La Generación más Mal Educada de la Historia de Chile


Santiago, 3/10/2006 


 

 

Ante la reflexión a que nos convoca el equipo web, y que dice relación con la crisis de la educación en nuestro país, me gustaría concentrarme en los elementos que a mi juicio generan esta crisis estructural del modelo surgido a principios de los ochentas. Esta se produce por la conjugación de dos elementos que trataré de explicar en este Post, ellos son los vicios internos del sistema y el cambio de paradigma cognoscitivo que enfrentamos en la actualidad.

El proceso de municipalización de la educación, que tiene por finalidad la entrada de agentes privados en el negocio, no contempló en ninguna parte la introducción de elementos que condujeran a la calidad de la misma; al contrario, los requisitos que se exigieron a los sostenedores eran mínimos, mínima capacidad de fiscalizar logros e inversiones, generando en la mayoría de los casos una actividad que privilegia sólo la maximización de las ganancias. Por la otra parte, la educación pública quedó arrinconada a la no siempre eficiente expertise administrativa y a la chequera edilicia, con resultados que hoy saltan a la vista. El modelo actual, tuvo la virtud de expandir la cobertura educativa a niveles de países desarrollados, en Enseñanza Básica alcanza casi el 100%, 94% en Enseñanza Media, en Enseñanza Superior se calcula que 7 de cada 10 egresados es primera generación. Esta realidad, nos ha dado educación ampliada, pero a la vez la generación más mal educada de la historia de Chile; jóvenes que egresan con nulo razonamiento matemático y en la mayoría de los casos con cero comprensión lectora, diferencias marginales en logros entre la educación pública y la particular subvencionada.

Qué hicieron los gobiernos democráticos, bastante, en el sentido de ir parchando un modelo que se filtraba por todas partes, pero, que ahora se muestra inerme para responder a las necesidades de un país que quiere transitar al S. XXI.

 
    “  Si Ud. tiene la virtud mágica de transplantar un médico de un quirófano del año 1980 a uno de este año, lo más probable que el sorprendido facultativo le preguntará al equipo que lo acompaña, qué hago; por el contrario, si Ud. hace el mismo ejercicio con un profesor, sin duda tomara el plumón y se dirigirá al pizarrón a hacer su clase sin ningún obstáculo”.

Sin lugar a dudas, como veíamos en el ejemplo, nuestro sistema educativo no da cuenta de la tremenda revolución a nivel cognoscitivo que viene surgiendo con la introducción de INTERNET, en el plano educativo. El sistema actual está pensado en la lógica de la revolución industrial, memorización, unilateralidad del conocimiento escaso y disciplinamiento conductual; todo esto está generando una verdadera incomunicación del “hecho educativo”… profesores enseñando de una forma, versus alumnos aprendiendo de otra. La masificación de la RED está generando un aplanamiento del mundo, ello permite aprendizajes más diversos, dinámicos y polisémicos, los que no se encuentran en nuestras unidades educativas actuales, ni en infraestrura ni en expertise docente generalizada.

Qué es lo importante de esta crisis, por una parte, da muestra de una potencialidad no menos interesante, es el mismo sujeto -desde adentro- el que revela y coloca en la agenda política-social la crisis. Por otra parte, el Estado tiene la posibilidad, como nunca en su historia, debido a los excedentes del cobre, de generar cambios profundos en la estructura educativa. Es sin duda una crisis estructural seria, pero en ningún caso una crisis final… si se sabe resolver, la más afortunada que ha tenido nuestro país.

Leer los demás artículos en ATINA CHILE