Biografias Narradores Ilm Al Riyal

‘Umar Ibn Al-Jattâb Ibn Nufaîl, su kunya era Abû Hafs Al-Qurayshi Al-‘Adawi. Nació cua- renta años antes de la Emigración y fue uno de los más grandes compañeros del Profeta (B y P), famoso tanto por su tremendo coraje personal y constancia así como por su imparcialidad al emitir juicios. Se contaba entre los héroes de los nobles mekenses en la época preislámi- ca de la ignorancia, y aceptó el Islam cinco años antes de la Emigración a Medina. Ibn Mas‘ûd dijo: «No podíamos hacer la oración en la Ka‘ba hasta que ‘Umar se hizo mu- sulmán». Luchó en todas las batallas del Profeta (B y P) y recibió juramento de fidelidad como segundo Califa del Islam el día de la muerte de Abû Bakr. Durante su Califa- to de diez años y medio fueron agregados a los dominios del Islam: Siria, Palestina, Egipto, Irak y toda la Penínsu- la Arábiga; se construyeron doce mil mezquitas. Relató 537 hadices del Profeta (B y P) y fue el primero en fechar los eventos islámicos a partir de la Emigración. Sus di- chos, arengas y cartas eran de gran elocuencia y era difícil que le ocurriese un asunto importante sin que escribiese unas líneas de poesía sobre él. Su anillo tenía la siguien- te inscripción: “La muerte basta como advertencia ¡Oh ‘Umar!” Apuñalado por un esclavo mientras realizaba la oración del amanecer, murió tres noches después, en el 23 H.


‘Âisha. Es ‘Âisha bint Abû Bakr Al-Siddíq, es- posa del Profeta (B y P) y madre de los creyentes. Nació nueve años antes de la Emigración en Makka. Era la más sabia de las mujeres musulmanas en la Ley Sagrada, la re- ligión y el comportamiento islámico. Se casó con el Pro-feta (B y P) en el segundo año de la Emigración y fue la más querida de sus esposas en Medina. Relató 2210 hadi- ces después de la muerte del Profeta (B y P); importantes figuras islámicas la consultaban. Murió en Medina en el año 58H.


 Ÿâbir bin ‘Abdullah bin ‘Amr bin Haram Al- Jazraÿi, su kunya es: Abû ‘Abdullah. Era de una impor- tante familia ansârí. Nació veinte años antes de la Emi- gración, participó en casi todas las batallas del Profeta (B y P). Viajó cientos de kilómetros para recopilar hadi- ces; transmitió cerca de 1540. Murió en Medina el 74H.


 ‘Abdullah bin Al-‘Abbâs bin ‘Abdul Muttalib. Uno de los más grandes sabios de las primeras genera- ciones islámicas. Primo y compañero del Profeta (B y P), relató 1660 hadices de él. Murió en Tâif el 68H.


Sajr bin Harb bin Umayya, padre del Califa Mu‘âwiya. Murió el año 31 H.


 ‘Abdullah bin ‘Umar bin Al-Jattâb. Su sobrenom- bre es Abû ‘Abdu Rahmân. Fue una de las personalidades prominentes de la primera generación de musulmanes y una autoridad en las tradiciones del hadiz, además de ser hijo del Califa ‘Umar. Relató más de 2630 hadices. Murió en el 74 H. A la edad de ochenta y seis años.


Abû Huraira. Su nombre completo es: Abdu Rahmân bin Sajr Al-Dawai Al-Yamani. Uno de los saha-bas (discípulos o compañeros) más importantes del Pro- feta (B y P). Antes de islamizarse se llamaba ‘Abd Al-Sha- ms. Su sobrenombre Abû Huraira (ar. padre de la gatita) se debe a que, cuando cuidaba rebaños llevaba siempre una gatita con la que jugaba. Cuando emigró a Medina el Profeta (B y P) se encontraba atacando Jaybar. Fue un de- voto musulmán y miembro prominente de los Ahl As Su- ffa (ar. los del banco) un grupo de musulmanes dedicados exclusivamente a la devoción, que se reunían a sentarse en un banco fuera de la mezquita de Medina. Fue Gober- nador de Medina y luego de Bahrayn. Murió en Medina el año 58 H. a los setenta y siete años. Siempre acompa- ñaba al Profeta (B y P), le escuchaba atentamente y luego transmitía sus palabras. Los hadices que ha narrado su- man alrededor de 3500.


 Abû Mûsâ Al-Ash‘ari, es: ‘Abdullah bin Qays bin Salîm, pertenecía a una famosa tribu yemení. Compa- ñero del Profeta (B y P), destacó como conquistador y gobernador de nuevas tierras. Emigró a Etiopía; el Pro- feta (B y P) lo nombró gobernador de Zabid y Aden en Yemen. ‘Umar luego lo nombró gobernador de Basora, desde donde conquistó Ahuaz e Isfahán. ‘Uzmân lo en- vió luego a Kufa como gobernador. Murió en ella el año 44H.


