Bíblicos: 48.-


2.- Diplomado en Estudios Teológicos
     16 Cursos
(3 créditos c/u) -  48 créditos cátedra

      Valor: $15.000 c/u. (U.S. $30)

     

     Total créditos Diplomado Estudios Teológicos: 96.-

 

3.- Bachiller en Teología


    16 Cursos
(4 créditos c/u) -  64 créditos cátedra

      Valor: $15.000 c/u. (U.S. $30)

 

    Total créditos Bachiller: 160.-

3.- Licenciatura de Teología


    17 Cursos (4 créditos c/u) -  68 créditos cátedra

      Valor: $20.000 c/u. (U.S. $40)

 

     Total créditos Licenciatura: 228.-



4.- Maestría en Teología


    22 Cursos (5 créditos c/u) -  110 créditos cátedra

    Valor: $25.000 c/u. (U.S. $50)

 

    Total créditos Maestría: 338.-

5.- Doctorado en Teología


     27 Cursos (5 créditos c/u) -  135 créditos cátedra

      Valor: $30.000 c/u. (U.S. $60)

 

      Total créditos Doctorado: 473.-

 

6.- Doctorado Honorífico, en Teología y/o Divinidades
     Debe cumplir requisitos de liderazgo y ministerio.
     Valor Diploma: $ 150.000 pago único. 
(U.S. $300)


VALORES TITULOS:
MATRÍCULA ANUAL:                                   $ 15.000 (U.S. $30)
DIPLOMADO ESTUDIOS BIBLICOS:           $ 15.000
(U.S. $30)

DIPLOMADO ESTUDIOS TEOLOGICOS:    $ 15.000 (U.S. $30)

DIPLOMADO BACHILLER:                            $ 25.000 (U.S. $50)
DIPLOMA LICENCIATURA:                           $ 30.000
(U.S. $60)
DIPLOMA MAESTRÍA:                                  $ 35.000
(U.S. $70)
DIPLOMA DOCTORADO:                             $ 40.000
(U.S. $80)








DIPLOMADO EN ESTUDIOS BÍBLICOS


1.-     Pentateuco I, II

2.-     Evangelios Sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas)

3.-     Juan

4.-     Hechos I

5.-     Hechos II

6.-     Romanos

7.-     1ª de Corintios

8.-     2º de Corintios

9.-     Gálatas

10.-   Efesios

11.-   Filipenses

12.-   Colosenses

13.-   1ª de Tesalonicenses y 2ª de Tesalonicenses

14.-   Evangelismo

15.-  Sexualidad y Noviazgo



DIPLOMADO EN ESTUDIOS TEOLÓGICOS


1.-     1ª y 2ª de Timoteo

2.-     Tito, Filemón y Santiago

3.-     1ª y 2ª de Pedro

4.-     1ª, 2ª y 3ª Juan, Judas

5.-     Judaísmo

6.-     Metodología de la investigación

7.-     Daniel I

8.-     Daniel II

9.-     Apocalipsis - Escatología

10.-    Teología Sistemática I

11.-    Teología Sistemática II

12.-   Job

13.-   La vida del Patriarca Abraham

14.-   La vida del Patriarca José

15.-   Matrimonio Cristiano

16.-    El Aborto


BACHILLER EN TEOLOGIA


1.-     Salmos

2.-     Proverbios

3.-     Libros Históricos I

4.-     Libros Históricos II

5.-     Libros Históricos III

6.-     Eclesiastés y Cantares

7.-     Oseas, Joel y Amós

8.-     Abdías, Miqueas, Nahúm y Habacuc, Jonás.

9.-     Liderazgo I  

10.-   Sanidad Interior I

11.-   La vida del apóstol Pedro

12.-   La Persona del Espíritu Santo

13.-   La vida de John Wesley  

14.-   La vida de Martín Lutero

15.-   Oratoria   

16.-   Palestina en los Tiempos de Jesús




LICENCIATURA EN TEOLOGÍA


1.-       Sofonías, Hageo, Zacarías, Malaquías

2.-       Misiones I

3.-       Misiones II

4.-       Pentecostalismo I

5.-       Pentecostalismo II 

6.-       Homilética I 

7.-       Homilética II

8.-       Hermenéutica I

9.-       Hermenéutica II

10.-     Hermenéutica III

11.-     Ezequiel

12.-     Isaías

13.-     Jeremías

14.-     Liderazgo II

15.-     Vida y viajes del Apóstol Pablo

16.-     Consejería Pastoral

17.-     Apologética I




MAESTRÍA EN TEOLOGÍA


1.-     Exégesis del Antiguo Testamento I

2.-     Exégesis del Antiguo Testamento II

3.-     Exégesis del Antiguo Testamento III

4.-     Exégesis del Antiguo Testamento IV

5.-     Exégesis del Nuevo Testamento I

6.-     Exégesis del Nuevo Testamento II

7.-     Exégesis del Nuevo Testamento III

8.-     Exégesis del Nuevo Testamento IV

9.-     Pneumatología Avanzada

10.-   Apologética II

11.-   Arminianismo

12.-   Calvinismo

13.-   Monografía y Ensayo

14.-   Cristianismo y Ciencia I

15.-   Sanidad Interior II

16.-   Ética y Vida Cristiana

17.-   Historia de La Iglesia Antigua I

18.-   Historia de La Iglesia Antigua II

19.-   Historia de La Iglesia Moderna I

20.-   Historia de La Iglesia Moderna II

21.-   La vida de Cristo - avanzado

22.-   Guerra Espiritual I




 DOCTORADO EN TEOLOGÍA

 

1.-       Monarquía Hebrea I

2.-       Monarquía Hebrea II

3.-       Monarquía Hebrea III

4.-       Sectas I: Nueva Era

5.-       Sectas II: Adventistas Testigos de Jehová

6.-       Sectas III: Mormones

7.-       Sectas IV: Masonería

8.-       Cristianismo y Ciencia II

9.-       Misionología I

10.-     Misionología II

11.-     Misionología III

12.-     Avivamientos del Mundo Moderno

13.-     Hebreos I

14.-     Hebreos II

15.-     Hebreos III

16.-     Historia Universal I

17.-     Historia Universal II

18.-     Historia Universal III

19.-     Historia Universal IV

20.-     Catolicismo I

21.-     Catolicismo II

22.-     El Ministerio del Pastor

23.-     Arqueología Bíblica 

24.-     Pedagogía I

25.-     Pedagogía II

26.-     Guerra espiritual II

26.-     Introducción al idioma Hebreo I (opcional)

27.-     Introducción al idioma Hebreo II  (opcional)

28.-     Análisis de la Alta y Baja Crítica


 








Doctorado en Divinidad Honoris Causa


Este programa de Doctorado constituye el nivel académico más alto que ofrecemos, está diseñado para personas que preferentemente están envueltas en el ministerio a tiempo completo. En otras palabras está dirigido a quienes ejercen los ministerios de pastorado, educación, capellanía, evangelismo, misiones y otras líneas de servicio, como administración eclesiástica, ministerios de alabanza y adoración, así como programas de ayuda social.


Dentro de este contexto, buscamos incorporar al programa de Doctorado en Divinidades Honorífico, a líderes que hayan demostrado una férrea labor ministerial, con visión y habilidades para servir eficazmente en la obra del Señor.


