La Escala de Jacob

La Escala de Jacob

 

Apoyado al Volumen de la Ley Sagrada, se encuentra simbólicamente, la Escala de Jacob que es la senda que deben seguir los masones para llegar a la Divina Mansión. Referente a ella, dicen las Sagradas Escrituras (Génesis Cap.28 vs.10 al 14) lo siguiente:

 

“Y salió Jacob de Beer‑seba, y se fue a Haran".

 

“Y encontró con un lugar, y durmió allí, porque ya el Sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y acostóse en aquel lugar".

 

“Y soñó, y he aquí una escala que estaba apoyada en tierra, y su cabeza tocaba el cielo; y he aquí los ángeles de Dios que subían y descendían por ella".

 

"Y he aquí, Jehová. estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham, tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu simiente".

 

“Y será tu simiente como el polvo de la tierra, y te extenderás al Occidente y al Oriente, y al Aquilón y al medio día; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente".

 

La Escala de Jacob está compuesta de muchos pasos que representan virtudes diferentes, siendo las tres principales la Fe, Esperanza y Caridad; Fe en el Gran Arquitecto del Universo, Esperanza en mejor vida y Caridad hacia todos nuestros semejantes.

 

Esta escala que alcanza el cielo al apoyarse en el Volumen, de la Ley Sagrada, enseña a creer en la Divina Providencia que robustece la Fe ayudando a ascender los primeros pasos. Esta Fe crea naturalmente entre los masones la Esperanza de alcanzar la protección divina y la Caridad que comprende a todos los hombres que deben poseer esta virtud en su más amplio sentido.

 

Los ángeles que bajan y suben se simbolizan en la Escala de Jacob, por un descenso del espíritu en la materia y un re-ascenso del espíritu hacia Dios.

 

 

Solo para recordar

MANUAL DEL APRENDIZ

Rito de York