Astronomía en Latinoamérica

LIADA

Liga Iberoamericana de Astronomía

Apuntes para su historia

Autores




A diferencia del “Juego Ciencia”, en el tablero de la Astronomía hay dos grupos bien definidos y diferenciados de participantes que no compiten, sino se vinculan con un propósito común cuyo objetivo es el aporte personal para el crecimiento del conocimiento humano, mediante una interrelación dinámica “sui generi”.



Francisco Jorge E. Bobone 


La práctica de la astronomía latinoamericana profesional durante el Siglo XX tiene una peculiaridad que la distingue del resto del mundo. Más del 70% de los astrónomos fueron previamente aficionados a la disciplina o se vincularon con entidades locales que agrupaban a los mismos. Inclusive, se han dado casos extremos, como el de Jorge Bobone, aficionado, que llegó a ocupar la dirección de uno de los institutos astronómicos más prestigiados del mundo, como el Observatorio Astronómico de Córdoba, no por causas ajenas a la astronomía misma, sino por mérito astronómico propio. Podemos también recordar a Alejandro Völsch, entre otros muchos que resultaría demasiado extenso recordar en Latinoamérica, que pasaron a integrar los planteles profesionales de los observatorios, sin desmedro de la función o el prestigio institucional.



Dr. Jorge Sahade – Presidente de la IAU 

Miembro Fundador de la LLADA (1958)


Por otra parte, esa base ha determinado que profesionales de primera línea en el mundo, constituyeran con aficionados, el grupo creador de la LLADA (Liga Latinoamericana de Astronomía), antecesora institucional de la actual LIADA (Liga Ibero Americana de Astronomía), como el caso de Jorge Sahade, que llegó a Presidente de la IAU (Unión Internacional de Astronomía), siendo el primer – y el único - latinoamericano que lo lograra, uno de los fundadores de LLADA en 1958. Eso en el arranque. También sucedió en las actividades posteriores de la Entidad, donde profesionales de prestigio, han integrado y lo siguen haciendo a título de colaboración desinteresada, comités científicos en todas las reuniones astronómicas no profesionales que se llevaban a cabo; o en publicaciones diversas de esa índole, con su aporte personal en colaboraciones no desdeñables. 


 

Dr. Luis Ambrosio Milone 



Dra. Jannet Mattei

Por ello, se puede afirmar categóricamente que las estructuras astronómicas del ámbito profesional responden cabalmente a la exigencia de tales entidades o personas serias no profesionales dedicadas al quehacer astronómico. No cometemos error alguno al aseverar que, en la mayoría de los casos cuando no hay reciprocidad, es porque ha fallado el esquema planteado o no se formularon en el lenguaje adecuado las requisitorias. Por ello, desde siempre insistimos que el aficionado no es una enredadera que crece en torno del profesional, al que este le niega los nutrientes. El aficionado debe canalizar sus inquietudes a través de las entidades serias y prestigiosas que los nuclea y exigir de las mismas el desarrollo de la capacidad necesaria y suficiente para satisfacer la demanda de información o guía para trabajos observacionales aprovechables. LIADA lo cumple.




Diagrama de flujo de la relación profesionales - aficionados

En base a la experiencia personal recogida, tanto en el Observatorio Astronómico de la Biblioteca Popular Constancio C. Vigil de Rosario, la Agrupación Telescopium de Santa Fe y el grupo de Investigación en Enseñanza, Divulgación e Historia de la Astronomía del Observatorio de Córdoba; como en el seno del Centro de Observadores del Espacio (CODE) y de la propia LIADA, los autores pueden poner énfasis en algunos aspectos destacados y críticos de la divulgación de la astronomía y en particular de la relación del profesional con los aficionados y viceversa, que es intensa y altamente productiva cuando se realiza al nivel adecuado y se habla el mismo lenguaje, con propósitos bien definidos y dentro del marco de la competencia de cada uno.

Así, con espíritu amplio, generoso, un grupo de profesionalers, aficionados y científicos creó la entidad con mayor proyección astronómica en Latinoamérica: la LIADA.

Hagamos un poco de historia con estas notas que solo pretenden ser eso; aportar referencias para el conocimiento desde los primeros pasos de la Entidad, cuyas acciones y relaciones con el medio, fueron muchas más ricas que la contenida en la limitada información genérica brindada. Es un pequeño esfuerzo en aras de la memoria por el aporte magnífico que con su trabajo desinteresado efectuaron esos grandes en procura de la difusión y el crecimiento de la reama del saber que les era tan cara.

Fue fundada en Santiago de Chile el 12 de Octubre de 1958 durante su Primera Convención por Jorge Sahade, Nilo Arriaga, Carlos Cesco, Erick Heielmaier, Víctor Estremadoyro, F. A. López Asteta, Jamilton Jeffers, Juan Gatica, Fernando Huberman, Carlos Segers, Gregorio Lipkin, Victorio Capolongo, Jaime Incer, Miguel Valdez, Rafael Capdevila, Isaac Aleluf, Gustavo Estremadoyro, Sahara Rojas, Ida Malpartida, Miguel González Chavez, Wila Cadivoni, Italo Falcucci, Pedro Arredondo, Raúl Gomila, Lilian Ruth Cavero, María E. de Capolongo, Isabel Ciente, Ramón Muñoz Cofre, Pedro Arredondo, Eduardo Starez Jimena, Rosamaría Pastor, Camila Estremadoyro y Augusto Corneo Parró.



Jorge Sahade 



Victor Antolín Estremadoyro Robles 



Carlos Ulrico Cesco 


Constituyeron sus objetivos iniciales: Fomentar el estudio de la Astronomía y la observación del cielo en aquella áreas que sean significativas. Unir a todos los observadores del planeta que hablen español o portugués. Fomentar la comunicación entre profesionalers y aficiuonados. Publicar el trabajo de sus miembros. Podemos afirmar que tales metas se han cumplido cabalmente. 

