Clase GASTEROMICETOS

 
Cuescos de lobo, niditos y falos hediendos.
 

Comprende hongos cuyas esporas producidas sobre basidios maduran en el interior del carpóforo y los basidios se descomponen en la madurez dando lugar a una masa de polvo que sale por alguna abertura o por descomposición de la pared, en caso de los "cuescos de lobo", o bien se vuelven malolientes y las esporas las dispersan los insectos atraídos por el olor. Presentan formas caprichosas de pera, esfera, maza, estrella, nido, falo, cancela, etc, pero nunca de paraguas como las típicas "setas".

 
 
PERIDIOS
 
Los carpóforos inmaduros se desarrollan con dos envueltas o peridios, uno externo y otro interno. El peridio externo en la madurez según su consistencia se agrieta y se desprende en forma de escamas, gránulos o espinillas que se van cayendo, membranillas o incluso se revuelven y se abren en forma de estrella, Geastrum. La envuelta o peridio interno solo se abre en la total madurez para dejar salir las esporas.
 
 
 
DISPERSIÓN DE ESPORAS POR VIENTO
 
En los carpóforos maduros de buena parte de los Gasteromicetos, toda la parte fértil, el himenio que en éstos se denomina gleba, se vuelve una masa pulverulenta de esporas que salen al exterior rompiendo el peridio interno a través de un poro apical, Lycoperdon, Bovista, Geastrum, Tulostoma, una abertura irregular, Scleroderma, por descomposición de toda la partes, Langermannia o por desprendimiento de todo el casquete superior del peridio, Calvatia, etc.
 
 
DISPERSIÓN DE ESPORAS POR INSECTOS
 
En otros grupos toda la gleba o parte fértil se descompone y desprende un nauseabundo olor que atrae a los insectos que dispersan las esporas que se llevan en sus extremidades, es el caso de géneros tales como Phallus, Anthurus, Clathrus, Mutinus, etc. 
 
 
HIPÓGEOS
 
Un reducido grupo son hipógeos, es decir, desarrolla semienterrados en la tierra y se confunden con las trufas (Ascomicetos). Aunque su interior ni se vuelve una masa pulverulenta ni se descompone, carece de ascas y en sección son algo pulverulentos en la madurez, es el caso de Rhizopogon.
 
 
MICROSCOPÍA
 
A nivel microscópico sus esporas son mayormente esféricas, con o sin restos del filamento que les sujetaba al basidio, el esterigmato,  y algunas presenta una serie de filamentos entrecruzados y más o menos ramificados, el capillicio, entre los que se sustentaban los basidios y que son elementos importantes en la determinación de las diferentes especies.
 

 PRINCIPALES ÓRDENES Y GÉNEROS
 
 
 
Subpáginas (1): GASTEROMICETOS