IGLESIA EVANGELICA PENTECOSTAL DE NAZAR

PAGINA CRISTIANA EVANGELICA

INICIO | QUIENES SOMOS | LOS SIERVOS | ACTIVIDADES | ALABANZAS

ARGENTINA PARA CRISTO

NUESTRA IGLESIAEn esta casa de oración fluyen ríos de agua viva

BIENVEBIDOS HERMANOS

Bienvenidos Hermanos

Bienvenidos a la Página de la Iglesia Evangélica Pentecostal de la calle Gral Nazar Nº 1853 en Avellaneda, pastoreada por el siervo de Dios Walter García. Lo invitamos a recorrer esta Página, esperando de todo corazón que les sea de mucha Bendición.Nos gustaría recibir sugerencias, y/o comentarios, para poder crecer mas en este nuevo medio, que nos permita llevar el mensaje del evangelio por todas partes. Dios los Bendiga..!!

VISITE NUESTROS SITIOS WEB:

Iglesiadenazar.blogspot.com

WWW.Santoespiritu.com

NUESTRO ESPACIO EN YOUTUBE

PREDICAS EN YOUTUBE

NUESTRO ESPACIO EN KUPASS

NUESTROS EMAIL:

Iglesiadenazar@gmail.com

Lumbrera@hotmail.com

EL TIEMPO EN BUENOS AIRES

El Tiempo en Buenos Aires Observatorio - Predicción a 7 días y condiciones actuales.


 PALABRA DE VIDA

Lo importante es saber que nosotros hemos sido llamados a una vida distinta, con valores diferentes, a una vida espiritual. Hemos sido llamados para ser Luz en las Tinieblas.
Si miramos a la Iglesia de los Gálatas, encontraremos la exhortación del Espíritu Santo, a través de la boca del apóstol, diciendo que aquellos que andan en la carne, llevan con ellos el celo, la contienda, etc; (cuanta enemistad, cuanta división), y dice que los que predícan estas cosas no heredaran el reino de los cielos; la diferencia entre la carne y el espíritu, es que el Espíritu produce frutos positivos, mientra que la carne produce obras negativas.
Hay cristianos que tuvieron una experiencia de salvación, pero ellos ya no andan en el espíritu, sino que andan en la carne, olvidándose por completo de quien los levantó.
"Hermanos no debemos vivir en la carne, nuestra carne tiene que vivir crucificada con Cristo, para que podamos decir: No vivo yo, más Cristo vive en mí. !Gloria al Señor!. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.
El ocuparse del Espíritu, es el ocuparse de la oración, el servir al Señor, el congregarse; es ocuparse de la vida que Cristo nos propone a través de las Sagradas Escrituras. Esto produce vida para nuestro Espíritu, no solo ahora, sino para siempre".
El Espíritu que levantó a Jesucristo de entre los muertos es el Espíritu Santo de Dios, que si mora en nosotros como templo del Dios vivo, vivificará nuestro cuerpo. Sabemos que el pecado trae muerte; el hombre que se obstina en pecar, (aun cuando Dios lo ha llamado), recibe muerte; esta puede ser del tipo espiritual, eterna, y a veces muerte física antes de tiempo.
"Hermano, cuando usted se preocupa por las cosas de Dios, el Espíritu Santo produce vida en usted, produce salvación, sanidad, vivifica su cuerpo mortal, y trae santidad y salud. (Somos deudores de aquel que nos rescató y nos levantó). !Alabado sea el Señor!".
Las obras de la carne tienen que morir, pero solos no las podemos matar; pero si podemos, con las herramientas que Cristo nos ha dejado; estas son, la oración, el ayuno, la constante consagración, el servicio a Dios; con estas herramientas podemos matar las obras de la carne.
Entonces si, comenzamos a vivir y a hablar como Cristo; somos transformados a través del Espíritu Santo, recibiendo la nueva vida que Jesucristo nos enseñó.
Hemos recibido un Espíritu que nos saca de la esclavitud, un Espíritu vivo que nos lleva siempre a la victoria.
De igual manera, este Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. El pide por nosotros, él escudriña nuestros corazones, y pide conforme a la voluntad de Dios.
 
