Manzanilla Propiedades y Curas

Existen de esta planta varias especies; sin embargo las dos únicas empleadas en medicina son: la manzanilla romana, noble, fina, olorosa o camomila y la manzanilla común.

Crece espontáneamente en los terrenos secos y pantanosos, en los sitios montañosos y al pie de los caminos. Se recolecta durante su floración, pues la parte que se emplea son las flores.

La manzanilla es estomacal, carminitiva y antiespamódica.

Combate todos los trastornos de la digestion. Las cataplasmas de las flores calman las inflamaciones, los infartos y los calambres. En compresas abdominales facilita la menstruación. También se usa en gargarismos contra las úlceras de la boca y garganta. La manzanilla común tiene las mismas propiedades, pero atenuadas.

La manzanilla es digestiva, sudorícifa, calmante, descongestiva y tónica. Por eso está indicada para combatir los cólicos del estómago, del intestino, del útero, del uréter y de la vejiga, enfermedades infecciosas, como gripe, catarros, resfriados y dolores de cabeza de orígen nerviosos.

Se usa en lavativas calamantes, en compresas empapadas de infusión sobre florúnculos, almorranas, eczemas, físiculas, úlceras varicosas,etc y en las inflamaciones de los ojos.

la infusión se prepara con 2 cucharaditas de flores secas por taza; 3 tazas al día. a dosis altas es vomitivo.

Los baños y vapores de manzanilla son igualmente recomendables.
Para dolores de muelas, de oídos, de cabeza, etc. puede llenarse una bolsita (con manzanilla y calentarla, para aplicarla luego sobre la parte dolorida.


La manzanilla es una verdadera y fiel amiga casera que todo el mundo debería acoger en su hogar para tenerla siempre a mano. Cualquier dolor, sea en el vientre o en otro lugar, puede ser calmado gracias a la manzanilla, tomando diariamente algunas tazas de su tisana y poniendo una bolsita de manzanilla caliente sobre el vientre o parte dolorida. Incluso en los dolores de muelas o de los oídos da a veces este tratamiento sorprendentes resultados. Hinchazones en la boca, garganta y labios, pueden curarse con tisana de manzanilla, dejándola un rato en la boca. El mismo tratamiento es muy bueno en catarros, resfriados, tos, lavando al mismo tiempo toda la cabeza con tisanas de manzanillam, por lo menos 2 veces al día; también va bien aplicada al pecho. Además se hacen pediluvios con su cocimiento. Contra reumatismo, gota, ciática, dolor de riñones, hígado, vejiga y otros malestares dan muy buenos resultados los baños calientes con cocimientos de manzanilla.

El que acostumbre a curar sus dolencias, malestares y enfermedades con la maravillosa manzanilla, sabe apreciarla debidamente y la recomienda vivamente a todos. La manzanilla jamás perjudica, siempre cura o al menos alivia.

También puede usarse la manzanilla con un buen aceite natural de oliva, de girasol o de linaza. Se mezcla una buena cantidad de manzanilla con el aceite y se expone durante dos semanas al sol, dentro de un frasco o de una botella de vidrio transparente, para que el sol penetre bien. Después se cuela, y el excelente preparado, llamado "aceite de manzanilla", está listo para curar muchas dolencias: úlceras, hinchazones, reumatismo, dolores de riñones, de la vejiga, grietas de las manos y de las piernas, quemaduras, golpes y otras muchas más. Se trata de un remedio completamente natural y de notable poder curativo

VER CURAS DE MANZANILLAS Y TRATAMIENTOS




Comments