La Alianza argentino-chilena de 1818

SUMARIO:


Indice

I – La Alianza de las Provincias Unidas y Chile

      A - Condición militar de los ejércitos nacionales

      B - Como fue concebido el ejército de los Andes.

      C - El Plan Continental.

II - La Logia Lautaro

      A - Significación de la Logia.

      B - Aspectos a considerar en este tema.

      C – “El hombre esclarecido”.

III – Connotaciones políticas

      A - Las instrucciones que recibió San Martín.

      B - El papel del Ejército de los Andes en Chile.

      C - "Elección del mandatario que ha de regir el país"


I -  LA ALIANZA DE LAS PROVINCIAS UNIDAS Y CHILE

 

A -  CONDICION MILITAR DE LOS EJERCITOS NACIONALES

San Martín inició su carrera militar en España donde alcanzó una graduación que normalmente colmaba las aspiraciones de los americanos que servían en los ejércitos del Rey. 

Se retiró para venir a América a poner su espada al servicio de su patria."El grito de independencia había repercutido en el seno de los ejércitos del rey donde servían oficiales americanos".

 

Por ese entonces, las tropas nacionales en América consistían de ordinario en hombres colecticios (ver a), mal armados, peor vestidos, con apariencia mas bien de montoneras que de ejército.

Sus batallas eran entreveros en que la caballería de ambos bandos se atacaban confusamente al arma blanca. Los combates de infantes eran choques de masas indisciplinadas que por momentos luchaban a 

fusil y por momentos a la bayoneta, presentando en una batalla un cuadro de la mayor confusión.

(nota a) Colecticio= cuerpo de tropa compuesto de gente sin disciplina y recogida de diferentes parajes.

 

La táctica, "que duplica el poder del hombre y del arma y que convierte a los ejércitos en máquinas de guerra", no existía. Los ejércitos realistas en América poseían jefes y oficiales instruidos de la importancia de la disciplina. Tenían cuerpos peninsulares que la habían adquirido en Europa y que además disponían en sus filas de cabos y sargentos españoles que instruían a los demás.

En cambio, las masas americanas eran sublevadas, mas en nombre de un sentimiento que de una idea.

No formaban lo que se entiende por ejército. Los oficiales mayoritariamente eran improvisados y los pocos que tenían instrucción militar no podían imprimirla fácilmente en aquellos que sólo sabían pelear y morir.

B - COMO FUE CONCEBIDO EL EJERCITO DE LOS ANDES

 

San Martín, con la profunda claridad de espíritu, que fue el rasgo dominante de su naturaleza, se dio cuenta  de lo que faltaba y  dotó a la revolución de sociedades secretas (un gobierno fuerte y oculto) y de estrategia (organización militar a sus ejércitos).

 

Hablando con propiedad, no organizó solamente un escuadrón de caballería, sino que puso en práctica un nuevo sistema de organización militar. El cuartel de Granaderos fue la escuela desde donde se irradiaron nuevos principios que cambiaron la fisonomía de los ejércitos americanos. “Fue el taller en que se formaron los oficiales que llevaron las reglas de la táctica al ejército de los Andes, al de Chile y al del Perú".

 

Sus oficiales fueron los instructores de la mayor parte de los cuerpos que se formaron en la época.

Por una adaptación natural, trasladaron a los nuevos el régimen que habían aprendido en el Regimiento. Granaderos fue el núcleo de organización de los demás cuerpos, reveló la importancia de la disciplina y modificó la naturaleza de la guerra. “A partir de entonces la lucha armada se hacía como en España".

 

San Lorenzo le abrió a San Martín más altos destinos en el norte del país, pero no permaneció allí largo tiempo, ni sumó nuevos laureles con ninguna acción militar. No encontraba en aquel ejército, formado en principios distintos a los suyos, la materia prima para crear una división moldeada sobre reglas de la táctica. 

En Mendoza no existía a su llegada una base militar que mereciese considerarse como tal. Precisamente eso era una ventaja dentro de su concepción de la guerra,"porque así podría amoldar el ejército a sus ideas,  construyendo una poderosa  máquina  de guerra bajo su punto de vista especial".

 

En julio de 1816 se reunieron en Córdoba el Director de las Provincias Unidas y el Gobernador de Cuyo.  Pueyrredón aprobó el plan que minuciosamente desarrolló San Martín. "En aquella conferencia se resolvió uno de los mas grandes  sucesos  de  la historia americana".

 

C - EL PLAN CONTINENTAL

Hasta 1817 la revolución argentina permaneció estacionaria en sus fronteras, demasiado lejos de las capitales que representaban las dos causas que se disputaban el predominio de América del Sur.