Se conferirá el grado de Doctorado al postulante que haya satisfecho los siguientes requisitos académicos, asímismo que demuestre un genuino carácter cristiano, que trace bien la sana doctrina, y que exhiba una conducta acorde con el llamado de Dios al honroso ministerio.


1 - Envíe su "Currículum Vitae",  que señale por qué cree usted, que  merece ser honrado con el título de "Doctor en Divinidad H.C."

2 – Entregue un testimonio escrito, de un miembro de su iglesia, o de un colega en el ministerio.


3 - Pagar la cuota administrativa de $ 300,00 (Trescientos dólares).


"Postule Hoy.


Consultas: 

alexsalgadod@gmail.com








DESCRIPCIÓN GENERAL DE LAS MATERIAS



I. DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS 

BÍBLICOS

 

INTRODUCCIÓN AL VIEJO Y NUEVO TESTAMENTO.

Estudio de la historia de la formación del Canon de las Escrituras desde los escritos originales hasta las muchas versiones de nuestros días. Se enfatizará en la doctrina de la inspiración, la revelación, la canonicidad y la transmisión del texto. Esta asignatura tiene como propósito contestar la importantísima pregunta: ¿Es la Biblia la Palabra de Dios?

 

 PENTATEUCO I, II.

Génesis, Éxodo, Levíticos, Números y Deuteronomio. Con el objetivo de distinguir las relaciones estructurales y coyunturales que determinaron los he­chos históricos redencionistas del pueblo de Dios y la humanidad en general, en esta asignatura se analizan los 5 Libros de la Ley. Exposición de los libros del Pentateuco. Se estudian los temas teológicos de estos libros.


MONARQUÍA HEBREA I, II, III.

Exposición de 1 y 2 Samuel,  1 y 2 Reyes, 1 y 2 de Crónicas. Se analizan asimismo los principales acontecimientos, personajes, fechas y características relevantes de la época.

 

LOS LIBROS HISTÓRICOS.

Exposición de los escritos históricos de José, Jueces, Rut, Esdras, Nehemías y Ester. Se analizan asimismo los principales acontecimientos, personajes, fechas y características relevantes de la época.


LOS LIBROS POÉTICOS Y SAPIENCIALES.

Job, Salmos, Proverbios,  Eclesiastés y Cantar de los Cantares. Exposición de los libros poéticos y sapienciales. Con un enfoque especial en la teología de estos li­bros y su vigencia para el contexto actual.

 

LOS PROFETAS MAYORES.

Ezequiel, Daniel, Isaías y Jeremías. Ambientación y mensaje del profetismo. Ideas fundamentales según las etapas históricas. Evolu­ción de las ideas religiosas. El Dios único y la idolatría. Fe y justicia en los profetas. Religión y culto. De­nuncias sociales. Conversión y vida de la comunidad del pueblo elegido. Exposición de los libros proféticos en su contexto cultural e histórico. Hace énfasis en la aplicación de su mensaje para la iglesia hoy.


LOS PROFETAS MENORES.

Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías, Malaquías. Esta es una descripción de los 12 profetas menores junto con el análisis de su medio social, la actividad política reinante y sobre todo la actividad religiosa de ese tiempo, realizando un contraste comparando con de los pensadores contemporáneo a su época.

 


EVANGELIOS SINÓPTICOS.

Mateo, Marcos, Lucas. Estudio de los Evangelios notando las similaridades y diferencias entre cada uno de los Evangelios. El problema sinóptico. Autenticidad, propósito, tema, teología, características, fecha de composición y paternidad literaria de cada Evangelio.

 

HECHOS I, II.

Hechos de los Apóstoles. Un estudio de la continuación del ministerio de Cristo resucitado por medio del Espíritu Santo y a través de sus seguidores, la historia de la transición de Israel a la Iglesia como el instrumento de Dios para el testimonio de la verdad.

 

HEBREOS I, II, III.

Estudio profundo de la teología y principios espirituales del libro de Hebreos.


EPÍSTOLAS PAULINAS.

Es un estudio detallado de las primeras Epístolas de Pablo para dar al estudiante una idea genérica de lo que estos escritos son; así como un entendimiento de la relación de las Cartas entre sí y el propósito de cada una de ellas en el plan de la revelación progresiva de Dios. Cada Epístola es estudiada en su contexto para la mejor asimilación de sus enseñanzas básicas, su teología, su fondo histórico y la aplicación personal a la vida de cada creyente.

 

EPÍSTOLAS UNIVERSALES.

Es una exposición pormenorizada de las Cartas universales del Nuevo Testamento con un enfoque especial en la teología de estos libros y su vigencia para el contexto actual.


ESCRITOS JOÁNICOS.

Se estudian el Evangelio de Juan, Las epístolas y el Apocalipsis. Las Obras juaninas tratan los problemas teológicos en la iglesia al final del primer siglo. Tras las debidas presentaciones generales de cada escrito, se adentra en una lectura de partes escogidas. El curso introduce a la lectura de los mismos a través de los modernos métodos exegéticos e histórico-críticos.


HERMENÉUTICA I, II.

Se lleva a cabo una consideración de los diferentes géneros literarios contenidos en la Biblia, con el propósito de saber interpretar y encontrar el significado adecuado de los textos de la Escritura. Capacita al estudiante para que identifique principios de la lingüística en la interpretación de textos que lo ayudarán a precisar el pen­samiento global y particular de un libro de la Biblia. Además, identificará las principales corrientes hermenéuticas que lo ayudarán a comprender mejor las teologías contemporáneas.


METODOS EXEGÉTICOS.

Introduce a los estudiantes a los recursos, herramientas y métodos de trabajo en el área de Biblia. El análisis de diversos textos del Antiguo y Nuevo Testamento capacitará al estudiante a realizar un trabajo exegético, histórico y teológico de la disciplina.


EXEGESIS DEL ANTIGUO TESTAMENTO.

Selección de un libro del Antiguo Testamento y su estudio con la ayuda de los mejores comentarios disponibles. Se presta especial atención a la información textual, histórica y gramatical.


EXEGESIS DEL NUEVO TESTAMENTO.

Selección de un libro del Nuevo Testamento y su estudio con la ayuda de los mejores comentarios disponibles. Se presta especial atención a la información textual, histórica y gramatical.

 

PARÁBOLAS DE JESÚS.

Introducción al tema de las parábolas de Jesús, buscando una definición adecuada del término y repasando brevemente la historia de la interpretación de las parábolas. Se hace un estudio global de todas las parábolas, clasificándolas según su tema, su género literario, y la naturaleza de la figura usada. También se analiza un buen número de las parábolas individualmente, comparándolas con otras del mismo tema o figura, contrastando las versiones paralelas en los diferentes Evangelios, y tomando siempre en cuenta el contexto histórico y las perspectivas críticas. Se busca aplicar el mensaje de las parábolas a la vida y ministerio de hoy.

GEOGRAFÍA DE LA BIBLIA.

La asignatura Geografía de la Biblia ofrece una presentación novedosa de datos relacionados con las tierras bíblicas; es decir, trata de las divisiones políticas y geográficas, de las ciudades, ríos y montañas, ruinas y lugares históricos. Para cada lugar, se presenta un resumen de su historia con las referencias bí­bli­cas pertinentes.