 
LOS FRUTOS DEL ESPIRITU Y LAS OBRAS DE LA CARNE 

Hermanos, recuerdo en este día un acontecimiento, cierta vez en un lugar, que estábamos predicando, muchísimas almas estaban escuchando el mensaje del Señor, y cuando me llamaron a dar el mensaje, por la guía del Espíritu Santo, comencé a cantar, y que fue lo que cante?; canté “La gloria de Jehová cayo en el Sinai”, ustedes la conocen, y hermanos cuando pasaron diez minutos de ese cántico, el Señor comenzó a bautizar por todas partes, comenzó a derramar de su Espíritu Santo, tomo a un joven que estaba sentado en las primeras bancas, lo levanto en el aire a la vista de todos lo que ahí estábamos; y cayó cinco bancas más atrás, hablando en lenguas angelicales; poder, poder, el bautismo trae poder.
Quel el Señor nos ayude a creer que los posible y a veces lo imposible lo puede hacer el hombre, en las ciencias, en la tecnología, porque fue hecho a semejanza de Dios; pero Dios es más grande que cualquier hombre, Él es más grande que usted y que yo, porque el hombre no hace resucitar a los muertos, más Jesucristo resucita a los muertos.
Esto me trae un recuerdo; un día estando en mi domicilio con mi hermano, vinieron a buscarnos unos vecinos de una cuadra de casa, donde vivía una hermana en Cristo, estos vecinos llegaron gritando !esta muerta!, !esta muerta!; mi hermano Norberto y yo, fuimos corriendo con estas personas hasta el lugar, cuando llegamos, nos encontramos con la hermana postrada en la cama muerta; no respiraba, nos arrojamos de rodilla a su lado, y pedimos aceite; la ungimos con ese aceite en el nombre de Jesús, y de pronto del interior de ella, salió un ronquido muy fuerte, y su pecho comenzó a moverse, comenzó a reaccionar, y por gracia de Dios, la hermana vivió por muchos años más.
Hermano usted puede estar enfermo, pero Jehová es su sanador, ríndete a él, entrégate a él, camina con él, y tendras vida, y vida en abundancia.
Hermanos esto no lo hacemos nosotros, esto lo hace Dios a través de nosotros; por las manos de Pablo, Dios hizo milagros; Dios necesita nuestras manos, si él quisiese, podría hacer que el mundo se convirtiese, pero él escogió a hombres y mujeres que prediquen su palabra, es un misterio, pero él lo quizo así; ¿sabe usted que solamente se puede arrepentir cuando escucha a un predicador?, esto es porque a través del predicador, el Espíritu Santo lo compunge; usted predicador, o predicadora, sin la unción del Espíritu Santo, solo es un metal que resuena.
Mire usted, la gente no ve esto, la gente quiere carne, y más carne; es una falta de respeto a Dios, actúan como si Dios no existiera, y cuando el Señor les manda un juicio, todavía tiene el tupe de decir ¡he! ¿Donde esta Dios?, como si alguna vez hubiesen buscado a Dios. A Dios hay que buscarlo, seguirlo y servirlo.
Hermanos yo tengo las manos llenas de bendición de Dios, pero usted también las tiene que tener, no espere a mis manos solamente; póngase en las manos de Dios, que él hace cosas maravillosas.
Hermanos hay gente que viene enferma a los pies del Señor, y hay que estar, porque la oración mueve las manos de Dios, hay gente que esta viva aquí porque nosotros oramos, ahora Dios le hizo a usted el favor de darle vida, lo sano, entonces por lo menos sea agradecido a Dios, sírvalo con alegría, sírvalo con gozo, dele su vida al Señor.
Lo único que pide el Señor, es vuestra entrega total; ¿saben porqué la gente va a los brujos?, porque los brujos no decen sígueme, ellos les dicen, en tres sesiones, estarás curado, prosperado, y eliminamos al vecino que te odia.