Ni el Virrey del Perú podía llegar a Buenos Aires ni las tropas independientes amenazar a Lima.

 

"La inspiración afortunada de San Martín que constituye su inmortalidad - dice Bulnes - podría sintetizarse así: El complemento de la revolución argentina era cruzar los Andes, dominar el mar con una escuadra y desembarcar con un ejército cerca de Lima: tres jornadas gigantescas".

 

La osadía de este pensamiento no puede ser estimada en su verdadero alcance si no se toma en cuenta la  importancia y recursos del virreinato del Perú y los escasos medios de que disponía en aquel momento la revolución argentina. Si comenzáramos su estudio mirando partir las naves que navegan en dirección al Perú, la magnitud de aquellos memorables esfuerzos haría pasar inadvertida "la grandeza de los resultados comparada con la pequeñez de los medios".

 

II -  LA LOGIA LAUTARO

A - SIGNIFICACION DE LA LOGIA

La situación de los gobiernos no era satisfactoria. "La revolución había sacudido la sociedad quebrando los resortes de la antigua organización sin crear otros nuevos". Además, en muchas partes el poder había recaído en hombres inexpertos que no tenían práctica por haber estado siempre excluidos del gobierno.

La Logia reemplazó por sus consejos la inexperiencia de los hombres públicos, "pero dejando sembrada su  oscura estela de crímenes anónimos y ejerciendo presión sobre los caracteres y las ideas sometiendo todas las voluntades a la suya".

San Martín difundió esta institución en Buenos Aires, en Mendoza, en Santiago y Lima: "Red misteriosa que envolvió a los generales, a los diplomáticos, a los Directores de Estado y que terminó por constreñir entre sus resortes de hierro a la poderosa personalidad que la había creado".

 

B - ASPECTOS A CONSIDERAR

En este tema se deben considerar dos aspectos fundamentales:

° la permanencia del Ejército de los Andes en Chile (1817-1820)

° la formación de la escuadra y las campañas en las costas del Perú (1819-1822).

 

El primero corresponde a un período oscuro, dominado por la influencia de la Logia Lautaro que obra simultáneamente en Buenos Aires y Santiago.  La dirección política de las Provincias Unidas y Chile le están subordinadas. La expedición al Perú es la aspiración suprema de la alianza entre los dos países durante 1817, 1818 y parte de 1819.

 

Pero al finalizar este último año, la Logia de Buenos Aires subordina la expedición al Perú a la lucha interna de las Provincias Unidas, mas bien dicho, a los intereses de la capital sobre el interior.

Bulnes dice que la Logia “pretende arrancar de su misión histórica al ejército de los Andes para engolfarlo en el laberinto de la guerra civil". San Martín le resiste y Chile debe asumir por sí solo el papel representado hasta ese momento por la alianza, que ha quedado así destrozada. Se sobrepone a su pobreza, "refunde aquél ejército en su seno,  lo envuelve con los pliegues de su bandera y lo lanza contra el virrey del Perú".

 

El segundo corresponde al nacimiento de la Escuadra. Se realizó en una época en que el gobierno de Chile luchaba con la pobreza mas extrema, con el agregado de que las Provincias Unidas no pudieron cumplir con la promesa de aportar 500.000 pesos para la realización del plan.

No obstante, Chile venció las dificultades hasta el punto de lograr lanzar la Escuadra al mar.

 

A fines de 1818 llega lord Cochrane. Para los chilenos,"desde ese día la estela de la escuadra despide rayos de luz". Las aguas del Pacífico son recorridas en todas direcciones. "Héroe en la acción, Cochrane era hombre difícil en la paz, autor de grandes proezas y de incesantes querellas" 

 

C - EL HOMBRE ESCLARECIDO

San Martín realizó su gran pensamiento histórico cuidando de ponerse por encima de las nacionalidades para no herir el sentimiento de ninguna.

Fue quien "ató los lazos de la alianza por medio de una institución que resultó en sus manos el resorte con el cual ejerció presión sobre ambos gobiernos en las horas de debilidad o incertidumbre".

La acción de la Logia era secreta por su naturaleza, inadvertida para sus  contemporáneos y desconocida para la posteridad. "Esto hace que la obra de San Martín sea oscura, doble a veces, siempre difusa como la naturaleza de los medios que puso en acción".

 

La alianza de Chile con las Provincias Unidas del Río de la Plata realizó una obra sorprendente. “Ojalá esta alianza generosa que dio la independencia a la mitad de este continente, se prolongue en la vida de ambos pueblos como simpatía y como recuerdo, sirviéndole de anillo la memoria del glorioso capitán que trazó con su espada la órbita que recorrió esa misma alianza en el cielo de la América”. Pero no fue así.

