Nuestra Inspiración

Un día recibí una llamada telefónica para comunicarme que Jorge había caído de un andamio.  Esta fue mi primera experiencia con una fatalidad en el trabajo, suceden todos los días, pero en este caso pude ver como la vida de toda una familia y un círculo de amigos sufren la pérdida de un ser humano que salió a trabajar y no regresó… Esta es una realidad para muchas familias en Puerto Rico y en el mundo.

Después vino Ilsa… “La Psicología Fisiológica… hay unas razones para que no existiera en unos momentos determinados. Y por nuestra relación inicial, cuando empezamos a estudiar Psicología, porque aprendemos en mi opinión la Psicología Fisiológica del 1879; una Psicología fundamentada en la noción de la mente, una Psicología en una visión que prácticamente se perpetuó hasta este siglo, sobre la asociación de los procesos mentales y la organización de nuestro cuerpo, como si nuestros pensamientos, lenguaje, emoción, organización perceptual estuviera divorciada del cuerpo que lo origina, el cuerpo que lo crea.” “Propongo para discusión que partamos de una visión de la Psicología, sobre todo de la Psicología Fisiológica como una Ciencia de Vida. Una ciencia de alma y es por eso que el alma, léase ánima, de la bailarina de nuestro cuento, está en todo su cuerpo, porque todo su cuerpo es su Ser, su Psique y lo que nos interesa estudiar.”  (Conversaciones con Pandora, 2 de febrero de 1989; p.17-18)

Lo maravilloso del privilegio de enseñar es la capacidad de influenciar con una palabra, un gesto, un ejemplo o la vida misma. Durante mi caminar como alumna tuve el privilegio de tener a una maestra de maestras que me enseño a conocer el cuerpo humano, similar a las profundidades del mar y a explorar al ser humano, en sus interconexiones e interacciones desde la unicidad de cada célula hasta su complejidad como ser social.  Fue en su clase de Psicología Fisiológica que comenzó mi interés por estudiar la salud del ser humano en el lugar de trabajo para tratar de entender ¿por qué el ser humano se enferma o se accidenta en el lugar de trabajo? Todo lo demás vino después… Hoy agradecemos a la maestra de maestras Ilsa Echegaray-Morales la semilla sembrada que germina en nuestro proyecto Organizaciones Psicológicamente Saludables a través del cual esperamos contribuir a la salud física y psicológica del ser humano en las organizaciones y fuera de estas.  ¡Gracias, Ilsa!

En profunda actitud de respeto a la verdad creadora y a la duda creadora.

La Universidad ha de enseñar a enseñar y enseñar a aprender.

7 de mayo de 1942

Ley de la UPR

Comments