Pacto de la hermandad

PACTO

Con el fin de que sus miembros practicantes de la Iglesia de la  Hermandad Universal progresa hacia Dios por sus propias selecciones. Escogiendo hacer lo bueno y evitando escoger hacer el mal. La Iglesia de la  Hermandad Universal es la primera religión verdaderamente ética de la humanidad y enseña que los mortales logran su meta de semejanza a Dios y la entereza espiritual luchando contra mal a través de los buenos pensamientos, palabras y hechos.

Parágrafo: La IGLESIA DE LA  HERMANDAD UNIVERSAL Adopta el siguiente pacto: Habiendo sido guiados, como creemos, por el Dios del Universo aceptamos como nuestro Señor y Salvador, y ahora, en su presencia Dios amigo y de nuestros demás hermanos, hacemos este pacto los unos con los otros, de la manera más solemne y gozosa, como un solo cuerpo.

  1. Nos comprometemos, por lo tanto, mediante la ayuda del Dios Amigo, a ser fieles a la Iglesia Hermandad Universal en el estudio de la Verdad Universal, ocuparnos en actividades tales que contribuyan a nuestro bienestar mental, emocional y físico; esforzarnos por educar a nuestros hijos conforme a nuestra fe; andar con circunspección en el mundo; ser justos en nuestras acciones, fieles en nuestros compromisos, ejemplares en nuestra conducta; y ser celosos en nuestros esfuerzos por el adelanto del reino de Dios en la tierra.

  2. También nos comprometemos a servir en esta iglesia con nuestro tiempo, nuestros talentos y nuestros recursos; promover su prosperidad y espiritualidad; sostener sus cultos, sus ordenanzas, su disciplina y sus doctrinas; contribuir con gozo y regularidad para el sostén del ministerio, los gastos de la iglesia, el alivio de los pobres, y el extendiendo por todos los rincones del mundo  la verdad Universal para  que todas las personas y naciones del mundo, reina la fraternidad y la hermandad universal.

  3. También nos comprometemos a velar los unos por los otros como una hermandad, unidos con amor fraternal; creando lazos de una verdadera hermandad entre sus feligreses; recordarnos los unos a los otros en nuestros actos, en la oración y en la meditación; auxiliarnos mutuamente en la enfermedad y en la aflicción; cultivar la simpatía en los sentimientos y la cortesía al hablar; ser tardos para ofendernos y siempre listos para reconciliarnos sin demora. La hermandad auxiliara a los viajeros guiándolos y protegiéndolos.

  4. Además, nos comprometemos que al mudarnos de este lugar, nos uniremos tan pronto como sea posible a otra iglesia de la Hermandad Universal  de la misma fe y orden en la cual podamos cumplir con este pacto y los principios de la Palabra de Dios Universal Amigo promulgados por la Iglesia de la Gran Hermandad Universal. Si no la hay pediremos permiso a la Junta de Maestros para su constitución.