Gobierno, Afiliación y Grados

GOBIERNO Y AFILIACIÓN. La Iglesia de la Hermandad Universal reconocerá el señorío de Dios Universal Amigo y su voluntad, como es expresada en su Palabra, será obedecida en todo tiempo. El gobierno temporal de esta iglesia, sin embargo, descansará en el cuerpo de creyentes que la integran. No estará sujeta al control de ninguna otra Iglesia aunque reconocerá y sostendrá las obligaciones de consejo y cooperación común entre las iglesias de la Hermandad Universal. Esta iglesia será miembro de las Iglesia  Hermandad Universal de los Estados donde exista la Iglesia de la Hermandad Universal y sus agencias relacionadas, y cooperará con su trabajo organizado.

En conformidad con disposiciones vigentes, la Iglesia de la Gran Hermandad Universal clasifica a sus miembros en:

Activos
Inactivos
Suspensos
Retirados

Miembros
Honorarios

Los miembros activos de la Iglesia de la Hermandad Universal reconocen y aceptan los deberes que la Constitución señala y resumidos a continuación:

a) Observar fielmente los principios de la Iglesia de la Hermandad Universal.

b) Adquirir, con el estudio y la práctica, el necesario conocimiento de los principios de la Iglesia para nombrar su conducta, por esos principios contribuyendo por todos los medios a difundirlos las enseñanzas de la Iglesia de la  Hermandad Universal.

c) Abonar con toda puntualidad los derechos y cotizaciones que la Institución señala.

d) Asistir con toda puntualidad a los trabajos de la Hermandad Universal, justificando debida y oportunamente sus inasistencias.

e) Desempeñar debidamente los cargos y comisiones que la Hermandad Universal le confíe, por elección o designación, salvo que causas insuperables se lo impidan, lo que hará conocer inmediatamente a la Iglesia.

f) Colaborar con las Comisiones de sus respectivos Talleres, cuando para ello sea requerido.

g) Conservar la armonía dispensando el debido respeto y fraternal consideración a todos los hermanos, en especial a los dirigentes de la Iglesia y del Taller.

h) Guardar inviolable reserva sobre los secretos de la Iglesia y lo tratado en las Talleres de la Hermandad, no revelándolo jamás ni aún a los hermanos que, siendo miembros activos, no hayan asistido a los trabajos de la Hermandad.

i)En toda oportunidad aceptar en cabal observancia y sin disconformidad alguna, la voluntad de la mayoría tanto de la Iglesia como de la Institución en general.


Corresponde a los miembros activos de la Iglesia los siguientes derechos:

a) El de voz y voto en todos los asuntos que se sometan a discusión.

b) El de proponer lo conveniente para el progreso y prestigio de la Iglesia y de la Orden en general.

c) Recibir del jefe de su columna, la instrucción necesaria y el conocimiento de las leyes que rigen la Iglesia.

d) En su oportunidad, ser propuesto por su vigilante, para el respectivo aumento de salario,
e)
Ocupar cargos en la Iglesia, por elección o designación, conforme a disposiciones legales vigentes.

f) Obtener permiso para no asistir a los actos de la Iglesia o ausentarse de la ciudad por causas justificadas.
g)
Recibir, en momentos de enfermedad o infortunio, la delicada atención de la Iglesia.

Los Miembros Activos de la Constitución, pueden, previo cumplimiento de los requisitos y normas, ser elegidos para los cargos en la Iglesia de la Gran Hermandad Universal que exigen dicha obligación.

Los hermanos en suspenso, como medida disciplinaria, por disposición la Iglesia, no pueden optar a cargo alguno, sino al término de su suspensión.

Corresponde a los Miembros Honorarios de la Iglesia los siguientes derechos:

a) Los mismos que los de los Miembros Activos de la Iglesia, salvo el de elegir y ser elegidos.
b)
Estar exentos del pago de cotización de la Iglesia. Pero no se exceptúan de las cuotas de mantenimiento de la Iglesia.

c) Ocupar el correspondiente asiento en el Oriente al concurrir a los Talleres.

d) El uso de la palabra y de voto en asuntos generales de la Iglesia, no así en los administrativos de la Iglesia, salvo a invitación para ello.

e) Propiciar las reuniones con esposas por el Aniversario del Taller y otras fechas notables por un acercamiento más estrecho entre los hermanos de la Hermandad

f) Ver que los hermanos reciban las pertinentes felicitaciones por ocasiones destacadas en la vida particular, pública o de la hermandad.

g) Colaborar con el Venerable Maestro en los esfuerzos para superar cualquier discrepancia entre miembros de la Iglesia y lograr que el abrazo fraternal de conciliación aparte toda posibilidad de perturbar la paz y armonía del Taller y en la Iglesia en general.