ARQUEOLOGÍA BÍBLICA.

Esta asignatura ofrece una oportunidad para que el alumno se familiarice con los notables descu­brimientos de las ciudades y culturas antiguas, conscientes de que la arqueología bíblica desempeña un papel vital en la interpretación fiel de la Biblia. La asignatura trata de los métodos de excavación y de los notables descubrimientos del Antiguo y Nuevo Testamento y de su relación con las historias bíblicas y sus personajes. De particular interés es la lección dedicada al descubrimiento y a la importancia de los Rollos del Mar Muerto.


ESTUDIO E INVESTIGACIÓN DEL JESUS HISTÓRICO.

El estudio de la vida de Jesús con criterios históricos es una forma de acceso a él diferente a la que proporciona el conocimiento de fe. Pero no son dos acercamientos excluyentes, sino complementarios. El conocimiento histórico utiliza los recursos de la historiografía moderna y sus resultados son relevantes para quienes poseen una fe religiosa que reconoce en Jesús al Hijo de Dios, y también para quienes no poseen dicha fe.


ESTUDIO E INVESTIGACIÓN SOBRE LA LITERATURA EXTRA BÍBLICA HEBREA.

Estudio de los Targumim, los rollos de Qumrán, la ley oral judía o Mishná, los Apócrifos del Antiguo Testamento, los Pseudoepigráficos del Antiguo Testamento, los Apócrifos del Nuevo Testamento, los escritos originales de los Padres Apostólicos, los obras de Flavio Josefo y de Filón de Alejandría, así como los documentos gnósticos de Nag Hammadi.


VIDA Y MINISTERIO DE PABLO. Esta materia presenta un estudio de la vida y la obra del apóstol Pablo basado en el libro de Hechos y sus epístolas, incluyendo una cronología de su vida, su infancia, su conversión, su ministerio, su enseñanza. Una examen de la acción teológica y misionera de Pablo y otros asuntos importantes.


EL MUNDO DEL NUEVO TESTAMENTO.

Se estudia la geografía y el fondo histórico del Nuevo Testamento. Cronología del Nuevo Testamento. Roma. Los judíos de la época del Nuevo Testamento. El mundo del apóstol San Pablo.


LA VIDA DE JESUCRISTO.

Exégesis de los pasajes más importantes y significativos de la vida de Jesucristo en los cuatro Evangelios. Se considera la vida terrena y el ministerio público de nuestro Señor Jesucristo basada en la cronología de los eventos revelados en los Evangelios.


II. DEPARTAMENTO DE TEOLOGÍA DOGMATICA


CRISTOLOGÍA.

Reflexión teológica sobre el Misterio de Cristo como Revelador del Padre, Liberador de los hom­bres y Señor de la Historia y del Cosmos. La doctrina de Cristo incluye su historia desde la eternidad pa­sada hasta la eternidad futura, e incluye tanto la Persona como las obras de Cristo. También se incluyen los siguientes temas: La obra de Cristo en el Antiguo Testamento, la encarnación, la unión hipostática, Cristo en su muerte y resurrección, la tentación, las enseñanzas y sermones de Cristo, la segunda venida y los tres oficios de Sacerdote, Profeta y Rey. Asimismo se estudiarán los concilios cristológicos, las herejías y doctrinas cristológicas a través de los siglos, etcétera.


PNEUMATOLOGIA.

Reflexión teológica sobre el Espíritu Santo como santificador del creyente. Estudio de la doc­trina del Espíritu Santo. Considera su persona y su obra en todas las edades. Da atención especial a su obra en el creyente en la edad presente y al análisis de corrientes pneumatológicas.


TEOLOGÍA SISTEMÁTICA I, II.

Estudio teológico sistemático, de las principales doctrinas bíblicas contenidas en los 66 libros sagrados.
Reflexión teológica y estudio de la doctrina del pecado y de la salvación. La entrada del pecado y sus efectos en el individuo, la sociedad y el universo. Incluye el plan redentor de Dios, su realización en la obra de Cristo y su aplicación al hombre. Enfoca grandes temas soteriológicos como la elección, la justifi­cación, la santificación y la seguridad eterna del creyente. Considera los temas de la salvación y la libera­ción.

ANTROPOLOGIA.

Reflexión teológica sobre el hombre como criatura, como imagen de Dios y como pecador. Estudio sistemático del hombre: su origen, su caída, las consecuencias del pecado, la responsabilidad y el destino eterno del hombre.

ESCATOLOGIA.

Reflexión teológica y estudio de la doctrina de los eventos futuros. Considera el tema de la es­catología personal. Analiza los distintos puntos de vista escatológicos a la luz de la hermenéutica bíblica. Estudia los principales temas relacionados con la segunda venida de Cristo, el reino mesiánico y el estado eterno.

 

APOLOGÉTICA I, II.

Es un estudio de las evidencias históricas, científicas, filosóficas y existenciales que apoyan la fe cristiana. Presenta respuestas a las principales corrientes que militan contra el cristianismo en el contexto contemporáneo.

 

TEOLOGÍA DEL ANTIGUO TESTAMENTO.

El curso examina la historia de la disciplina y explora la diversidad de tradiciones y formulaciones teológicas del Antiguo Testamento. Introduce a los estudiantes a los aspectos principales de la interpretación teológica del Antiguo Testamento desde una hermenéutica cristiana.

 

TEOLOGÍA DEL NUEVO TESTAMENTO.

Examina la historia y los distintos enfoques que la disciplina recibe. Atiende a la interpretación y énfasis teológicos de los distintos autores y libros del Nuevo Testamento. Se estudia el origen de la fe cristiana a la luz del desarrollo de las primeras comunidades cristianas en sus varias expresiones de pensamiento recogidas en los textos del Nuevo Testamento.


TEOLOGÍA DEL MUNDO MODERNO I, II.

Se estudia la historia de la teología desde el siglo XVII hasta el presente. La asignatura aborda par­ticularmente el desafío de la ciencia moderna a la iglesia y el desarrollo de la teología protestante. La orto­doxia luterana y las controversias teológicas. Teología y el espíritu moderno: racionalismo moderno, el deísmo y la religión natural, etc. Los movimientos disidentes dentro del Protestantismo oficial: pietismo, puritanismo, avivamientos, etc. Las corrientes teológicas del siglo XIX. Los teólogos protestantes del no­ra­tlántico en el siglo XX.

 

TEOLOGÍA DE LA REFORMA.

Arminianismo y Calvinismo. Utilizando las categorías de los Principios Fundamentales (Sola fe, Sola Gracia, Sola Escritura, Solo Cristo, y Solo a Dios la Gloria) como puntos de enfoque, el estudiante se apropia de la herencia de la Reforma y se adentra en la tarea permanente que tiene la iglesia de interpretar, articular y poner en acción el evangelio para la vida contemporánea.

 

AVIVAMIENTOS DEL MUNDO MODERNO.

Estudio histórico y biográfico, perfil ministerial y espiritual, de algunos de los principales líderes y movimientos de avivamiento en el siglo XX.


III. DEPARTAMENTO DE TEOLOGÍA PRÁCTICA


HOMILÉTICA I.