 Anas bin Mâlik bin Nadar Al-Jazraÿî. Ansârí compañero del Profeta (B y P) y su sirviente desde niño. Su kunya era Abû Hamza. Su madre, Umm Sulaym, fue abandonada por su padre cuando ella se islamizó, luego se casó con Abû Talha, musulmán devoto. Anas fue cria- do en una familia devota. El Profeta (B y P) lo bendijo con la abundancia, tuvo más de 120 hijos y nietos, fue uno de los más ricos de su época. Fue fiel amigo de los cuatro Califas bien guiados. Murió el año 93 H., a los 103 años, y fue el penúltimo sahaba en morir.


‘Ubâdabin Al-Sâmit bin Qays, su kunya es: Abû Al-Walíd. Nació 38 años antes de la Emigración; era ansârí y compañero del Profeta (B y P), era piadoso y pe- leó en Badr. Participó de la conquista de Egipto y me- morizó 181 hadices del Profeta (B y P). Fu el primer juez (Qádi) nombrado en Palestina; allí murió en el 34H.


 Sa‘d bin Mâlik bin Sinân. Ansârí y sahabi del Profeta (B y P), a quien acompañó en la construcción de la mezquita y en la batalla de Uhud; narró 1170 hadices suyos. Murió en Medina el año 74H.


Sa‘d bin Abi Waqqâs Mâlik bin Wuhayb, su kunya era: Abû Ishâq Al-Zuhri Al-Qurashi. Pariente del Profeta (B y P) por el lado materno, entró al Islam a los 17 años. Fue uno de los grandes sahabas; luchó en Badr y di- rigió a los musulmanes en Al-Qâdisiya contra los persas. Fue uno de los diez que fueron informados de su entra- da al Paraíso en vida. Fue gobernador de Kufa; se retiró a Medina, perdió la vista y murió el año 55H.


Yundub bin Yunâda Al-Ghifâri. Uno de los emi- grados y compañero del Profeta (B y P), conocido por su humildad y devoción. Predicó el Islam a su tribu. Vivió en Damasco y se estableció finalmente en Rabada, cerca de Medina, donde murió el año 32H.


 Nufay bin Hâriz bin Kalda Al-Zaqafi. Era un esclavo abisinio adoptado por la tribu de Hâriz. Durante el sitio de Tâif por el Profeta (B y P) se unió a los musul- manes dejándose caer por una polea. El Profeta lo manu- mitió, por lo tanto era su «Mawla».


Abdullah bin Mas‘ûd bin Gâfil bin Habîb. Su kunya es: Abû ‘Abdu Rahmân Al-Hadali. Nativo de Makka; uno de los grandes sahabas en virtud, inteligencia y cercanía al Profeta (B y P). Fue el sexto musulmán y el primero en recitar el Corán en voz alta en Makka. Acom- pañó siempre al Profeta (B y P). Emigró a Etiopía y luego a Medina. Luchó en todas las batallas del Profeta (B y P). Es uno de los diez informados de su entrada al Paraíso en vida. ‘Umar lo envió a Kufa para administrar los fondos de los musulmanes; gustaba de los perfumes. Era un gran sabio y relató 848 hadices, cuando lo hacía el sudor corría por su rostro. Murió en Medina en el año 32H.


Talha bin ‘Ubaydullah bin ‘Uzmân, su kunya es: Abû Muhammad Al-Tamîmi Al-Qurashi. Fue uno de los primeros ocho musulmanes; fue torturado pero per- maneció inconmovible en su fe hasta sus últimos días. Mostró valentía en la batalla de Uhud donde fue severa- mente herido defendiendo al Profeta (B y P). Murió en Basra a los 64 años.


Al-Nu‘mân Ibn Bashîr Ansârí, sirvió como Gobernador de Kûfa para Mu‘âwiya, luego fue a Damasco donde desempeñó el car- go de juez. Murió en Hums mientras servía en ella a Ibn Al-Zubayr.


Abu Masud Ansârí de nombre ‘Uqba bin ‘Amru bin Za‘laba. Presenció el juramento de Al-‘Aqaba y no presenció Badr. Murió en Kûfa como Gobernador para el Califa ‘Alí bin Abi Tâlib.


Muawiya Hijo de Abû Sufyân, Jefe de Makka durante la Ÿahilîya, fue Gobernador de Damasco por diecinueve años y después de bastantes conflictos y disturbios fue nombrado Califa por Al-Hasan bin ‘Alí. Gobernó a los musulmanes por casi veinte años más. Trasladó la capital islámica de Kûfa a Damasco. Murió a los setenta años, el año 60 H.


Mahmud Bin Rabi Ansârí y jazraÿí; ganó uso de razón desde los cinco años por un milagro dado al Profeta (B y P); murió el año 94 H. a los 99 años de edad.


Asma Bint Abu Bakr  Hija de Abû Bakr Al-Siddîq, se crió en un hogar islámico desde su infancia. Sufrió mucho durante la per- secución que sufrieron los musulmanes en Makka. Se casó con Al-Zubayr bin Al-‘Awwâm. Su hijo, ‘Abdullah bin Al-Zubayr, se rebeló contra los sucesores de Mu‘âwiya y murió en Makka a manos de Al-Haÿÿâÿ bin Yûsuf. Ella falleció poco después. El Profeta (B y P) le albrició con el Paraíso.