El “Diagrama de Flujo” que mostramos de la vinculación natural e institucionalizada por LIADA en el campo astronómico, se cumplió cabalmente en toda la historia de la Entidad, constituyendo un patrón de su accionar.




Documento inicial constitutivo - Primera Convención LLADA (1958)


En la nómina de fundadores de LIADA, publicada por la AAAA en Revista Astronómica en oportunidad de la II Convención de la Entidad, figura la Asociación de Aficionados a la Astronomía de Nicaragua, consignando Casilla de Correos n° 1521 de Managua, como su dirección. Presumimos que es la antecesora de ANASA que actualmente cuenta con unos 20 miembros activos. En su lista de correos hay más de 300 personas inscriptas, quienes llegan a participar “a distancia” de sus actividades. 



ANASA – Reunión de divulgación 

APA (Asociación Peruana de Astronomía) fue organizadora y anfitriona de la Segunda Convención Latinoamericana de Astronómía, convocada por la Liga Latinoamericana de Astronomía (LLADA) de la cual fue primer presidente el Ingeniero Víctor Antolín Estremadoyro Robles, Secretario General Augusto Cornejo Farró, Secretario de Publicaciones. La misma se llevó a cabo en Perú entre el 8 y el 13 de Enero de 1961 con gra éxito. De su desarrollo dan cuenta los Anales de la misma con gran esfuerzo publicados por APA y difundidos en el ámbito de vigencia de LLADA. Tenía como dirección postal calle Enrique Palacios 187 (359) – Chorrilos – Lima – Perú

Natal, Brasil, 1967 fue la Convención siguiente.

Convención de Lima, Perú, 1971. 




Anales de la 2da Convención de la LLADA

El 12 de Diciembre de 1982, en la II Reunión Uruguaya de Astronomía, se constituyó LIADA – LIGA IBEROAMERICANA DE ASTRONOMIA – digna sucera de la antigua LLADA, cuyos impulsos iniciales y esfuerzos relatáramos. 



REVISTA "UNIVERSO"

Pasó a constituir su órgano oficial de comunicación, la revista trimestral Universo, editada en Venezuela, cuyos nombres antecesores fueron Boletín Astronómico y R Muscae (Editada en Argentina). Cubrieron en sus comienzos los costos de publicación las siguientes entidades de ese país: CIDA (Centro de Investigaciones de Astronomía); ULA (Universidad de los Andes); Colegio de Egresados en Ciencias de Mérida; APULA (Asociación de Profesores de la Universidad de los Andes); Ministerio de Ciencias y Tecnología; Fundación Polar y VENEPAL (Compañía Venezolana de Pulpa y papel).



Dr. Ignacio Ferrín - Venezuela

Figuraba como editor responsable, el Dr. Ignacio Ferrín; como Editores Asociados los Dres. Francisco Fuenmayor y Miguel Ibáñez. Colaboradores: Donna de Caminos y Rosaura Sierra.

Constituyeron sus editores internacionales los doctores Jose María Quintana, del Instituto Astrofísico de Andalucía, Granada, España; Roberto Sisteró del Observatorio Astronómico de Córdoba, Argentina; José Antonio de Freitas Pacheco, del Observatorio Astronómico Nacional, Sao Cristovao, Río do Janeiro, Brasil; Hernán Quintana de la Facultad de Física de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile; Eduardo Brieva, del Observatorio Astronómico Naciopnal, Bogotá, Colombia e Igor Félix Mirabel, del Departamento de Física de la Universidad de Puerto Rico, Puerto Rico, USA.



                   J.M. Quintana                          R. Sisteró                            Freitas Pacheco 



H. Quintana

El costo de inscripción anual era en los comienzos, de u$s 6 para estudiantes menores de 23 años; u$s 9 para mayores o suscripciones individuales; u$s 12 para astrónomos y profesionales; asociaciones o bibliotecas, pagaban u$s 15. Los pagos se efectuaban en tesorerías habilitadas en Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela, en las respectivas monedas de esos países.



Logo de la III Reunión Latinoamericana


Por ejemplo, en ella se publicaron detalles de la III Reunión Latinoamericana de Astronomía celebrada en Buenos Aires entre el 28 de Noviembre y el 3 de Diciembre de 1983, con motivo del Primer Centenario del Observatorio de La Plata; del que LIADA participó con sus autoridades.



Dr. Hugo Levato inaugurando la III Reunión Latinoamericana


En el período aludido, Avelino M. Gómez del Observatorio Nacional, efectuaba investigacioners sobre variables, participando de las mismas por intermedio de la Revista Universo de LIADA.

En sus páginas colaboraron también el Dr. Alejandro Feinstein, Javier Licandro, Alejandro Galli, Yamandú Fernández e Italo Bove, de Uruguay



Revista "Universo" 
Ediciones  desde el año 2000

En Marzo del año 2000 y después de varios años de ausencia, reaparece la prestigiosa Revista Universo.
Gestiones realizadas por Jorge Coghlan, Secretario de la LIADA, con el Gremio UPCN (Unión Personal Civil de la Nación, Filial Santa Fe) quién se hace cargo de las impresiones de la revista y con el apoyo del CODE, Centro Observadores del Espacio, institución que se hace cargo de la mayor parte de los gastos de despacho por correo local (por Argentina) e internacional (América Latina y España), la revista vuelve a llegar a manos de socios y no socios de la LIADA. Fue un enorme esfuerzo, con un gran trabajo de quién fuera Editor de Universo hasta 2004, el Dr. Jaime García.

La difícil situación económica de la Argentina y el descenso dramático del número de Socios de la LIADA, hizo imposible seguir editando Universo con regularidad, lo cual obligó a transformar la revista de trimestral a anuario.

