Introducción‎ > ‎

El Plan Continental de San Martín

Sumario:

Indice

I - La idea del Plan y su ejecución
    A - La carta de San Martín a Rodríguez Peña
    B - El Plan Continental de San Martín
    C - Nace el Plan Continental
    D - Presentación del Plan Continental
II - Otros Planes
    A - Breve referencia a los planes europeos
    B - El Plan Maitland
    C - Analogías entre el Plan Maitland y el Plan Continental
III - Comentarios Finales
    A - Frentes de guerra de la Revolución de Mayo
    B - El plan original de San Martín
    C - El último Plan de Operaciones de San Martín en el Perú

 
I - LA IDEA DEL PLAN Y SU EJECUCION

A - LA CARTA DE SAN MARTIN A RODRÍGUEZ PEÑA

Vicente Fidel López publicó en su libro "La Revolución Argentina" (1881) el texto de una carta atribuida a San Martín y supuestamente enviada a Rodríguez Peña el 22 de abril de 1814 desde Tucumán.
En ella evidenciaba haber comprendido que el camino del Alto Perú no era la senda de la victoria sobre Lima: "La Patria no hará camino por este lado del norte, como no sea una guerra defensiva y nada más.
Para esto bastan los valientes gauchos de Salta con dos escuadrones de buenos veteranos".(1)

Y deja por escrito su genial Plan Continental:"Ya le he dicho a Ud. mi secreto. Un ejército pequeño y bien disciplinado en Mendoza para pasar a Chile y acabar allí con los godos, apoyando un gobierno de amigos sólidos para acabar también con los anarquistas que (allí) reinan; aliando las fuerzas pasaremos por mar a tomar Lima; ése es el camino y no éste, mi amigo.
Convénzase Ud., que hasta que no estemos sobre Lima la guerra no se acabará".(1)

Es que el Virrey del Perú, Abascal, era el poderoso ariete contrarrevolucionario que había sofocado los movimientos independentistas de Quito, Chile y también los del Alto Perú.

Solamente el futuro país de los argentinos resistía los embates realistas.

El original de la carta no ha sido localizado y quizá no lo sea nunca. (Nosotros la reproducimos en anexo a este trabajo) Vicente Fidel López se la repitió de memoria a Mitre cuando éste escribía sus célebres obras sobre San Martín y Belgrano.

Antes las dudas de su autenticidad por las razones mencionadas, Vicente Fidel López se vio forzado a defenderla, pero terminó por confesar que le había sido informado "de memoria" por el destinatario.
La mayoría de los historiadores - inclusive Mitre - han legitimado el documento, reproduciéndolo y comentándolo como si fuera auténtico, pese a la casi certeza de que es apócrifo".

El coronel Héctor Juan Piccinali demostró que la carta era apócrifa, mediante un detallado análisis en un artículo publicado en el Nº 716 de la “Revista Militar”, de enero-abril de 1987.(2)

Auténtica o apócrifa, lo cierto es que resume admirablemente el plan que luego fue ejecutado. Pero la documentada carta de San Martín a Pueyrredón lo supera en brevedad y expone de manera excelente un plan a ejecutar: "Un ejército en Mendoza y una escuadra en Chile para llegar al Perú es mi secreto".

B - EL PLAN CONTINENTAL DE SAN MARTIN

Declarando la primacía de la idea sobre la ejecución, Mitre expresa que: "Esta concepción concreta, que en 1814 era un secreto, es lo que le ha asignado a San Martín su lugar en la historia del mundo".(3)

También Otero considera que su gloria es bien merecida A nadie se le había ocurrido hasta entonces vencer a los realistas cruzando la cordillera. "Sólo San Martín tuvo esa idea" y aclarando un importante aspecto: "No solamente para salvar las Provincias Unidas de las invasiones que sufrían desde el Norte contraatacando por el flanco, sino para destruir el poder colonial español concentrado en Lima.(4)

A pesar de los entusiastas conceptos vertidos por los mencionados historiadores, existían planes similares que no eran extraños a los estrategas europeos de la época.
Ellos apuntaban a destruir el poder español en América, pero ciertamente no para favorecer a los hispanoamericanos, sino para servir a sus propios intereses económicos.
Esos planes estuvieron siempre atados a los vaivenes de la política europea, que a veces unía y otras veces enfrentaba a países como Inglaterra y España, por ejemplo.

