Religión

Filosóficamente, la religión puede ser un estilo de vida, un camino hacia la plenitud, un camino hacia la felicidad misma, una plenitud que inicia desde el mismo instante que se cobra conciencia de la misma vida.

Cualquier otro concepto de religión su origen de la palabra tiene origen en el término latino religĭo y se refiere al conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad. La religión implica sentimientos de veneración y amor hacia Dios, no esclavitud y sumisión a normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales para doblegar la voluntad humana; la oración debe ser un canto de agradecimiento a Dios.

La religión siendo un sistema de la actividad humana compuesto por creencias y prácticas acerca de lo considerado como divino o sagrado, de tipo existencial, moral y espiritual. La cual no debe esclavizar ni someter al hombre en ninguna de sus forma; siendo el hombre libre, la religión debe ser concebida como un medio de liberación y grandeza del mismo ser; cuando se habla de «religiones» para hacer referencia a formas específicas de manifestación del fenómeno religioso, compartidas por los diferentes grupos humanos.

Definir qué es religión es un sistema compartido de creencias y prácticas asociadas, que se articulan en torno a la naturaleza de las fuerzas que configuran el destino de los seres humanos». El antropólogo Clifford Geertz propone una definición alternativa: «La religión es un sistema de símbolos que obra para establecer vigorosos, penetrantes y duraderos estados anímicos y motivaciones en los hombres, formulando concepciones de un orden general de existencia y revistiendo estas concepciones con la religión engloba los siguientes elementos: tradiciones, culturas ancestrales, instituciones, escrituras, historia, mitología, fe y credos, experiencias místicas, ritos, liturgias, oraciones...