Raza del caballo chilote


Raza

Decimos que un grupo de caballos pertenece a una determinada raza cuando tienen unas características comunes observables. Las razas se pueden producir naturalmente cuando un conjunto de caballos ha quedado aislado en una región o también por el ser humano que en la cría ha ido seleccionando ciertas características. Las cualidades de la raza son el tamaño, color, proporciones, fuerza, habilidades, carácter, etc.

¿Qué es un poni?

El término "poni" se usa para referirse a algunas razas de caballos y también a un caballo de poca alzada.

El plural en español es "ponis". El parecido de la palabra en diferentes idiomas ha hecho que se escriba de muchas formas confundiéndose la ortografía. En inglés se escribe "pony" y en plural "ponies". En francés es "poney" y el plural "poneys". En italiano "pony" y "ponies". Y en alemán "pony" y "ponys".

La historia de la palabra ha pasado por diferentes nacionalidades; "poni" viene del inglés "pony" que a su vez se deriva del antiguo francés "poulenet" que significa una cría pequeña de caballo ("poulain" es la cría del caballo hasta los seis meses). El origen estaría en la palabra latina "pullus" que es la cría de cualquier animal. De ahí viene "pollo" que antiguamente significaba lo mismo y que actualmente se aplica solamente a la cría de las aves especialmente de la gallina.

Pony Shetland del Norte de Escocia

Entre las razas que incorporan la palabra poni en su nombre o razas ponis tenemos el Pony Shetland. El Pony Shetland mide entre 70 y 107 cm. de altura y es originario de las islas Shetland que se encuentran al norte de Escocia. Es muy resistente, puede soportar bajas temperaturas y muchos días sin comer. Tiene un pelaje sedoso y abundante, el cuello fuerte y las extremidades cortas.

Un segundo criterio para aplicar la palabra poni es simplemente la medida de la altura del caballo. Las reglas de la Federación Ecuestre Internacional (que tiene su sede en Suiza) que regulan los concursos donde participan los caballos y que es seguida por las federaciones nacionales de deportes ecuestres de numerosos países (entre ellos Francia y España) califican como poni al caballo que mide hasta 148 cm. hasta la cruz.

Logo de la Federación Ecuestre Internacional

La Federación de Criadores de Caballos Chilenos señala en su reglamento para las exposiciones que los machos deben tener una alzada ideal de 142 cm. Esto implica que si aplicamos el segundo criterio los caballos chilenos serían ponis. Afirmación algo sorprendente y que no se usa.

El Caballo Chilote no tiene incorporada la palabra poni en su definición, en Chiloé siempre lo hemos llamado "caballo". Sin embargo si aplicamos el criterio de la Federación Ecuestre Internacional podemos decir que el Caballo Chilote es un poni por que mide menos de 148 cm. de altura (125 cm.)

Mampato

Al Caballo Chilote también se le dice "mampato", adjetivo (o sustantivo) que quiere decir de patas cortas y que también puede aplicarse a las personas. El protagonista de la revista Mampato, el niño pelirrojo que todos conocemos en Chile, se llamaba Patricio (Pato); un gracioso en la escuela le puso el apodo por su pequeña estatura. La revista Mampato rifó 6 caballos mampatos en sus primeros números. Otra fuente de divulgación del caballo mampato es un dibujo que salía en un suplemento de El Mercurio. Actualmente en Santiago hay una serie de parques de entretenciones llamados Mampato.

El pequeño Mampato el primer día de clase

Historia del Caballo Chilote

El Caballo Chilote debe su nombre al lugar donde se ha formado: Chiloé. Se trata de un archipiélago de islas situado a 42° de latitud sur en Chile (Sudamérica).

No había caballos en América, todos los caballos que llegaron a Hispanoamérica vinieron de España, los primeros caballos fueron llevados por Cristóbal Colón en su segundo viaje en 1493. Los Reyes Católicos ordenaron que se escogieran 25 caballos pero a la hora del embarque fueron cambiados por animales de inferior calidad.

Apenas se conocen datos de las razas que embarcaron los españoles para traer a América y además las razas que en el siglo XVI había en España son distintas de las de ahora. Esto hace difícil conocer con precisión la evolución de los caballos en América y su parentesco con las razas de España. A las razas de América se las denomina "criollas", palabra que significa nacido en Hispanoamérica en contraposición a los nacidos en España. Sin embargo hay diferencias significativas entre criollos de diversos países y también dentro de un mismo país.

El Caballo Chilote es también criollo (se ha desarrollado en América procedente de caballos españoles) pero está lejos del "Criollo Chileno".

Pedro de Valdivia inicia la conquista de Chile en 1540 viajando desde el Perú desde donde trae los primeros caballos. Posteriormente muchos caballos se trajeron de Perú y Bolivia.

En Chile el primer criador caballar fue el padre Rodrigo González Marmolejo que empezó a criar caballos en 1544. El padre Rodrigo nació en 1488 en Sevilla (España), llegó a Chile con Pedro de Valdivia y en 1561 fue nombrado el primer Obispo de la Diócesis de Santiago.

El registro del caballo Criollo Chileno oficialmente se inauguró en 1893 y tiene el honor de ser el registro más antiguo de Sudamérica.

El general don Martín Ruiz de Gamboa llegó a Chiloé en 1567 con 110 hombres de a pié y de a caballo y una fragata que conducía los elementos necesarios. A partir de entonces comienza a desarrollarse la cría caballar en el archipiélago. En 1783 se censaron unas 8.000 cabezas de equinos entre yeguas, caballos y potros.