Según lo sintetiza Pablo Arguindeguy , esa estrategia presumía las siguientes acciones:
  • Defensa del Noroeste por Güemes y sus gauchos, armados en guerrillas.
  • Ofensiva con el Ejército Auxiliar del Perú (Alto Perú) con apoyo naval en el Pacífico.
  • Ataque en territorio chileno con el Ejército de los Andes hasta la destrucción de las fuerzas hispanas allende la cordillera.
  • Invadir por mar el Perú, buscar apoyo local y apoderarse de Lima aplastando el poder político y militar español. (5)

C - NACE EL PLAN CONTINENTAL

A fines de mayo de 1814, San Martín fue relevado a su pedido del mando del Ejército del Norte por razones de su deteriorada salud. Se dirige a Córdoba y allí se reúne con Tomás Guido.
Mientras el enfermo se repone, ambos tienen la oportunidad de madurar el Plan Continental.

El 10 de agosto, a sólo dos meses y medio después, San Martín es nombrado Gobernador de Cuyo.
De inmediato comienza la formación del Ejército de los Andes. El Plan Continental estaba en marcha.

Cuando San Martín comenzó a elaborar la idea del paso de los Andes, analizó y desechó los planes anteriores de Carrera y de O'Higgins y elaboró su propia estrategia, dedicándose a la formación de los medios necesarios para su realización táctica (1815-1816).

En Buenos Aires, mientras tanto, Guido era nombrado Oficial Mayor de la Secretaría de Guerra y Marina. En 1816, a casi dos años de haber estado con San Martín en Córdoba, elabora y entrega al Gobierno su célebre "Memoria" en la que expone el Plan Continental.

Estamos hablando de 1816 y desde hace dos años San Martín está preparando el Ejército de los Andes.

En ese mismo año, el Coronel Ignacio Alvarez Thomas, por entonces a cargo del Gobierno Central, convoca al esperado Congreso que se reúne en Tucumán.
Entre sus primeras resoluciones, el Congreso nombra Director Supremo a Pueyrredón y el 9 de julio declara la Independencia de las Provincias Unidas de Sud América.

El 15 de julio - a los 6 días - Pueyrredón se reúne en Córdoba con San Martín, quien le expone en detalle su Plan. “En dos días con sus noches hemos transado todo” declara San Martín.

En esa conferencia se resolvió encarar uno de los más grandes sucesos de la historia americana.

Por eso debemos destacar la figura de Pueyrredón como injustamente silenciada en los estudios de la Expedición Libertadora del Perú. Sin su entendimiento y aprobación no hubiera sido posible.

D - PRESENTACION DEL PLAN CONTINENTAL

Hemos referido que Guido, siendo funcionario del Ministerio de Guerra, presentó el 20 de mayo de 1816 al Director Supremo interino Antonio González Balcarce, un memorial por el cual propuso la expedición a Chile habiendo discutido el plan con San Martín -.

El documento presentado consideraba que “es impolítico y ruinoso continuar la guerra por el Alto Perú”.
Destaca que Chile es el único flanco por donde el enemigo se presenta mas débil. Además es el camino mas corto, el más fácil y el más seguro para libertar a las provincias del Alto Perú y continuar hacia Lima.
Recomienda, por lo tanto, establecer una federación o alianza entre las Provincias Unidas y Chile.

La Alianza con Chile se concreta formalmente en 1818, luego de que el país trasandino ha declarado su independencia. Ambos gobiernos se comprometen a aportar 500.000 pesos cada uno para organizar la Expedición Libertadora del Perú.

Pero la anarquía devora las Provincias Unidas. Los caudillos del Litoral derrotan a Rondeau quien había reemplazado a Pueyrredón en el Directorio y desaparece así el Gobierno Central.
Nuestro país no cumplirá su parte del trato en la Alianza.