El último número editado fue el correspondiente al año 2011 y ahora en 2013 con un nuevo cuerpo editorial, Universo Anuario llegará nuevamente a manos de sus Socios Activos, condición obligatoria para recibirla.

Una reflexión

Muchas veces debimos leer comentarios de foristas e incluso de ex-Socios de la LIADA, quiénes se preguntaban de qué "servía ser Socio"? o "que beneficios se obtendrían"? de la Institución teniendo para ello que abonar la insignificante suma equivalente a U$S 20 dólares anuales...
(algo así como U$S 1,66 por mes!!!). 

Justamente, una de las principales razones es la de ser solidarios con la Institución Madre como es la LIADA y entre todos con un mínimo de aporte, hacer posible las ediciones de la Revista Universo, la cual se suma a numerosos otros valiosos aportes que de manera libre y gratuita llegan a socios y no socios.

Ser solidarios y comprometidos con una causa...nos beneficia a todos...

Galería de Tapas de Universo

Universo 42


Universo 43


Universo 44


Universo 45


Universo 46


Número Doble: Universo 47/48


Universo 49


Universo 50


Universo 51


Universo 52
Universo 44/45

 
_____________________________________

CURSOS LIADA A Distancia

Paralelamente al reinicio de las Ediciones de la Revista "Universo", 
desde el 2000 se implementaron diversos Cursos a Distancia con 
plena vigencia en la actualidad a los que pueden acceder tanto 
aficionados principiantes como experimentados.

Toda la información y requisitos para los diferentes Cursos vigentes
se accede en: 

_____________________________________
ALMA

Almacenaje de Medidas Astronómicas 


Uno de los objetivos fijados por LIADA en la nuerva época, era almacenar los datos aportados por los observadores. Corría el año 1984. Esa tarea era realizada mediante una computadora EPSON QX-10.

Paulo Sergio Bretones, de Brasil expresó “Las observaciones son al ALMA de la LIADA”.




La Subcomisión de Estrellas Variables de la AAAA (Asociación Argentina Amigos de la Astronomía) comenzó a enviar las observaciones realizadas por sus socios para su registro permanente. 



Computadora EPSON QX-10


Algunos Recuerdos

Ya desde mediados de 1984 LIADA comenzó una campaña para organizar la observación del Cometa Halley para su retorno de 1986. Se comprometieron para la misma observadores de Argentina, Brasil, España, Mexico, Perú, Uruguay y Venezuela.



Cometa de Halley – OAC (1986)



Cometa de Halley desde el CODE (1986)



El “Grupo Cometa Halley” durante el 1er. Congreso Argentino de Aficionados a la Astronomía: Ricardo Bravo, Luis trumper, Gustavo Rementvensky, Pedro Saizar y dos aficionados no identificados.Era coordinador Claudio Martínez.



Entre 17 y el 19 de Marzo de 1987 se realizó en Caracas la 1ª Convención Regional de Observadores de la LIADA.
Aficionados venezolanos en el VII Encuentro, sosteniendo un afiche de 5 m sobre el cometa Halley


En 1989 LIADA contaba con un equipo de radio multi-banda de onda corta con una antena de 12 metros que procuraba poner en funcionamiento.

Entre el 19 y el 21 de Abril de 1991 se llevó a cabo en el Planetario Humboldt de Caracas, la 3ª Convención Regional de la LIADA con la asistencia de 55 aficionados, presentándose 50 trabajos provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, España y Venezuela.

El comité local organizador estaba integrado por Jesús Otero, Hugo Castañeda, Henry Salas, Carlos Quintana y Julio Veloso. 






Lista de participantes tomado de Revista Universo



Prof. Jorge Coghlan habilitando la IV Convención Regional en el Paraninfo de la
Universidad Nacional del Litoral de Santa Fe 
 

Entre el 9 y el 11 de Agosto de 2009 se llevó a cabo en la ciudad de Santa Fe, Argentina, con gran éxito, la IV Convención Regional de LIADA con 175 asistentes de cuatro países: Argentina, Bolivia, Uruguay y Venezuela. Las sesiones se efectuaron en el Museo de Ciencias Naturales “Florentino Ameghino”.



Manuel de la Torre, de Bolivia, exponiendo

En la foto, primera fila de izquierda a derecha:                                                                            A.Meynet, Dr. R.Aquilano, Dr. A. Cornejo, Dr. I. Ferrín y Dr. Luis A. Milone



Foto grupal IV Convención frente al Museo Ameghino




Carta desplegable suministrada por LIADA para observación de las Oriónidas (40 x 40 cm)




Para el Equinoccio del 22 de Setiembre de 1985 se reunieron los aficionados de la Asociación Panameña de Aficionados a la Astronomía (APAA). En la imagen, Jaime Conan, , María Elena Díaz, Luis Ramos Iván Jaén y Luis Harris.



Del 23 al 27 de Marzo de 1987 se realizó en Americana, San Pablo, Brasil, la Primera Semana de la Astronomía, con 270 participantes. No fue ajena LIADA. En la imagen, Nelson travnik, José M.L. Silva, Valmil Franca, Sra. Tarnutzer y Andreas Tarnutzer (Suizo, editor de Orión)



Desde el 24 al 26 de Junio de 1988, se llevó a cabo en el Observatorio Astronómico de Tarija, Bolivia, el III Encuentro de Aficionados a la Astronomía. Miembros de Liada participaron del mismo.En la imagen: parados, Rodolfo Zalles, Raúl Cagigao, Manuel Sanz Guerrero, Marcos Gutiérrez, Marcelo Ramírez y Hans Salm. Delante: Federico Arispe, Marcelino Torres, Macedonio Trujillo, Félix Gutiérrez, Grover Soria y Marcelo Navarro



LIADA estuvo presente con sus representantes en la 1ra. ConvenciónNacional de Astronomía, en Brasil, organizada por REA (Red de Astronomía Observacional), llevada a cabo en Mairinque, Sao Paulo,  entre el 31 de Mayo y el 2 de Junio de 1991. 