Capacita al alumno para que prepare y presente sermones bíblicos atendiendo a los principios de la comunicación, logicidad del discurso, exposición del texto bíblico, variedad en la presentación y dominio del tiempo, el mensaje y las técnicas de persuasión.


HOMILÉTICA II.

Desarrollo de diferentes sermones según la extensión del texto (versículo, capítulo, libro completo, y otros). Ampliación de prácticas de predicación expositiva de la Biblia, con énfasis en la preparación y presentación del sermón

EVANGELISMO.

Persigue la comprensión de las dimensiones bíblica, teológica, cultural, psicológica y social de la Evangelización. Se analizan algunos modelos de evangelización y se busca la aplicación de estos a nues­tro contexto. Se elabora un plan de evangelización que puede ser aplicado en los contextos rural y urbano. Asimismo se estudia la práctica misionera o Misionología y la historia de las misiones.



ÉTICA Y VIDA CRISTIANA.

Es una evaluación teológica de los sistemas de moral y ética en la historia y en la actualidad. Con­sidera la problemática de la ética para el cristianismo contemporáneo a la luz de los principios normativos de la Biblia y la relación entre la ética del Antiguo y la del Nuevo.


CONSEJERIA PASTORAL.

Análisis del ser humano como un ser integral. Se analizan los principios generales del proceso de crecimiento espiritual, así como el valor de las disciplinas espirituales como agentes del crecimiento. Estudio de la psicología y cuidado pastoral, lo cual incluye una introducción a la psicología, la psicología pastoral bíblica, el asesoramiento pastoral, cómo conocerse a sí mismo y comprender a los demás y técnicas de orientación pastoral.


DISCIPULADO.

El propósito básico del cristianismo es hacer discípulos, es decir, personas que están comprometidas en seguir los pasos de Cristo, manteniendo sus vidas en obediencia a su palabra. Esta asignatura, partiendo de las bases bíblicas del discipulado, llevará al alumno a examinar su propia vida de discípulo y desarrollar un programa integral de discipulado para una congregación.


SECTAS I, II, III, IV.

Estudio de la historia, las creencias y las prácticas de varias sectas religiosas, con énfasis en los mormones, los testigos de Jehová, los grupos unitarios, los niños de Dios y la nueva era.

IGLECRECIMIENTO.

Es un estudio de los principios bíblicos, espirituales, y sociales que contribuyen al crecimiento más acelerado posible del cristianismo en el contexto social donde el alumno vive y ministra, buscando un modelo que sea bíblico, contextualizado y reproducible.


ADMINISTRACIÓN ECLESIÁSTICA.

Es un estudio participativo sobre la aplicación de los principios bíblicos y la administración estratégica al liderazgo pastoral en la iglesia local. Se examina el tema de la visión para el ministerio cristiano y el modelo de la planificación estratégica en doce pasos.


EL MINISTERIO DE LA MUJER EN LA IGLESIA.

Un estudio ministerial enfocado a las mujeres, incluirá fundamentos para los papeles de la mujer en el hogar, la iglesia, y la sociedad. Este curso está diseñado a ayudar a hombres y mujeres quienes serán los responsables de diversas áreas ministeriales.

 

PSICOLOGÍA PASTORAL.

Este curso se basa en el hecho de que muchos problemas actuales han aumentado las responsabilidades del pastor, impidiéndole limitarse exclusivamente al púlpito. Su éxito depende ahora del entendimiento que tenga de la naturaleza humana, su conocimiento de las técnicas de aconsejar, y la ayuda del Espíritu Santo. Este curso ha sido preparado para darle al pastor algunos conceptos básicos de psicología pastoral. Presenta las principales técnicas de consejería pastoral; y proporciona un estudio sobre los grandes problemas de la sociedad.


ORATORIA I, II.

Ofrece la oportunidad para desarrollar técnicas de expresión oral, ofreciendo, además, métodos y recursos para ordenar ideas las cuales serán expresadas eficazmente por medio de discursos argumentativos o expositivos. Para lo anterior se toma en cuenta: los elementos que intervienen en la comunicación, la elaboración del discurso.

 

MONOGRAFÍA.

Estudio teórico práctico del arte y la ciencia de escribir. Orientado a la enseñanza y desarrollo de artículos, ensayos y monografías cristianas, sociales, eclesiásticas y apologéticas.


IV. DEPARTAMENTO DE IDIOMAS BIBLICOS


GRIEGO BÍBLICO I.

Estudio del alfabeto del griego coiné y de vocablos del Nuevo Testamento griego seleccionados por su importancia teológica y agrupada según su relación con determinados temas. Se estudia a fondo la etimología y trasfondo de palabras seleccionadas con el fin de sacarles su riqueza de sentido teológico. Se adquiere experiencia y práctica que pueden proveer un mayor aprecio del mensaje neo testamentario. Se procura ver la aplicación de estos estudios a la vista del ministerio cristiano.

 


GRIEGO BÍBLICO II.

Estudio de los elementos esenciales de la gramática y la sintaxis griega. Se hace un esfuerzo por aprender de memoria el significado de las palabras usadas más frecuentemente en el Nuevo Testamento. Se tienen lecturas seleccionada en los escritos de Juan.


HEBREO BÍBLICO I.

Se estudian principios básicos del hebreo bíblico, como el alfabeto, vocales, sustantivos, adjetivos, verbos fuertes, verbos débiles.


HEBREO BÍBLICO II.

Se inicia el estudio del texto de la Biblia hebrea. Establece las bases para hacer exégesis de los libros del Antiguo Testamento. Se hace hincapié en la sintaxis del hebreo bíblico y se inicia el estudio de la exégesis del texto hebreo.

V. DEPARTAMENTO DE HISTORIA Y MISIONES


HISTORIA DE LA IGLESIA I.

Capacita al alumno para que analice el desarrollo histórico de la Iglesia y encuentre aplicaciones para el desarrollo de la iglesia contemporánea. Incluye análisis de la iglesia primitiva, los Padres apostóli­cos, los apologistas, la Iglesia oriental y occidental (Orígenes y Tertuliano), Constantino, el Concilio de Ni­cea, San Agustín y el monasticismo.


HISTORIA DE LA IGLESIA II.

Este módulo busca proporcionar al alumno una visión global de la historia del cristianismo durante la Edad Media (siglos VI-XV), analizando el desarrollo histórico de la Iglesia Católica Romana durante este período. Se realiza una interpretación de esta evolución histórica, y se trabaja en procedimientos que permitan comprender la historia del cristianismo y analizar objetivamente las fuentes documentales existentes.


HISTORIA DE LA IGLESIA III.

Se identifican los protagonistas, características y acontecimientos relevantes del Renacimiento; la Reforma Protestante y la Contrarreforma; los siglos XVI-XVIII, así como el desarrollo histórico de la Iglesia, con el objetivo de analizar sus implicaciones contemporáneas.


MISIOLOGÍA I, II, III.

Estudio de las bases bíblicas y la teología de las misiones, con énfasis en las lecciones aprendidas de la historia de las misiones en busca de principios universalmente aplicables para la extensión del evangelio en diferentes contextos culturales.


HISTORIA DE LAS MISIONES.

Una breve historia de la obra misionera a través de los siglos, así como los hombres y las mujeres que la iniciaron en el mundo, tomando en cuenta también la obra misionera actual. Una introducción a las misiones mundiales desde el punto de vista bíblico-teológico; así como una breve exposición de su desarrollo histórico, estratégico y transcultural.


