Actividades

IGLESIA DE LA HERMANDAD UNIVERSAL .

Actividades: En las actividades de la Iglesia pueden participar todas las personas, sin importar sus creencias, su condición social, su nacionalidad o su etnia. Los encuentros organizados por la Iglesia se centran en la mejora humana, y se distinguen por tener un espíritu de unidad y alegría que nace del principio de que todos somos hojas de un solo árbol y olas de un mismo mar.

La Iglesia de la Hermandad Universal siendo una iglesia pos moderna de todo el mundo, y seguramente cerca de tu localidad también, ofrecen actividades abiertas como: clases para niños, círculos de estudio, grupos de adolescentes y encuentros de oración.

Círculos de estudio: Puedes formar parte de un círculo de estudio y descubrir las preciosas joyas que hay en tu interior. En reuniones semanales durante 3 ó 4 meses, jóvenes y adultos se integran en un proceso de aprendizaje participativo para buscar un sentido más profundo a su existencia. Se incluyen actividades ocasionales de servicio comunitario e integración grupal. Los círculos de estudio de todo el mundo han demostrado ser instrumentos efectivos para la transformación personal y social. El mérito del hombre reside en el servicio a su grupo primario al cual pertenece y la virtud.

Encuentros de oración: En las ciudades donde no hay tiempo y todo se mueve tan rápido, es necesario detenernos un momento para encontrarnos a nosotros mismos. Con lecturas hermosas y profundas y un ambiente bello que despierta la sensibilidad humana, los encuentros de inspiración nos acercan a nuestra realidad espiritual y nos proveen de un espacio de iluminación y paz. En el jardín de tu corazón no plantes sino la rosa del amor.

Clases para adolescentes: La etapa de los 11 a los 15 años es crítica; el adolescente emprende una búsqueda para forjar su propia identidad. Ante un mundo tan lleno de peligros morales, no debería dejárseles sin una formación que les ayude a tomar las decisiones correctas. Se desarrollan actividades para potenciar virtudes, servicio comunitario, diversión sana y evolución intelectual. Los grupos de adolescentes ayudan a sus integrantes a potenciar con entusiasmo una identidad positiva y constructiva. Que cada amanecer sea mejor que su víspera y cada mañana más rica que su ayer.

Clases para niños: Los niños son el tesoro más precioso que puede poseer una comunidad, pues en ellos reside la promesa y garantía del futuro. Para niños de 5 a 10 años, estas clases semanales apoyan a los padres en la educación del carácter y la buena conducta. Se ayuda a los niños a desarrollar sus virtudes, tales como la generosidad, la sinceridad, la cortesía y el servicio. Deben educar a sus hijos con vida y corazón y enseñarles en la escuela de las virtudes y las perfecciones.

Hermandad Universal, espera que, al ingresar en obedezcan todas las leyes perfectamente, sino que se comprometan a esforzarse por seguirlas.

Organización y liderazgo: En la Iglesia de la Hermandad Universal todos los feligreses hacen parte del clero dentro de una escala de grados de acuerdo a los estudios y participación; cada feligrés realiza su propio trabajo pastoral o misionero profesional.

Toda elección dentro de la Hermandad Universal se realiza por votación secreta. No hay candidatos, nominaciones o campañas electorales. Los consejos de gobierno en la Iglesia de la Hermanada Universal llegan a acuerdos mediante una forma colectiva de tomar decisiones que se llama consulta.

Enseñar la Fraternidad de la Hermandad Universal

Se les prescribe a los feligreses de la Hermandad Universal tomar la iniciativa individual de enseñar la la Fraternidad de la Hermandad Universal a otras personas. Sin embargo, se prohíbe toda forma de presión psicológica o incentivo material para lograr una conversión, basándose en la profunda creencia de que cada persona tiene el derecho y la responsabilidad de investigar la verdad por sí mismo.

La Hermandad Universal se esfuerzan por compartir el mensaje de fraternidad con sus familias, amigos, vecinos y compañeros de trabajo, conscientes de que lo que el Señor ha ordenado como el supremo remedio y el más poderoso instrumento para la curación del mundo entero es la unión de todos sus pueblos en una Causa universal, en una Fe común.

Otra manera en que un Hermano Universal pueda enseñar su Fe es trasladándose a otro país o comunidad como "pionero". Un pionero de la Hermandad Universal difiere de un misionero tradicional en cuanto su objetivo es seguir su propia carrera o profesión, ser auto suficiente y formar parte integral la comunidad en la que viva.

Servicio: Para los Hermanos Universalistas, el servicio de fraternidad a otras personas hace que la vida tenga significado y propósito. Cualquier trabajo o profesión que se realiza en espíritu de servicio a la fraternidad Universal se considera la forma más alta de adoración. La educación de los hijos y la preocupación por su familia también se consideran formas loables de servicio y de adoración.

Además de estas formas personales de servicio, los hermanos universalistas emprenden proyectos de servicio colectivo de acuerdo con las prioridades y las metas establecidas por la Fraternidad Universal. Tales actos de servicio pueden consistir en ser tutor de círculos de estudio para adultos, maestro de clases de niños, monitor de grupos de adolescentes o anfitrión de reuniones de oración. Los hermanos universalistas también toman parte en una gran variedad de proyectos de desarrollo social y económico para elevar el bienestar tanto material como espiritual de la humanidad.

Muchos jóvenes la hermandad universal ofrecen unos meses o algún año de servicio a la comunidad después de la secundaria o durante sus años universitarios, si bien no se les requiere hacerlo. Los universalistas pueden escoger entre muchas oportunidades de servicio en desarrollo comunitario, educación y otras formas de servicio social en el propio país o en otros. Antes de entrar en un compromiso de servicio, se les anima a orar sobre esta decisión y a consultar con su familia y con su Asamblea Espiritual Local.

Contribuir a los fondos de la Iglesia de la Hermandad Universal

Contribuir a los fondos Iglesia de la Hermandad Universal se considera tanto una obligación como un privilegio de naturaleza sagrada.

El Fondo Internacional de la Iglesia de la Hermandad Universal, administrado por la Consejo de Maestros, sostiene el crecimiento y el desarrollo de esta Fe a través del mundo. Este Fondo también ayuda a mantener los santuarios sagrados y otras dotaciones en el Centro Mundial de Iglesia de la Hermandad Universal en Bogotá (Colombia).

Los Fondos Nacionales de la Iglesia de la Hermandad Universal del respectivo país y los Fondos de las Iglesias Locales son administrados, respectivamente, por las Asambleas Consejo de Maestros locales y de cualquier país o localidad. Los fondos se usan para sostener las Iglesias, escuelas, editoriales, proyectos educativos y de servicio social, además de otras actividades.

 Se valora más la regularidad en aportar a los fondos y el espíritu de sacrificio que la cantidad de la aportación.