LOS MIEMBROS O FELIGRESES

Sección 1 - Miembros de la Iglesia de la Hermandad Universal. La membresía de esta iglesia se compondrá de creyentes de la unidad de  Dios Amigo que hayan sido aceptados y que desean vivir de acuerdo con los principios de la Hermandad Universal y las prácticas de esta iglesia, y se subscriban a su pacto.

Sección 2 - Deberes de los Miembros. Se espera de los miembros que sean fieles a todos los deberes esenciales de la vida Social del bien, que asistan regularmente a los cultos de la iglesia, que contribuyan fielmente para su sostén y la benevolencia, y que participen en su trabajo organizado y en sus actividades. Deberes

Las leyes fundamentales de la Iglesia de la Gran Hermandad Universal se basan en las disposiciones dadas por la Junta de Maestros. Este organismo también tiene la potestad de legislar sobre aquellas cuestiones novedosas que no hubieran sido ya dilucidadas por los líderes de la fe en el pasado.

Estas son algunas de las normas fundamentales que deben seguir los seguidores de la Hermandad Universal:

  • Está prohibido el consumo de drogas. El consumo de alcohol o tabaco no está prohibido pero se desaconseja.

  • Obedecerán las decisiones tomadas por sus asambleas espirituales locales y nacionales (consejos religiosos electos) y la Casa Universal de Justicia. Si lo incumplen reiteradamente de forma que pongan en peligro la unidad de la Fe, se les puede sancionar con la pérdida de derechos administrativos o con la expulsión. Las autoridades de la hermandad piden que sea evitada toda persona que haya sido declarada quebrantadora de la Alianza.

  • La vida familiar se considera la piedra angular de la sociedad. Se alientan los matrimonios. Sólo está permitido el matrimonio entre hombre y mujer. Está prohibida cualquier relación homosexual en el Hermandad Universal .

    • Se exige castidad fuera del matrimonio.

    • Las parejas deben tener el consentimiento de los progenitores vivos para poder casarse, ya que enseñan que el matrimonio no es sólo la unión entre personas sino entre familias.

    • Se espera una fidelidad absoluta de ambos cónyuges.

    • Se permiten los matrimonios entre miembros de distintas religiones.

    • Se permite el divorcio, aunque se considera una cuestión grave. Solo se lleva a cabo si, tras un año de separación, la pareja es incapaz de reconciliarse.

    • Los padres deben dar educación a sus hijos.

Otras normas que deben cumplir los creyentes:

  • Prohibición de todo tipo de vida monástica.

  • La hermandad universal se constituye de por si en una comunidad religiosa desde su ingreso a la hermandad por lo cual recibirá los grados jerárquicos de la Iglesia.

  • Prohibición de todo acto de pederastia y homosexualismo. (graves faltas, causal de expulsión)

  • No se pueden besar las manos a otra persona (como gesto de obediencia o sometimiento) ni la confesión de pecados.

  • Es obligatorio trabajar en algún tipo de oficio o profesión, y se condenan la indolencia y la pereza. El trabajo se considera una forma de adorar a Dios.

  • El agua y el aire: son principios de la conservación de la humanidad; y como tal son sagrados al servicio del ser; para su purificación, la salud y su conservación.

  • Deben obedecerse las leyes del país.

  • La participación en política, debe estar basada en los principios sociales de la hermandad Universal.

  • Se prohíbe la crueldad hacia los animales. La caza está permitida solo si antes se invoca el nombre de Dios, y de manera regulada para evitar excesos.

  • La principal Fiesta de la Iglesia de la Gran Hermandad Universal; llamada de la Fraternidad tiene lugar durante el 20 de Septiembre y es equivalente a la fiesta tradicional de la Fraternidad que se celebra mediante una sena e intercambio de frutas.