Chile deberá entonces asumir la enorme responsabilidad de hacerse cargo de la Expedición Libertadora del Perú y Mitre lo destaca: "Es gloria de Chile haberla realizado con el concurso eficiente del Ejército de los Andes y a costa de grandes sacrificios."(3)

El Memorial de Guido pudo ser considerado, hasta hoy, el antecedente documental mas remoto del Plan Continental. En 1864, su hijo Carlos Guido Spano, reclamó para su padre el derecho de ser considerado co-autor del Plan Continental.

Perez Amuchástegui es el único sanmartinólogo que ha reconocido la co-autoría de Guido. Mas aún, sostiene que San Martín había conocido en Tucumán un proyecto de Enrique Paillardelle (1813) que suponía un ataque sobre Tacna ( Perú) y Arica (hoy Chile) mediante un escuadrón transportado desde Valparaíso, cuya acción debía coincidir con una ofensiva desde el Alto Perú.(6)

Hasta ahora, éste ha sido el antecedente mas remoto del Plan Continental. Pero la mayoría de los historiadores han mantenido hasta nuestros días lo mismo que Otero, quien aseguró que nadie - salvo San Martín - podría haber pensado "que esa masa ciclópea (los Andes) pudiera ser la vía al triunfo".(4)
 
II - OTROS PLANES

A - BREVE REFERENCIA A LOS PLANES EUROPEOS

Hemos puntualizado que existían planes similares que no eran extraños a los estrategas europeos de la época.

Francia envió en 1788 una expedición ordenada por el rey Luis XVI buscando determinar cuáles serían los puertos mas convenientes para proceder a ocuparlos en beneficio de su comercio.

En 1790, Miranda logró llegar hasta el ministro Pitt con un plan que consistía en independizar a la América española para que sirviera de mercado comprador de las manufacturas inglesas.

En 1796 el Gobierno británico aprobó un plan consistente en una expedición naval que tomara Buenos Aires, rodeara luego el Cabo de Hornos y estableciera un asiento permanente en Chile.
Como se ve, el cruce de la cordillera de los Andes era impensado en este plan.

Una vez en Chile se establecería una poderosa base naval desde donde se atacaría El Callao y Lima con fuerzas combinadas procedentes de la India y de Inglaterra.
Pero los acontecimientos fueron obligando a que los británicos concentraran sus esfuerzos en Europa. Napoleón era la prioridad absoluta y excluyente.

¿Cuáles eran los acontecimientos que se habían producido en Europa que tanto afectaban la suerte de Hispanoamérica? Veamos:

Napoleón había impuesto en 1804 un bloqueo europeo prohibiendo el comercio con Inglaterra.
Los británicos acababan de perder a sus colonias en Norteamérica. Era entonces urgente su necesidad de conquistar América española para venderle sus productos.
Por eso, en 1806 se vuelven a considerar los planes para llevar a cabo una expedición que atacara Hispanoamérica y estableciera su independencia reservando, eso sí, los puertos para Inglaterra.

Al fracasar las invasiones al Río de la Plata en 1806 y 1807, Gran Bretaña cambió de rumbo sus planes.
La heroica defensa rioplatense convenció a los ingleses de que si el propósito era reemplazar a España en el dominio de esos territorios, siempre se provocaría el rechazo de sus habitantes.

Comenzó entonces a tomar fuerza la idea de promover movimientos independentistas en las colonias bajo la protección británica.

Pero en 1808 Inglaterra cesó las hostilidades contra la corona española luego de la invasión napoleónica a la península ibérica. Los ejércitos británicos pasaron a la Europa continental para luchar aliados a los españoles contra los franceses. Entonces San Martín hubo de combatir junto a oficiales ingleses muchos de los cuales estaban muy bien enterados de los planes que hemos comentado.
Esa fue la oportunidad en que San Martín "pudo" haber tenido para conocer esos planes y familiarizarse con ellos. Pero éstas son conjeturas. No hechos comprobados documentalmente.

