Incurable sins‎ > ‎

Mentiras inocuas


06.Tu Recuerdo Me Bastará.Tabla War cry para menteoriginal.

Mentiras inocuas

La señorita Ivana no debe haberse dado cuenta de que la señorita I. dormía, pensó Climenestra, parpadeando varias veces y tratando de fingir, a su vez, estar con una baja de energía mágica suficiente como para no saberlo. Se descubrió de todos modos. No en vano la madre de la señorita I., que tanto había trabajado para que Climenestra fuera una muñeca sumisa y feliz, era medio hada. Intercambiaron sonrisas enternecidas por la niña. Climenestra se guardó de conservar la última imagen de esa gran mujer, acariciando la mejilla de la pequeña que debía proteger, para que su moral no decayera jamás.

Comments