Sección 3 - Admisión de Miembros. Serán admitidas como miembros activos todas las personas que así lo deseen, por recomendación del Gran Hermano Director y la Junta de los Hermanos, y por el voto de la iglesia, de una de las siguientes formas:

a. Por bautismo por inmersión, después de haber hecho profesión de fe en Dios Universal

b. Por carta de recomendación de otra iglesia de la misma fe y orden.

c. Por declaración de fe y experiencia hermandad Universal, si ya fueron previamente bautizadas por inmersión en otra iglesia de la Hermandad Universal con doctrinas similares a las nuestras.

d. Por restauración.

Sección 4 - Exclusión de Miembros. Los miembros de esta Iglesia de la Hermandad Universal podrán ser excluidos como miembros por recomendación del Gran Hermano Director y la Junta de los Hermanos, y el voto de la iglesia, de una de las siguientes formas:

a. Por carta de traslado, solicitada por otra iglesia de la misma fe y orden.

b. Por eliminación, cuando el miembro se haya ausentado del compañerismo de la iglesia por un tiempo considerable, o que habitualmente no asista ni participe en el sostenimiento y los programas de la iglesia.

c. Al pedido del mismo miembro de retirarse de la iglesia, o cuando el miembro se haya unido a otra iglesia sin solicitar carta de traslado.

d. Por acción disciplinaria de parte de la iglesia.

e. En caso de muerte, el nombre del miembro será automáticamente quitado de la lista de miembros.

Sección 5 - Restauración de Miembros. Cualquier persona, cuyo nombre haya sido eliminado de la lista de miembros por ausencia, inactividad o por cualquier otra razón, que manifieste el deseo de

renovar su compromiso con la iglesia asistiendo de nuevo a los cultos, tomando parte en sus actividades y viviendo en forma consecuente con el pacto de la iglesia, puede ser restaurada como miembro, por recomendación del Maestro y la Junta de Hermanos, y por el voto de la iglesia.

Sección 6- Participación en la sociedad. La Iglesia de la Gran Hermandad Universal promueve de forma activa asuntos que tengan que ver con la justicia social donde quiera que se encuentren. Acogen el concepto de unidad de la humanidad como patrón de sus actos. La Iglesia de la Gran Hermandad Universal participa cada vez más en proyectos de desarrollo económico y social por todo el mundo.

Sección 7- La Iglesia de la Gran Hermandad Universal aboga por la necesidad de un gobierno mundial en esta época de vida colectiva de la humanidad.

GRADOS

GRADOS: Los miembros activos de la Iglesia de la Gran Hermandad Universal podrán alcanzar los siguientes grados en orden superior a inferior:

  1. Gran Hermano Director

  2. Hermano Maestro

  3. Hermano de la Sabiduría

  4. Hermano de la Meditación

  5. Sublime Hermano

  6. Venerable Hermano

  7. Hermano de Ceremonias

  8. Hermano Orador

  9. Hermano Guardián

  10. Hermano de la armonía

  11. Hermano Diacono

  12. Hermano Hospitalario

  13. Hermano Experto

  14. Hermano Vigilante

  15. Hermano Iluminado

  16. Hermano Guía

  17. Hermano de la Fraternidad

  18. Hermano Iniciado

  19. Hermano Aspirante


OFICIALES DE LA IGLESIA

Sección 1 - Oficiales. Los oficiales de esta iglesia estará compuesto por: Gran Hermano Director, Hermano Maestro, Hermano de la Sabiduría, Hermano de la Meditación, Sublime Hermano, Venerable Hermano, Hermano de Ceremonias, Hermano Orador, Hermano Guardián, Hermano de la armonía, Hermano Diacono. Quienes a su vez Componen la Junta de Maestros. Quienes Constituyen la Asamblea General máxima autoridad de la Iglesia de la Gran Hermandad Universal , convocada en la forma prevista en los estatutos. Las decisiones se tomarán por mayoría de votos, salvo en los casos en que estatutariamente se requiera una mayoría especial.

Sección 2 - Elección y Período de Servicio. Todos los oficiales, con excepción del Gran Hermano Director, serán elegidos para el período de un año para los cargos de Presidente, Secretario, Tesorero, Fiscal. Las vacantes en los cargos que ocurran durante el año serán suplidas por la Junta de Maestros, y aprobado por la iglesia.