HISTORIA Y FIESTAS RELIGIOSAS DE ISRAEL.

Este curso es diseñado como un estudio general de las personas, fiestas religiosas y eventos descritos en los Libros Históricos del Antiguo Testamento. Incluirá tanto los hechos Bíblicos y no Bíblicos que han impactado la Historia del pueblo Judío durante este período de tiempo.

 


DESARROLLO DEL CANON BÍBLICO.

Describe el proceso de formación del canon cristiano que no nace de una disposición disciplinar sino de una dinámica del judaísmo que siguen los primeros discípulos de Jesús. A lo largo de la historia habido una controversia sobre cuál era la composición de la Biblia, a la cantidad de libros que componen el Canon Bíblico. A través de este curso, el estudiante podrá ver de una manera inequívoca cómo se formaron los cánones de la Biblia, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento.


HISTORIA UNIVERSAL I, II, III, IV.

Presenta los distintos procesos del desarrollo social, militar, cultural, político y religioso de la Historia de la Humanidad. Pone de manifiesto los principales personajes y procesos que revolucionaron el curso de la historia mundial. Señalando sus consecuencias a corto y largo plazo.

 

CATOLICISMO I, II, III.

Estudio del origen, desarrollo e influencia de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, a través de los siglos. Historia de los Papas, y estado de la Iglesia actual.

 

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA.

Investigación literaria y documental sobre las evidencias apologéticas y científicas. En pro de una visión clara y contundente de la realidad histórica y arqueológica de la Biblia.

 

 VI. DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN


PEDAGOGÍA I, II.

Provee al estudiante los conocimientos necesarios que lo capacitarán para analizar el proceso de enseñanza aprendizaje y aplicar sus principios a la educación bíblica en la iglesia local. Se incluyen temas relativos a la redacción de objetivos, y a la definición de los contenidos de una materia dada en un contexto y público determinado, que permitirán al alumno utilizar técnicas educativas para el logro de los objetivos establecidos.

INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFÍA.

Introducción al pensar filosófico; corrientes filosóficas que tienen vigencia. Relación entre filosofía y teología mostrando su dependencia mutua. Lectura y análisis de textos filosóficos contemporáneos. Estudio de la Teoría del Conocimiento, la Lógica y la Metafísica.


CRISTIANISMO Y CIENCIA I, II.

Suministra al estudiante las herramientas básicas que lo capacitarán para que identifique y maneje los principales conceptos, principios, normas, técnicas e instrumentos que se emplean en la investigación, las fuentes de información, y los procesos y técnicas para obtener, asimilar y presentar la información de esas fuentes de una manera veraz, clara, sencilla e inteligente.


INTRODUCCIÓN A LA SOCIOLOGÍA.

Se pretende suministrar al alumno un cuadro completo, científico y analítico-sistemático de los temas actualmente manejados por los sociólogos, poniéndole en contacto con los grandes pensadores y creadores de la moderna Sociología. Con ello se pretende una mejor comprensión y personalización de las propias creencias confrontadas de otras creencias. El enfoque es científico, por lo que no se pretende una sociología religiosa: los análisis de la conducta social han de hacerse desde posturas neutrales e independientes.

 

APOLOGÉTICA I, II

Estudio del arte y ciencia de la defensa de la fe cristiana, y de los fundamentos bíblicos. Análisis de preguntas frecuentes frente al cristianismo.


Confesión de Fé



UNO.- Creemos en un solo Dios y Padre de todos los creyentes, santo, vivo, verdadero, y eterno, de infinito poder, lleno de bondad y misericordia, omnisciente y creador de todas las cosas visibles e invisibles.


DOS.- Creemos en Jesucristo, verdadero Dios, y verdadero Hombre. Concebido porel Espíritu Santo en el seno de María. Cristo es fundamento y cabeza de la Iglesia, nuestro Señor y único Salvador. Que resucitó de los muertos y subió al cielo, y en el día postrero juzgará al mundo.


TRES.- Creemos que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo, y que es de una misma sustancia del Padre y del Hijo. Que es verdadero y eterno Dios, Omnisciente, Omnipresente, y Omnipotente. Creemos que él sana, consuela, santifica, enseña y permite la salvación del hombre.


CUATRO.- Creemos en la inspiración divina e infalible de las Sagradas Escrituras – La Biblia -, como la Palabra de Dios, y que contiene todas las verdades necesarias para la salvación del hombre. Está constituida por el Antiguo Testamento con treinta y nueve libros, y el Nuevo Testamento con veintisiete libros.


CINCO.- Creemos en la Iglesia universal militante y triunfante, compuesta por todos los creyentes en Cristo Jesús en la tierra y en los cielos.


SEIS.- Creemos en la existencia de Satanás y de los demonios, los que provocan el mal a los hombres, y luchan contra la obra de Dios.


SIETE.- Creemos en el castigo final de los impíos y un lugar de tormento donde serán arrojados los espíritus de los demonios y los incrédulos.


OCHO.- Creemos en el Cielo como un lugar de gozo y perfección, que será reposo para el cansado, y un lugar de bienaventuranza para los fieles a Dios, cuyos pecados han sido perdonados por Jesucristo el Señor.


NUEVE.- Creemos que todos hemos pecado y fuimos destituidos de la gloria de Dios, y que el único medio para alcanzar la salvación es aceptar por fe a Jesucristo como Salvador personal, arrepintiéndonos verdaderamente de nuestros pecados.


DIEZ.- Creemos en el bautismo por inmersión, bautizando al creyente en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.



Para  programa  de  Convalidación  de estudios  y  postulación  a Doctorados Honoríficos,
consultar directamente a:


Pr. Alex Salgado Daroch, Presidente UTWH. Correo:    alexsalgadod@gmail.com



El Hombre que Dios Busca


Resulta interesante conocer las palabras del rey David, al entregar el reino de Israel a su hijo Salomón: “Esfuérzate y sé hombre” 1° Reyes 2:2. De igual forma, Dios quiere hacernos reyes y sacerdotes de su reino, y nos exige la misma condición para conquistarlo, ser verdaderos hombres.

El rey David, reconoció la capacidad de su hijo Salomón para ser el futuro rey, además, vio la voluntad de Dios en todo esto. Salomón sólo tenía que ponerse bien los “pantalones”, poner atención a la voluntad divina y hacerla. Suena fácil, pero muchos fracasan en la última parte.

David, sabía por experiencia propia, lo que era llegar a ser un hombre de Dios. David fue seleccionado de entre ocho hermanos para gobernar 1 S.16:12-13. El profeta Samuel, viaja a Belén, a la casa de Isaí, para ungir al futuro rey de Israel. Jehová dijo al profeta que no mirara la apariencia de los candidatos, ni su estatura, porque Dios mira el corazón de las personas. Para Dios, son más importantes el carácter y la disposición, que la belleza física.