B - El Plan Maitland

En Inglaterra existió un plan resultado de la compilación, estudio y mejoramiento de los anteriormente elaborados. Es el que se ha dado en llamar “Plan Maitland,” que fue presentado en 1800 a la Corona y,al parecer, posteriormente olvidado.
Aunque es posible que no haya sido presentado pues fue encontrado perdido en un archivo sin carátula.

Sostenía la tesis de que la única utilidad asignada por los españoles a sus posesiones orientales de América - como el Río de la Plata y México - era que actuaran como una defensa para sus mas valiosas posesiones al occidente: principalmente el Perú.
En 1981, Rodolfo Terragno encontró el plan en archivos escoceses.(7)

Este descubrimiento fue objeto de numerosas y severas críticas en nuestro país porque se creyó que la tesis de Terragno era la de que San Martín había adoptado y ejecutado el mencionado plan británico.
Lo que en realidad propone, es que San Martín pudo haberlo conocido por el trato con oficiales británicos en la lucha por la independencia española o durante los meses que estuvo en Gran Bretaña durante su regreso

Los muchos jóvenes españoles americanos que servían por entonces en el ejército español, daban por logrado el éxito en su carrera cuando alcanzaban los galones de coronel.
En el caso de San Martín, él interrumpía voluntariamente una brillantísima carrera.

Tomás Guido y Bernardo O’Higgins, quienes serían mas tarde sus amigos íntimos, fueron adoctrinados en las Logias de Londres como muchos americanos residentes en Europa, que regresaron a sus países para colaborar activamente en las luchas por la independencia.

El plan británico propone en 1800 los siguientes pasos:
  1. Realizar un ataque sobre Buenos Aires para ganar su control.
  2. Enviar tropas para tomar posiciones en Mendoza.
  3. Coordinar acciones con un ejército en Chile formado con tropas venidas de Gran Bretaña e India.
  4. Cruzar los Andes.
  5. Derrotar a los españoles y controlar Chile.
  6. Proceder por mar al Perú.
  7. Emancipar al Perú.

C - ANALOGIAS ENTRE EL PLAN MAITLAND Y EL PLAN CONTINENTAL

¿Conoció San Martín este plan antes de su venida a América?
Las analogías con el Plan Continental son sorprendentes.
Resultan más evidentes si se hace un rápido análisis de la actuación de San Martín en América:

1 - Tomar el control de Buenos Aires.
Para un desconocido sospechado de espía no fue tarea sencilla. Le fue facilitada por Alvear, quien garantizó su patriotismo ante el gobierno y lo introdujo en los círculos sociales de la capital.
Se casó con la hija de una de esas influyentes familias, integrándose en ellas.
Formó un regimiento de caballería modelo.
Cuando el Gobierno envía todas las tropas veteranas al sitio de Montevideo, la defensa de Buenos Aires le fue confiada a San Martín.
Confirmó sus aptitudes militares en San Lorenzo.
Fundó con Alvear una sociedad secreta que fue incorporando a las más destacadas personalidades.
Apoyó o planeó el golpe de estado que cambió el Triunvirato.
Había logrado el control de Buenos Aires.

2 - Tomar el control de Mendoza.
San Martín nunca quiso la jefatura del Ejército del Norte. Fue una maniobra de Alvear para sacárselo de encima. Su prestigio aumentaba demasiado rápido para las ambiciones del joven Alvear.
Su salud deteriorada le dio el motivo para alejarse de aquel mando que no deseaba.
En Córdoba madura sus planes con Tomás Guido.
Se hace nombrar Gobernador Intendente de Cuyo.
Había tomado el control de Mendoza.

3 - Coordinar acciones con un ejército en Chile.
Esta fue su idea original. Pero los patriotas chilenos, divididos entre los Carrera y O'Higgins, fueron vencidos en Rancagua. Los restos de su ejército se refugiaron en Mendoza.
El Plan debió, entonces, ajustarse a la nueva situación.
Primeramente se debería reconquistar su Independencia.

