Desde que el Yin y el Yang se pusieron en mouvance en el "elemento Trama", comenzaron a tejer infinitas combinaciones, conocidas con el nombre chino de I-Ching.

En el sistema solar y sobre nuestro planeta, los chinos, 3000 años A.C. revelaron los 64 hexagramas.
En China el “Libro de las Mutaciones” posee miles de explicaciones que dan una especificidad a cada cosa.
Los mecanismos internos de los cambios son explicados y se pueden encontrar en él interpretaciones adivinatorias. Así, a partir del Yin y del Yang y de su diferenciación en la Trama, nacerán dos hijos y dos hijas.
Cada uno de ellos va a engendrar otro hijo y otra hija, produciendo así los ocho primeros Trigramas.

Estos ocho Trigramas están en el origen del Tejido Primordial, que continuará su transformación por la mouvance del “elemento Trama" e inscribirá miles de combinaciones a partir de estos dos puntos de tejido Yin y Yang. El Yang simbolizado por un trazo continuo, el Yin simbolizado por dos trazos discontinuos, podrán inscribir en la Trama, hasta el infinito, todas sus combinaciones.

leer más...