 

III - CONNOTACIONES POLITICAS

 

A - LAS INSTRUCCIONES QUE RECIBIO SAN MARTIN

En la formación del ejército de los Andes, San Martín se valió de la  influencia poderosa que ejercía la Logia Lautarina en el gobierno de Buenos Aires.  También es de señalar el valioso apoyo de O'Higgins y Zenteno.

Cuando el ejército estuvo listo, San Martín recibió de su gobierno las Instrucciones que debían regir su conducta en Chile. Predomina en ellas un espíritu localista muy contrario al pensamiento del Libertador. 

 

"Este notable documento no participa del carácter ordinario de los de su clase, porque saliendo de la esfera propiamente militar, prescribe órdenes relativas al gobierno político y civil de Chile"

Consta de 59 artículos divididos en tres asuntos: guerra, política y gobierno y finalmente, hacienda. Veamos algunos de ellos que nos servirán para comprender acontecimientos  y actitudes posteriores que constituyen el núcleo de nuestro estudio:

 

En el tema de "Guerra", sus disposiciones tienden a mantener del modo mas estrecho posible la vigilancia del gobierno de Buenos Aires sobre su ejército así como su influencia y superioridad sobre el país libertado:

° Recomienda conservar el mando del ejército aún después de haberse constituido el gobierno de Chile.

° Debía conservar la dirección de la guerra sin mas sujeción que al gobierno de las Provincias Unidas.

° Recomienda que no permita que se organice una fuerza nacional chilena "que venga a aparecer superior a  

la del ejército de los Andes".

° Una vez organizado el gobierno de Chile, debía propender a la creación de una división chilena de 3.000 hombres por lo menos, que deberían marchar a las Provincias Unidas para refundirse con las tropas argentinas en el norte del país y permanecer allí mientras dure la guerra con los españoles.

 

En el capítulo relativo a "Política y Gobierno" las principales disposiciones se reducen a separar lo que es administrativo de lo militar:

° En lo referente a la administración del país, las Instrucciones dejan completa libertad de acción al 

gobierno que se establezca y cuidan de encargar a San Martín que la justicia se administre por sus  

funcionarios y procedimientos habituales.

° La forma de elección del mandatario que ha de gobernar el país, que se haga con la debida libertad, sin

que el ejército asuma otro papel que el de guardián del orden.

° No debería tomar partido "en el ardiente choque de las rivalidades locales, pero aprovechar de todo".

° Debe procurar obtener por medio de su influjo, que Chile envíe diputados al Congreso de las Provincias

unidas para armonizar la opinión de ambos pueblos sobre la forma de gobierno.

° Como consecuencia del estado de guerra y de la experiencia adquirida en la revolución, se le ordena que  

mientras el país no estuviera absolutamente libre de enemigos exteriores, debe influir para que no se

convocase a un congreso, permitiendo que el poder ejecutivo quede en absoluta libertad de acción.

"Este sabio consejo fue cumplido en Chile. Si lo hubiera sido en el Perú - dice Bulnes -  la memoria de San  

Martín se ahorraría la responsabilidad de acontecimientos que pesaron duramente sobre el país".

 

En el capítulo relacionado con "Hacienda" se determina que:

a) El pago y abastecimiento del ejército de los Andes sería por cuenta de Chile, lo mismo que el pago de los sueldos desde el día que saliera de Mendoza  hasta su regreso a la misma ciudad, así también como los gastos originados en el paso y repaso de la cordillera.

b) Asimismo Chile debía correr con los gastos de poner en Mendoza a la división auxiliar chilena así como debía pagar el regreso las mismas desde Mendoza.

c) Recomienda  exigir al gobierno de Chile una indemnización de  2.000.000 de pesos  por los gastos originados en la formación del ejército de los Andes.

B - EL PAPEL DEL EJERCITO DE LOS ANDES EN CHILE

Ante estas disposiciones del gobierno de las PP. UU, los historiadores chilenos tratan de determinar cuál era, a juicio de sus autores, el papel que venía a representar en Chile el Ejército de los Andes:

Domina la idea de que permanezca en Chile, hasta asegurar su independencia. Para realizar este propósito era preciso  desarrollar  las fuerzas vitales de Chile que estaban comprimidas,  pero se contrapone con la exigencia de mantener la preponderancia  del ejército de los Andes sobre las fuerzas nacionales, lo que en realidad significaba sofocar el levantamiento del espíritu bélico chileno, impidiendo que formase ejército.