Sección 3 - Deberes de los Oficiales:

a. Del Gran Hermano Director. Sera el que predicará la verdad universal, administrará las ordenanzas, cuidará del bienestar espiritual de los miembros de la iglesia, promoverá los intereses de la iglesia y ejecutará todos los deberes propios del cargo del Director. El Gran Maestro Director será el líder de la iglesia en todas sus actividades y será el representante oficial de la iglesia ante las demás iglesias y la denominación. Será miembro de la Junta de Maestros y de todas las comisiones y organizaciones de la iglesia. También actuará como el moderador de las sesiones de negocios de la iglesia.

b. Del Presidente(a) nombrado por la Junta de Maestros. Actuará como el Presidente de la Corporación y presidirá las reuniones de la Junta de Maestros. Cuando la iglesia no tenga Gran Maestro Director, el presidente de la Junta de Maestros será el líder espiritual de la iglesia. Podrá ser reelegido, pero no podrá servir por más de dos períodos consecutivos.

c. Del Secretario(a). Mantendrá un registro exacto de las actas de todas las sesiones regulares y especiales de negocios de la iglesia; guardará una lista exacta de la membresía de la iglesia así como las cartas, informes y otros documentos relacionados con el cargo. Entregará inmediatamente y en buen orden a su sucesor todos los libros, registros y otros documentos que pertenecieron a su cargo.

d. Del Tesorero(a). Será el guardián de todos los dineros de la iglesia, y los desembolsará solamente por autorización de la Junta de Maestros, o por el voto de la iglesia. El tesorero mantendrá un registro exacto de todas las entradas y salidas, y rendirá un informe financiero a la iglesia en todas sus sesiones regulares de negocios, o cuando sea exigido por la iglesia, y en las reuniones regulares de la Junta de Maestros. Estará listo para presentar sus libros para ser revisados antes de la sesión anual de negocios, o cuando sea pedido por la iglesia. El tesorero entregará inmediatamente y en buen orden a su sucesor todos los libros, registros y otros documentos que pertenezcan a su cargo. El tesorero será miembro de la Junta de Maestro, si no es elegido diácono.


- RELACIONES PASTORALES

Sección 1 - Llamamiento del Gran Hermano Director. Cuando sea necesario llamar a un Hermano Orador, la iglesia nombrará una Comisión de Púlpito compuesta de cinco miembros: dos nombrados por la Junta de Maestros y tres elegidos por la iglesia, representando su diversidad. Será el deber de la Comisión de Púlpito recomendar un candidato a la iglesia. Esta comisión trabajará en estrecha cooperación con el ministro hispano o el ministro ejecutivo de la Región en la búsqueda del nuevo y seguirá las instrucciones para el llamamiento de un Hermano Orador provistas por la denominación.

Sección 2 - Calificaciones. El Hermano Orador será un ministro ordenado cuyas credenciales sean debidamente reconocidas por las Iglesias de la Gran Hermandad Universal. El mismo principio se aplicará en el caso de cualquier ministro ayudante.

Sección 3 - Elección del Hermano Orador. Cuando la Comisión de Púlpito haya encontrado un candidato apropiado, se convocará a una sesión de negocios de la iglesia para decidir sobre la propuesta. Los miembros de la iglesia serán notificados acerca de esta sesión de negocios por lo menos con dos semanas de anticipación. La elección del Hermano Orador será por votación secreta y será necesario el voto de las tres cuartas partes de los miembros presentes con capacidad para votar. Una vez que el Hermano Orador ha sido escogido, la Comisión de Púlpito extenderá una carta de invitación al nuevo Hermano Orador y, en cooperación con 3 miembros de la Junta de Maestros, ayudará al nuevo Hermano Orador a encontrar residencia y establecerse. Esta comisión se considerará automáticamente disuelta cuando el nuevo Hermano Orador comience sus deberes.

Sección 4 - Duración del Llamado. El Hermano Orador será llamado por tiempo indefinido, mientras exista una relación mutuamente satisfactoria entre el Hermano Orador y la iglesia.

