Leyes de la Felicidad

CAMINO A LA FELICIDAD; LAS SIETE LEYES ESPIRITUALES


Tu eres lo que es el profundo deseo que te impulsa, tal como es tu deseo, es tu voluntad, tal como es tu voluntad son tus actos; tal como son tus actos es tu destino. Créeme, en tu corazón brilla la estrella de tu destino, es una joya sin pulir.

Para llegar al Camino del éxito esta sujeto a seguir las Siete leyes espirituales.


LA LEY DE LA POTENCIALIDAD PURA.

En el principio de los tiempos no había existencia, ni inexistencia; todo este mundo que hoy conocemos era energía sin manifestarse, el ser creador y único, respiraba sin respiración por su propio poder nada mas existía.

Dios fuente de toda creación es la conciencia pura, la potencialidad pura que busca dentro de nosotros expresarse para pasar de lo inmanifiesto a lo manifiesto, siendo la voluntad de Dios, su propia realización.

Y cuando nos damos cuenta que nuestro verdadero yo es la pontencialidad pura, es la luz de la verdad universal inspirada en el Dios amigo. Nos alineamos con su inmenso poder que lo expresa en el universo. Permaneceré en silencio, en comunicación directa con la naturaleza, recibiré de él los rayos de su luz resplandeciente iluminado mis pensamientos hacia el futuro. Practicando el hábito de no juzgar.


LA LEY DE DAR

Este frágil recipiente lo has vaciado una y otra vez para llenarlo eternamente de vida nueva. Esta pequeña flauta de caña, tu la has llevados por valles y montañas, soplando a través de ella melodías nuevas, inspiradas por Dios.

Tus dones infinitos vienen a mi solamente en mis pequeñas manos, pasan los siglos y tu continuas vertiendo, y todavía hay espacio para llenar.

El universo opera por medio de un intercambio dinámico DAR Y RECIBIR son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo.

Y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia del universo; todo parte de Dios y todo vuelve a él.

Llevaré un regalo a cualquier lugar a donde vaya; recibiré con gratitud los regalos que la vida me ofrece; son bendiciones dadas por Dios.

Alabare, alabare a Dios en todo momento; cada vez que me encuentre con alguien le deseare en silencio, alegría, felicidad y bienestar .


LA LEY DE LA CAUSA Y EFECTO.

Dios en su inmenso poder nos concedió el libre albedrío, es la afirmación eterna de la libertad de nuestros pensamiento, nuestras palabras y nuestros actos, en todas las acciones que realicemos. Son los hilos de la red que queremos a nuestro alrededor.

Cada acción genera una fuerza de energía que regresa a nosotros de igual manera, cosechamos lo que sembramos. Dios respeta nuestro libre albedrío y no interviene sino hasta cuando nosotros se lo solicitamos.

Y cuando optamos por acciones que les producen alegría y éxito a los demás el fruto de nuestro karma es también alegría y éxito, obraré las decisiones que tomo en cada momento a fin de traerlas a mi conciencia. Evocando a Dios para darle gracias de los beneficios recibidos.

Siempre que haga una elección me formularé dos preguntas.

Cuáles son las consecuencias de esta decisión? Atraerá esta decisión felicidad y realización para mi y todos a cuanto afecta?

Pediré orientación a mi corazón iluminado por la gracia divina de DIOS y me dejaré guiar por su mensaje de bienestar o me apartaré de él y me guiaré por los mensaje de malestar.

Actuaré obedeciendo a los mensaje dados por el creador de bienestar.


LA LEY DEL MENOR ESFUERZO

Un ser integral conoce sin viajar, ve sin mirar y realiza sin hacer. La inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad, con despreocupación, con armonía y con amor. Su fraternidad nos acoge a cada momento y activa nuestras energías para nuestro bienestar, aprovechamos sus fuerzas de la armonía, de la alegría y el amor; creamos éxito y buena fortuna con gran facilidad.

Aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los sucesos tal como se presenten, aceptaré la responsabilidad de mi situación actual y de todos los nuevos sucesos que percibo como problemas.

Renunciaré a la necesidad de defender mi punto de vista; sólo la iluminación de Dios será mi estandarte de verdad.


LA LEY DE LA INTENCIÓN Y EL DESEO.

