Alma y Fe

EL ALMA Y LA FE

Alma, en muchas religiones y filosofías, elemento inmaterial que, junto con el cuerpo material, constituye al ser humano individual. En general, el alma se concibe como un principio interno, vital y espiritual, fuente de todas las funciones físicas y en concreto de las actividades mentales. La creencia en alguna clase de alma que puede existir independiente del cuerpo se encuentra en todas las culturas conocidas, el principio que controla todas las actividades y define la identidad de uno y su conciencia. Se identifican con lo divino, hacia la edad media, sin embargo, el alma era definida como el principio de vida, y era considerada capaz de sobrevivir a la decadencia corporal. En doctrina UNIVERSAL del alma se apoyó en las filosofías de Platón y Aristóteles. La mayoría de los universalistas cree que cada individuo tiene un alma inmortal y que la personalidad humana en su conjunto, compuesta de alma y de cuerpo, garantizar la presencia de Dios después de la vida. El análisis de Aristóteles sobre el alma y el cuerpo como dos elementos conceptualmente distinguibles de una sola sustancia.

Dios dotó de alma al primer ser humano, y a la hora de la muerte; el espíritu se purifica y su alma es llevada junto a Dios; para gozo de su vida eterna.

La fe en la existencia de las almas puede tener efectos sociales importantes mediante el reforzamiento de los deberes morales y servir como principio guiador en la vida. El significado cultural de la creencia en las almas refleja la universalidad de los problemas para los cuales representa una respuesta: la compleja cuestión de la personalidad humana, las experiencias morales y espirituales de la vida, y la eterna cuestión de la inmortalidad.

Sócrates (c. 470-c. 399 a.C.), filósofo griego, considerado el fundador de la filosofía moral o axiología, que ha tenido gran peso en la posterior historia de la filosofía occidental por su influencia sobre Platón. . Creó así un método denominado mayéutica (o arte de “alumbrar” los espíritus) por el que lograba que sus interlocutores descubrieran la verdad a partir de ellos mismos.

La contribución de Sócrates a la filosofía ha sido de un marcado tono ético. La base de sus enseñanzas fue la creencia en una comprensión objetiva de los conceptos de justicia, amor y virtud y el conocimiento de uno mismo. Creía que todo vicio es el resultado de la ignorancia y que ninguna persona desea el mal; a su vez, la virtud es conocimiento y aquellos que conocen el bien, actuarán de manera justa y una guía para alcanzar una vida superior voz interior mística

Propugnó el gran valor del poder del ejemplo, de los gobernantes, decía, sólo pueden ser grandes si llevan vidas ejemplares y se guían por principios morales; de esta forma, los ciudadanos de sus estados tendrían el necesario estímulo para alcanzar la prosperidad y la felicidad.

El conjunto del deber humano encierran la (bondad, honradez, decoro, sabiduría y fidelidad). Venerar a los padres, vivos o muertos y recibir la orientación de los ancianos como parte de rescatar las tradiciones.

La hombres actuales manifiestan que cada ser tiene su propio destino, para poderlo entender hay que saber comprende: Un designio es un propósito, unas veces propósito del entendimiento aceptado por la voluntad intelectiva, y otras propósito subconsciente aceptado por la voluntad natural, en ambos casos, propósito hacia el que tendremos por la fuerza de las organizaciones anímicas que el propio vivir propulsa, y que en los dos pudiendo culminar en lo positivo o en lo negativo del propósito, según que las organizaciones mentales puestas en marcha coordinen su acción hacia lo primero o hacia lo segundo. Los designios ponen en movimiento las organizaciones mentales que les da realidad, a condición, empero, luego el designio es una necesidad para el total de nuestro ser, siendo una necesidad, vayamos hacia el designio con el total de nuestra verdad y que guiados con el total de la verdad, el total de nuestra conciencia lo acepte sin reservas. Lo negativo de los designios surge cuando el designio no es una necesidad para el total de lo que somos; cuando no ponemos el empeño el total de nuestra verdad.

Cuando las reservas de nuestra conciencia interponen reservas en las organizaciones mentales que les dan plasmación. Las tres contribuciones de referencia, siendo roca de sostén para los equivalentes mentales, no sólo evitan lo negativo de los métodos y que las organizaciones, sino que pueden convertir el cultivo de los designios en el camino real de las máximas realizaciones. Los designios como camino real de las realizaciones: las bases de la sustentación del orden natural, son los fundamentos que desvelan y orientan, convirtiendo cada designio en un camino real de realizaciones. Los fundamentos que ayudaron al hombre primitivo a conocerse así mismo y al mundo, a integrar organizaciones e interferir en el medio ambiente.

El principio de la eternidad de la vida en la eternidad de sus formas,de la cual nace la doctrina de las tres ciencias teoría que explica la propiedad que posee la mente de obrar en sí misma, pudiendo obrar de infinitas maneras en tres cosas: primero la mente obra en sí misma a lo que quiere obrar en las cosas, segundo la mente obra en las cosas de conformidad con lo que previamente obra en sí misma, tercero la mente obra en lo indivisible conforme a lo que quiere obrar en sí misma.

La primera ciencia es la llave porque abre la mente, la segunda es balanza porque hace juicio, la tercera es letra porque da a conocer lo que desconoce. Es decir la mente obra en lo que existe y en lo que no existe al obrar en sí misma, siendo capaz de todas las realizaciones al obrar la propia. La mente logra la propia realización en la medida que se abre, en la medida que hacen juicio y en la medida que hace conocido lo desconocido.

Por eso el hombre debe gran parte de sus conocimientos y planteamientos a la cábala término que significa tradición, en la antigua literatura, cábala era el cuerpo de doctrina religiosa que regía al pueblo. Hace unos 1000 años, comenzó a llamarse cábala a la parte que explica la manera de interpretar los sagrados textos para descifrar y hallar mensajes secretos. Por lo tanto tiene como cuerpo la doctrina que esta al alcance de todos y la esencia secreta sólo al alcance de los iniciados. La cábala es un compendio de conocimientos acumulados a través de los tiempos y que las generaciones se transmitían de viva voz, adaptándose a cada raza o pueblo y enriqueciéndose con sus propias observaciones, experiencias y condiciones peculiares de vida.

El saber decidido o elegido por cada pueblo o colectivo consta de tres cuerpos: a) el cuerpo sustancial, que explica la trascendencia de la doctrina por su origen; b)el cuerpo conceptual que sintetiza la doctrina en las ideas de valor aplicativo. c) el cuerpo formal, que establece las formalidades a través de las que las ideas y su aplicabilidad.

El principio fundamental para la interpretación de los principios de la verdad universal se basan en los siguientes conceptos aceptados por la experiencia de cientos de generaciones preocupadas por dar una respuesta a la única verdad conocida, que es la relativa nunca la absoluta. El cuerpo sustancial, es útil al maestro que enseña los contenidos y quien con el compendio del saber puede obrar en lo invisible. El cuerpo conceptual, es útil al adepto que aprende y llegará a experimentar para obrar en lo visible. El cuerpo formal, útil al aspirante quien con voluntad alcanza a conocer lo ignorado. Claro es para toda mente que quienes leen un texto, se forman conceptos muy diferentes, dependiendo de el grado de cultura y conocimiento sobre lo leído y del adiestramiento en la interpretación del concepto encerrado en la lectura. De acá nace la necesidad del maestro para dirigir al alumno. Adepto o iniciado en el difícil camino de la búsqueda de la verdad; la meditación se convierte en el mejor sendero para encontrarla.


Aprende a Meditar