Luis Augusto da Silva, Walter J. Maluf y Frederico Luis Sunari en la Convención


Nombramientos de Miembros Honorarios de la LIADA

Con motivo de la Celebración de los 50 años de la 
Institución (1958-2008) 








VICTOR ANTOLÍN ESTREMADOYRO ROBLES

Primer Presidente de LLADA
Liga Iberoamericana de Astronomía


Víctor Antolín Estremadoyro Robles y nació en Lima el 28 de octubre de 1913. Puesto que toda su familia es de Huaraz, ciudad de la sierra norte del Perú, él dice con orgullo que es huarasino, aunque nació por accidente en Lima. Sus padres fueron Víctor Manuel Estremadoyro Rodríguez, comerciante, y Camila Robles Maguiña de Estremadoyro, excelente pianista.

Víctor estudió la primaria en el colegio “Santa Elena” y la secundaria en el Colegio Nacional “La Libertad”, ambos en Huaraz. Su madre siempre se preocupó por la educación de sus hijos y de hecho les procuró la mejor formación posible. Camila, hermana menor de Víctor, me contó como anécdota que de niños su mamá sentaba a todos los hermanos a la hora del almuerzo y les leía la página editorial del diario “El Comercio” pidiéndoles sus opiniones. Al mismo tiempo, su gusto por la astronomía se lo inculcó su abuelo materno Antolín, quien le enseñó a reconocer las estrellas en el hermoso cielo serrano de Huaraz.

En 1939, Víctor se graduó como ingeniero civil de la Pontificia Universidad Católica Fundó, en 1946, la Asociación peruana de astronomía (A.P.A.), cuyo observatorio lleva actualmente su nombre. Como miembro de la A.P.A. presidió delegaciones a las Convenciones latinoamericanas de astronomía de Santiago de Chile (1958), Buenos Aires (1964), Natal, Brasil (1967) y Lima (1971). El 18 de octubre de 1958 fundó la Liga latinoamericana de astronomía (LLADA) y fue su primer presidente. 


En su casa del distrito limeño de Chorrillos, Víctor construyó su propio telescopio con el que hacía observaciones de manchas solares. En 1974, un terremoto destruyó la cúpula de su observatorio así como su casa. De Chorrillos pasó a Magdalena del Mar (otro barrio de Lima) donde enseñó a pulir espejos y a hacer telescopios en el colegio femenino “Miguel Grau” de ese distrito. Víctor ha dictado charlas sobre astronomía en diversas universidades y organismos, en las actividades de la A.P.A. y en programas televisivos con ocasión de diferentes eventos astronómicos. Es autor de diversos artículos sobre astronomía y ciencias. 

del Perú, donde obtuvo una beca por haber ingresado en el primer puesto. También se distinguió como alumno del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Lima. Siguió cursos de perfeccionamiento en planetarios y observatorios en Chile, en la Argentina, en el Uruguay y en el Brasil Actividad docente:

· Catedrático de física y de astronomía y geodesia en la Universidad nacional de ingeniería, en Lima. 

· Catedrático de astronomía y geodesia, física y laboratorio de resistencia de materiales en la facultad de ingeniería civil de la Universidad católica del Perú, Lima. 

· Jefe de laboratorio de física de la Universidad nacional de ingeniería, Lima. 

· Ingeniero de carreteras en la carretera Panamericana Norte. 

· Ingeniero estructural del ministerio de Fomento y Obras públicas. 

· Durante el Año geofísico internacional (1957) laboró en el observatorio del Instituto geofísico del Perú, Huancayo. 

· Miembro de la Comisión mixta Peruano-Chilena para la construcción del muelle peruano en el puerto de Arica, según el Tratado de 1929. 

· Profesor de física y astronomía en la Universidad particular San Martín de Porres, Lima. 

De Víctor Antolín Estremadoyro Robles, debemos comentar que nació en Lima, Perú, el 28 de octubre de 1913. Como toda su familia era de Huaraz, ciudad de la sierra norte del Perú, él decía con orgullo que es huarasino, aunque nació por accidente en Lima. Sus padres fueron Víctor Manuel Estremadoyro Rodríguez, comerciante, y Camila Robles Maguiña, excelente pianista.

En 1939, Víctor Estremadoyro se graduó como ingeniero civil de la Pontificia Universidad Católica. Fundó, en 1946, la Asociación peruana de astronomía (A.P.A.), cuyo observatorio lleva actualmente su nombre.



Víctor Estremadoyro Robles

En su casa del distrito limeño de Chorrillos, Víctor Estremadoyro construyó su propio telescopio con el que hacía observaciones de manchas solares. En 1974, un terremoto destruyó la cúpula de su observatorio así como su casa. De Chorrillos pasó a Magdalena del Mar (otro barrio de Lima) donde enseñó a pulir espejos y a hacer telescopios en el colegio femenino “Miguel Grau” de ese distrito.



