Existencia Dios

PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DE DIOS

Como el intelecto es la base del pensamiento, será por lo tanto el responsable de nuestros actos.

De ahí que se le pida al hombre que conozca la existencia de Dios por medio de su razón y practicando la meditación.

Anteriormente a nosotros ha habido muchos que han llegado a la evidencia de la existencia de Dios por este medio, basándose en la grandiosidad del Universo y de todas sus criaturas, las cuales no pueden existir casualmente ni vanamente.

Descartes, el filósofo francés, dice:

"A pesar de que experimente imperfecciones en mi ser, sé que debe existir un ser perfecto. Estoy obligado a creer que este presentimiento que tengo ha sido impuesto por dicho ser, que posee la perfección de todos los atributos y que es Dios".

lsaac Newton, descubridor de la Ley de la gravedad, dice:

'No dudéis del Creador, pues no es sensato que penséis que las casualidades, por sí solas, son las promotoras de la existencia".

Lineh dice en su libro "Dios de la Naturaleza".

"Dios es anterior al tiempo y eterno después del tiempo, es el omnisapiente, el poderoso sobre todas las cosas. Su existencia se manifiesta en todas sus maravillosas obras, hasta el punto de dejarme sorprendido y admirado. ¡Cuánto poder, prudencia y maravillas hay en todas sus obras desde lo más insignificante hasta lo más grandioso! Los beneficios que obtenemos de estos seres, testifican la inmensa misericordia de Dios, que los ha puesto a nuestro servicio; por otra parte, su perfección y su coordinación y continua renovación confirma la majestuosidad y grandeza de Dios".

También podemos tener pruebas lógicas y tradicionales, sobre la existencia de Dios y la necesidad de los educadores Divinos son, las Manifestaciones de Dios. La vida y logros de algunas de esas manifestaciones Divinas, entre ellas, Abraham, Moisés, Cristo, Mahoma, Buda, el Báb y Bahá'u'lláh y muchos mas, que podemos considerarlas cada una como un eslabón en el plan desplegado por Dios para la educación de la humanidad. De esta manera, arroja nueva luz sobre la historia religiosa y sobre la naturaleza de la religión misma.

De las palabras de estos filósofos, podemos deducir las realidades que podemos percibir por medio de nuestros sentidos a lo largo de nuestra vida y que nos indican la existencia de Dios, entre ellas:

a) Grandeza de todo lo creado, como la tierra, cielo, estrellas, planetas, agua, árboles y todas las criaturas animadas que han sido creadas con minuciosa perfección.

b) Los fenómenos, cambios y renovaciones que se producen en el Universo, no indican que sean los factores de la casualidad los que los hayan producido, sino la existencia del poder de Dios y su voluntad en todo lo creado.

c) Las cosas no pueden surgir, por si solas, de la nada, porque los causantes están relacionados con sus causas y cada efecto está motivado por sus principios, pues es imposible que esas criaturas sean hechas a partir de la no-existencia por sí mismas.

Por eso debemos aceptar y creer que Dios-altísimo sea- existe por sí mismo, y no necesita de nadie que le dé existencia, ya que El es anterior al tiempo infinito el viviente que nunca muere sino que permanece para siempre. El no necesita de nosotros para su existencia, nosotros lo necesitamos fundamentalmente para nuestra vida y prosperidad.

Con nuestra fe que es la convicción del corazón sobre algo, que deja sosiego en el alma, sin la menor huella de duda y que por medio de Meditación podemos acercarnos a al altísimo.

Por último las creencias y enseñanzas realizadas por las diferentes instituciones religiosas en el mundo, se abstienen en enseñar la meditación, cuando ellos utilizan los colores, los aromas, el fuego, el agua y otras prácticas en sus celebraciones religiosos y a nombre de Dios se explota, se cometen asesinatos, se roba y se han hechos los más grandes crímenes de la humanidad, creando el temor al hombre con un Dios castigador, para el beneficios de unos pocos seres humanos, que obran amparados por el temor a un Dios castigador y vengativo y embrutecen a sus creyentes con peticiones llamadas oraciones o fe ciega. Ayúdenos a difundir nuestros principios Universales.