4 - Cruzar los Andes.
Hazaña a nivel universal. Fue increíble. La etapa más difícil del Plan.
Cruza los Andes con su ejército.

5 - Derrotar a los españoles y controlar Chile.

En Chacabuco y Maipú derrota a los españoles. Chile vuelve a ser libre
A su propuesta se nombra Director a O'Higgins. Neutraliza a los Carrera.
Derrota a los españoles y controla Chile.

6 - Continuar por mar al Perú
.
Colaboró de manera importante en la creación en Chile de la fuerza naval que hasta entonces carecía.
Inicia entonces la Expedición Libertadora del Perú con 7 barcos de guerra custodiando a 14 transportes.
Continúa por mar al Perú

En este punto, es necesario mencionar un asunto que con frecuencia es tenido muy poco en cuenta y mucho menos evaluado. San Martín desde Mendoza le escribe a Guido (1815)
"La victoria naval en Montevideo es lo mas grande que hasta el presente ha realizado la revolución".
La rendición de la plaza de Montevideo le originó a España la perdida del punto de desembarco para sus expediciones.

Buenos Aires alivió sus temores. Por el Río de la Plata, estaba neutralizado el peligro. La flota se vendió.
San Martín se quedó sin barcos para la Expedición al Perú. En Chile no había ni buques ni tripulantes. La férrea voluntad de San Martín, O'Higgins, Zañartú, Guido y tantos otros, logró el milagro de crear la flota mas poderosa hasta entonces del Pacífico.

Gonzalo Bulnes afirma: "Jamás obra mas colosal se impuso a la actividad de un gobierno, ni causa alguna pudo aunar mejor los intereses de dos pueblos unidos en nombre de una necesidad suprema".(8)

Galdames opina que Chile “que mas que un país es una costa, neutralizaba de esa manera, nuevas expediciones realistas desde el Perú”. (9)

7 - Emancipar el Perú.
El 28 de julio de 1821, San Martín proclama en Lima la Independencia del Perú.
Arriba 

III - COMENTARIOS FINALES

A - FRENTES DE GUERRA DE LA REVOLUCION DE MAYO

Para comprender mejor la importancia y trascendencia que tuvo el Plan Continental para las Provincias Unidas, repasemos la situación bélica del país en esos tiempos:
Eran dos los frentes donde combatían los ejércitos patriotas:
  • El frente del Este, o sea la Banda Oriental y particularmente Montevideo.
  • El frente del Norte, o sea el Alto Perú.
Para el Gobierno, la prioridad estratégica era la terminación victoriosa de la campaña oriental que era donde estaba el mayor peligro. Buenos Aires carecía de fuerzas navales y no podía dejar a Montevideo en poder realista. Entonces el Ejército del Norte debería ir retirándose en forma incesante (guerra defensiva) hasta lograr concluir con éxito la campaña oriental (guerra ofensiva)

Por el Norte, Goyeneche inicia la campaña con 3.000 hombres. El objetivo era llegar desde el Norte al foco insurgente que era Buenos Aires, porque los españoles ya eran dueños de la Banda Oriental y tenían además el apoyo portugués.

Belgrano entonces ordena el éxodo jujeño, retrocede hasta Tucumán y vence a Goyeneche.
Detiene de este modo a la ofensiva realista y abre nuevamente el camino del Norte hacia Lima.
Pide al Gobierno suspender las acciones en la Banda Oriental, para que las tropas que operaban allí fuesen destinadas al Norte Y surge nuevamente la indecisión militar sobre la prioridad estratégica
¿Cuál deberá ser? ¿El frente del Este o el del Norte?

Cuyo era la única región no sumergida en la guerra. Si los realistas se adueñaban de Cuyo y se posesionaban de Córdoba convergiendo desde el Norte, potencian la ofensiva final sobre Buenos Aires.
San Martín pide entonces la gobernación de Cuyo y abre un nuevo frente: el del Oeste.

El plan es simple pero impensado hasta entonces: de Mendoza a Chile a través de los Andes, de Chile a Lima a través del Mar. Entonces: Belgrano por el Norte, San Martín por el Oeste.

