MITOS Y LEYENDAS

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        

 

 
 
                     En el Nº 1 de la revista Horizonte que sacó la Escuela                                          N°30 por el   año 1955, aparece la siguiente leyenda                                           sobre Chiguayante escrita por don Pedro Aguilera Ch.
       
 "Durante el año 1654 hubo una sublevación muy grande de los Mapuches y que tuvo grandes y desastrosas consecuencias para los españoles, todo por la clara ineptitud del Gobernador del Reino de Chile Don Antonio de Acuña, en las cuales jugó un papel muy importante Chiguayante. Este hizo tomar de rehenes a los hijos de los caciques de la región para asegurar su fidelidad y le hizo creer en la supuesta Escuela de Caciques que fue fundada por el Gobernador Alonso de Ribera, el 24 de diciembre de 1603.
En el caso particular de Chiguayante el cacique se llamaba "Loncovilú"(Cabeza de serpiente) dos de sus hijos fueron llevados a Nacimiento como rehenes a esta supuesta escuela de caciques. La joven princesa tenìa 16 años y el joven 14 años apenas  con permanencia de dos años entre los españoles estos dos nobles indigenas cuando se produjo otra gran sublevaciòn de los indòmitos mapuches. A la sazon los dos habìan sido bien tratados, se habìan enamorado; la joven con un joven oficial y el muchacho de una españolita, claro que esta noticia no le fue muy grata, ni del cerco que le colocaron los sublevados al fuerte. Cuando el comandante don Juan de Zalazar, cuñado del gobernador de Chile temiendo que le faltaran los viveres y municiones ordenò tanto al ejercito como a la poblaciòn abandonar el fuerte en balsas para dirigirse a la Villa de Nuestra Señora de la Concepcion . Los dos aborigenes se ofrecieron gustosos para correr la misma suerte y se embarcaron en debiles balsas, las que bajaban con lentitud por la escasa corriente del gran rio. Los Mapuches seguian hostigando a los fugitivos desde ambas orillas del rio. Cuando llegaron frente a lo que es hoy San Rosendo pensaron en desembarcar para correr hasta el fuerte de Buena Esperanza de Rere, pero las noticias eran que tambien habìan sido abandonados y estaba en poder de los rebeldes. Debido a  la poca agua que llevaba el rio en esta epoca estival, las balsas vararon, lo que aprovecharon los rabiosos aborigenes dando muerte a todos los fugitivos, sin perdonar a su comandante. Sin embargo una pequeña balsa logrò escapar con cuatro ocupantes que pasaron sin ser visto hasta que estaban muy lejos.
En Chiguayante el Cacique Loncovilù supo que en esa balsa venian sus dos hijos, con la ansiedad de padre encomendò a dos de sus mas fornidos mocetones para que lod rescataran vivos. Entre los varios jovenes que se ofrecieron estaba "Nonguen"(Pasar el rio) eximio nadador, estos lograron apresar a los jovenes de la balsa y llevarlos a tierras detenidos. Cuentan que celebrando este triunfo sigue una tomatera, de la cual se aprovechan los jovenes cautivos y arrancan alcanzando la Villa. El cacique es acusado de traiciòn a su raza. Nonguen lo apresa y luego el mismo cumple la pena capital. Desde la Villa viene la justicia, es apresado y condenado por la muerte de unos españoles y el cacique.
                                                                   
      
                                                                  LEYENDA DE ZORRITA
Tal serìan las riquezas que estos invasores sacaron de nuestras tierras que se saben de muchos entierros que dejaron al ser atacados por las huestes de Lautaro, Caupolican, Lientur y otros. Los hoyos en la montaña de de Santa Fe dan cuentan de los buscadores de oro frente al fuerte de Nacimiento.  En Hualqui, quizás cuando escuchen historias como la que yo logré escuchar de una exforzada madre que tenía hijos en el sector de los fundos El Majuelo, que estaban a unos 20 kilometros de Hualqui hacia Rere. Ella tenía que viajar mensualmente para llevar manuntencion a sus hijos en aquellos parajes y como no había locomoción lo tenía que hacer en carreta o muchas veces de a pié. Dia Viernes a la hora de llegada del Local en la noche por esos tortuosos caminos, en donde en varios parajes ella vió apariciones. A la salida de Hualquí pasando el puente San Onofre sobre el rio El Maiten había una viña, mas allá un terreno de greda, le salía a atacar una pequeña zorrita que luego de ser espantada por unos piedrazos arrancaba y se perdía en la obscuridad, razón por lo que aseguraba que habría un entierro. Quizás quien no esté al tanto de la historia de Chile y de esa parte desconocida en las cuales da cuenta que por esos caminos muchas veces viajaron cargamentos de oro al banco de Rere en tiempo de los españoles.
   

                                                        LEYENDA DEL CASTILLO PAPEN
En el lugar que muestra esta fotografía vivió el dueño de estas tierras Don Jorge Papen, un respetado comerciante que tenia un criadero de aves donde vendia aves y huevos. El tenía un pequeño castillo  a orillas del cerro y que abandonó al regresar a Alemania. La gente del lugar contaba que en las noches obscuras veian una figura de capa negra y sombrero pasearse sobre las torretas, según sería el mismisimo Mefistosfeles cuidando el castillo

                                                        LEYENDA DE LA CASA DE PIEDRA
Era una casa que existia en el interior del bosque, a la orilla dell camino a Hualqui. Los altos pinos que cubrian el camino le daban un marco de misterio. Se cuenta que esa casa perteneció a un Señor español que vivia con su bella esposa y un esclavo negro. Un día este hombre decidió hacer un largo viaje, que por circunstancias decide regresar, cual sería su sorpresa que encontró a su mujer en el lecho con su esclavo. Lo que lo llevó a ejecutar a ambos infieles en forma macabra.

                                                             MITOS DE CHIGUAYANTE
En Chiguayante también hay mitos que son de creencia popular.
Se cuenta que en cerro Manquimavida se esconde un volcan dormido, por la forma de cono de la punta de este, lugar en que estan las torres.
Que cuando se posa un manto de nube sobre la punta del cerro es una señal segura de lluvia.
Un cientifico americano que vivió en la calle Santa Sofia y trabajó en la Universidad de Concepción, aseguró que Chiguayante era un paraguas atómico, por lo que lo escogió para vivir aquí.

Todas las paginas estan con los Derechos reservados en: http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/cl/">Creative y Registro Intelectual de Chile con el Nº 177725 DEL Febrero 03 de 2009. Su autor. Cecil Reiman Campos

Licencia por Creative Commons Atribución 2.0 Chile LicenseCreative Commons License
Comments