Ideas para Dejar de Fumar
 

SI DE VERDAD QUIERES DEJAR DE FUMAR...

  • Decisión: desde hoy PROHIBIDO FUMAR. Posible síndrome de la falta de nicotina (nerviosismo, ansiedad, sed, irritación, malestar general...)

  • Pon carteles con el mensaje en tu trabajo, en tu mesa, en casa; pon avisos... Coméntalo a la gente (familia, compañeros...)

  • No compres tabaco. Esconde o tira el que tengas. No lleves nunca tabaco encima ni lo guardes al alcance de la mano.

  • No pidas; no aceptes; no ofrezcas.

  • Conciénciate: al empezar el día reflexiona y propónte firmemente no fumar en todo el día; piensa en lo negativo y en lo positivo de fumar y no fumar.

  • Quita ceniceros, escóndelos. Lo mismo con cerillas y mecheros.

  • Ventila bien las habitaciones.

  • Lava las cortinas, las sábanas, la ropa, las tapicerías. (Pinta las paredes)

  • Reflexiona, haz las cosas con tranquilidad, despacio, con un plan preestablecido. Busca tiempo para relajación.

  • Haz ejercicio físico. Ejercicios de respiración. Técnicas de relajación.

  • Agua y Oxígeno. (ver después)

  • Complejo vitamínico de apoyo

  • Apoyo Social: los demás nos pueden ayudar mucho. (ver después)

  • Autoinstrucciones: hablaremos con nosotros mismos para decirnos que somos capaces. Terapia racional de las ideas.

  • Imaginación. Podemos dedicar tiempo a imaginarnos muy enfermos por el hecho de fumar; también imaginaremos situaciones positivas por dejarlo: mayor salud, menor cansancio...

               PAGINA ANTERIOR                                                                    PAGINA SIGUIENTE