En cambio Jesucristo te limpia, te sana, y te dice sígueme todos los días de tu vida que te daré vida eterna; pero que ocurre, “la gente no quiere ese compromiso”.
Hermano tu tienes rodillas, no necesitas ni brujos, ni hechiceros, ni nada que se le parezca, ellos solo quieren destruirte; cuando uno se arrodilla, tiembla la tierra, porque cuando el pueblo de Dios clama se mueve la mano de Dios; los vientos de Dios soplan, y sacan todo espíritu inmundo, todo espíritu de enfermedad.
Decía un gran Predicador; “El momento en que el diablo se pone más nerviosos, cuando usted se arrodilla”; a él no le gusta que usted cante, que adore, pero cuando usted se arrodilla, ya le esta diciendo, “Yo solo adoro a Dios”, yo dependo de Dios, yo humillo mi carne en su presencia. Sin embargo, hay gente que no se puede arrodillar, tiene tanta soberbia que no pueden; y yo les digo:”No te arrodilles ante ningún hombre, no te arrodilles ante ninguna mujer, no te arrodilles ante las riquezas, pero arrodíllate ante Cristo, porque él te puede dar vida, y vida en abundancia”.

Dice el Pastor Walter Garcia

Que el Señor los colme con las más ricas bendiciones.

 

VOLVAMOS A LA SENDA ANTIGUA 

Cuantas cosas nos enseña el Señor; como Dios levanta a los hombres y los llama con un propósito; el Señor da oportunidades, y levanta Ministerios, para que la Iglesia vuelva al primer amor; para que vuelva a la senda antigua. La gente quiere salir de esa senda antigua, están engañando a nuestros jóvenes, haciéndoles creer que no se puede servir a Cristo; y eso no es así!!! 