Observatorio de Estremadoyro 


Catedrático de física y de astronomía y geodesia en la Universidad nacional de ingeniería, en Lima. Catedrático de astronomía y geodesia, física y laboratorio de resistencia de materiales en la facultad de ingeniería civil de la Universidad católica del Perú, Lima. Jefe de laboratorio de física de la Universidad nacional de ingeniería. Ingeniero de carreteras en la carretera Panamericana Norte. Ingeniero estructural del ministerio de Fomento y Obras públicas. Durante el Año geofísico internacional (1957) laboró en el observatorio del Instituto geofísico del Perú, Huancayo. Miembro de la Comisión mixta Peruano-Chilena para la construcción del muelle peruano en el puerto de Arica, según el Tratado de 1929. Profesor de física y astronomía en la Universidad particular San Martín de Porres, Lima. Falleció en Montreal, Canadá en 2003. Se impuso al asteroide número 5416 (1978 VE5) el nombre "Estremadoyro", en su homenaje. Los autores recuerdan gratamente los contactos establecidos conEstremadoyro Robles a fines de la década del sesenta, a través de la APA y el Observatorio de la BPCC Vigil de Rosario, Santa Fe, Argentina, por lo que pueden dar fe del espíritu amplio que animaba a esa persona, como a las restantes de la APA con que se contactó. Vaya el reconocimiento por ello. Les ayudaron a crecer. 
(Ver Historia de un Observatorio Desconocido en este sitio)


De los Anales de la 2da. Convención realizada en Lima del 8 al 15 de Enerro de 1961 (de 214 páginas), reproducimos su portada, como digno recordatorio de tan magnífico evento que reunió en la sede de la Biblioteca Nacional del Perú, a distinguidos astrónomos aficionados de sudamérica.



Víctor Estremadoyro Robles con el coronógrafo

Podemos poner énfasis en algunos aspectos destacados y críticos de la divulgación de la astronomía y en particular de la relación del profesional con los aficionados y viceversa, que es intensa y altamente productiva cuando se realiza al nivel adecuado y se habla el mismo lenguaje, con propósitos bien definidos y dentro del marco de la competencia de cada uno.

Un ejemplo cabal de ello lo constituyen las agrupaciones de aficionados distribuidas por la región, que han mantenido y mantienen una fluida relación con centros profesionales de la Argentina y el exterior y no solo han permitido, sino estimulado el acceso a la información, constituyendo una guía necesaria para el ejercicio provechoso y productivo de la práctica astronómica “amateur”.

Por supuesto, debemos destacar que resulta lastimoso a veces interiorizarse de las rogativas que a los profesionales formulan ciertas personas o grupos que pretenden exigir de estructuras generadas y dedicadas a la investigación, que sirvan a intereses menores o impropios, cuando no incompatibles con el sano ejercicio astronómico.

Si bien los niveles de la práctica son distintos, las responsabilidades son mutuas y para con la disciplina que se ha abrazado.

Por ello, se puede afirmar categóricamente que las estructuras del ámbito profesional responden cabalmente a la exigencia de tales entidades o personas dedicadas al quehacer astronómico serias. No cometemos error alguno al aseverar que, en la mayoría de los casos cuando no hay reciprocidad, es porque ha fallado el esquema planteado o no se formularon en el lenguaje adecuado las requisitorias. Por ello, desde siempre insistimos que el aficionado no es una enredadera que crece en torno del profesional, al que este le niega los nutrientes. El aficionado debe canalizar sus inquietudes a través de las entidades serias y prestigiosas que los nuclea y exigir de las mismas el desarrollo de la capacidad necesaria y suficiente para satisfacer la demanda de información o guía para trabajos observacionales aprovechables.

Esas instituciones deben suministrar al aficionado, como se hace en las nombradas, programas de trabajo concretos con miras a cubrir áreas poco o no transitadas profesionalmente; sin perjuicio de abordar con fines formativos, aquellas objeto de la práctica a ese nivel, para lo cual sobra información en la web.

En síntesis: un aficionado correctamente formado, con planes concretos e impuesto de sus posibilidades y limitaciones, es un auxiliar útil a la disciplina y genera confianza en el ámbito profesional, en la medida que observe, observe y observe…

A veces este esquema se ve desdibujado por la actividad personal o grupal en lo que podríamos denominar “zonas grises”, debido a la indefinición del quehacer o contaminación por actividades seudocientíficas, particularmente el “ufismo” u otras formas de pensamiento esotéricas.

Corresponde por otra parte, a través de una divulgación eficiente y constante de su labor por intermedio de las secretarías o departamento idóneos, conforme sus estructuras funcionales, que los observatorios mantengan una presencia cierta en la sociedad, para evitar el aislamiento o la perjudicial ignorancia al momento de la adjudicación de apoyos a su labor.

Se incorpora un diagrama de flujo, para mejor ilustrar respecto de lo aseverado sobre la divulgación y la relación profesional-aficionados:



José Luis Sérsic                    Félix Aguilar 



Yamandú Fernandez (UY)                                      Jean Nicolini (BR)



Historia visual de las Convenciones de la LIADA


La LIADA tiene una larga historia que comienza con su fundación como Liga Latino-Americana de Astronomía LLADA, en la ciudad de Santiago de Chile, en 12 de octubre de 1958, en oportunidad de su primera Convención. Lamentablemente, al día de hoy no poseemos imágenes de aquel evento. 


Luego, se sucedieron convenciones en Lima (1961), Buenos Aires (1963), Natal (1967) y nuevamente en Lima (1971). De estas Convenciones rescatamos un par de recuerdos visuales: la tapa de las Memorias de Natal, Brasil, 1967 y el banderín de la Convención de Lima, Perú, 1971. 




Posteriormente, debido a los ya conocidos problemas por los que atravesó nuestro continente durante la década de 1970, la LLADA quedó relegada y la Convención de Santiago de Chile fue postergada idefinidamente. En 1982, y gracias a un congreso organizado en Uruguay y a la convocataria a los Latinoamericanos realizada por el Dr. Jaime García, se realiza una Convención que permite la refundación de la vieja LLADA como Lifga Íbero-Americana de Astronomía - LIADA, en la ciudad de Montevideo, el 10 de diciembre de 1982. De esta convención tenemos diversas imágenes, de las cuales publicamos aquí la foto grupal.




