WIKIFABULAS

vgWIKIFABULAS 
 
 
Buenas tardes;

 

En primer lugar nos vamos a presentar, los componentes del grupo somos Saioa Martínez, Laura Manso, Sofía Martínez, Mari Nieves Martínez y Ana Muñoz, que será quien dirija y organice la wikipedia.

Esta wikipedia va a estar dirigida al género literario de la fabula a continuación pasaremos a explicar que es una fabula, su comienzo y su presente.
En su evolución de casi treinta siglos, las fábulas han pasado por diversas manos que les han aportado siempre diferentes elementos. Sustentadas principalmente en la agudeza de sus autores, parece que hoy no tienen el mismo arraigo popular que en otro tiempo tuvieron, quizás porque las plumas con la capacidad de síntesis y la mirada irónica que requiere, ya no se inclinan por este género. Sus orígenes son dignos de una narración fantástica, su evolución está atada a los escritores que la practicaron. Resulta curioso además, que Esopo sea una figura casi omnipresente en toda fábula, tal vez porque su sufrida vida y su ingenio conmueven a todos, o por lo limitado del género, todo fabulista, más tarde o más temprano, se remite a su obra. 
 
 
    

Un comienzo

El origen de la historia se remonta al siglo VI a.C. cuando el rey persa Nixhue, envió a Barzuyeh, médico de su corte, a la India en busca de unas hierbas que se decía, tenían la virtud de resucitar a los muertos. Una vez allí, hizo varias experiencias sin obtener resultados satisfactorios. Consultó entonces con los sabios del país, quienes le dijeron que lo que él llamaba hierba era para ellos una serie de libros que ilustraban el entendimiento de los ignorantes. Esos libros, conocidos como Calila y Dimna -que era sólo el nombre de su primer relato- habían sido escritos por los sabios y los sacerdotes, quienes habían encontrado en los animales, protagonistas para sus historias cargadas de enseñanzas religioso.
El aplicado Barzuyeh trasladó esas escrituras al pahlevi, o lenguaje literario de Persia, y retornó con ellas. A su traducción agregó unos escritos del Panchatantra (colección de apólogos hindúes), y lo reunió todo en un solo volumen cuyo fin sería servir de ejemplo y guía a su rey y a los que le sucediesen. La versión de Barzuyeh y el original están hoy perdidas. Solo hay dos versiones de aquella, una en siríaco del siglo VI a.C., y otra en árabe, aproximadamente de la misma fecha. Del árabe se tradujo al griego, al persa, al hebreo y al castellano, siendo la versión latina y la castellana las que mejor representan al original árabe. En Grecia sería entonces, donde encontraría sus principales cultores.

De este período, en el que lo literario es simplemente un instrumento de expresión de dogmas y principios religiosos, se abren dos grandes caminos: el persa y el griego, ambos más literarios que religiosos.

En Persia se consolida el apólogo, que es la narración de una aventura de animales, en la que se pueden encontrar condimentos tales como malicia, picardía y pequeñas tretas que dan sabor a la intriga. El apólogo pasó en la Edad Media a los países occidentales, y tuvo en Francia su principal expresión en la epopeya animal Roman de Renard (S. XII al XIV), y en España con el Conde Lucanor, del Infante don Juan Manuel (S. XIV).


Un presente

Los vicios en todas sus formas -envidia, engaño, burla, etc.- han sido los temas más tratados por las fábulas, que desde su origen mismo han estado dirigidas a establecer pautas morales y cánones de conducta a través de una ejemplificación didáctica y accesible. Versificadas, adquieren matices líricos que las emparentan con las canciones populares y con el romance, la sátira, el epigrama moderno y las odas de asunto ligero; en prosa, poco las diferencia de los cuentos. Se las compara a las sátiras, ya que mientras estas ponen de relieve los vicios y defectos de alguien para que sirvan de escarmiento a la colectividad, las fábulas ridiculizan y vapulean los defectos y vicios de la colectividad para que sirvan de escarmiento a los individuos.

En sus años de existencia, las fábulas han permanecido firmes en sus planteamientos básicos, más allá de variaciones y vueltas de tuerca que sus diferentes autores les han aportado. Tal vez es la poca evolución que han mostrado, lo que las ha vuelto menos populares con el paso del tiempo. Quizás han sido sus eternos protagonistas, los animales lo que las ha alejado del público en la segunda mitad del siglo XX. Kipling y
Borges creían que un autor debe intervenir lo menos posible en la elaboración de su obra, es decir que debía ser un copista de su musa y no de sus opiniones; de este modo, podría ser el hecho de supeditar la narración a antiguas moralejas lo que les ha quitado frescura a las más recientes y las ha anquilosado. No obstante esto, no han dejado de ser fuente de inspiración para innumerables escritores, ni han perdido su valor didáctico cuando lo requieren.
 

Aquí os dejamos el video sobre la fabula de la
!!" Cigarra y la hormiga" !!
Mostrando 0 elementos
PropietarioDescripciónResoluciónCompletadoColumna nueva
Ordenar 
 
Ordenar 
 
Ordenar 
 
Ordenar 
 
Ordenar 
 
PropietarioDescripciónResoluciónCompletadoColumna nueva
Mostrando 0 elementos
Comments