Qué pasa con la Educación en Verano
 

Qué está pasando en educación, ahora que el estío sólo nos deja pensar en arrancar del calor capitalino. Debido a lo que hemos investigado, en este momento los expertos gubernamentales están preparando la implementación de dos proyectos que podrían tener una tremenda repercusión en el modelo educativo que conocemos hasta hoy. En efecto, este año, se mandaría al poder legislativo el proyecto que busca transformar la educación actual, por uno que garantice la calidad de la enseñanza para todos, sin las discriminaciones que tiene el actual modelo. Por otra parte, para este año se espera la implementación del Proyecto Ruta 5-D, que se yergue como la respuesta chilena al proyecto One Laptop per Child (OLPC), que adoptaron nuestros vecinos de Brasil, Argentina y Uruguay.

Qué sabemos hasta el momento de estas dos iniciativas gubernamentales, desgraciadamente muy poco, en la medida que el tema dejo ser público, se fue sumiendo en los callejones oscuros del Estado, donde no siempre tiene acceso la sociedad civil.

En relación con el Informe del Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación (CAPCE), según a trascendido, se fundirá con las medidas que venían estudiando los asesores MINEDUC, para dar a luz en abril el proyecto de ley que ingresaría a Legislativo. En tanto, si Ud. quiere leer el informe y no vive en Salamanca, Singapur o Silicon Valley; y además no cuenta con banda ancha domiciliaria, deberá imprimir las 250 páginas, debido a que el Ministerio no lo tiene a venta en la librería.

Ahora bien, qué pasa con el Plan Ruta 5-D. De lo que sabemos, es que fue derivado a ENLACES para su implementación. Esta entidad, de amplio prestigio, era el organismo más idóneo para encarnar esta tarea; lo que llama la atención es la poca información que existe al respecto. Vale decir, cuándo se implementará, existirá capacitación a los profesores y, por último, cuál va a ser la arquitectura del proyecto. Desgraciadamente ningunas de estas interrogantes aparecen en la página Web del organismo, tampoco si se está trabajando con organismo asesores; es más, ni siquiera se dice que este organismo está a cargo.

Un análisis democrático de este proyecto es de vital importancia, debido a que debería ser la respuesta gubernamental a la incorporación de TICs en el plano educativo, situación que el CAPCE prácticamente omite en forma contumaz este tipo de tecnologías.

Como verán, cuando llegan las vacaciones el espíritu de participación ciudadano se diluye tan rápido como las gaseosas bajo el sol. Qué queda, lo de siempre, tener una infinita confianza en las expertises técnicas de nuestras autoridades.