Entre 1989 y 2001, se realizaron un total de 9 Convenciones:


Primera: Caracas, Venezuela, Abril de 1989


Segunda: Buenos Aires, Argentina, Octubre de 1989


Tercera: Caracas, Venezuela, Abril de 1991


Cuarta: Santa Fe, Argentina, Agosto de 1991


Quinta: Montevideo, Uruguay, Noviembre de 1992


Sexta: Campinas, Brasil, Noviembre de 1993


Séptima: Tarija, Bolivia, Noviembre de 1994


Octava: Santa Fé, Argentina, Julio/Agosto de 1999

Novena: Asunción, Paraguay, Octubre de 2001



Foto grupal de la I Convención de LIADA en Caracas, 1989




Foto grupal de la IV Convención de LIADA en Santa Fe, 1991




Foto grupal de la V Convención de LIADA en Montevideo, 1992




Foto de la VI Convención de LIADA en Campinas, 1993.                                                                  Traspaso de la bandera de LIADA entre brasileños y bolivianos




Foto grupal de la VII Convención de LIADA en Tarija, Bolivia, 1994




Foto grupal de la VIII Convención de LIADA en Santa Fe, Argentina, 1999




Foto grupal de la IX Convención de LIADA en Asunción, 2001





X° Convención de la LIADA en Villa Carlos Paz, Córdoba, Argentina 2003


Durante los días 11, 12, 13 y 14 de Septiembre se desarrolló en la ciudad de Villa Carlos Paz, en donde se realizó la X Convención de la LIADA y Tercer Encuentro de Planetarios, evento que resultó todo un éxito. Representadas por sus miembros estuvieron presentes las Asociaciones de astronomía: ABA de Bolivia; Observatorio do Morro Azul e ISCA Faculdades de Brasil; SEA de Paraguay; Observatorio Kappa Crucis de Uruguay y de Argentina: Asociación Amigos de la Astronomía de Córdoba; Observatorio y Taller de Astronomía Alfa-Centauro; Observatorio San José; Observatorio Astronómico Don Torcuato; Asociación Entrerriana de Astronomía; Asociación Santafesina de Astronomía; Observatorio Cristo Rey; Observatorio Astronómico Nova Persei; Centro de Astronomía y Cultura de Villa Ángela; Agrupación Achernar Difusión de la Astronomía; Observatorio CODE y los Planetarios Carl Sagan de Villa Carlos Paz y el del Museo Municipal de Ciencias Naturales de Mar del Plata.


Representado al Comité Científico asistieron la Dra. Olga Pintado de la Universidad de Tucumán y el Lic. Humberto Calderón del Observatorio Astronómico Nacional de Córdoba.


Y por la Junta Directiva de la LIADA estuvieron presentes el Tesorero Víctor Trombotto y el Secretario Jorge Coghlan.




Sin duda fueron jornadas de enorme valor en lo científico y en la enseñanza y divulgación de la astronomía, donde además de confraternizar los asistentes se compartieron trabajos; ideas y proyectos en post del crecimiento de las Asociaciones participantes y del afianzamiento de la LIADA como entidad madre.


Una vez más en nombre de la LIADA felicitamos a nuestros amigos Raúl Melia; Santiago Paolantonio; Luis Trumper; Víctor Trombotto; Andrea Schnidrig; Ivan Bustos Fierro; Cristian Giuppone y Ricardo Gutiérrez, quiénes tuvieron a su cargo la organización y el exitoso desarrollo de estas Jornadas de la X Convención de la LIADA.


XI° Convención Internacional de Astronomía de la LIADA 24; 25 y 26 de Noviembre de 2006
Colegio del Salvador - Buenos Aires - Argentina




Cumpliéndose con lo anunciado en la Memoria LIADA 2005, con la presencia de astrónomos profesionales; astrónomos aficionados; docentes y público en
general, se desarrollaron exitosamente las Jornadas de la Convención LIADA 2006, realizadas en el Auditorium del Colegio del Salvador en Buenos Aires.
Se contó con la presencia de disertantes provenientes de Argentina; Brasil; Bolivia; El Salvador; Estados Unidos y Uruguay, los que dictaron excelentes
ponencias de variados temas astronómicos; espaciales y de enseñanza y divulgación.
En la ExpoConvenció n se exhibieron numerosos paneles fotográficos que mostraron las excelentes actividades; investigaciones y estudios
desarrollados por instituciones y astrónomos aficionados individuales.
Hubo representantes de numerosas instituciones astronómicas profesionales; asociaciones; grupos y grupos virtuales: AAA (UY); CAIFA (AR); SEA (PY);
GADT (ARG); Observatorio del Colegio San José (ARG); Colegio del Salvador (ARG); ASA (ARG); ACEMA (ARG); Observatório do Morro Azul e ISCA (BR);
ENDIAS (ARG); GAOC (ARG); AAAA (ARG); ASAA (El Salvador); ISCA (ARG); Observatório do Campinas (BR); Achernar (ARG); Observatorio Nova Persei II
(ARG); Museo Intereactivo de Ciencias (ARG); CEATEC PUC (BR); Espacial.com (ARG); Programa Espacial (ARG); Observatorio y Planetario Municipal de
Rosario (ARG); Kappa Crucis (UY); USAM (ARG); UBA (ARG); Observatorio Astronómico Nacional de Bolivia en Tarija (BO); Planetario Municipal de
Montevideo (UY); Colegio Don Bosco (ARG); AEA (ARG); ATEL (ARG); IAFE (ARG); Universidad de San Andrés (ARG); CONICET (ARG); Observatorio GEMINI (ARG); NOAO (EUA); CODE (ARG)...todos nucleados por la confederativa LIADA.
Durante la Convención se reafirmó y consolidó la importancia de pertenecer a la LIADA como eje del desarrollo de la astronomía iberoamericana, la que
ofrece diferentes canales para la difusión de todos los tipos de actividades: Secciones científicas y de enseñanza; Página de Internet;
Revista "Universo Digital" y "Universo Anuario" (impresa); Foros de Discusión; la RedLIADA (Boletín Electrónico Semanal de Astronoticias) ; Star
Parties y Convenciones.
Se anunció la realización del "Star Party LIADA 2007" en Formosa (ARG) y de la "XII° Convención LIADA 2008" en Villa Angela, Chaco (ARG).
Otro hito histórico para la LIADA es que en esta XI° Convención Internacional de Astronomía estuvieron presentes numerosos Miembros
Coordinadores de diferentes Secciones, a saber: Sección Historia de la Astronomía; Sección Cometas; Sección Radioastronomía; Sección Enseñanza y Divulgación; Sección Astrofotografí a; Sección Ocultaciones; Sección Materia Interplanetaria; Sección Astronáutica; Sección
Planetas; Sección Cohetería y Sección Cielo del Mes La presencia de tantos Coordinadores de Secciones indica en ellos su
responsabilidad y el compromiso asumido por el logro de sus objetivos.