Hafsa bint ‘Umar bin Al-Jattâb, hija de ‘Umar y esposa del Profeta (B y P).


 Abû Shurayh Al-Kalby, de los sahâbis más desta- cados y de los recitadores del Corán. Murió en Medina el año 68 H.


Imam ‘Alî bin Abi Tâlib bin ‘Abdul Mu- ttalib Al-Qurayshî, su kunya es Abû l Hasan. Nació en Makka, de noble linaje, primo hermano del Profeta (B y P) fue criado por él desde los cinco años. Se casó con Fâtima, hija del Profeta (B y P). Cuando el Profeta (B y P) hermanó entre los emigrantes y los ansâríes dijo a ‘Alî: «Tú eres mi hermano». Fue eximio guerrero y juez justo. Ocupó el Califato desde el año 35 H.; superó una serie de conflictos y guerras. Murió asesinado en su capital, Kufa, el año 40 H.


Umm Salama Una de las primeras musulmanas de Makka; es- posa de Abû Salama, primo del Profeta (B y P). Cuando enviudó pensó que no encontraría a alguien mejor que Abû Salama, pero Dios le tenía preparado algo grande: el Mensajero de Dios (B y P) la pidió en matrimonio. Fue la última de las esposas del Profeta (B y P) en morir; falleció poco después de la muerte de Al-Husayn bin ‘Alí. Relató más de 300 hadices y sabía mucho de fiqh.


Ubayy Bin Ka -b Ansârí de los más sabios y mejores recitadores del Corán. Fue una de las personas que terminó de memori- zar el Corán en vida del Profeta (B y P) y él solía recitár- selo personalmente. Murió en el año 22 H.


Abdullah Bin Yazid  Jatamí y Ansârí, le decían: Abû Umayya. Presen- ció el juramento de Al-Ridwân. Murió durante el gobier- no de Al-Zubayr. Al-Sha‘bi era su escribano.


Usâma bin Zayd Al-Kalbi Al-Hâshimi, su kunya es Abû Muhammad, hijo de la esclava liberta Ba- raka Umm Ayman. El y su padre Zayd bin Hâriza eran muy queridos por el Profeta (B y P). Luchó en numerosas batallas valientemente. Fue el jefe del ejército que vengó en Mu‘ta la muerte de su padre. Murió en Medina a los 53 años de edad. Le decían Dhul Butayn, ar. “el de la panzita”.


âlid bin Zayd bin Kulayb, del clan Naÿÿár, de Jazraÿ. Fue uno de los doce que juraron fidelidad al Pro- feta bajo el árbol en Al-‘Aqaba. Alojó al Profeta (B y P) en su casa al inicio. Luchó en todas las batallas y en la con- quista de Egipto, de Chipre y la campaña de Constantino- pla. Fue gobernador de Medina. Murió enfermo a los pies de la muralla de Constantinopla el año 50 o 51 H.


 Al-Hâriz bin Rib‘i bin Râfi’ Al- Ansârí Al-Silmí. Fue uno de los personajes destacados de Medina y un valiente caballero en la época del Profeta (B y P). Murió en el año 54 H. A la edad de 70 años.


Abdullah Bin Zayd Al Ansari   Pertenecía a la tribu de Mâzin, participó de Uhud y era uno de los más devotos compañeros del Profeta (B y P). Se unió a Wahshi bin Harb para matar a Musa- ylama al Kadhdhâb. Murió el año 63 H. En la masacre de Hârra.


Abu Yuhaifa Su nombre es Wahb bin ‘Abdullah al ‘Âmirí. Mu- rió en el año 74 H.


Al-Sâ‘ib bin Yazîd, Kindî, fue llevado al haÿÿ jun- to con el Profeta (B y P) cuando tenía siete años. Murió el año 91 H. en Medina.


Sahl Bin sad asaidi  Su nombre era Hazn (tristeza) y el Profeta (B y P) lo llamó Sahl. Su sobrenombre era Abû Al-‘Abbás. Murió el año 91 H. En Medina; se dice que fue el último sahabí que murió en Medina.


 Maymûna bint Al-Hâriz, cuñada de Al-‘Abbâs, tío del Profeta (B y P). El Mensajero de Dios la desposó en Makka el año de Al-Hudaibîa a pesar de ser viuda y ya mayor. Era muy devota; falleció a los ochenta años duran- te el gobierno de Yazîd bin Mu‘âwiya.


Umm Salama. Una de las primeras musulma- nas de Makka; esposa de Abû Salama, primo del Profeta (B y P). Cuando enviudó pensó que no encontraría a al- guien mejor que Abû Salama, pero Dios le tenía prepa- rado algo grande: el Mensajero de Dios (B y P) la pidió en matrimonio. Fue la última de las esposas del Profeta (B y P) en morir; falleció poco después de la muerte de Al-Husayn bin ‘Alí. Relató más de 300 hadices y sabía mu- cho de fiqh.








Comments