01.- Introducción

Ciudadano Kane, una producción norteamericana del año 1941, ha ocupado regularmente el primer lugar de las listas que organismos y publicaciones especializadas realizan periódicamente sobre LA MEJOR PELÍCULA DE TODOS LOS TIEMPOS.

Exhaustivamente analizada por la prensa especializada, historiadores, universitarios, o simplemente amantes del séptimo arte, han visto en ella la esencia propia del cine y con todo mérito encabeza ese lugar honorífico de respeto, homenaje y reconocimiento de un arte centenario. La industria del cine, cuna de mitos y leyendas, empezó a mitificar CITIZEN KANE bajo la sombra de la personalidad de un joven prodigio, Orson Welles, que vio crecer su primer largometraje bajo el influjo del talento y consiguió la admiración del mundo del cine por su valiente y novedosa realización, por el ritmo del montaje, por las interpretaciones sublimes, sin olvidar la carta blanca de un jefe de estudios o la suma de la sabiduría de numerosos colaboradores.
Y por el guión.
Si no ha leído nunca un guión, ¿por qué no empezar por Ciudadano Kane?.
Le trasladará imaginativamente a un antes del rodaje.
Descubrirá un género que no es cine ni es literatura, es guión.
Y también disfrutará de uno de los mejores guiones que se han escrito.

Y no olvide que la mayoría de las películas existen sobre un papel antes de llegar a la pantalla.