En el principio era el deseo, primera semilla de la mente los sabios, habiendo meditado en sus corazones he inspirados por Dios, descubrieron por su sabiduría la conexión entre lo existente y lo inexistente.

Inmanente en toda intención y en todo deseo, está el mecanismo para su realización, la intención y el deseo en el campo de la realización pura, tienen un infinito poder organizador que  parte de Dios y vuelve a él.

Y cuando introducimos una intención en el suelo fértil de la potencialidad pura, podemos a trabajar para nosotros ese infinito poder organizador .

Haré una lista con todos mis deseos y lo llevaré a donde quiera que vaya la leeré justo antes de la meditación, o antes de los encuentros de oración, también al ir a dormir, la leeré esta lista de mis deseos y la entregaré al seno de la creación iluminado por mi Dios amigo. Recordaré practicar la conciencia del momento presente en todos mis actos. Y leeré la siguiente oración

Dios amigo, tu energía de amor que envuelve el planeta y surge de los corazones, solo hay que activar el corazón para que las cosas fluyan.

Dios, tu omnipotencia llena de amor pongo mi confianza, porque todo lo temo de mi fragilidad, pero todo lo espero de tu bondad.

Padre Omnipotente, creador del todo, te hago esta petición, (aquí expones tu deseo). Míralo todo, tu luz resplandeciente, mi deseo es noble y tú eres puro amor, por eso yo cuento contigo.

Padre tu que todo lo ves, yo cuento contigo, yo confío en ti, yo me abandono a ti, yo descanso en ti. Yo estoy seguro con tu protección y bondad.


LEY DEL DESAPEGO

Como dos aves doradas pasadas en el mismo árbol, representadas en el ego y el yo, íntimos amigos, viven en el mismo cuerpo.

El primero come los frutos dulces y amargos del árbol de la vida, mientras que el segundo observa con indiferencia .

La sabiduría de la incertidumbre, reside en el desapego en la sabiduría de la incertidumbre, reside la liberación del pasado de lo conocido, que es la prisión del condicionamiento anterior.

Y nuestro deseo de ir a lo desconocido, el campo de todos las posibilidades nos entregamos a la mente creativa que orquesta la danza del universo, con sus bellas notas celestiales.

Me comprometeré con el desapego, me permitiré y les permitiré a quienes me rodean la libertad de ser como son.

Convertiré la incertidumbre en un elemento esencial de mi existencia. Penetraré en el cambo de todos las posibilidades, y esperaré la emoción que tiene lugar cuando mantengo abierto a una infinidad de alternativas.


LA LEY PROPÓSITO DE LA VIDA

Cuando trabajamos es la vocación inicial del hombre, es una bendición de Dios, además eres como una flauta a través de cuyo corazón el susurro de las horas se convierte en música.

Y que es trabajar con amor? Es tejer una tela con hilos sacados de tu corazón, como si su amado fuese a vestirse con esa tela. Todo el mundo tiene un propósito en la vida, un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando cambiamos ese talento único, con el servicio a los demás, experimentamos el extásis y el jubilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última.

Hoy cultivará con amor a Dios amigo y ser eterno, fiel compañero, este embrión reside en el fondo de mi alma. Despertaré esa dulce inquietud profunda del interior de mi corazón. Mantendré la conciencia del ser atemporal y eterno, en medio de la experiencia limitada por el tiempo. Cuando expreso mis talentos únicos y los utilizo al servicio de la humanidad, pierdo la noción del tiempo y produzco abundancia tanto en mi vida como en la vida de los demás.

Haré una lista de mis talentos únicos. Todos los día me preguntaré: como puedo servir? Y Como puedo ayudar?.Esto me permitirá ayudar y servir con amor a los demás seres humanos, quiero conocer los pensamientos y los demás detalles. El secreto de la existencia humana no sólo esta en vivir, sino también en saber para qué se vive. Siempre estamos diciendo que queremos vivir, pero cuando tenemos la vida no sabemos qué hacer con ella. Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida. Entre nosotros y la felicidad o la desgracia no hay otra cosa que la vida, la más frágil de todas las cosas. Siempre he sabido que la vida tiene un propósito. Solo espero descubrirlo antes de que se me acabe.