El Profeta Jeremías, cuando quiso restaurar al pueblo de Israel, o intentó hacerlo, dijo: "Volvamos a la senda antigua dice Jehová"; Hermanos la palabra de Dios es vigente hoy, y nosotros no podemos cambiar ni un punto, ni una coma.
Amigo y hermano, Dios no puede bendecirlo a usted, si usted anda en un mal camino. Dios no puede bendecirlo, si usted no le sirve a Él con consagración, con alegría, con gozo; y el deseo de Dios, es el de bendecirlo. Mire hermano, sepa usted que el pecado trae necesidad, el pecado trae miseria espiritual. Cuando Cristo nos ofrece una vida abundante, Él nos dice: Salid del mundo, apartaos de toda inmundicia. Que nos dice con esto, que nos alejemos del pecado, que nos alejemos de las cosas del mundo. También nos dice, y esto es una revelación; !Que si buscamos lo recto, y nos ordenamos, Él por añadidura nos dará la bendición. Hermanos, el esfuerzo sin la bendición de Dios, te desgasta, te cansa, te abate; pero cuando ese esfuerzo tiene el respaldo de Dios, todo se te hará más liviano, tiraras la red, y la red saldrá llena, como dice la palabra
. Cuando usted se encuentra atravezándo alguna adversidad en su vida, se ha preguntado ¿Porqué me sucede esto?, ¿revisa su vida para ver si hay algo que corregir?
Hermanos si no lo hecen, tienen que comenzar a hacerlo; y si hay algo en sus vidas que debe corregirse, no tienen que pensarlo, tienen que corregirlo ya. "Debemos caminar ante los ojos de Dios, con temor y reverencia". No esperen estar en el fondo del fozo para clamarle a Él, sírvale a Dios cuando ande bien, y sírvale también cuando ande mal. Esta palabra que el Espíritu Santo me esta dando para el pueblo, me hace reflexionar. ¿Será que Dios nos tiene que abandonar un ratito, para que te conviertas del todo?, o ¿será que tiene que permitir ciertas cosas en tu vida, por algo que tú puedes hacer y no lo estas haciendo?. Hermano el talento que Dios te dió, multiplicalo; Dios no bendice al que esconde el talento que Él te ha dado. En el reino de los cielos, hay que producir; y lo que tenemos de Dios, hay que trabajarlo. Si Dios te dió un talento para hacer algo para Él, tienes que hacerlo; todo lo que hagas por medio del don que Él te ha dado, será de provecho y bendición para la obra. Sabe una cosa hermano: Dios nos esta examinando continuamente, examina cada actitud, cada deseo que tenemos para la obra, y conforme como tu te muevas delante de Él, y entiende bien, dije delante de Él, no delante de los demás, o delante del Pastor, Él vendrá a ti con propósito para tu vida, y con proyecto para su obra. Si nosotros hoy estamos haciendo de acuerdo a su voluntad, tenemos el respaldo de Dios, el de los ángeles y el del Espíritu Santo; por lo que somos más que vencedores. Eso si, cuando usted sienta que tiene que hacer algo para Él Señor, pídale confirmación a Él; por que uno puede sentir que lo que hace debe hacerlo de alguna forma en especial, y puede hacerlo, pero si no esta la confirmación de parte de Dios, luego tendremos que orar mucho, porque el resultado será más difícil. Cuantas veces hacemos cosas convencidos de que es de parte de Dios, y cometemos sin querer errores muy groseros, y Él Señor no va a estar respaldando este accionar.
Pero cuando buscamos la confirmación de Dios, y la guía del Espíritu Santo, y esa confirmación nos es dada por parte del Señor, todo se irá dando de manera natural, y para la gloria de nuestro Señor.
Hermanos cuando nosotros le presentamos nuestros planes a Dios, !Porque Dios no es atrevido!, cuando le pedimos que intervenga en nuestros planes, !Porque Dios es respetuoso!, Él interviene. Cuando nosotros le decimos Señor no quiero hacer esto sin tu consentimiento, aún dentro de la obra, entonces Él nos dará señal. Dios es poderoso, Él todo lo hace, y si tu le pones un vellón, no tengas duda que te va a contestar. Porque la gloria es solo de Él. "Dios nos dice oirás mi vos y la pondrás por obra".
Mire hermano como Él Señor conoce a las personas. Vio usted, que muchas veces uno dice,"Mira que vivo que soy, tengo una habilidad, hice todo esto, estas riquezas, todo yo solo, con mis manos lo hice... Hermano no hacemos nada sino es por Dios, si Él sopla, no queda nada, todo se desmorona, porque te apoyaste en una columna que no es la de la fe; si tu quieres una columna para sostener algo, que sea la de tu fe. Tu consagración sostiene lo que tu eres, lo que tu proyectes. Pero nunca digas !Yo lo hice!, o !Yo lo logré!; dale siempre las gracias a Dios, por lo que eres, por lo que tienes, dale las gracias a Dios por lo mucho, y por lo poco, por que es Él, quien te lo ha dado.
Hermanos, lo que yo rescato de este mensaje que hoy Él Señor nos ha dado, es que aún para movernos en Dios, para hacer campañas, para predicar, para misionar, para evangelizar, hay que buscar siempre la guía de Dios; "El Apóstol Pablo oraba, y el Espíritu Santo le decía no, y el no iba, le decía si, y el iba.
Hoy gracias a Dios tenemos al Espíritu Santo, esta dentro de nosotros, él nos hace sentir cual es la voluntad de Dios; y nosotros debemos aceptar esa voluntad, y hacer como el nos dice. Si usted y yo oímos la voluntad de Dios, tendrémos victoria; la Iglesia tendrá victoria; porque esta el Espíritu Santo de Dios con nosotros, porque están los ángeles con nosotros, y por porque esta también el poder de la palabra con nosotros.

Que el Señor los colme de bendiciones.
 