Samuel, hizo pasar frente a él a los siete muchachos, robustos y de buen aspecto, pero todos fueron rechazados por Dios. Finalmente consulta a Isaí, si queda alguien más. Tal vez, Isaí, encogiéndose de hombros respondió: “Queda aun el menor, que apacienta las ovejas”. Al llegar el joven David, Dios ordena a Samuel, diciendo: “Levántate y úngelo, porque este es”. Samuel tomó el cuerno del aceite y lo ungió en presencia de toda la familia. La Biblia menciona que a partir de ese día el Espíritu de Jehová, vino sobre David, y comenzó a capacitarlo para la obra a que lo había llamado, ser rey y pastor de Israel.

Pronto, el joven David se distingue por su valor y fe. Al visitar el campo de batalla, buscando a sus hermanos, termina venciendo al gigante Goliat. Dios se encargó de llevarlo a palacio, con el fin de tocar el arpa para el rey Saúl, quien de esta forma se aliviaba de su opresión espiritual 1° Samuel 16:23. El tiempo que estuvo David, como músico y paje de armas, contribuyeron a entrenar al joven pastor, en todo lo relacionado al manejo de una corte y de una nación. Pudo conocer lo mejor de la alta sociedad hebrea, que aunque muy sencilla por aquel entonces, distaba bastante de su roce normal con las ovejas y otros pastores.

La escuela de Dios, llevó a David por el camino de las armas, donde lo vistió de gloria. David, demostró ser un valiente de verdad, y ayudado de la mano de Jehová, su fama superó largamente a la del rey Saúl. “Aconteció que cuando volvían, después de haber matado al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel a recibir al rey Saúl cantando y danzando con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música. Mientras danzaban, las mujeres cantaban diciendo: “Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles”” 1° S.18: 6-7. Sin duda, estas palabras causaron el desagrado del rey, lo que dio inicio a una persecución, que se extendió por varios años 1° Samuel capítulos 19, 21 y 24.

David, fue escogido, de detrás del rebaño, para ser rey, sin embargo, tuvo que huir de palacio, dejar a su entrañable amigo, el príncipe Jonatán 1° Samuel 20:17, 42, y ocultarse en una cueva. En la cueva de Adulam, Dios enseña a David como formar su propio ejército. Tuvo que lidiar con cuatrocientos hombres pobres e indisciplinados. Nada nos enseñará más a tratar con personas, llevar sus cargas y ayudarlos a superar sus conflictos, que viviendo entre ellos. La suavidad y protocolo de la corte, quedaron atrás, ahora le esperaba la rudeza del desierto y de hombres simples. “Partió David de allí y se refugió en la cueva de Adulam; cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, fueron allí a reunirse con él. Además, se le unieron todos los afligidos, todos los que estaban endeudados y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y llegó a ser su jefe. Había con él como cuatrocientos hombres” 1° S. 22:1-2.

Es impresionante, como el poder de liderazgo, de un muchacho de veinte años pudo manejar a tan gran número de hombres. Si contamos también las mujeres y los niños, la multitud supera las mil personas. Dios estaba con David, y le enseñó a ser el pastor de su pueblo. Por algo Dios dice: “He hallado a David, hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero” Hch. 13:22.

En su peregrinación por el desierto, alrededor de seis a ocho años, David es acosado una y otra vez por el malvado rey Saúl. Sus ejércitos se topan en varias ocasiones, mas el amor y lealtad de David, impidió una matanza y la muerte del rey. La primera vez, Saúl fue advertido que David se encontraba en el desierto de En-gadi. Tomando el rey a tres mil hombres escogidos, fue a buscar al ungido de Dios. Al llegar al redil de las ovejas, donde había una cueva, Saúl entró sin percatarse que David y sus hombres estaban ocultos en su interior. David se acercó calladamente, y cortó la orilla del manto de Saúl, pero sin hacer daño alguno al rey.

Las palabras de David, en este encuentro, ponen de manifiesto su humildad. Saúl confirma el futuro reino davídico, diciendo: “¿Contra quién ha salido el rey de Israel? ¿A quién persigues? ¿A un perro muerto? ¿A una pulga? Jehová, pues, será juez, y él juzgará entre tú y yo. Que él vea y sustente mi causa, y me defienda de tu mano.

Aconteció que cuando David acabó de decir estas palabras a Saúl, este exclamó: ¿No es esta tu voz, David, hijo mío? Alzando su voz, Saúl rompió a llorar, y dijo a David: Más justo eres tú que yo, que me has pagado con bien, habiéndote pagado yo con mal. Hoy me has mostrado tu bondad; pues Jehová me ha entregado en tus manos y no me has dado muerte... Ahora tengo por cierto que tú has de reinar, y que el reino de Israel se mantendrá firme y estable en tus manos” 1° S. 24.

El tiempo en el desierto fue duro y peligroso, David y los suyos tuvieron que cruzar temporalmente las fronteras de Israel, para internarse en Filistea. Fue un período de múltiples batallas, donde fueron puestos a prueba al máximo, la fuerza y la astucia, de David, quien años más tarde comandaría la totalidad de los escuadrones de Israel.

El triste episodio con la adivina de Endor (1 S.28: 3-25), relata la visión de Samuel anunciaba la proximidad de la muerte del rey Saúl y de sus hijos por mano de los filisteos, Este hecho pone de manifiesto que Saúl era un hombre incapaz de arrepentirse de corazón, indigno de ser el máximo líder del pueblo de Dios. Como era de esperar, al día siguiente, el rey Saúl, y su hijo Jonatán, son vencidos en batalla y ambos terminan muertos. Inmediatamente David es ungido rey sobre Judá. A los treinta años, su cabeza recibía su segunda unción, en el largo proceso de llegar al poder. Después de reinar siete años y medio en Hebrón, y vencer a la familia del rey Saúl, David toma el control total de la nación 2ª S. 5:1-5. A los treinta y siete años, es ungido rey sobre todo Israel, según la voluntad de Dios. Treinta y tres años gobernó David en Jerusalén, reinó cuarenta años en total 1° Reyes 2:10-11.

Existían valores diametralmente opuestos entre David y Saúl. Saúl fue un rey conforme al corazón del pueblo, David, un hombre conforme al corazón de Dios. Saúl se envaneció por su elevado sitio en la sociedad, mostrándose orgulloso e incapaz de arrepentirse de sus pecados. David, sin embargo, un hombre de corazón valiente, supo arrepentirse profundamente, cada vez que cayó en pecado. David siempre puso su confianza en su Señor, aún en los momentos más oscuros de su vida.

Es importante conocer, como Dios se toma todo el tiempo necesario para preparar a sus siervos. Tenemos muchas narraciones bíblicas de hombres puestos en la escuela de Dios, donde se prepararon largos años, para llegar a ser útiles al propósito divino. Moisés, fue preparado ochenta años, cuarenta en Egipto, y otros cuarenta en el desierto, sólo para ser usado cuarenta años más, en la liberación del pueblo escogido. Josué, estuvo al lado de Moisés, las cuatro décadas de la peregrinación, para ser luego usado en la conquista de la tierra prometida.

Cuanto más resuenan hoy las palabras davídicas, “Esfuérzate y sé hombre”, frente a miles de hombres cabizbajos que viven una vida crucificada, pero no como resucitados y ascendidos a una vida gloriosa, en la que somos más que vencedores con Jesús “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” Ro. 8:37.