B - EL PLAN ORIGINAL DE SAN MARTIN

El desarrollo de la campaña del Perú ¿Fue el que correspondía al Plan Continental que hemos venido comentado hasta aquí? Veamos:

El 12 de mayo de 1816, San Martín escribe desde Mendoza a Godoy Cruz - diputado de esa provincia en el Congreso de Tucumán - que una vez reconquistado Chile para la Patria, las tropas enseguida deberán embarcarse y en 8 días desembarcar en Arequipa.
Mientras tanto, el Ejército del Norte debe reorganizarse de modo que “ambos pueda obrar con decisión sobre Lima”.

Dos días después, el 14 le escribe a Guido en la Secretaría de Guerra, que la campaña de Chile deberá empezar a comienzos de noviembre para que las operaciones se ejecuten en verano, porque de no ser así “se pierde el principal proyecto, cual es que a mediados de invierno hacer marchar una expedición marítima sobre Arequipa para dirigirse al Cuzco ... y hacer caer el coloso de Lima”.

Mientras tanto se debe preparar el ejército del Norte en Tucumán “único punto, en mi opinión, capaz de poderlo hacer... y realizar una defensiva estricta en Jujuy con 600 ó 700 hombres”, agregando que se debe “auxiliar la insurrección del Alto Perú ...y en esta situación amenazante, estar prontos para obrar de acuerdo con el Ejército de desembarco”.

Como se ve, el objetivo estratégico no es simplemente Lima, sino también libertar a las provincias del Alto Perú, mediante una maniobra de ejércitos convergentes que se reunirían en Cuzco para desde allí “hacer caer el coloso de Lima”.

El 10 de julio de 1818, Belgrano desde Tucumán le escribe a Guido: “Al llamar la atención de La Serna por su retaguardia, se verá obligado a dejar nuestras provincias ya arruinadas, porque yo no puedo hacer nada y con gran falta de todo cuanto necesitamos”.

Mas adelante dice que: “Al amenazar las costas, La Serna se retirará con gran deserción, pero puede rehacerse con gente del Cusco” y agrega: “La expedición no debe intentarse con 3.000 hombres, sino por lo menos con 6 a 8.000”.

Pero el plan no se pudo desarrollar como estuvo concebido. El Ejército del Norte, que Belgrano había reorganizado en Tucumán, recibió órdenes de bajar a Buenos Aires para defender al Gobierno ante la amenaza de los caudillos del Litoral.

San Martín, en carta del 8 de julio de 1819 dirigida a Estanislao López, confirmó el desbarajuste del plan con amargas palabras: “como dicho ejército (el de Belgrano) debía cooperar en combinación con los de Chile y los Andes, ha sido preciso suspender todo ataque por este desgraciado suceso”.

C - EL ULTIMO PLAN DE OPERACIONES DE SAN MARTIN EN PERU

Hemos visto entonces, que la Expedición Libertadora había sido concebida en el Plan Continental como un movimiento de pinzas: una terrestre y otra marítima, que aplastaría al ejército español.
La marítima se había cumplido pero la terrestre quedó postergada por la crisis de 1820 en las Provincias Unidas. Sin embargo, el Ejército Auxiliar existía, aunque diseminado por las provincias del Norte.

Sólo faltaban armas y dinero para ir al Alto Perú. Esos recursos los tenía Buenos Aires y de sobra por haberse descomprimido la frontera Norte gracias a la Expedición Libertadora..
San Martín, en el gobierno del Perú, resolvió completar su Plan Continental adaptándolo a la situación:
  • Un ejército al mando de Alvarado sería transportado vía marítima y desembarcaría en Arica para operar en el sur peruano y el Alto Perú.
  • Otro ejército al mando de Arenales iría por la Sierra contra los realistas situados en los valles centrales . –
Combinado con ellos, el Ejército del Norte argentino entraría por la Quebrada de Humahuaca para apoyar al ejército de Alvarado que estaría operando en la zona.
Ambos fuerzas marcharían contra los realistas los que, tomados entre ellos y el ejército de la Sierra, serían fácilmente derrotados.