Sección 5 - Salario y Beneficios. El Hermano Orador recibirá un salario razonable convenido mutuamente ntre él y la Comisión de Púlpito. Cada año, al prepararse el presupuesto de la iglesia para el nuevo año, se determinará un aumento razonable del salario del Hermano Orador teniendo en cuenta el progreso espiritual y económico de la iglesia, así como también el aumento del costo de la vida. El Hermano Orador tendrá derecho a seguro médico y dental así como a un plan de jubilación mientras trabaje para esta iglesia. También disfrutará de un día de descanso por semana y un mes de vacaciones cada año. La iglesia además proveerá tiempo y ayuda financiera para su educación continuada cada año.

Sección 6 - Ayudantes y Empleados. Los ayudantes ministeriales y otros empleados de la iglesia serán empleados por la Junta de Maestros, por recomendación del Hermano Orador y el voto de la iglesia, y cumplirán sus deberes bajo la dirección y supervisión inmediata del Hermano Orador. El Hermano Orador recibirá la renuncia de todos los empleados y tendrá la autoridad de despedirlos con la aprobación de la iglesia.

Sección 7 - Terminación de la Relación Pastoral. La relación pastoral podrá ser disuelta cuando el Hermano Orador o la iglesia haya notificado a la otra parte en sesión de negocios de la iglesia. Para que la iglesia pueda despedir al Hermano Orador, se necesitará el voto de las tres cuartas partes de los miembros de la iglesia. En cualquier caso, se dará una notificación de por lo menos treinta días antes que pueda cortarse la relación pastoral.

Sección 8 - Hermano Orador Interino. La Comisión de Púlpito, en cooperación con la Junta de Maestros, hará arreglos para conseguir los servicios de un Hermano Orador o Hermanos Oradores interinos mientras se continúa con la búsqueda del nuevo Hermano Orador.


JUNTA DE MAESTROS

Sección 1 - Composición. La Junta de Maestros se compondrá de los miembros de la Hermandad que hayan alcanzado los grados de Gran Hermano Director, Hermano Maestro, Hermano de la Sabiduría, Hermano de la Meditación, Sublime Hermano, Venerable Hermano, Hermano de Ceremonias, Hermano Orador, Hermano Guardián, Hermano de la armonía, Hermano Diacono, escogidos entre los hombres y las mujeres de la iglesia los cuales hayan cumplidos con los requisitos establecidos para cada grado, los cuales deberán ser miembros de iglesia en buenas relaciones con la iglesia, mayores de 18 años de edad, de buena reputación y apoyadores del trabajo de la iglesia.

Sección 2 - Período de Servicio. Los miembros de la Junta de Maestros serán elegidos para un período vitalicio, pero cada dos años se realizará un auto evaluación para la calificación de sus miembros y con facultad suficiente para decretar la suspensión de cualquiera de sus miembros, y será reemplazado; solo puede ser reemplazada la mitad de la junta elegida Ningún miembro de esta junta podrá ser reelegido después de haber sido suspendido.

Sección 3 - Deberes de la Junta de Maestros. La Junta de Maestros será el concilio consejero de la iglesia. Se reunirá con el Gran Hermano Director regularmente para considerar los intereses de la iglesia y para hacer planes para el bienestar de la congregación. Será responsable por el manejo de los asuntos espirituales y temporales de la iglesia, aunque siempre sujeta a la autoridad de la congregación. Los Hermanos diáconos considerarán propuestas y recomendaciones que podrán ser llevadas a la congregación en sesión de negocios. Como líderes espirituales de la iglesia, asistirán al Hermano Orador en su trabajo y apoyarán todas las actividades de la iglesia.

Sección 4 - Síndicos Legales. La Junta de Maestros será y actuará, en todos los sentidos, como la Mesa Directiva de la Iglesia de la Gran Hermandad Universal; siendo su máxima autoridad y serán los síndicos legales de la propiedad de la iglesia.

Sección 5 - Oficiales de la Junta de Maestros. Al principio de cada año los Hermanos que componen la Junta de Maestros escogerán entre ellos los siguientes oficiales: un Presidente cuyos deberes están delineados en los presentes reglamentos, un Vicepresidente que sustituirá al presidente en caso de ausencia o destitución, y un Secretario, el cual llevará las actas de las reuniones de la Junta de Maestros.

Sección 6 - Destitución de la Junta. Si un miembro de la Junta de Maestros faltare a tres reuniones consecutivas de la misma sin una razón satisfactoria, o dejare de cumplir responsabilidades o deberes que le fueron asignados, o fuere hallado culpable de conducta no universalista, será destituido de la junta después de una cuidadosa investigación y por decisión de la congregación.


