Inicio     Fotos     Relatos     Vídeos     Islam     Bollywood     Acerca de mí

 

1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-11-12-13-14-15-16-17

 

18-19-20-21-22-23-24-25-26-27-28-29-30-31




Sábado 20 de Junio de 2009



Me despierto más cansado de lo habitual, llevo muchos días de viaje y me está empezando a pasar factura. Estoy más hipersensible e irritable. CUIDADO.


Hago el check.out del Hotel Grand Basman y me voy a desayunar, los zumos naturales y batidos de leche y frutas son la mejor opción siempre. Cuando termino me tomo un taxi a la Estación de Autobuses y tengo una agarrada con una tarúpida que no quiere venderme un boleto, pongo cara de orto y me enojo bastante. Llama al
supervisor y le explico que lo único que quiero es ir a Palmyra en autobus público, el m
e dice que sin problemas me lo venden pero que por favor no hiciera la fila en el lugar reservado para las mujeres. OPSSSSSSSSSSSS. Otra boludez crónica.

Una vez con mi boleto en mano me voy al andén a esperar.


Empresa
: Kadmous


Salida
: Homs 11 am


Llegada
: Palmyra 01 pm


Distancia
: 165 KM


Precio
: 150 SYP = 2.30 €



Palmyra
 
en árabe تدمر Tadmor o Tadmir. fue una antigua ciudad situada en el desierto de Siria, en la actual provincia de Hims a 3 km de la moderna ciudad de Tadmor o Tadmir, (versión árabe de la misma palabra aramea "palmira", que significa "ciudad de los árboles de dátil").
En la vecindad del oasis de Afqa se produjeron los primeros asentamientos de los que se conoce su existencia de los archivos de Mari. En la Biblia se menciona con los nombres de Tadmor y Tamar (aunque hay cierta confusión con otra ciudad cerca del Mar Muerto). Durante el predominio de los seléucidas en Siria, Palmira consiguió su independencia.
En el 41 a. C. los habitantes de Palmira huyeron de las tropas de Marco Antonio al otro lado del Éufrates. En el siglo I Siria se convirtió en provincia romana y la ciudad prosperó con el comercio de caravanas al estar situada en la ruta de la seda.
Tras una visita, el emperador Adriano otorgó a Palmira los derechos de ciudad libre y cambió el nombre a Palmyra Hadriana.
Tras la captura del emperador romano Valeriano en la guerra contra los sasánidas, Palmira defendió las fronteras bajo el mando del gobernador Septimio Odenato. Tras su asesinato, su viuda Zenobia en nombre de su hijo Vabalato, estableció en Palmira la capital de su reino nabateo. Mantuvo su independencia durante seis años frente al acoso y sitio por Roma consiguiendo extender su área de influencia hasta Egipto. En 272 fue derrotada y llevada cautiva por el emperador romano Aureliano quien la hizo tirar de un carro encadenada en cadenas de oro durante su marcha triunfal. Luego fue perdonada y se pudo retirar a una villa en Tibur. Tras una segunda revuelta de sus habitantes Palmira fue arrasada en el 273. Diocleciano reconstruyó Palmira aunque la nueva ciudad era más pequeña y estableció un campamento en sus cercanías como defensa contra los sasánidas.
En el año 634 fue tomada por los musulmanes y en el 1089 fue completamente destruida por un terremoto.

Tomo un taxi y voy a hacer el check.in al Hotel

Hotel: Ishtar

Dirección:
Next To Musseum. Palmyra


Teléfono:
+963315913073


Precio:
950 SYP = 9.50 € . Private single


Email:
info@ishtarhotel.net


Web
: http://www.ishtarhotel.net


Coordenadas:
34°33'20.98"N 38°16'29.04"E






Hace mucho calor y no se puede estar ni en la calle, recorro algo del pueblo y me como un par de shawarmas bebiendo mucho líquido.

Pasadas las 04 pm voy a conocer las Ruinas y a mi nueva Amiga ZENOBIA.
 
La principal atracción de Palmira son las ruinas, entre las que se destaca el templo de Bel. Edificado en el año 32 después de Cristo, fue consagrado al culto de Bel, derivación del término babilónico Baal, que significa amo. Era el dios supremo de los habitantes de la ciudad, el dios de los dioses. En el templo, que fue transformado en iglesia en el siglo IV, se hacían sacrificios de animales. A pocos metros del templo comienza una gran columnata de 1200 m que era el eje de la vieja ciudad, que llegó a tener cerca de 200.000 habitantes (número enorme para una ciudad de aquella época). Entre las columnas, por la amplia calle, transitaban los animales, y debajo de las columnas había veredas para el tránsito de las personas. A los lados de la extensa columnata hay una serie de ruinas en mayor o menor grado de conservación: el templo de Nebo, deidad babilónica; el templo funerario; el campamento de Diocleciano, que antes había sido el palacio de la reina Zenobia; el teatro y, entre otros, el ágora, donde se realizaban operaciones comerciales y se discutía. Un poco alejado de la columnata hay un hermoso templo cuya función no se conoce con exactitud, pero el edificio se conserva muy bien.
Saliendo de la ciudad, adentrándose un kilómetro en las montañas, hay un sitio de paisaje inquietante y desolador, con construcciones como torres cuadradas y macizas. Es el valle de las tumbas. Hay tres tipos de tumbas y fueron construidas en los tres primeros siglos de esta era. Algunas de estas construcciones podían llegar a albergar hasta 500 cuerpos.

