Ideas para Dejar de Fumar
 

AGUA Y OXIGENO

  • Empieza el día con 2 vasos de agua, bebiéndolos lentamente, y luego 6 minutos de respiración profunda. (8 segundos inspirar, 4 s. mantener y 8 s. expirar). El agua no tiene ninguna contraindicación, no engorda, y supondrá una gran ayuda para ir diluyendo la nicotina y otras sustancias de nuestro organismo. El oxígeno de la respiración también supondrá una gran ayuda por el aumento de ventilación del organismo.

  • Haz lo mismo (beber agua y respiración) dos veces por la mañana y otras dos por la tarde. También antes de acostarse.

  • Cada vez que tengas ganas de fumar, bebe agua a sorbos, despacio, y piensa a la vez que el agua corre por el interior de todo tu cuerpo, limpiándolo de nicotina por fuera y por dentro, y que te hace sentirte bien, te tranquiliza y desaparece el ansia de fumar.

  • Cada vez que tengas ganas de fumar respira hondo, manteniendo el aire... y así un mínimo de 5 veces seguidas, a la vez que imaginas tu cuerpo lleno de oxígeno que te limpia y purifica, haciendo desaparecer la nicotina que provoca la necesidad física de fumar.

  • Simula que fumas aspirando y soplando, usando, si quieres, un bolígrafo, una pipeta de mentol...

  • Alimentación sana y natural. Muchos zumos, frutas, verduras... Dieta "mediterránea". Evita estimulantes. Dedica tiempo alas comidas, con calma.

 

                      PAGINA ANTERIOR                                                                PAGINA SIGUIENTE