DE LAS COMISIONES

Sección 1 - Comisiones Permanentes. Para el desempeño de las actividades de la iglesia se nombrarán cada año todas las comisiones permanentes que la iglesia considere necesarias.

Sección 2 - Deberes de las Comisiones. Los deberes de las comisiones permanentes serán las que generalmente corresponden a su función particular o según la iglesia lo determine. Las comisiones permanentes trabajarán durante todo el año rindiendo un informe de sus actividades en cada sesión regular de negocios. Los presidentes de las comisiones serán miembros de iglesia en buena relación con la iglesia.

Sección 3 - Comisiones Especiales. La iglesia o la Junta de Maestros podrán nombrar comisiones para trabajos especiales cada vez que sea necesario y conveniente. Las siguientes dos comisiones tendrán carácter especial y temporal:

a. Comisión de Púlpito. Esta comisión será escogida solamente cuando sea necesario llamar a un nuevo Hermano Orador y trabajará de acuerdo con las pautas expresadas en los presentes reglamentos.

b. Comisión de Nombramientos. Esta comisión será escogida en la sesión regular de negocios de la iglesia llevada a cabo antes de la sesión anual. Estará formada por cinco miembros, dos escogidos por la Junta de Maestros y tres elegidos por la iglesia. Esta comisión se encargará de entrevistar y recomendar a la iglesia los candidatos para cargos del nuevo año y presentará una lista de recomendaciones en la sesión anual. Los nombres de tales candidatos serán publicados por lo menos dos semanas antes de la sesión anual de negocios de la iglesia. Su trabajo concluirá una vez que haya presentado la lista de recomendaciones y la iglesia haya elegido sus nuevos oficiales.


- REUNIONES DE LA IGLESIA

Sección 1 -Encuentros y Círculos. Los encuentros de oración y los círculos de estudio de la iglesia se tendrán en los días indicados a continuación y en cualquier otro momento que la iglesia, por recomendación del hermando orador y la Junta de Maestros, considere necesario:

a. Encuentros de oración en domingo

b. Escuela Dominical en domingo

c. Encuentros de oración y los Círculos de estudio a la mitad de la semana.

d. Cena de Hermandad, el primer domingo de cada mes.

Sección 2 - Sesiones de Negocios. Las sesiones de negocios serán de varias clases como sigue:

a. Sesiones Regulares, las cuales se tendrán después de cada trimestre, en el día y la hora determinados por la iglesia. En estas sesiones se presentarán informes de la tesorería de la iglesia y de las actividades de los departamentos y comisiones, y se tomarán decisiones sobre la obra de la iglesia en general.

b. Sesiones Extraordinarias o Especiales, las cuales se tendrán por convocatoria del Hermano Orador o la Junta de Maestros o a petición de por lo menos siete miembros en buenas relaciones con la iglesia. Una sesión extraordinaria debe ser anunciada con suficiente anticipación.

c. Sesión Anual de Negocios, la cual se tendrá antes del fin del año para elegir a los nuevos oficiales y adoptar el presupuesto y el programa del nuevo año.

Sección 3 - Quorum. El quorum para la transacción de cualquier sesión de negocios de la iglesia

consistirá de todos los miembros presentes en el momento de la reunión.

Sección 4 - Reglas de Orden. Las sesiones de negocios serán conducidas de acuerdo con las reglas de orden generalmente aceptadas en las iglesias de la Gran Hermandad Universal.

Sección 5 - Año Eclesiástico. El año fiscal de la iglesia será el año del calendario, del 1 de enero

al 31 de diciembre.

ORGANIZACIONES AUXILIARES


- ORGANIZACIONES AUXILIARES

Esta iglesia considerará como parte integral de misma todas las organizaciones formadas con el propósito de llevar a cabo cualquiera de las actividades de la iglesia. Estas organizaciones como la Sociedad Femenina, la Sociedad de Varones y la Escuela Dominical podrán funcionar de acuerdo con sus propias constituciones o reglamentos internos siempre que no estén en conflicto con esta constitución.

