Pollitos en Fuga...

 

    La última jornada de protesta que encabezaron los estudiantes de Enseñanza Madia fue calificada por el gobierno como “un rotundo fracaso”, tanto por la escasa convocatoria, así como por la carencia de contenidos claros. Es más, se argumentó que la mayoría de las demandas que dieron origen a las protestas de marzo ya estarían cumplida, sólo falta la agenda larga, vale decir la “calidad de la educación”. O sea, los alumnos ahora tienen pase escolar extendido, más becas, más raciones alimenticias, sólo falta que se les entregue “educación de calidad”… vuélvanse a las aulas, ya que su misión es estudiar, sentenció la Ministra.

Foto: La Nación

    Todos sabemos, que el problema de la “Calidad” está radicado en Consejo Asesor para la Calidad de la Educación, además sabemos que esta debe tomarse el tiempo que la situación demanda para evacuar su informe. Seamos optimistas, supongamos que entrega el informe en diciembre como está previsto; ahora seamos ingenuos, pensemos que el ejecutivo manda el proyecto al parlamento, el parlamento lo discute y las o la ley se promulga en un año; supongamos un año más en estudiar los procesos de implementación. En este simple ejercicio de imaginación, visualizamos un proceso que debería empezar a implementarse a partir de 2009. Ahora, imagine que Ud. es un alumno que está cursando 1° año de Enseñanza Media, quiere decir que Ud. se va a licenciar en un sistema que no se asegura calidad.

    ¿Qué le vamos a decir a esa generación? Queremos agradecerles, Uds. pusieron el tema sobre la mesa, los vamos a recordar siempre… pero Uds. son la última generación que va a recibir educación de mala calidad. 

    Tengo claro que ningún gobierno tiene una “varita mágica” para arreglar los problemas al instante, pero, talvez desde este enfoque podamos entender las sensibilidades que hoy cruzan a los escolares, no debe ser motivante asumir el rol que les asigna la sociedad de aquí al 2009. El problema va a estar presente más allá de este año, por lo cual las medidas que adopte la autoridad, ejecutivo o edilicio, deben tener una mirada que no se agote en la mera represión. Nada hace suponer que los ayer pingüinos, hoy pollitos en fuga, no puedan reagruparse… cierta razón tienen.

Santiago Centro, 19/10/2006