Petro
 

Nació el 24 de noviembre de 2007 en San Juan. Es hijo de Fortuna y Príncipe. Fue de las crías más curiosas y confiadas. Le gustaba mordisquear y llevarse lo que podía entre los dientes. Una vez me quitó la gorra y asustaba a sus compañeros agitándola. Se hizo una herida en una mano al romperse uno de los puentes del campo. Al crecer su confianza se hizo molesta ya que invadía el terreno de los humanos y golpeaba con la cabeza.

 

 

 

El 20 de julio de 2008 llevé a la Joya y al Petro a su nuevo hogar en las cercanías de Ancud. El entrenamiento para subir al carro fue un poco largo ya que se ponían nerviosos, sin embargo al iniciar el viaje se calmaron y no dieron ningún problema.