Septimia Bathzabbai Zainib, más conocida como Zenobia (23 de diciembre 245 - 274), reina de Palmira entre 267 y 272. Zenobia es la castellanización del nombre original Zainib.
Zenobia estaba casada con el príncipe Odenato de Palmira. Odenato (castellanización del nombre Odenat) era un príncipe cliente del Imperio Romano, pero fue asesinado junto a su heredero y entonces Zenobia tomó las riendas del poder. Aprovechando las disputas en el interior del imperio por la corona del mismo, el reino de Palmira se sublevó e intentó crear su propio imperio con la intención de dominar a los dos que le flanqueaban, el romano y el sasánida. También tenían el incentivo de aprovechar el vacío de poder que el Imperio Sasánida aún no había alcanzado a llenar. Las campañas militares de Zenobia le permitieron crear un imperio que abarcaba toda el Asia Menor e incluso logró tomar Egipto con sus tropas, ya que allí se había levantado un posible candidato al trono romano. Zenobia logró deponer al pretendiente y reclamó la corona del imperio para su hijo. Sin embargo, el Emperador Aureliano emprendió una campaña militar contra Zenobia y la derrotó. La ciudad de Palmira recibió el perdón en un principio pero, ante un intento de rebelión de sus habitantes, fue completamente destruida. Hoy en día, en el lugar donde se levantaba la majestuosa Palmira, la ciudad que llegó a rivalizar con las más imponentes del Imperio Romano, solo quedan ruinas de un pasado glorioso. Zenobia la había embellecido con una avenida custodiada por grandes columnas; también erigió estatuas de ella y de su difunto esposo Odenato. En materia religiosa, al contrario de sus pares romanos, había sido bastante tolerante, pero ella al parecer fue adoradora del dios solar. Finalmente, el pueblo de los nabateos que había fundado aquella bella urbe, desapareció de la Historia Universal. Zenobia fue exhibida en Roma, como prisionera y con cadenas de oro, en el desfile triunfal. Se dice que Aureliano, impresionado por su belleza y dignidad, la liberó y le dio una villa en Tibur (ahora Tívoli, Italia), donde pasó el resto de su vida. Algunos historiadores (antiguos y modernos) creen que se casó con un senador romano y tuvieron descendencia.

Parece ser que Zenobia, aparte de su ambición política, era una reina culta y cortesana, que fomentó las artes durante su corto reinado. Entre sus protegidos se encuentra Pablo de Samosata, uno de los más destacados teólogos de su época, que hizo carrera como obispo protegido por la reina. El interés de Zenobia era promover una versión más judaizante del Cristianismo, que pudiera imponerse a la romanización cada vez más acelerada del mismo; las doctrinas de Pablo de Samosata serán llevadas a su máximo desarrollo por su discípulo Arrio, fundador del arrianismo.














Esta Foto es una de las que más me gustan, ya la explicaré mañana
en la tesis Doctoral sobre los BONSUAR






Ver las Ruinas de Pamyra en el Atardecer es un regalo de los Dioses.
IMPRESIONANTE





Y ya de noche mas impresionante aún



En la zona del Ágora pasan ciertas cosas de noche que si lo llego a contar en público las

agencias de viajes se verán saturadas de tanta demanda. Piensa mal y acertarás.





Cuando terminé el viaje le envié un mail con todas las fotos a mi familia y mi hermano Gerardo me contestó:
 

Iniciado por Gerardo
Cada vez que tu sobrina se porta mal o no le hace caso a su madre le enseñamos esta foto. JAJAJAJAJAJAJA




Regreso al Hotel pasadas las 09 pm y me voy a cenar a un restaurante muy tradicional en Palmyra donde el plato estrella es el MANSAF


Ingredientes:
1 K. Cordero
750 g. arroz
1 cebolla
200 g. piñones
2 litros yogur

Preparación:
Se refrie la carne con la cebolla. Se añade el yogur liquido ( si no estas en un pais árabe o se disuelve el yogur seco (yamid) con agua caliente). se deja cocer junto con la carne hasta que esté bastante blanda.
se prepara el arroz solo. Cdo la carne y el arroz están en su punto, se presenta en una bandeja redonda en la que se pone una capa de pan "sharak" pero si no estás en país árabe no es necesario, a continuación el arroz extendido en toda la banadeja, se pone encima la carne y se riega con el caldo de yogur, se decora con los piñones fritos encima y se sirve con platos de esa salsa al lado.



Antes de que alguien diga algo, sepan que me comí tremendo plato yo solito. Sobró 1/4 parte y me lo llevé para el otro día.


Después de haber comido como un beduino, me voy al hotel y no tenía fuerzas ni para subir la escalera, jajajajajaja.

Me acuesto y duermo toda la noche.