La iglesia, y el mundo, necesitan hombres de Dios, en una sociedad donde a lo malo, se llama bueno; y a lo bueno, se llama malo. Pablo señala a Timoteo acertadamente, diciendo: “También debes saber que en los últimos días vendrán tiempos peligrosos. Habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanidosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, sin templanza, crueles, enemigos de lo bueno, traidores, impetuosos, engreídos, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella. A esos, evítalos... pero no irán más adelante, porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquellos.

Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe entereza, amor, paciencia, persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquia, en Icono, en Listra; persecuciones he sufrido, pero de todas me ha librado el Señor. Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; pero los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados” 2° Ti.3: 1-5; 10-13.

Atrevámonos a conquistar el mundo, llevando siempre la gloria y majestad del reino de los cielos, a cada corazón necesitado. Destruyendo las ligaduras del diablo con el poder de la Palabra y del Espíritu Santo “Por que las armas de nuestra milicia no son terrenales, sino, poderosas en Dios, para destrucción de fortalezas” 2 Co. 10:4.

Cuando Adán pierde la comunión por su desobediencia, también pierde su autoridad sobre la creación, el temor inunda su vida, y hasta los animales le son adversos. La preciosa herencia que fue hecha para el hombre, fue mañosamente arrebatada por el Adversario, quien se pavonea hoy como dios de este siglo, con una herencia robada.

Gracias a nuestro Padre Celestial, que envió al segundo Adán, es decir, Jesús el Dios-Hombre. Exento del pecado de la raza humana. Quien reconquistó la autoridad, la comunión con el Creador y ganó una herencia eterna y gloriosa, a través de la más increíble victoria de Cristo en la cruz.

Tenemos claro que el propósito divino, era que el hombre fuera el “señor terrenal” de la creación, y esto fue así, mientras estuvo en obediencia al “Señor Celestial” de la creación. La obediencia es la única forma que Dios estableció para protegernos y prosperarnos, sin obediencia la protección y prosperidad se esfuman. Repito, la obediencia es la única forma que Dios tiene para protegernos, desobedecer es morir.

Jesús, nuestro Maestro, que con sus palabras y hechos nos trazó un camino más excelente de salvación, nos liberó del poder de la muerte, de toda maldición de pecado. Jesús despojó públicamente en la cruz, a quien tenía el imperio de la muerte, es decir, a Satanás, y nos dio vida abundante He. 2:14. Dios busca creyentes, que no teman dar su vida por la expansión del evangelio. Un pueblo que no trance sus altos valores, con la mundanalidad y el pecado. Que alce su voz como trompeta y proclame que Dios ama al pecador, pero aborrece el pecado. “Y me serán testigos activos hasta la muerte, cuando sean empapados con poder” Hch. 1: 8 (traducción libre).

Dios busca hombres, que enciendan los púlpitos y las calles, con el poder del Espíritu Santo. Dando vista a los ciegos, agua al sediento, pan al hambriento, rompiendo las ligaduras de impiedad. Anunciando el evangelio a los pobres de la tierra.

Dios busca hombres sencillos, comunes y corrientes, pero dispuestos a ser modelados por él. Hombres que no teman al rugir de la batalla espiritual, y que puedan decir “heme aquí, envíame a mí Señor”. Los hombres incondicionales a Dios, que abracen la fe y tomen la autoridad delegada a los creyentes, serán los que dirijan los destinos de la iglesia del presente. Serán los que embaracen al pueblo de Dios de la sana doctrina, y de una visión profética para los últimos tiempos.

Ser el hombre que Dios quiere no es fácil, requiere del esfuerzo sostenido de toda nuestra vida, pero a la vez recibe la permanente ayuda del Espíritu Santo. Quien nos capacita para la magnífica obra que el Rey nos encomendó: “salvar al mundo por la locura de la predicación” 1ª Co. 1: 21. Dios pronuncia esas palabras inmortales al joven Josué, diciendo: “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que prosperes en todas las cosas que emprendas” Josué 1:6-7. Esta hermosa comisión es válida para todo cristiano que desee ser útil en las manos de Dios.

Me impresiona, la vida de un verdadero hombre de Dios, llamado Policarpo. La fe inquebrantable de los cristianos durante los primeros siglos de la iglesia cristiana, resaltaba como ejemplo refulgente ante el mundo hostil. Policarpo, era una figura venerable, que formaba el último eslabón que lo unía a los que habían visto a Jesucristo en la carne, pues él había aprendido a los pies del apóstol Juan.

Durante unos cincuenta años, Policarpo ejerció una poderosa influencia en su dignidad de obispo. Sin embargo, según las palabras de Elliot Wrigth: “Él fue el más amable de todos los hombres... un modelo de humildad” No fue de la época de los primeros apóstoles, y a pesar de su relación con Juan, nunca se igualó con ese apóstol, como se hace evidente en su propia epístola: “Escribo estas cosas, hermanos, no con arrogancia, sino porque ustedes me las pidieron. Pues, ni yo, ni ningún otro como yo, puede alcanzar la sabiduría del bendito Pablo, quien estuvo entre ustedes, y enseñó con firmeza la palabra de verdad”.

Su ministerio contra el paganismo tuvo tanto poder que se le denunciaba por todo el Asia como el “ateo”, “el maestro de Asia, el destructor de nuestros dioses”. A los paganos o gentiles, les parecía que él estaba glorificando a un hombre muerto, y sus emocionados sermones sobre las enseñanzas y milagros de Cristo, les molestaba de forma especial.

En el año 156 D.C., comenzó la persecución al cristianismo en la provincia de Asia Menor. Así fue registrado en una carta de la iglesia de Esmirna. Las autoridades civiles, por razones no muy claras, decidieron matar a los cristianos. De inmediato se temió que Policarpo fuese perseguido, y los creyentes de la localidad insistieron en que él se refugiara en un lugar secreto. Su período de reclusión fue breve. Después de torturar a un sirviente, los soldados averiguaron su escondite y lo hallaron en una pila de heno.

Se supo que la ejecución no era lo que querían las autoridades. Policarpo, tenía ya ochenta y seis años de edad, y ¿Qué podían ganar con su muerte?. Lo que las autoridades querían en realidad. Era que negara su fe. ¡Qué gran victoria significaría para el paganismo!, propinando así, un fuerte golpe a la “secta de Jesucristo”. Los oficiales le insistían después de apresarle: “¿Por qué, que daño hay en decir “Cesar es el Señor”, ofrecerle incienso y salvar así la vida?” El procónsul le rogaba: “Considere la edad que usted tiene, y jure por la divinidad de Cesar; arrepiéntase y diga: ”Fuera con los ateos”... Abjure y lo dejaremos marchar”.

Policarpo, con su rostro decidido, miró a la multitud que estaba en el estadio e hizo una señal de despedida con su mano. Mientras daba un suspiro, levantó sus ojos al cielo, dijo en alta voz: “¡Fuera con los impíos!”. El gobernador continuaba insistiendo: ”Abjure y lo dejo ir; reniegue de Cristo”. A lo que Policarpo contesta: Durante ochenta y seis años he sido siervo de Jesucristo, y él nunca me trató mal; ¿Cómo puedo blasfemar de mi Rey, que me salvó?”. “Yo tengo bestias salvajes_ dijo el procónsul_ Si no le importan las fieras, lo haré destruir con fuego”. El anciano obispo, le respondió: “El fuego con que me amenazas, quema por poco tiempo y luego se apaga; hay un fuego que no conoces, el fuego del juicio venidero y del castigo eterno, el fuego que está reservado a los impíos, y que nunca se apagará”.