El JUSTO POR LA FE VIVIRÁ

Lo que importa es que el hombre se encuentre con Cristo, no con los hombres.
Los ministros ponemos la palabra, pero el que hace que esa palabra entre en los hombres se llama Jesucristo.
Dios ponía hoy esta palabra en mi corazón para compartir con ustedes, “El justo por la fe vivirá”, nuestra vida tiene que ser acorde a la Fe, y Fe es según la biblia: “La certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11: 1)
En hebreos 11: 7, podemos ver cuando Noe fue advertido por Dios acerca de cosas que aun no acontecían, y como Noe preparó el arca para que él y toda su casa se salvasen, y por esa fe condeno al mundo y fue hecho heredero de la justicia que viene por fe.
Fe, Fe y cielo, cielo y Fe, la fe genuina, si el cristiano no tiene fe en el cielo, ¿qué es del evangelio?
Dios es un Dios moral, es un Dios de principios, y estamos viendo como en este mundo se van degradando los principios y la moral en la sociedad, el pecado abunda, tal y como era en la época de Noe, el ser humano hoy no tiene valores, “el hombre destruye al hombre”, el hombre destruye al mundo, y no hay respuesta de parte de los hombres; pero si hay respuesta de parte del Señor. La respuesta de Dios, es Jesucristo, por eso la iglesia es una familia, y la herencia de Dios es para la familia.
Hermano usted es cristiano, y su nombre esta registrado arriba, porque usted es parte de esta familia y el cielo es para la familia de Dios, en la tierra estamos de paso, el señor nos mando con una misión, y esa misión es la de pregonar el evangelio.
El plan de salvación de Dios, esta al alcance de todos, si entendemos el mensaje del cielo, y esa revelación la da el Espíritu, si el Espíritu y no los hombres.
En Génesis 6: 5 al 7, “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo mal.
Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.
Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre, hasta la bestias y hasta el reptil, y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho”.
Pero Noe halló gracia ante los ojos de Jehová; hermanos, busquemos agradarle a Dios cada día, no tenga temor, agrádele a Dios y será bendecido, como lo fue Noe.
En esa época todo estaba perdido, el hombre estaba perdido; a tal punto, que Dios llegó a arrepentirse de haberlo creado.
En Génesis 6: 13 al 22, podemos ver como Dios le indica a Noe que construya el Arca, con hasta la más mínima de las especificaciones. Y Noe con temor, no con miedo, sino con reverencia, sabiendo que era Dios el que le hablaba, y cuando Dios habla, es si! y amen, construyo el arca de acuerdo con las indicaciones que Dios le dio. Por fe, y con la certeza de que todo lo que Dios le decía acontecería. Noe tuvo Fe, y lo hizo por fe, conforme a todo lo que Dios le dio.
Hermanos: Busquemos agradarle a Dios cada día, no tengamos temor, agrádele a Él, y será bendecido; obedézcale y Él le dará la victoria final.
El Arca era la salvación que dios proveyó a Noe y a su casa. Si Noe no hubiese sido un hombre de fe, nosotros no estaríamos hoy en esta tierra.
Dios nos advierte de los suceso que vendrán, y que pronta esta su venida, Dios nos aconseja para provecho, y nos dice que meditemos su palabra día y noche.
Cuando alguien es llamado, hay que recibirlo, es Dios con nosotros, y todo el poder del cielo lo respalda. Hay que hacer lo que Dios nos manda, no lo que nos parece.
Hoy Cristo a travez de la Iglesia es nuestra Arca, Cristo vino para salvar a los pecadores, y todo aquel que entiende y cree que él es el salvador, es salvo. él sana, él salva, él liberta, él vive; tenemos un nombre sobre todo nombre, que es Jesucristo, el hijo del Dios viviente, el que pronto viene por nosotros, por la iglesia, no hay otro nombre.
Para Dios no hay nada imposible, y es todo posible para el que cree.
Como iglesia tenemos que fortalecernos en el Señor, la gente debe saber que somos diferentes. Hay que hacer lo que Dios nos manda, no lo que nos parece. Cuando Dios habla, él no juega.
Dios advierte que viene, y lo importante del mensaje, es que la Iglesia manifieste que él viene.

 
Que el Señor los colme con las más ricas bendiciones.