Presentación

La actividad del huerto de Carolinas incluye tanto la población del barrio del Pla como la de Carolinas, ya que para la administración se trata de dos barrios diferentes pero en la dinámica real lo cierto es que su población se relaciona muy estrechamente compartiendo tanto necesidades, como iniciativas y recursos. En cualquier caso la participación no está restringida a los vecinos del barrio únicamente, se encuentra totalmente abierta a todo aquel que quiera, sea cual sea su procedencia.

El huerto comunitario de Carolinas es un proyecto iniciado por un grupo de vecinos del barrio en abril del año 2009 con los siguientes objetivos:

1- Trasformar un solar degradado en un espacio para la convivencia y uso social.

2- Aprender a cultivar y producir alimentos sanos y ecológicos.

3- Contribuir a las relaciones entre el vecindario.

4- Proporcionar al barrio un espacio verde y ajardinado, de descanso y participación.

5- Autogestionar los espacios vitales del barrio.

En los últimos 20 años, el espacio que ahora ocupa el huerto de comunitario de Carolinas ha sido un solar abandonado.

La desidia del ayuntamiento de Alicante, su propietario, convirtió el solar primero en un aparcamiento y más tarde en un vertedero.

El 26 de abril de 2009 un grupo de vecinos entraron en el solar y empezaron a transformarlo en un huerto y en un jardín, cambiando un solar inutilizado y sucio por un espacio lleno de vida.

El funcionamiento del huerto se basa en dos principios:

1º Las decisiones se toman en asambleas abiertas a todo el mundo.

2º Las relaciones, la información y la participación han de ser directas y constantes.

En el barrio de Carolinas encontramos un ejemplo de comunidad en su huerto comunitario, ya que encaja con la misma descripción de comunidad. Se trata, pues, de una agrupación de personas que habitan un espacio geográfico delimitado, cuyos miembros tienen sentimiento de pertenencia e identificación con este espacio y que interaccionan entre sí más intensamente que en otro contexto, operando en redes de comunicación, de intereses, y apoyo mutuo, con el propósito de alcanzar determinados objetivos, satisfacer necesidades, resolver problemas o desempeñar funciones sociales relevantes.

Valoración Personal

Podríamos considerar acertadamente el Huerto Comunitario de Carolinas como un recurso para la población del barrio, ya que se trata de una asociación de sus propios  vecinos, comunitaria y autónoma que se preocupa por detectar sus propias necesidades y plantea propuestas de intervención y las lleva a cabo constantemente.

Se trata por otra parte de la ocupación de un espacio público, un solar perteneciente al Ayuntamiento de Alicante, en el barrio obrero de Carolinas, completamente abandonado y degradado por las actuaciones políticas como en el caso de otros espacios públicos del barrio. Motivados por la desidia del Ayuntamiento de Alicante en la gestión y mantenimiento de espacios públicos en el los barrios del Pla y Carolinas, un grupo de vecinos ha tomado las riendas de esta situación ocupando este espacio para darle un uso para el cultivo de plantas y hortalizas, además de transformarlo en un espacio para la convivencia y el uso social de forma completamente autogestionada. Su gestión interna consiste básicamente en el planteamiento, programación y puesta en marcha de actividades que se consideran de utilidad y beneficio social y cultural para los vecinos del barrio, así como otras orientadas al mantenimiento del propio espacio ocupado y al seguimiento del proceso de cultivo.

Toda la actividad llevada a cabo en esta comunidad se plantea, se aprueba y finalmente se lleva a cabo mediante un sistema de toma de decisiones completamente democrático en asambleas semanalmente programadas en las que su principio básico es la participación de todos sus miembros y así mismo quedan abiertas a la incorporación de todo aquel que desee intervenir o participar.

 Su actividad además es continuada y progresiva y su metodología tiene que ver con la búsqueda interna de recursos que cumplan funciones dentro de la comunidad.

Desde el Huerto Comunitario de Carolinas se proponen actividades tanto con las personas autóctonas del barrio como con la población inmigrante de forma intergeneracional con el objetivo de trasmitir cultura y conocimientos.

Así el Huerto supone una red de relaciones de comunicación, intereses y cooperación que constituye un importante recurso real para sus integrantes y en potencia para su población que en muchas ocasiones participa de ellas y podría participar en un futuro.

Comments