Jorge Coghlan
Secretario de la LIADA








Por Edgardo Rubén Masa Martín
Valladolid, España






De un tiempo a esta parte el término Pro-Am está proliferando mucho en los medios astronómicos. El acrónimo hace referencia a las palabras Profesional-Amateur, en el sentido de la relación o el vínculo entre astrónomos profesionales y amateurs para la realización de trabajos de colaboración conjunta, de la más variada índole, dentro de la astronomía observacional. Efectivamente, cada es más frecuente la celebración de simposios y congresos dedicados enteramente a este tema. Para comprobarlo, hagamos una prueba: introduzcamos en el buscador Google las palabras "Pro-Am collaboration in Astronomy" y nos sorprenderemos de la enorme cantidad de referencias encontradas.

Un poco de historia

Históricamente, los grandes amateurs han contribuido a la ciencia astronómica con infinidad de observaciones y descubrimientos. Recordemos el caso de William Herschel (1738-1822), un músico de profesión, que revolucionó la astronomía de la época. Herschel es el paradigma de los astrónomos amateurs; sus investigaciones y descubrimientos permitieron que hoy se le reconozca como el padre de la astronomía estelar moderna. Es sorprendente y cabe preguntarse cómo un músico pudo llegar a ese grado de profesionalidad. La respuesta es sencilla: con grandes dosis de pasión, entusiasmo y tesón. 


Además, Herschel, es consciente de la importancia de la instrumentación y en base a ello se especializa incluso en la fabricación de sus propios telescopios. De esta manera, a lo largo de su carrera pudo utilizar los telescopios reflectores más grandes del mundo. Para los que nos dedicamos a la astronomía de estrellas dobles, la figura de Herschel es sin duda emblemática, pues descubrió la existencia de los sistemas binarios, extendiendo la validez de la Ley de la Gravitación de Newton fuera de los dominios del Sistema Solar.

A poco que repasemos la historia de la astronomía veremos que casos como el Herschel son relativamente abundantes y muchos de los que comenzaron siendo meramente aficionados lograron convertirse en reconocidos profesionales al más alto nivel imaginable. Durante el siglo XIX los intereses de los astrónomos profesionales y los amateurs convergen y se solapan, posibilitando así las primeras colaboraciones Pro-Am. En buena parte el vínculo se establece gracias a los observatorios privados y perfectamente equipados construidos por aquellos amateurs con alta disponibilidad económica. En general eran ellos mismos los observadores, pero en muchos casos se establecieron acuerdos de colaboración permitiendo que astrónomos profesionales utilizaran igualmente las instalaciones y los equipos. Una colaboración Pro-Am en su más pura esencia: los dos sectores bajo la misma cúpula.

Esta coexistencia observadora empezó a divergir durante el siglo XX, produciéndose una clara ruptura. Los astrónomos profesionales comenzaron a utilizar grandes telescopios en conjunción con instrumentación muy sofisticada, ya no al alcance de los amateurs, quienes sufren una clara desventaja dándose un notable distanciamiento. 


La situación actual 


Afortunadamente, en esta primera década del siglo XXI, la situación ha cambiado de nuevo de manera radical. Se auspicia que una renovada y fortalecida colaboración Pro-Am tendrá una perdurable continuidad en el tiempo. Son varias las razones que han permitido este giro tan positivo y convendría analizarlas. El rápido desarrollo de nuevas tecnologías, junto a la expansión de Internet, son los principales responsables. Hoy en día, el astrónomo no profesional tiene acceso a telescopios y detectores CCD de muy alta calidad y a precios relativamente asequibles. El censo, a nivel mundial, de colectores y detectores en la comunidad amateur emplazados en instalaciones fijas particulares es abrumador. 


El potencial observacional de los astrónomos no profesionales brinda la posibilidad de trabajar en proyectos conjuntos de investigación científica altamente competitivos. Por otro lado, gracias a la popularización de Internet y a la existencia de anchos de banda cada vez más amplios, los amateurs pueden acceder a telescopios robóticos de grandes aberturas, cada vez más numerosos, diseminados por el mundo y siempre localizados en enclaves con una calidad de cielo impecable. 


Desde la comodidad de su hogar, el amateur es capaz de controlar con extrema precisión los instrumentos remotos mediante un protocolo de comunicación potente y amigable. Las imágenes capturadas son descargadas a través de la Red hasta el ordenador del usuario, para después ser reducidas en busca de datos concretos. 


Asimismo, Internet procura otra substancial concesión: cualquier astrónomo aficionado puede gratuitamente consultar on-line miles de catálogos profesionales de la más variada naturaleza. Es la magia del llamado Observatorio Virtual, un gran esfuerzo conjunto internacional que persigue centralizar los datos astronómicos para que sean accesibles libremente por cualquier interesado y con la ventaja de la inmediatez. De esta forma, los horizontes de trabajo de la comunidad no profesional se amplían generosamente, pues es factible abordar estudios de carácter astrofísico impensables hace tan solo unos pocos años.