 

La ocupación permanente del país por fuerzas argentinas y el auxilio de las chilenas a la causa rioplatense, significaba de hecho la conquista de Chile para la influencia argentina.

La exigencia de que soldados chilenos fueran a combatir al Alto Perú refundidos con los cuerpos argentinos y bajo la divisa de Buenos Aires, mientras el ejército de los Andes quedaría ocupando Chile bajo su propia bandera, abastecidos y pagados por Chile, que de este modo soportaría el peso de dos ejércitos, sin gloria  ni autonomía para su nombre.

 

El envío de diputados al Congreso, equivalía a pedir a Chile que aceptara el puesto de provincia en un imperio que tendría su trono en Buenos Aires.

 

En síntesis, se preguntan: ¿Dónde se encuentra la sinceridad de la alianza? ¿Venía el ejército argentino a desatar los lazos que maniataban la libertad de Chile para dejarlos en aptitud de formar ejércitos a su manera o venía a buscar un auxiliar anónimo de su causa, una irradiación para su influencia o una  conquista para sus armas?

 

Sea verdad o no que los propósitos que animaron a los autores de las Instrucciones hayan sido los que la susceptibilidad herida de los chilenos han expresado, lo cierto es que San Martín no cumplió con aquello que envolvía una limitación de la  libertad de Chile o un menoscabo de la confianza que debía ser la base de la alianza, ni los cobros de un dinero que habrían desviado hacia Buenos Aires los recursos que debían emplearse en la  preparación de la expedición al Perú.

 

"Felizmente eran otros los propósitos que habían determinado a San Martín a acometer esta empresa colosal, y otros los altos ideales que venía persiguiendo desde hacía algunos años.

Fue a Chile a buscar un gran taller donde organizar un nuevo ejército para marchar al Perú y una escuadra para dominar el Pacífico".

 

C - "ELECCION DEL MANDATARIO QUE HA DE REGIR EL PAIS"

Obedeciendo sus Instrucciones, San Martín convocó a un cabildo abierto para que se designara al Director del Estado. El 15 de febrero de 1817 el Cabildo ofrece el cargo a San Martín .... pero el gobierno de Buenos Aires había decretado con anterioridad el nombramiento de O'Higgins. 

 

El 17 de enero de 1817, Juan Florencio Terrada, ministro de Guerra de Pueyrredón, le escribe a O'Higgins en forma muy reservada que acaba de firmar la orden a San Martín para que "sea Ud. nombrado presidente con entera y absoluta independencia de este gobierno".

 

El 16 de febrero de 1817, en el Cabildo Abierto se da lectura a la carta de San Martín en la que rechaza su designación. Acto seguido se procedió a la elección de O'Higgins como Director Supremo.

 

El flamante Director organizó su gobierno nombrando ministro de Estado a Miguel Zañartu, ministro de Guerra y Marina al coronel José Ignacio Zenteno y general en jefe del ejército a San Martín. Desde los primeros días todos se consagraron al objetivo común de sus aspiraciones: la expedición al Perú.

BIBLIOGRAFIA:

Se ha seguido preferentemente conceptos vertidos por

BULNES Gonzalo = La Espedición (sic) Libertadora del Perú – Tomo I – Santiago, 1887.



III - COMPOSICION DE LOS MANDOS





El Ejército Libertador del Perú es el ejército expedicionario más costoso que se haya organizado en América durante las luchas por la emancipación.  

Va a enfrentarse con las mejores tropas realistas que existen en ese momento en América, mandadas por los mas afamados jefes que tiene España. (Bernardo González Arrili)



 





COMPOSICION DE LOS MANDOS

Fuentes:

      Fued Gabriel Nellar, datos tomados de Jerónimo Espejo.

      Complementado con informaciones de José P. Otero y Carlos A. Salas.

 

CUARTEL GENERAL



Cuartel General (12 efectivos)

Capitán General  
  José de San Martín (argentino)
Generales de división: 
  Coronel Mayor José Antonio Alvarez de Arenales (español)
  Coronel Mayor Toribio de Luzuriaga (peruano)
Secretario de Guerra y Auditor: 
   (Teniente coronel) Bernardo de Monteagudo (argentino)
Secretario de Gobierno: 
  Juan García del Río (colombiano)
Secretario de Hacienda: 
  Dionisio Vizcarra (probablemente altoperuano)
Auditor General de Marina 
  (Coronel) Antonio Alvarez de Jonte (español)
Oficial 1º de Secretaría: 
  Capitán Salvador Iglesias
Edecanes: 
  Coronel Tomás Guido (argentino)
  Coronel Diego Paroissien (inglés)
  Capitán José Caparroz (español - ver a)
  Teniente 2º José Ildefonso Alvarez de Arenales (altoperuano)



