Domingo 03

DOMINGO 3

6. Pregunta: ¿Creó, pues, Dios al hombre tan malo y perverso?

Respuesta: No, Al contrario. Dios creó al hombre bueno (a) haciéndolo a su imagen y semejanza (b), es decir, en verdadera justicia y santidad, para que rectamente conociera a Dios su Creador, le amase de todo corazón y bienaventurado viviese con El eternamente, para alabarle y glorificarle (c).

a. Gen. 1:31.

b. Gen. 1:26, 27.

c. Eph. 4:24; Col. 3:10; 2 Cor. 3:18.

7. Pregunta: ¿De dónde procede esta corrupción de la naturaleza humana?

Respuesta: De la caída y desobediencia de nuestros primeros padres Adán y Eva en el paraíso (a), por ello, nuestra naturaleza ha quedado de tal manera corrompida, que todos somos concebidos y nacidos en pecado (b).

a. Gen. 3; Rom. 5:12, 18, 19.

b. Ps. 51:5; Gen. 5:3.

8. Pregunta: ¿Estamos tan corrompidos que somos totalmente incapaces de hacer el bien, e inclinados a todo mal?

Respuesta: Ciertamente (a); si no hemos sido regenerados por el Espíritu de Dios (b).

a. Gen. 8:21; Gen. 6:5; Job 14:4; Job 15:14. Job 16:35; Jn. 3:6; Is. 53:6.

b. Jn. 3:3, 5; 1 Cor. 12:3; 2 Cor. 3:5.