Para explicar su plan San Martín envió un emisario las Provincias Unidas con instrucciones de ponerse en contacto con los gobernadores provinciales para pedirles su apoyo. Todos se lo brindaron y en forma amplia. Todos menos los porteños, que nunca le perdonaron a San Martín negarse a traer el Ejército de los Andes para defender a Buenos Aires de las fuerzas del Litoral.

Al enterarse San Martín de la oposición de Buenos Aires, se dirige a Guayaquil a conferenciar con Bolívar (que tenía todo el apoyo de la Gran Colombia) pero no logra obtener su colaboración para dar término a la guerra de la independencia.

La negativa de Buenos Aires no sólo impidió que un general argentino tuviese la gloria de concluir la guerra emancipadora, sino también que en lugar de un argentino, entrase en el Alto Perú un general venezolano y lo "independice" de las Provincias Unidas.

Finalmente el gobierno nacional acepta esa pérdida territorial, por estar mas interesado en obtener el apoyo colombiano para la guerra inminente con el Imperio del Brasil.
 
ANEXO:
Fragmento de la Carta de San Martín a Nicolás Rodríguez Peña, fechada en Tucumán el 22 de abril de 1814:

"No se felicite, mi querido amigo, con anticipación, de lo que yo pueda hacer en ésta: no haré nada y nada me gusta aquí. No conozco los hombres ni el país, y todo está anarquizado; yo sé mejor que nadie lo poco o nada que puedo hacer. Ríase Ud. de esperanzas alegres. La patria no hará camino por este lado del norte que no sea una guerra permanente, defensiva y nada mas; para eso bastan los valientes gauchos de Salta con dos escuadrones de buenos veteranos. Pensar en otra cosa es echar en el pozo de Ayron hombres y dinero. Así es que yo no me moveré ni intentaré expedición alguna.

Ya le he dicho a Ud. mi secreto. Un ejército pequeño y bien disciplinado en Mendoza para pasar a Chile y acabar allí con los godos, apoyando un gobierno de amigos sólidos, para acabar también con los anarquistas que reinan; aliando las fuerzas pasaremos por mar a tomar Lima; ése es el camino y no éste, mi amigo. Convénzase Ud., que hasta que no estemos sobre Lima la guerra no se acabará.

Deseo mucho que nombren ustedes alguno mas apto que yo para este puesto; empéñese Ud. para que venga pronto ese reemplazante, y asegúreles que yo aceptaré la Intendencia de Córdoba.
Estoy bastante enfermo y quebrantado; mas bien me retiraré a mi rincón y me dedicaré a enseñar reclutas para que los aproveche el gobierno en cualquier otra parte.

Lo que yo quisiera que ustedes me dieran cuando me restablezca, es el gobierno de Cuyo. Allí podría organizar una pequeña fuerza de caballería para reforzar a Balcarce en Chile, cosa que juzgo de grande necesidad si hemos de hacer algo de provecho, y le confieso que me gustaría pasar montando ese cuerpo".

 
BIBLIOGRAFIA
 
1 -  VICENTE LOPEZ Vicente Fidel - La Revolución Argentina, 1881.
2 -  PICCINALI Héctor Juan - Revista Militar N° 716 - Buenos Aires, 1881.
3 - MITRE Bartolomé - Historia de San Martín – Buenos Aires, julio de 1950.
4 - OTERO José Pacífico - Historia del Libertador don José de San Martín – Buenos Aires, 1978.
5 - ARGUINDEGUY Pablo E. - Situación mundial y su relación con Argentina en el período.
Historia Marítima Argentina -Tomo V - Capítulo I, Buenos Aires, noviembre de 1986.

6 - PEREZ AMUCHASTEGUI
7 - TERRAGNO Rodolfo - Maitland y San Martín - Buenos Aires 1999
8 - BULNES Gonzalo - La Espedición (sic) Libertadora del Perú. Tomo I – Santiago de Chile, 1887.
9 - GALDAMES Luis - L
Comments