Nuestro entorno

 
HOTEL VALLE DE LAS LUIÑAS
 
Nos encontramos en una zona privilegiada donde el paisaje nos invade en todas sus variantes, playa, montaña, y naturaleza por todas partes. A escasos minutos de nuestro hotel se encuentran, entre otros, los enclaves que mostramos a continuación.
 
PLAYA DE SAN PEDRO DE RIBERA
A tan sólo 2 Km. del Hotel se encuentra la playa de San Pedro, su arena de color dorado y su magnífico emplazamiento la convierten en una de las más bellas del concejo. Dispone de todo tipo de equipamientos y servicios. La desembocadura del río Esqueiro, uno de los mejores ríos trucheros de la zona, forma en sus inmediaciones un remanso muy tranquilo.

 
VALLE DE LAS LUIÑAS 
Sin necesidad de buscar, la naturaleza típica de Asturias asalta al visitante a cada paso. Las casas desperdigadas por el campo asturiano animan el paseo de los visitantes. Pequeños caminos permiten al paseante descubrir las maravillas de este entorno en toda su intensidad.
 
CUDILLERO
Próximo al hotel se encuentran lugares tan espectaculares como Cudillero, una de las localidades marineras que por su típico colorido y ambiente se convierte en uno de los puertos con más atractivo de la costa asturiana. Rehabilitado recientemente, la disposición del pueblo en V, totalmente integrado en la montaña, con calles empedradas, y casas marineras pintadas de colores proporciona un paisaje único de obligada visita.
 
         
 
        
CABO VIDIO  
 A pocos kilómetros se encuentra Cabo Vidío, un magnífico lugar para poder disfrutar de una puesta de sol. Este paraje, se adentra en el mar mediante enormes acantilados de impresionante belleza que el mar Cantábrico ha logrado esculpir en este privilegiado entorno. 
PUESTA DE SOL FARO VIDIO


PALACIO DE SELGAS
El palacio Selgas se encuentra en el pueblo, el Pito en el Concejo de Cudillero,ademas de por sus impresionantes y extensos jardines historicos,continen espectaculas edificios y una exclusiva coleción de arte. En el exterior se encuentra la Iglesia y el Panteón de Jesús de Nazareno y la Casa Rectoral, inagurados en 1914.La Iglesia alberga imágenes y pinturas de gran valor histórico,aparte de encontrase en el altar más antiguo de España,(siglo VIII).
  
PLAYA DE OLEIROS 
A tan solo 4 Km. del Hotel dirección C-7 Siguiendo en coche un camino sin pavimentar, entre pinares, desde la población cercana de Salamir se llega al acantilado desde el cual se puede contemplar la gran ensenada de Oleiros, con forma de concha y custodiada por verticales acantilados,  cuyos accesos peatonales compiten en belleza con la misma.
 
  LUARCA
Es la Capital del Concejo de Valdes,conocida como la Villa Blanca de la Costa Verde, tiene un gran puerto pesquero de los mas destacados en el occidente de Asturias.Tambien a destacar sus bonitas playas y su magnifica ubicacion entre rios y montañas. Lugar donde nacio el ilustre Severo Ochoa galardonado con el premio nobel de  Fisiologia y Medicina en 1959, donde residio los ultimos años de su vida y donde reposa con su esposa en el cementerio de la Villa con vistas al mar.  
 
MIRADOR Eta. del Espiritu Santo (SAN ESTEBAN DE PRAVIA)
 
 
PLAYA DEL SILENCIO
  A tan sólo unos kilómetros del Hotel, se encuentra la playa del Silencio que por sus bonitos acantilados,arrecifes y su aceso peatonal, les permite estar apartadas de la masificaciön de  gente, lo que las convierten  en las más  bellas del concejo y la Costa del Occidente.

        

PLAYA GUEIRUA

 
BALLOTA
       
MONTE AGUDO
 
 
 
PLAYA DE PURTIELLA
 
 
 PLAYA DE BARAYO
  Esta situada entre Otur y Puerto de Vega, Clasificada como Reserva Natural Parcial, está dotada de un abundante surtido de dunas y marismas (albergue de una diversificada avifauna)de gran valor ecológico y paisajístico, además de un copioso entorno de matorrales, bosques, acantilados.
 
 PLAYA DE CADAVEDO

HÓRREO ASTURIANO
El hórreo Asturiano goza de la mayor popularidad, tiene un innegable valor folklórico y es uno de los hitos de la identidad Asturiana. Edificio de madera que sirve de granero, despensa, almacén y circunstancialmente de habitación y que está elevado sobre pilares para evitar de este modo la humedad del suelo, en una región lluviosa, y a su vez impedir que penetren en la cámara roedores y otras alimañas  que pudiesen comerse o estropear su contenido. Se logra este último cometido interponiendo losas horizontales salientes entre los pilares y la caja del hórreo, obstáculo que los ratones no pueden franquear.