Sus oficiales deberán ser miembros leales que apoyan y sostienen el trabajo total de la iglesia. Estas organizaciones rendirán un informe de su trabajo en cada sesión regular de negocios de la iglesia. En el caso de que tales organizaciones dejen de trabajar en armonía con la iglesia, podrán ser disueltas por el voto de las dos terceras partes de los miembros en cualquier sesión regular de negocios de la iglesia.


TRIBUNAL DE LA HERMANDAD UNIVERSAL

Al inicio del ejercicio, se conforma el tribunal de la Hermandad Universal nombrado por Gran Hermano Director y la Junta de Maestros.


El Tribunal tendrá las mismas responsabilidades que las señaladas en los presentes reglamentos para las comisiones, salvo la exigida en el inciso b). Ejercerá funciones en Primera Instancia, sujetando el procedimiento par sujetar el juicio, al modo siguiente:

a) Toda denuncia contra un hermano se formula por escrito con declaración de estricta veracidad y constancia plena de los hechos justiciables.

b) Las acusaciones contra un HERMANO miembros de la Junta de Maestros, se formularán únicamente ante el Gran Hermano Directos para ser vistas por el Tribunal de la Hermandad Universal.

c) Con acuerdo la Iglesia para abrir juicio, el Tribunal, dentro de 3 días, citará al agraviado para que ratifique la denuncia o la amplíe en un plazo de 3 días.

d) Admitida la denuncia, se remite copia de lo actuado al acusado para que dentro de 8 días, comparezca a rendir instructiva. De no cumplir, se le cita por segunda vez para que dentro de 5 días, lo haga y, si fuere necesario, por tercera vez, dentro de 3 días, para hacerlo; después de lo cual se le declara en rebeldía con acusación.

e) El acusado tiene derecho a designar defensor para que lo asesore, quien podrá ofrecer y compulsar pruebas y ser escuchado antes de expedirse sentencia.

f) Al encausado en rebeldía se le asigna un Hermano de defensor de oficio. El agraviado puede ser asesorado, si así los desea.

g) Rendida la instructiva, se abre la causa a prueba por un plazo de 15 días prorrogable, de ser necesario, por 8 días, para realizar las confrontaciones necesarias.

h) Vencido el plazo de prueba, el fallo debe darse dentro de 10 días. La sentencia será fundamentada, indicándose los delitos comprobados, su calificación y las disposiciones legales que las comprendan y sancionen.

i) El término para apelar de la sentencia es de 7 días a partir del siguiente de la notificación, considerándose ejecutoriada al sentencia que no se apele al vencimiento.


 Se considera faltas:

a) La inasistencia sin causa justificada.
b)
La negligencia en el cumplimiento de los deberes de la Hermandad Universal.
c)
El uso intemperante de la palabra.
d)
La actitud de ofensa a un hermano.
e)
El abandono del Templo, sin permiso.

f) Toda infracción a disposiciones a Hermandad Universal.


Las faltas indicadas en el Artículo anterior no determinan la apertura de un juicio. Serán apreciadas y sancionadas, en cada caso, por el Gran Hermano Director , en una de las formas siguientes:

a) Amonestación en privado.
b)
Amonestación en público.
c)
Satisfacción por la ofensa inferida.
d)
Suspensión del uso de la palabra.
e)
Salida obligada del Templo.

f) Suspensión por no más de 3 Meses.


 Se consideran delitos leves:

a) Reincidencia en cualquiera de las faltas del Artículo precedente.

b) Llevar en las ceremonias, joyas, condecoraciones o vestiduras no correspondientes al Simbolismo

de la Hermandad Universal.

c) Suscitar en el Templo o en el local de la Iglesia, discusiones.

d) El abuso de atribuciones en el desempeño de un cargo, procediendo a realizar actos no autorizados o a adulterar la Liturgia aceptada.

e) Practicar alguna acción deshonrosa o dedicarse a actividades contrarias a las buenas costumbres.

f) La rebeldía y el desacato a las autoridades debidamente constituidas, ocasionando dificultades a la

Iglesia de la Gran Hermandad Universal.

Los culpables en los delitos enumerados en el Artículo anterior, serán penados con reprensión pública, en acto publico de la Hermandad, o con suspensión o inhabilitación de tres meses a un año, determinando la apertura de juicio por el Tribunal.

 La suspensión o inhabilitación a la vez producirá la suspensión de cualquier cargo y a la privación de los derechos y prerrogativas de la hermandad Universal


Comments