En la Antigua Grecia, la Ekklesía era la principal asamblea de la democracia ateniense, donde los ciudadanos varones elegían a sus magistrados, tomaban las últimas decisiones sobre la paz o la guerra o se nombraban a los oficiales del ejército. Los componentes de la Ekklesía eran llamados para algo, de igual modo que los primeros cristianos (que provenían del judaísmo, pero también de ambientes paganos griegos o romanos) se sintieron convocados para formar parte en la construcción de algo mayor: la comunidad de los seguidores de la persona de Jesús de Nazaret, un judío que hacía cosas extrañas, hablaba y demostraba con su vida qué era lo de que Dios quería formar parte de la vida.

Y aquí empieza la Historia... 

Érase una vez, en el día de acción de gracias que los judíos dedican a celebrar la alianza de Dios con el Pueblo Elegido en el Sinaí...







Subpáginas (1): Jugadores 2014-15