16-Año III                  T A N G O


< INICIO > 

por   Carlos  Adalberto

Fernández

 

 

 

EL ARTÍCULO / LA  SECCIÓN:

PALABRA DE TANGO IV

LA POESÍA DEL TANGO

 

Desde su mismo origen el tango no fue percibido como lo que en realidad era: una genuina creación de la clase baja, producto del hibridaje y de las oleadas inmigratorias llegadas a Buenos Aires entre finales del siglo XIX y comienzos del XX. Porque, contrariamente a lo que se dijo tantas veces, el tango no fue una creación de marginales. Su historia es una parábola singular que va de las entrañas del pueblo a los libros y las conversaciones de estudiosos y cultivados, de humildes cafés suburbanos y academias de baile al mismísimo Teatro Colón.

 

¿Pero cómo surgió el tango canción? Un poco imprevistamente llegó a él Pascual Contursi en 1914, en la letra de Matasano, cuya primera estrofa reproduce el tono de los cuplés villoldianos pero la letra sufre un vuelco repentino a partir de la segunda: 

Yo he nacido en Buenos Aires
y mi techo ha sido el cielo.
Fue mi único consuelo
la madre que me dio el ser.
Desde entonces mi destino
me arrastra en el padecer.

Y por eso es que en la cara
llevo eterna la alegría,
pero dentro de mi pecho
llevo escondido un dolor.
 

Con Contursi empezó a dejarse ver el sufrimiento. Él se apartó de la alegría del cuplé y entonces aparecieron las penas y los lamentos, y con ellos toda una serie de características de materia y de forma que denotan la influencia decisiva de la canción criolla y de Evaristo Carriego (1883-1912). Pero la creación de Contursi que lo llevó a convertirse en el primer letrista oficial del tango, llegó en 1917, cuando Gardel grabó Mi noche triste, que contenía la primera letra con argumento de la historia del tango:


Percanta que me amuraste
en lo mejor de mi vida,
dejándome el alma herida
y espina en el corazón [...]


Una danza ritual nació esa noche
del infinito duelo
del hombre y su destino
dolor, angustia, rebeldía, ensueño.

Alguien la llamó tango
no se sabe porqué ni en qué momento.

Acaso fuera Dios quien lo dispuso

en esa latitud y en aquel tiempo.

Ricardo Ostuni 
         ("Fundación mítica del Tango")

 

 ------------------------------------------

"Esa ráfaga, el Tango, esa diablura,
los atareados años desafía,
hecho en polvo y tiempo el hombre dura
menos que la liviana melodía,
que sólo es tiempo".

        Jorge Luis Borges

 

"Moriré en Buenos Aires, será de madrugada
Guardaré, mansamente, las cosas de vivir,
mi pequeña poesía de adioses y de balas
mi tabaco, mi tango, mi puñado de esplín.
Me pondré por los hombros, de abrigo, todo
el alba; mi penúltimo Whisky quedará
por beber".

                     Horacio Ferrer, "Balada para mi muerte”     

 

---------ººººººººººººººº-----------

 

PALABRA DE TANGO V 

EL ESCRITOR EN SU LABERINTO

 

Y oigo el eco de esos tangos de Arolas y de Greco 
que yo he visto bailar en las veredas"
.
                      
Jorge Luis Borges, poema "El tango"

                 

 

En su libro "Evaristo Carriego", Jorge Luis Borges encierra toda una definición sobre la música. "En un diálogo de Oscar Wilde se lee que la música nos revela un pasado personal que hasta ese momento ignorábamos y nos mueve a lamentar desventuras que no nos ocurrieron y culpas que no cometimos; de mi confesaré que no suelo oír "El marne" y "Don Juan" sin recordar con precisión un pasado apócrifo, a la vez estoico y orgiástico, en el que he desafiado y peleado para caer al fin, silencioso, en un oscuro duelo a cuchillo. Tal vez la misión del tango sea esa: dar a los argentinos la certidumbre de haber sido valientes, de haber cumplido ya con las exigencias del valor y el honor".

Jorge Luis Borges tenía una relación muy especial con el tango. Más allá de sus cuentos impregnados de imágenes tangueras y poblados de cuchilleros, hombres de ley, códigos inquebrantables y arrabales, el escritor dedicó varias declaraciones a la música ciudadana. En ellas, hostigó a Carlos Gardel, a quien acusó junto al tango "La cumparsita", de provocar "la declinación del tango". Sin embargo, siempre se mostró admirador del tango primitivo, alegre y pícaro de principios de siglo XX, que incluye títulos subidos de tono como "El fierrazo" y "La c... de la l...".

LA PALABRA TANGO                           

 

Entre los muchos misterios que encierra el tango, el primero es el de su propia denominación.

Podemos encontrar en las culturas africanas, hispánica y colonial.

Según algunas teorías, Tango derivaría de tang, que es una de las lenguas habladas en el continente negro significa palpar, tocar y acercarse.

Entre los bantúes, además, hay dos idiomas que se denominan tanga y tangui. Y entre las lenguas sudanoguineanas figura la tangalé.

Curiosamente el contenido hispánico de la palabra se acerca a la africana tang.

Tango en Castellano es considerada una voz derivada de tanguir, que en español antiguo equivale a tañer, y de tangere, o sea, tocar en latín.

En la colonia, a su vez, tango era la denominación que los negros daban a sus parches de percusión. Ellos la pronunciaban como palabra aguda: tangó.  Y tangó eran también los bailes que organizaban los africanos llevados a la fuerza al Río de la Plata.

En las reuniones se creaban tales desordenes que los montevideanos llegaron a pedir al Virrey que prohibiese "Los tangós de los negros".

En el diccionario Hondureño se refiere a una especie de tambor que fabrican los indígenas.

Solo por curiosidad, porque en principio no tiene vinculación con el origen del tango rioplatense, cabe mencionar que una región de Japón se llama Tango. Al igual que una fiesta infantil de ese país, y que antiguamente en Brasil tango era sinónimo de samba.

Si el origen de la palabra tango, cuando hace referencia al tango rioplatense, es incierto y generador de arduas polémicas, el camino se desbroza bastante cuando se trata de descubrir las raíces musicales.

 

-----------------------------------------------

Dicen que la palabra tango es anterior al baile y que por el año 1803 figuraba en el diccionario de la Real Academia Española como una variante del tángano, un hueso o piedra que se utilizaba para el juego de ese nombre. Pero ya en 1889 la institución normativa de la lengua incluía una segunda acepción del tango como "fiesta y baile de negros y de gente de pueblo en América". Sin embargo, debieron pasar casi 100 años para que el diccionario definiera al tango como "baile argentino de pareja enlazada, forma musical binaria y compás de dos por cuatro, difundido internacionalmente". 

-----------------------------------------------


El lugar de reunión de los esclavos, tanto en África como en América, era llamado tango. 
Y así nombró Buenos Aires a las casas de los suburbios donde, a comienzos del siglo XIX, los negros se encontraban para bailar y olvidar temporalmente su condición. De fecha imprecisa y origen aún más incierto, hay teorías que remiten a sus raíces negras y otras que aseguran su origen inmigratorio.

-------------------------


 

cafernandez.ar@gmail.com