Libro Dos fiestas

IExhibición de lanzas y escudos el día de ‘îd (fiesta)

527. ‘Âisha dijo: ‘El Mensajero de Dios (B y P) entró en mi habitación mientras estaban conmigo dos niñas que cantaban canciones de Bu‘áz (so- bre la guerra entre dos tribus ansâríes antes del Islam), se acostó y volteó la cara hacia otro lado. Entonces Abû Bakr entró y me recriminó dicien- do: ‘¿Instrumentos musicales de Satán cerca del Profeta (B y P)?’ El Mensajero de Dios (B y P) se volteó para mirarlo y le dijo: «Déjalas». Cuando Abû Bakr se descuidó, les indiqué a ambas y sa- lieron’.

II Comer antes de salir a la mez- quita en la fiesta del Fin del Ayuno (‘îd ul-fitr)

528. Anas bin Mâlik dijo: ‘El Mensajero de Dios (B y P) nunca salía el día de ‘îd ul-Fitr (la festividad del desayuno) sino comía unos cuantos dátiles’. Anas también dijo: ‘Se comía un número impar’.

III La comida el Día del Sacrificio (yawm un-nahr) (el 10 de dhul hiÿÿa)

529. Al-Barâ’ bin ‘Âzib dijo: ‘Oí al Profeta (B y P) pronunciando la jutba; dijo: «Lo primero

que haremos en este nuestro día será rezar (salat ul-‘îd); al volver del salat degollaremos nuestras ofrendas; y quien lo haga así ha actuado según nuestra sunna»’.

530. Al-Barâ’ también dijo: ‘El Profeta (B y P) nos pronunció la jutba el Día del Sacrificio des- pués del salat y dijo: «Quien rezó como nosotros y sacrificó como nosotros verá su ofrenda aceptada por Dios. Y quien mate su ofrenda antes del salat del ‘îd no ha hecho sacrificio alguno». Abû Bur- da bin Niyâr, el tío de Al-Barâ’ dijo: ‘¡Mensajero de Dios! Yo degollé a mi cordero antes del salat y sé que hoy es día de comer y beber, por eso quise que mi cordero sea el primero en ser degollado en mi casa; lo degollé y comí de él antes de ve- nir al salat’. El Profeta (B y P) le dijo: «Tu cordero es sólo de carne». Abû Burda dijo: ‘¡Mensajero de Dios! Tenemos una cabrita joven que me es más querida que dos ovejas ¿Será suficiente (ofrenda) por mí?’ Le dijo: «Sí, vale; pero no valdrá para na- die después de tí»’.

IV La salida a un musallâ (orato- rio) sin púlpito

531. Abû Sa‘îd Al-judri dijo: ‘El Mensajero de Dios (B y P) salía el día (del ‘îd, la fiesta) del fitr y del adhá hacia el mûsalla. Lo primero que ha- cía era el salat; cuando lo terminaba se paraba mirando hacia la gente, que permanecían senta- dos en sus filas, y les predicaba, les aconsejaba y les daba órdenes. Si quería mandar una expedi- ción lo hacía; y si quería ordenar alguna cosa lo hacía y luego retornaba (a su casa). Y la gente si- guió con esta sunna hasta que salí con Marwân, cuando era gobernador de Medina, en el fitr o el adha. Cuando llegamos al mûsalla encontramos que había un púlpito hecho por Kathír bin Salt. Marwân quiso subir al púlpito antes del salat, yo aseguré sus ropas pero él se soltó de un tirón y subió para pronunciar la jutba antes del salat. Le dije: ‘¡Por Dios! Has cambiado (la sunna del Pro- feta (B y P))’. El respondió: ‘¡Abû Sa‘îd! Lo que tú aprendiste ya se fue’. Yo dije: ‘¡Por Dios! Lo que yo conozco es mejor que lo que desconozco’. Marwân me dijo: ‘La gente no se sienta para oír nuestra jutba después del salat, así que yo pro- nuncié la jutba antes del salat».

VCaminar o montar hacia el salât del ‘îd y el salat es antes de la jutba

532. Ibn ‘Abbâs y Ÿâbir bin ‘Abdullah dijeron: ‘No se hacía adhân para el salat del ‘îd del fitr ni para el adha’.

VI La jutba después del salât en el día de ‘îd

533. Ibn ‘Abbâs dijo: ‘Presencié el ‘îd con el Mensajero de Dios (B y P), con Abû Bakr, ‘Umar y ‘Uzmân; y todos ellos rezaban antes de la jutba’.

VII La virtud de hacer buenas obras durante los días del tashrîq

534. Ibn ‘Abbâs también relató que el Profe- ta (B y P) dijo: «Ninguna buena obra es superior a las que se hacen en estos diez días (los prime- ros del mes Dhul Hiÿÿa)». Dijeron: ‘¿Ni el ÿihâd?’ Dijo: «Ni el ÿihâd, excepto el de un hombre que sale con su vida y su fortuna por la causa de Dios y vuelve sin ambas cosas».

VIII El takbîr en los días de mina y la ida a ‘arafât

535. Muhammad bin Abû Bakr Al-Zaqafi re- lató que preguntó a Anas, mientras iban de Mina a ‘Arafât, sobre la talbiya : ‘¿Cómo la hacíais en la época del Profeta (B y P)?’ Me dijo: ‘Algunos decían la talbya y otros pronunciaban el takbîr y ninguno era censurado por ello’.

IX Al-nahr y al-dhabh en el musallâ el día del sacrificio

536. Ibn ‘Umar relató que el Profeta (B y P) solía sacrificar, practicando Al-nahr y Al-dhabh, en el mûsâlla.

XQuien va por un camino y vuelve por otro en el día del ‘Îd

537. Ÿâbir bin ‘Abdullah relató que el Profeta (B y P) el día del ‘îd retornaba (del mûsalla) por un camino distinto (al que usó para llegar).

538. Ya mencionamos el hadiz de ‘Âisha sobre los etíopes (Nro. 286); en esta versión ella acota: ‘ ‘Umar los amenazó y el Profeta (B y P) le dijo: «Déjalos, yo les he garantizado seguridad a los Banu Arfida (los etíopes)»’.


Comments