Otra esencial característica que estrecha lazos Pro-Am es que los amateurs disfrutan de una gran flexibilidad en cuanto al tiempo efectivo que pueden dedicar a la observación: disponen de grandes cantidades de tiempo útil, en cualquier época del año e independientemente de las rigurosas colas de observación de las instalaciones profesionales.

Así pues, puede asegurarse que la situación actual que nos ha tocado vivir es privilegiada y las capacidades de hacer ciencia conjunta son tan altas y tan valiosas que no podemos desaprovecharlas.

La comunidad profesional es tan consciente de la potencialidad observadora amateur que reiteradamente se promueven -en todas las latitudes- reuniones Pro-Am encaminadas a establecer un punto de diálogo entre ambos colectivos para definir aquellos proyectos de trabajo claves y que exploten al máximo la capacidad científica puesta en manos de los astrónomos no profesionales. 


Como ejemplos representativos de estos encuentros, dentro del ámbito iberoamericano que nos atañe directamente por una pura cuestión lingüística, podríamos citar dos congresos Pro-Am celebrados recientemente (año 2009) en Argentina y España. El primero de ellos se desarrolló en la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata y llevó el nombre de 1er Encuentro de Astrónomos Profesionales y Aficionado

Carlos A. Krawczenko, como representante de la LIADA participó en el evento como orador impartiendo una conferencia titulada Qué es y cómo trabaja la Sección de Estrellas Dobles de la LIADA.



      Los participantes al frente del edificio de la Facultad de
  Ciencias Astronómicas y Geofísicas en La Plata




Al otro lado del Atlántico, en el mes de noviembre de 2009, se celebró en la ciudad española de Córdoba, el congreso Colaboración Pro-Am en Investigación Astronómica, promovido por la Sociedad Española de Astronomía (SEA), agrupación que reúne a todos los astrónomos profesionales españoles. Tuve la oportunidad de participar en este congreso como portavoz de la LIADA en calidad de Coordinador Adjunto de la Sección de Estrellas Dobles, mediante la presentación de un póster científico en colaboración con mis colegas Rafael Benavides Palencia y Juan Luis González Carballo y que titulamos Investigación en Estrellas Dobles Visuales.




           Los participantes frente al edificio de la Facultad de Veterinaria de Córdoba


Hay que decir que ambos eventos fueron acogidos con gran expectación, tanto por los profesionales como por los amateurs, hecho demostrado por el elevado número de participantes que acudieron. 


Colaboración Pro-Am en la LIADA 


La LIADA es una entidad veterana y quizá uno de los grupos que más especialidades astronómicas abarca en su seno. La experiencia acumulada a lo largo de sus más de 50 años de existencia ha forjado un nutrido elenco de observadores especializados y organizados internamente mediante Secciones Científicas perfectamente definidas, regladas y coordinadas; cada una de ellas es experta en una determinada disciplina observacional. Es patente que esta asociación, con su legión de observadores, se consolida como un referente a nivel mundial y ostenta los laureles que solo los grandes merecen exhibir, pero sin dormirse en ellos. La LIADA es un una corporación moderna y con empuje, como corresponde a quien ha sabido evolucionar y adaptarse a las nuevas tendencias, tanto instrumentales como de conocimientos. Es claro que con todos estos ingredientes, aptitudes y actitudes los resultados sean deslumbrantes y únicos. Dentro de la LIADA, como es lógico, son numerosas las Secciones que, a día de hoy, están colaborando codo a codo con astrónomos profesionales para aportar datos de todo tipo y muy demandados.

En este sentido son destacables las contribuciones realizadas por las Secciones de cometas, materia interplanetaria, estrellas variables y estrellas dobles. Se percibe que la tendencia Pro-Am seguirá su propagación a buen ritmo durante los próximos años. Los cursos de formación interna que se dictan regularmente gracias a la labor altruista de los observadores más veteranos, nutrirán el futuro cercano con nuevos astrónomos "sin compensación económica", verdaderos apasionados por la ciencia astronómica. Las venideras generaciones de observadores serán la savia nueva que fortalecerá el árbol común que nos une, seamos profesionales o no, para que se alcance el objetivo labrado en nuestro logo: Semper Observandum. Y es que, al fin y al cabo, lo verdaderamente importante no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace. 


Edgardo Rubén Masa Martín
Coordinador Adjunto Sección de Estrellas Dobles LIADA

Marzo, 2011




Creación Logo Pro-Am LIADA






Inspirado en la propuesta de Edgardo Masa Martín en cuanto a la
relación Pro-Am del Simposio LIADA 2011, se me ocurrió crear un Logo
Pro-Am LIADA
el cual ya subí en cada una de las páginas de la LIADA, incluyendo
lógicamente la del Simposio.

Es un "sello" simple que a primera vista dice todo lo que significa.

El fondo es una imágen de la cúpula y telescopio del legendario Observatorio de
Bosque Alegre en Córdoba (por la astronomía profesional) , en un
extremo el logo de la LIADA y en el otro igualando el formato y color
de fondo, una vista de astrónomos amateurs (por la astronomía vocacional) haciendo observaciones de
estudio; en el centro de la imágen la leyenda de su significado, resaltando las palabras "Vinculación" e "Iberoamericana"...las que nunca deben faltar en nuestras propuestas astronómicas.


Prof. Jorge Coghlan
Secretario de la LIADA
Marzo, 2011 




REFERENCIAS

APA – Asociación Peruana de Astronomía - Anales de la Segunda Convención de la LLADA - Lima – Perú - 1961.

Estremadoyro Robles, Camila. Diccionario histórico biográfico de peruanos ilustres. Lima: Eureka, 1987.

Revista Universo (LLADA/LIADA)

WebLIADA (Página Oficial en internet: http://liada.net)