Estaciones de Anillamiento

El ámbito de actuación del Grupo de Anillamiento Aegithalos se concentra en la provincia de Guadalajara, donde a parte de jornadas puntuales y colaboraciones en determinados proyectos, trabajamos en las siguientes estaciones de anillamiento.

 -

 

Estación de Anillamiento "El Borbotón"

La Estación de Anillamiento "El Borbotón" es la estación de esfuerzo constante donde el grupo lleva a cabo los trabajos del programa PASER.

Está ubicada en pleno núcleo de los Quejigares de Barriopedro y Brihuega, en el Valle del Tajuña a su paso por la Alcarria de Guadalajara.

La zona está catalogada como Lugar de Interés Comunitario (LIC Quejigares de Barriopedro y Brihuega) por contar con una de las mejores representaciones de quejigar del sector celtibérico-alcarreño.

En los páramos y fondos amplios de valle, la vegetación original ha sido sustituida por campos de cultivo, mientras que las laderas y barrancos están ocupados principalmente por quejigos y encinas. Las laderas norte, umbrías y vallejos están cubiertos por quejigar, mientras que las encinas medran en las solanas y litosuelos poco profundos, allí donde no prospera el quejigo; estas dos quercíneas están acompañadas por algún enebro, arce de Montpellier y, en zonas húmedas, majuelos, rosales y zarzas.

Respecto a la fauna, destacan el jabalí, corzo y ciervo como especies cinegéticas; también se ha constatado la presencia de algunos medianos carnívoros como zorro, gato montés o tejón. La avifauna está representada por una variada comunidad de aves forestales y de matorral, como páridos, túrdidos, currucas... y rapaces forestales como el gavilán o el azor.

Durante las jornadas de anillamiento, las redes se colocan tanto en el interior del bosque, como en el ecotono bosque - campo de cultivo, por lo que las aves que se anillan con más frecuencia en "El Borbotón" son especies forestales como el mito, carbonero, herrerillo, pinzón, mirlo, zorzal, etc... y especies de campo abierto como trigueros, gorrión chillón, jilgueros, codornices e incluso algún chotacabras europeo.

 
 

quejigares en la zona de anillamiento y mosquitero papialbo,

una de las especies anilladas en la estación

 

Estación de Anillamiento de Ledanca

La Estación de Anillamiento de Ledanca está emplazada en una zona de amplios campos de cultivo con algunos reductos de encinar, cerca de la localidad de Ledanca, en pleno páramo de la Alcarria.

Se trata de una zona con una climatología muy extrema que soporta una insolación y temperaturas muy altas en verano, y fuertes heladas y nieves en invierno. Este clima tan restrictivo hace que la vegetación arbórea de esta zona esté compuesta por quercineas de hoja esclerófila, como encinas y coscojas, donde también crece algún quejigo disperso.

En Ledanca, al igual que en "El Borbotón", son frecuentes tanto aves forestales y de matorral, como de campo abierto. En los últimos años se está anillando en Ledanca también en invierno, con el objetivo de conocer las especies que llegán aquí desde latitudes más norteñas y zonas de montaña, y entre las que cabe destacar al pinzón real o al reyezuelo sencillo.

 

 

charca helada durante una jornada de anillamiento en invierno y pinzón real,

especie invernante en la zona

 

Estación de Anillamiento Soto del Henares

El río Henares es un tributario del Jarama, que a su vez lo es del río Tajo. Se trata de un río de considerable importancia dentro de la cuenca del Tajo, cuya orientación noreste-suroeste lo convierte en un buen canalizador del flujo migratorio de las aves.

La presión urbanística y la creciente industrialización del corredor del Henares ha generado un importante deterioro del curso medio-bajo de este río. No obstante existen algunos reductos de bosque de ribera bien conservado, con tarayales, saucedas y olmedas que acogen una importante e interesante comunidad de aves. Existe una importante riqueza de especies residentes, a las que se suman especies invernantes como el abundante mosquitero común o el escribano palustre, y otras únicamente en paso, como el mosquitero musical, el colirrojo real, etc.

 

 

tarayal y choperas a orillas del Henares y agateador común

 

Estación de Anillamiento de Santa Clara

La estación de anillamiento de Santa Clara está enclavada en el valle del río Tajuña, concretamente en su curso medio-alto. La baja densidad de población y de industria en la zona favorece el buen estado de conservación del río en este tramo, donde existe una buena representación del bosque de ribera, que cuenta con una importante comunidad florística y faunística.

La zona acoge una rica comunidad de aves residentes, que crían en el soto y en los encinares y zonas abiertas de las cercanías. En invierno, a pesar de la rigurosidad del clima, permanecen en la zona distintas especies invernantes.

La estación de anillamiento de Santa Clara viene funcionando desde hace muy poco tiempo, donde el trabajo se está centrando en la campaña de aves invernantes.

 

 
choperas y pastizales con arbustos a orillas del Tajuña
y lúgano, un invernante frecuente en la zona