 

ESTADO MAYOR GENERAL 

 

Estado Mayor General (24 efectivos)

Jefe de Estado Mayor General:  
 Coronel Mayor Juan Gregorio de Las Heras (argentino)
Ayudante Comandante General: 
 Coronel Juan Paz del Castillo (venezolano - ver b)
Ayudantes Primeros: 
 (Teniente coronel) Bernardo de Monteagudo (argentino)

Teniente Coronel Manuel Patricio Rojas (argentino)
 Teniente Coronel José María Aguirre (argentino)

Teniente Coronel graduado Juan José Quesada (argentino)
 Sargento Mayor Francisco de Sales Guillermo (argentino)

Sargento Mayor Luciano Cuenca (argentino)
 Ayudantes Segundos:

Capitán Juan Argüero (español - ver c)
 Capitán de Ingenieros Clemente Althaus
Ayudantes Terceros:
 Ayudante Mayor Francisco Javier Medina (argentino)
 Ayudante Mayor (Buena)Ventura Alegre (oriental) 
 Ayudante Mayor Eugenio Garzón (oriental)
 Teniente 2º Gerónimo Espejo (argentino)
 Teniente 2º Pedro Nolasco Alvarez de Condarco (argentino)
 Teniente 2º Juan Alberto Gutiérrez
 Sub-Teniente de Ingenieros Carlos Wooth (inglés)
 Cuerpo Médico: 
 Cirujano Mayor Coronel Diego Paroissien (inglés)
 Cirujano de 1º Clase Miguel Stapleton Grawley
 Cirujano de 1º Clase Fray Antonio de San Alberto
 Intendencia de Ejército:
 Intendente General Juan Gregorio Lemos (argentino - ver d)
 Contador Valeriano García.
 Oficial 1º Santos Figueroa
 Oficial 2º Alejo de Junco

       

      

Otros servicios (4 efectivos)

 Jefe del Servicio Sanitario: 
  Santiago Deblin
Vicario General Castrense
 
 Capellán Mayor Cayetano Requena
Comandante de Parque: 
  Teniente Coronel José María Borgoño (chileno - ver e)
  Capitán de Artillería Fray Luis Beltrán (argentino)
    

            

 

JEFES DEL EJERCITO DE LOS ANDES


Cuerpos del Ejército de Los Andes

Batallón de Artillería: 
 (Vacante)
 Sargento Mayor Juan Pedro Luna (argentino - ver f)
Batallón de Infantería Nº 7: 
 Coronel Pedro Conde (oriental)
Batallón de Infantería Nº 8: 
 Coronel Enrique Martínez (oriental)
Batallón de Infantería Nº 11: 
 (interino) Sargento Mayor Román Deheza (argentino)(ver g)
Regimiento de Granaderos a Caballo:
 
 Coronel Rudecindo Alvarado (argentino)
Regimiento de Cazadores a Caballo: 
 Coronel Mariano Necochea (argentino)
                         
 

JEFES DEL EJERCITO DE CHILE


Cuerpos del Ejército de Chile


Batallón de Artillería: 
 Teniente Coronel José María Borgoño (chileno - ver e)
Batallón de Infantería Nº 2:
 Teniente Coronel José Santiago Aldunate (chileno)
Batallón de Infantería Nº 4:
 Teniente Coronel José Santiago Sánchez (chileno)
Batallón de Infantería Nº 5 (ver h):
 Coronel Mariano Larrazábal (argentino)
  luego: Coronel Francisco Antonio Pinto (chileno)
Cuadro del batallón de Infantería Nº 6: 
 Coronel Enrique Campino
Cuadro de Dragones Nº 2: 
 Teniente Coronel Diego Guzmán
Compañía de Artesanos:
 
 Capitán Fray Luis Beltrán (argentino)




 

Notas:

(a) Terminó pasándose a los realistas.

(b) Posteriormente y siendo comandante de los auxiliares enviados por Bolívar, se negó a colaborar  

      con Alvarado primero y luego con Arenales en la Expedición a Intermedios. 

(c) Figura como Agüero en la obra de Nellar.

(d) Figura como Lemus en los documentos de su época.

(e) Borgoño era Comandante General de Artillería y del Parque.

(f) El cuerpo fue conducido por Luna como oficial mas antiguo.

(g) Su nombre aparece en muchas obras como Ramón.

(h) El cuerpo fue formado y conducido por Larrazábal. 

    Posteriormente fue reemplazado por Pinto (que era Adjunto al Estado Mayor General)