Inicio     Fotos     Relatos     Vídeos     Islam     Bollywood     Acerca de mí

 

1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-11-12-13-14-15-16-17

 

18-19-20-21-22-23-24-25-26-27-28-29-30-31



Martes 16 de junio de 2009


Me levanto sobre las 09 am y preparo las mochila para salir todo el día. En la calle me cruzo con lo que iba a ser mi perdición durante toda mi estancia en SIRIA.


Las Pastelerías


Me quiero engañar a mi mismo diciendo que compro 1 Kg para llevar a España, el chico de la tienda me dice de cerrar el paquete al vacío y le digo que no hace falta.

Cada 10 metros que camino degusto una a una esas delicias, sin lugar a dudas, la mejor pastelería del mundo.


Son casi las 11 de la mañana y tengo un empacho de no poder más, me quedaba sólo 1/4 de la caja, Voy a una tienda de plantas medicinales y por señas le digo al vendedor que me comí casi toda la bandeja de "baclawas". Él mismo me prepara un té instantáneo y natural y me lo bebo ahí mismo. A los 5 minutos ya estaba recuperado,
lo primero que se me cruza por la cabeza es continuar con los baclawas, pero nooooooooooo, los dejé para mas tarde.

Cerca del mediodía voy a conocer una Mezquita - Madrasa que está en el centro del zouco. No recuerdo su nombre, pero si me contaron que es una de las más antiguas de Siria.









Después del momento de relax en la mezquita se me acerca un profesor de la escuela interesado en saber quien soy. Le hago mi presentación y me pide que les hable a los alumnos sobre como vivimos los musulmanes en occidente y el haría de traductor.

Soy bastante conciente de como vivo mi Islam, no tenía ganas de mentir y hablar de una pseudo-vida islámica. Le digo al profe que fuera me están esperando y si más tarde tenía tiempo volvería por allí. Me pareció mejor una mentirilla piadosa y NO un discurso falso e hípócrita

Saliendo por la calle principal del Zouco dirección hacia arriba te topas con la Ciudadela de Alepo.





Llego a la Puerta y me dicen que todos los Martes está cerrada al público. Aprovecho ahora para contarles algo de este sitio.



Nombre del monumento: Ciudadela de Alepo

Localidad: Zona oriental de la ciudad vieja de Alepo, Siria

Datación: Siglos VI-VII de la Hégira / XII-XIII d. C.

Periodo/dinastía: Zangíes, ayyubíes y mamelucos

Patrocinador: Nur al-Din Mahmud ibn Zangi (m. 569 / 1174); al-Malik al-Zahir Gazi (m. 613 / 1216); al-Malik al-Aziz Muhammad (m. 634 / 1236).

Arquitecto/maestro de obras: En la construcción de esta alcazaba intervinieron numerosos arquitectos, maestros constructores y artesanos. En varios documentos históricos está registrada la participación del maestro arquitecto Thabit ibn Shaqwayq durante el mandato de Nur al-Din; fue el ingeniero supervisor que murió en 600 / 1203-04 al derrumbarse el bloque superior de la entrada.

