El hipotálamo y el sueño

 
 
SUEÑO Y VIGILIA
 
 
 
El hipotálamo funciona en la porción anterior y posterior para regular el ciclo del sueño y de la vigilia (ritmo circadiano) El ritmo circadiano está determinado por el núcleo supraquiasmático, presente en el hipotálamo y se encarga de regular ciertos comportamientos según los estímulos externos o internos.
http://es.wikipedia.org/wiki/Supraquiasmático

El ser humano, como muchas otras especies han desarrollado relojes biológicos que les permiten tener ciclos de comportamiento fisiológicos durante periodos de tiempo que se acercan a los de un día completo, de ahí que estos ciclos tomen el nombre de circadianos. Por ejemplo las ostras de mar, permanecen durante un período de 12,4 horas con su concha abierta de acuerdo con la marea. De esta manera es como ellas pueden alimentarse, y luego se cierran cuando la marea baja, es decir que se encuentran en aguas poco profundas para evitar ser devoradas o secarse. Hay que tener en cuenta que estos comportamientos son independientes de señales externas.

Además de lo anterior, no debe desconocerse que existen repuestas a las señales de tipo externas también. Un ejemplo bien sugestivo sería someter a una ostra a periodos de lluvias copiosas con lo que el animal se abriría, exponiéndose al riesgo de que los pájaros puedan devorarla.

Esto quiere decir que tanto las señales externas como internas intervienen en la conducta del animal, pero nos enfocaremos en una señal interna para explicar los ciclos de sueño/vigilia en humanos.

Si se aísla un ser humano completamente, por ejemplo, colocándolo en un búnker con luz artificial y sin relojes que puedan orientarlo sobre el ciclo de luz/oscuridad naturales, el sujeto al principio se acostumbra a un ritmo de aproximadamente 25 horas, pero luego su actividad se adapta a un ritmo de 30-36 horas, permaneciendo despierto unas 20 horas seguidas para luego dormir unas 12.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Otros ciclos son más cortos, como el de la temperatura corporal, lo que nos indica que son relojes distintos. Pero el marcapasos primario para los mamíferos es sin duda el ciclo de luz/oscuridad controlado por el núcleo supraquiasmático del hipotálamo. Se trata de un pequeño núcleo de no más de 0,3 mm3 que, de ser extirpado, produce un trastorno en la ritmicidad circadiana del sueño y la vigilia.
 
La manera como las neuronas reciben toda esta información, para decidir que nuerotransmisores o que hormonas se deben segregar, está mediada por las fibras que recibe el núcleo supraquiasmático provenientes de la retina del ojo, esto se hace a través del tracto retino-hipotalámico, que no es mas que una vía que comunica la retina con el hipotálamo. A través de este tracto, la luz afecta la actividad de las neuronas.

Vídeo de YouTube

 
 
Julián Vélez Urrego
Estudiante de medicina
Universidad de Antioquia
2008