Caballo Garrano del Norte de Portugal

Caben muchas hipótesis que expliquen las características del Caballo Chilote y su diferencias con el Criollo Chileno. En primer lugar el origen de los primeros caballos; es posible que hubiera contingentes que vinieron directamente de España a través del Estrecho de Magallanes. Quizá en España se seleccionaron de diferentes razas según el momento y las necesidades. Estudios actuales de genética han emparentado el Caballo Chilote con el Garrano, antigua raza del Norte de Portugal relacionada con el Sorraia y el Caballo Gallego, todas de poca altura. El parecido de los caballos chilotes con el Asturcón (de Asturias, España) es llamativa.

Seguro que el clima y la alimentación de Chiloé influyó algo en la conformación del Caballo Chilote. Quién sabe si se seleccionaron los de menor tamaño para ser más fáciles de llevar en las embarcaciones (medio de transporte principal en la zona hasta mediados del siglo pasado) o por su aptitud para entrar en el abundante bosque que cubría la región.

En 1902 encontramos el valioso testimonio de Alfredo Weber que escribió: "Los famosos caballos liliputienses, los mampatos, que antes eran la mayor celebridad de Chiloé en el extranjero, están ya por acabarse". Esto quiere decir que ya entonces el Caballo Chileno se había extendido a Chiloé o acaso siempre hubo de las dos razas.

Revalorización de la raza

A fines del siglo pasado, el Caballo Chilote estaba casi extinguido y su prestigio era bajo creyéndose que se trataba de una degradación del Caballo Chileno. Censos en los alrededores del año 2000 han estimado una cifra de 200 ejemplares.

Investigadores de las Universidades de Kentucky (Estados Unidos) y Austral de Chile mediante estudios genéticos comparados determinaron en los años 90 que la raza del Caballo Chilote se mantenía muy pura desde sus orígenes y que era distinta del Caballo Chileno.

El Gobierno decide apoyar la raza; el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), con la cooperación de la Universidad Austral de Chile (UACh), desarrolló un proyecto (1998-2001) financiado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y por la Secretaría Regional Ministerial (SEREMI) de Agricultura, con los objetivos de recuperar, conservar y caracterizar esta raza caballar chilota.

Uno de los resultados más importantes fue iniciar el Registro Genealógico de la Raza Caballar Fino Chilote en 1999 que quedó a cargo del INIA por delegación del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Surgieron criaderos con Caballos Finos Chilotes inscritos entre los que se encuentra el nuestro. En 2001 se contabilizaron 65 y el número total de caballos inscritos por calificación y pedigrí, 313. En cuanto a la distribución geográfica de los ejemplares un 42.4% está en Chiloé, un 36.3% en el resto de la Región de Los Lagos (concentrándose principalmente en la provincia de Llanquihue) y un 22% en el resto del País (principalmente en la Región Metropolitana y en la Quinta Región).

Se estableció un primer periodo hasta el 31 de Diciembre de 2003 en que los caballos podían ingresar en el registro por "calificación", es decir si tenían determinadas características. A partir de esa fecha el registro se cerró y los caballos que se siguen inscribiendo son descendientes de los primeros (por "pedigrí") y pueden no tener las mismas medidas.

Características del Caballo Chilote

El Caballo Chilote se caracteriza por su rusticidad, mansedumbre y capacidad de carga. La rusticidad significa que no necesita cuidados especiales y que tampoco es delicado con los pastos que come. Los caballos chilotes se han criado tradicionalmente en el campo, bajo las inclemencias del tiempo de Chiloé y comiendo lo que da la pradera natural y los bosques.

La mansedumbre quiere decir que es manso, que no es bravo. Se ha empleado para el transporte de personas; no es un caballo vaquero ni de deporte.

El perfil de la cabeza debe ser convexo o rectilíneo. Las orejas chicas. El cuello relativamente corto y musculoso. El lomo y dorso cortos. La grupa caída con inserción de cola baja. Los miembros deben ser rectos, aplomados y en escuadra. Los cascos, chicos, duros y bien formados. Los colores del pelaje o capa pueden ser cualquiera, abundando los negros y castaños.

Para la inscripción por "calificación morfológica" en el registro se establecieron las siguientes medidas:

La alzada un rango ideal entre 113 y 121 cm. con un máximo de 125 cm.
La longitud corporal con un rango ideal de 113 a 124 cm. y un máximo de 130.

Es un caballo "cuadrado", es decir de alzada casi igual a la longitud.

Los descendientes de los primeros caballos inscritos o que están en el registro por pedigrí podrían salirse de estos rangos de medidas.

La capacidad de carga

Los caballos chilotes se caracterizan por ser capaz de llevar mucho peso sobre sí mismo, uno de sus usos principales fue ese. Pero ¿Cuánto?

Hay unas fórmulas (Beltrán, 1954) que ayudan a calcular la capacidad de carga de los caballos conociendo algunas de sus medidas. La primera de las fórmulas se aplica si el caballo camina al paso y la segunda si va al trote o galope (en velocidad). Las medidas que intervienen en las formulas son la alzada y el perímetro torácico (o cincha), las unidades de medida son el metro y obtendremos la carga en kilos. La carga es igual a una constante por el perímetro torácico al cuadrado, dividido por la alzada. Aquí están las dos fórmulas:

Pongamos un ejemplo: El caballo "Negro José" tiene una alzada de 1,24 metros y un perímetro torácico de 1,41 m. La aplicación de las formulas sería la siguiente:

Esto muestra que teóricamente podría llevar al paso una carga (persona más los aperos) de hasta 90 kilos y al galope una de hasta 56 kilos.

En mi opinión, es una fórmula conservadora, es decir, podría sobrepasarse. Estudios demuestran que los caballos de rodeo chilenos compiten sobrecargados en un 32% según estas fórmulas.


Javier de la Calle
Ancud, 18 de Diciembre de 2006