El procónsul estaba asombrado y envió al pregonero a que desde el centro del estadio gritara tres veces: “Policarpo ha confesado que es cristiano”... Entonces de todas las gargantas salió el grito de que Policarpo fuera quemado vivo. La multitud se apuró en recoger troncos y madera, y pronto la pira estuvo lista. Policarpo oró... Cuando él dijo “amén” al completar la oración, los ejecutores encendieron el fuego, y se levantó una gran llamarada.

La muerte de Policarpo, puso fin al brote de persecución en Asia, y preparó el camino de los que no tenían tanto valor como él, para que confesaran abiertamente su fe en Jesucristo. Tal vez, en nuestro tiempo, salvo en el mundo musulmán, el riesgo de convertirse en mártir por Cristo, no es tan frecuente. Sin embargo, cuanta falta nos hace tener una voluntad dispuesta, y un espíritu resuelto a darnos por entero al Salvador. Jesucristo, jamás hizo algo a medias, predicó apasionadamente, oró cada día con intensidad, amó hasta el límite, y dio su vida por la humanidad. Dios no espera mucho menos de sus hijos. Él no pide mucho, lo pide todo.

Otro hombre de Dios, que llama mucho mi atención, es Guillermo Carey, llamado el “padre de las misiones modernas”. Guillermo, nació en Inglaterra, y su oficio original, era el ser zapatero. Su vida fue un maravilloso ejemplo para la iglesia, para llevar a Cristo al mundo perdido.

Guillermo, pasó pruebas muy duras, durante sus cuarenta años como misionero. Demostró una firme determinación por conseguir el éxito en todas sus empresas. Guillermo Carey, nació en 1761, cerca de Northamton, Inglaterra. Su padre era tejedor y trabajaba en su casa. Aunque la pobreza era algo generalizado en aquel lugar, la vida de la familia Carey, era sencilla y sin complicaciones. En su juventud recibió a Jesucristo como su Salvador, y dedicó su tiempo libre al estudio de la Palabra.

A pesar de la difícil situación económica, Carey no dejó de estudiar ni de predicar. En 1785, inicia su ministerio, como pastor de una pequeña iglesia bautista. Luego fue trasladado a otra más grande en Leicester. Pronto se dio cuenta que las misiones era la responsabilidad central de la iglesia. Sus ideas eran revolucionarias, aunque los clérigos del siglo dieciocho, creían que la Gran Comisión era solamente para los apóstoles.

Cuando Guillermo Carey, presentó sus ideas misioneras a un grupo de pastores, tuvo la siguiente respuesta: “Siéntese joven, Cuando Dios quiera convertir a los gentiles, Él lo hará sin su ayuda ni la mía”. Afortunadamente, Carey no se calló, sino, que con más ímpetu continuó su aventura misionera. En 1792, publicó un libro de ochenta y siete páginas, el cual fue comparado a la noventa y cinco tesis de Martín Lutero, por su influencia en la historia de la iglesia.

Carey, habló a un grupo de pastores en una conferencia bautista en Nottingham, diciendo: “Esperen grandes cosas de Dios; intenten grandes cosas para Dios”. Así nació la Sociedad Misionera Bautista. En 1793, Guillermo Carey, su esposa y sus hijos, partieron rumbo a la india, con el firme propósito de evangelizar esta difícil nación. Allí, se establecieron en el interior de la India, para no tener conflicto con otra obra misionera llamada “La compañía del Este de la India”. De pronto se encontraron rodeados de pantanos plagados de paludismo, los Carey sufrieron circunstancias terribles. Su esposa, Dorotea, y sus hijos mayores enfermaron de gravedad, lo que retrasó la obra misionera. Tiempo después, los Carey, se trasladaron a Malda, a unos 480 kilómetros al norte, donde pudo conseguir trabajo como capataz de una fábrica.

Guillermo, pasaba muchas horas en la traducción de la Biblia, y también predicaba y establecía escuelas. En 1795, se estableció una iglesia Bautista en Malda. A las reuniones asistían a escuchar cientos de bengalíes, y Carey afirmó, diciendo: “El nombre de Jesucristo ya no es un desconocido en este vecindario”.

Los Carey, se trasladaron en el 1800, a Serampore. Ciudad que se transformó rápidamente en el centro de la actividad misionera bautista en la india. El gran éxito de la misión en Serampore durante los primeros años se debió a la santidad de Guillermo. Su buena disposición para sacrificar los bienes materiales, y hacer más de lo que era su deber hacia los demás.

Serampore, fue un ejemplo de cooperación misionera. Se organizaron escuelas, se instaló una imprenta, se hicieron traducciones de toda la Biblia. Carey hizo traducciones en bengalí, sánscrito y marati. Uno de sus mayores logros fue la fundación de la Universidad de Serampore, para el entrenamiento de evangelistas y fundadores de iglesias locales.

En la época actual, pese al gran crecimiento de las misiones, se hace más necesario que nunca, un renacer del fuego misionero transcultural. Europa, que antes envió ministros por todo el mundo, hoy vive un decaimiento espiritual profundo, debido a la apostasía, el modernismo y los postulados liberales que experimenta hace algunas de décadas. Es preciso que la iglesia centro y suramericana, devuelva la mano a sus pares europeos.

En los Estados Unidos, se originó un movimiento interdenominacional, de alcance internacional, llamado “The promise keepers” (los que guardan o mantienen promesas). Este movimiento promueve un mayor compromiso de parte de los creyentes hacia Dios, manteniendo promesas de fidelidad, santidad y justicia. Estas promesas o compromisos, que se detallan más adelante, aportan un rico material de inspiración y desarrollo para el creyente actual.

Los siete compromisos, que un verdadero hombre de Dios debe cumplir:

a) Honrar a Cristo, a través de: la adoración, la oración, y la obediencia a la Palabra de Dios.
b) Establecer relaciones vitales, con hombres bíblicos.
c) Practicar la pureza espiritual, moral, sexual y ética.
d) Edificar familias fuertes, a través del amor, protección y valores bíblicos.
e) Apoyar la misión de la iglesia, orando por el pastor, y entregando su tiempo y recursos.
f) Mirar más allá de cualquier barrera racial y denominacional.
g) Influir al mundo, amando a Dios y al prójimo, y llevando el evangelio por todo el mundo.
El Señor bendiga a esta maravillosa agrupación de santos. Al igual que ellos, animémonos a rendir toda nuestra vida a Dios, como un holocausto, santo e incondicional, para aquel que nos ama hasta la eternidad.

Dios está esperando que tomes hoy la decisión de poner tu vida bajo su señorío, permitiendo que sea él quien tome el control de cada área de tu vida, y de cada día de tu existencia. Ya seas valiente como David, sabio como Salomón, de gran liderazgo como Moisés, piadoso como Policarpo; visionario como Guillermo Carey, o simplemente un hombre común y corriente, puedes poner hoy tu vida al servicio del Dios vivo y lograr ser un vaso sobre el cual el Señor derrame su gloria.

“He hallado a David, hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero”.

Homenaje Obispo Alberto Villalon


Subpáginas (1): Donativos
Comments