Descripción: La ciudadela de Alepo es una obra maestra de la arquitectura de fortalezas medievales islámicas. Dentro de su inmensa planta ovoide y sus grandes defensas encierra una superficie de unas siete hectáreas. La meseta natural sobre la que se construyó venía usándose como fortaleza desde tiempos inmemoriales; hay incluso vestigios de un templo hitita que data del primer milenio antes de Cristo. Las obras de construcción de la ciudadela se iniciaron en el siglo IV / x, durante el gobierno del hamdaní Sayf al-Dawla. Con el comienzo de las Cruzadas aumentó la importancia estratégica de la ciudadela.
Cuando Nur al-Din gobernaba Alepo, a principios del siglo VI / XII, reconstruyó el fragmentado interior y fortificó los restos de la antigua fortaleza. Con la ampliación se construyó el Maqam Ibrahim, un importante santuario que las leyendas relacionaban con el profeta Abraham. Sin embargo, la mayoría de lo que se conserva data de la época del hijo de Saladino, al-Malik al-Zahir Gazi, que gobernó en los años 582-613 / 1186-1216. Ordenó construir un foso más profundo –de 22 m–, levantar el magnífico puente, crear los impenetrables glacis de piedra desbastada, agrandar las torres o burj y erigir la extraordinaria entrada pensada para tender emboscadas a cualquier enemigo que penetrara en ella. A diferencia de Damasco, Alepo estaba más expuesta a los ataques de los francos procedentes de la cercana Edesa y las costas occidentales. También existía la amenaza de los poderosos y sigilosos “asesinos”, seguidores de la secta esotérica shií de los ismailíes.
Al-Zahir reconstruyó muchos de los edificios civiles y religiosos que inició Nur al-Din, incluida la gran mezquita de la ciudadela, de hermosas proporciones, y el Dar al-Adl (tribunal de justicia) que está enfrente de la ciudadela. Hay estudiosos que plantean la posible existencia de un túnel de comunicación entre ambos.
Sin embargo, la obra más importante de al-Zahir Gazi fue la construcción del complejo del palacio real y las termas intramuros. Esta obra representa un avance en la historia de la arquitectura islámica. Normalmente, las residencias palaciegas no se construían dentro de las fortalezas, pero la necesidad de seguridad en la época propició la aparición de un nuevo modelo. Al-Aziz Muhammad renovó el palacio en 627 / 1230, pero fue destruido en gran parte por los mongoles.
En general, el proyecto de al-Malik al-Zahir modificó radicalmente la escala y el alcance de la ciudadela y su entorno, y la convirtió en el imponente lugar que vemos hoy. Los elementos decorativos se aprecian, sobre todo, alrededor de las puertas. La puerta del León y la de la Serpiente, decoradas con relieves figurativos, son ejemplos famosos. Los leones venían usándose desde hacía mucho tiempo como símbolos de poder y realeza, y aquí representan a los guardianes del trono. Las serpientes y los dragones, que se enroscan y se muerden a sí mismos, marcan los límites de una zona protegida y controlada.
Algunas partes de la ciudadela, sobre todo el bloque y el puente de la entrada, se renovaron en época mameluca, en algún momento del siglo VII / XIV. Desde el punto de vista estilístico, la renovación se aprecia en una decoración más ostentosa.


Hace bastante calor en Alepo y busco que te busco hasta que lo encuentro.

En el medio del Zouco, en la zona de los zapatos, tejidos de lana y algodón está ...


Hammam Al-Nahaseen

Precio: 500 SYP = 7.14 €. Incluye, acceso, toallas, jabón, esponjas, rakis (piling), masajes, té, guardarropa y lockers.

Construido en siglo XIII en el Período Ayubita y refaccionado en el 1985, se ha convertido en el Hammam mas tradicional de Aleppo, No el más lujoso.

Un Hammam, también conocido como baño turco o hamam, es una modalidad de baño de vapor que incluye limpiar el cuerpo y relajarse. Han desempeñado un importante papel en las culturas del Este-Medio como punto de reunión social, de ritual de higiene y como elementos arquitectónicos. Los europeos los conocieron por sus contactos con los otomanos y en la Europa Oriental fueron particularmente populares durante la Era Victoriana. El proceso de tomar un baño turco es una variante húmeda de una sauna, pero está más relacionado con las prácticas de baño de los romanos. Tomar un baño turco primero exige la relajación en un cuarto (conocido como cuarto tibio) calentado con un flujo continuo de aire caliente que permite que el bañista respire libremente. Los bañistas luego pasan a un cuarto aun más caliente (conocido como cuarto caliente) antes de sumergirse en una piscina fría. Después de hacerse un lavado completo de cuerpo y recibir un masaje, los bañistas finalmente se retiran al cuarto de enfriamiento para un período de relajación

Después de más de 3 horas de profunda relación y masaje le pido al dueño que me dé permiso para hacer fotos dentro, es la primera vez que accedían.




























Salgo ya entrada la tarde con un hambre de película. Me como un par de shawarmas 50 SYP = 0.70 € cada uno y de postre el 1/4 kg de backawa. Caminando por el zouco y alrededores entro a otra Mezquita frente la Ciudadela, después de la oración de Magrib se me acerca el Imán y nos quedamos largas horas hablando, resultó ser Egipcio de la zona del Delta.



Mahmud, mirxio y el Imán. KULU MASRI = todos egipcios


Me despido muy tarde ellos y prometo regresar. Contrariamente a las creencias populares los zoucos de noche son lugares muy tranquilos y no hay peligro alguno, todos los negocios cerrados y algún que otro transeunte.

Llego a la zona de la Torre del Reloj y con los chicos de la recepción nos vamos a una cafetería a fumar shisha y seguir comiendo pastelería, jajajajaja