Hojasde...poesia
Hojasdepoesía

 

               Inicio

 

 

 

 

 

 

 

 

En casa de la luna

 

Enseguida casi

saliendo deprisa

la lúdica nariz

habilita bisados tañidos

el solfeo navega

cin temeridades

 

Désnudame por los pies

 

¿Son grises esas nubes?

Las nubes rosas nunca lloran,

las grises, sí,

como tú y yo

cuando cambiamos de color.

 

Comienza a desnudarme,

por los pies.

 

Aún quedan restos de la tormenta

no rosa,

truenos lejanos

en corazón de garganta,

acuéstate, ven,

tengo miedo de esas nubes,

grises,

como nosotros.

 

Quisiera que no vieras

[Viernes, 24 de junio de 2005, 16:16]

 

Diría las palabras más bestias esta tarde

pero mis labios, pateados por tu corazón,

destrozados y sangrantes,

no pueden hablar.

 

Quisiera que no vieras,

que no oyeras ni sintieras,

mi niña caprichosa,

estos versos derramados sin tierra.

 

Liberaría mi libertad,

si supiera engañarle a la verdad

no me mostraría real,

oculto, entrelunado, fatal.

 

No me dolería más,

pero no sé hacerlo,

volveré a acercar mi boca

a tu te quiero.

 

Necesito

 

Necesito

 

que me hable

tu mirada,

mientras,

miro

tu boca.

 

Tengo

 

Tengo

los brazos abiertos

 

y el alma

con sábanas limpias

para recibirte

 

eterna

 

Simplemente, te quiero

 

Y, ¿si te quiero sin más?

Como el gato a su cojín,

igual que la lluvia al mar

en pasiones descontroladas

con mis dedos hechos agua

que derraman en tus labios

heridas sin arrepentir

que no sanarán jamás.

 

Y, ¿me acogerás?

Como manta que rodee tu cintura

siendo campanero de tu libertad

atrapado en las mieles,

brillantes,

de tus pechos

canela en sus cimas

nata tibia por libar.

 

Y, ¿nos daremos amor?

En las tarde frías

cálidas caricias

bebiéndonos a sorbos los labios,

lamiendo el corazónl

perdido el sentido del tiempo

entre amaneceres y ocasos

mientras haya luna y sol.

 

Aullidos de silencio

 

Salgo de casa

con el corazón peinado a raya,

como niebla pegada al suelo,

persigo espaldas.

 

Comprimo el tiempo,

la jornada se acaba,

me doy la vuelta,

la ciudad, al fondo, agoniza.

 

Pasó otro día,

todos hablaron.. sin decir nada.

Nadie advirtió...

... que hoy iba en pijama.

 

Beber mi nombre

 

Quisierabeberminombredetuslabiosmientrassaboreas

mistequiero

 

Un minuto

 

Monte nubado

cola rosa de ratón

la araña teje

y atrapa sin saberlo

víctimas libres aún

 

El hecho del ocho

 

El hecho del ocho

unión que nos separa

tumbados al infinito,

separación que nos une,

somos tú...

... somos yo.

 

Tomas vida

 

Tomas vida,

me hablas,

caminas,

sonríes,

cuando a través de mis lágrimas

miro tu fotografía.

 

Sigo soñando

 

Todas las lunas

amanecer contigo

entre rocío

desnudos de la noche

con la piel hecha viento

 

Repiques

 

Disfrazar el tiempo,

hacernos uno con él,

repicando,

como duendes,

el corazón.

 

Evadiendo dudas

 

Voy descendiendo,

como esfera de fuego catártico,

por mis sueños vividos.

 

Aliviada el alma,

conocido el camino,

evadiendo dudas

olvidé las ansias,

me hice ignífugo,

refractario a su mundo.

 

Entre...

 

Leer entre líneas

Ver entre imágenes

Escuchar entre palabras

Intuir entre situaciones

 

........

 

Amar entre tú y yo

 

Ausencia

 

Está todo tan vacío sin ti,

el café frío,

mis manos ausentes...

 

El gris de las nubes ya no me llena,

me hiela...

 

Y yo cuelgo de esta tarde,

gélido,

entre tus azules...

 

Arriba

 

Arriba, ello,

lo ansiado

por lejano

no reflejado

desde el sol

cálido

como tu pecho

 

Amor y vino

 

Me miras

en busca de una complicidad,

igual que el rocío a la viña

en las horas previas a la madrugada,

con escalofríos,

como desea la luna al mar.

 

Te acaricio

aireando tu copa de cristal,

juego previo a tomar tu vino,

abocado en tus frutos rojos,

pinceladas del ayer

sobre un óleo real.

 

Nos amamos

escanciados en la tierra,

fragancia de hojas secas

embriagan nuestra mente

y los cuerpos

apuran ávidos las últimas gotas.

 

Pienso en ti

 

Pienso en ti porque así me pienso a mí.

 

Cada día más

 

Cada día, un detalle,

más,

cada detalle, una razón,.

más,

para seguir, enamorado,

más,

de ti,

de ti.

 

Desnudas la luna y callas

 

Difumino la mirada

entre cien pétalos rosas,

perdidos en blanco espasmo

mientras gimen en la sombra.

 

Desnudas la luna y callas

invisible en tu ventana,

escondida por la noche

ocho nubes te subrayan.

 

Tus momentos

 

Me descabalga la noche

de los tiempos inconexos,

cicatrizado de lunas

reboso distancias planas.

 

La cabeza circuncisa

descansando en tus momentos,

viajero de tus azules,

desnudo en tus aguas... crezco.

 

Tú, incluso tú

 

los viernes que bien vienen

me desencaman,

esos que saben,

como,

veneno en la vena,

como nieve da avena

de raíces desestructuradas,

huérfanos de otoño,

ocrestados e indóciles,

como,

yo.

Tú,

incluso,

tú.

 

Nos...

 

...saber

escuchar

amar...

 

nos

me

te