La Gnosis como Ciencia, Arte, Filosofía y Religión.

La CIENCIA ha degenerado en un conjunto de teorías que se apoyan la una en la otra constituyendo un auténtico castillo de naipes contra el cual soplan los fuertes vientos de todo lo que no se ha podido explicar. A veces se aceptan ciertos postulados como axiomas simplemente por considerarlos evidentes y en ellos se apoyan estudios empíricos que están viciados por la falta de evidencia anterior.

En este sentido la Gnosis pretende aplicar en forma metódica estudios que cada persona pueda realizar sobre si mismo y que conducen a una experimentación personal de sus afirmaciones.
La ciencia oficial, con sus protocolos, va necesariamente algunos pasos atrás, no obstante lo cual, hoy comienzan a aceptarse oficialmente verdades que antiguas culturas conocieron desde siempre. No se entienda esto un ataque a la ciencia "oficial". Si no se buscase la comprobación científica y la experimentación externa muchos adelantos de la cultura hubieran sido imposibles. Lo que recalcamos es que el método científico gnóstico es más individual y práctico. Es importante recalcar que para lograr este tipo de experiencias científicas se necesita desarrollar en nosotros sentidos y facultades adormecidas en la mayoría de las personas. De la misma manera que es casi imposible para un no vidente conocer lo que es el color, es muy difícil para la mayoría de las personas conocer realidades que para los gnósticos son corrientes, como lo es por ejemplo el llamado plano astral.

El ARTE ha sido definido como el "obrar libre e inteligente por oposición a las tendencias mecánicas y los instintos naturales" Esta definición tomada del diccionarios antiguos plantea el hecho artístico como algo capaz de elevar al ser humano más allá de la mecánica, de propios esquemas, de sus tabúes, de sus conflictos. El arte regio cumple con estos preceptos y es fácil imaginar la elevación espiritual que produce escuchar cantos místicos hindúes, las sinfonías de Behetoven, observar los monumentos y esculturas mayas o contemplar mandalas budistas... o tal vez sumergirnos en la atmósfera de la catedral de Notre Dame.
Las obras de arte regio abundan en diversas culturas del planeta. Son en cambio muy diferentes las manifestaciones del arte moderno, que muchas veces sumergen a quien procura apreciarlas en los mismos esquemas, fobias y prejuicios del artista que las produce.
Naturalmente que estamos hablando de generalidades y en estos conceptos existen excepciones

La FILOSOFÍA (literalmente: amor a la sabiduría) se ha convertido en un tema para intelectuales en el que preconceptos, dogmas y fantasías se entremezclan generando una vez más teorías y teorías.
La gnosis pretende simplificar la filosofía llevándola a un terreno práctico. Se trata de buscar la sabiduría en el presente aplicando la "filosofía de la momentaneidad". Más que "filosofar" tratamos de adquirir la sabiduría que la vida nos da aquí y ahora. Esta necesidad de vivir el presente ha sido planteada reiteradamente por los grandes forjadores de la cultura humana, desde Pitágoras hasta el Buda Gautama.
El mismo Buda afirmaba: "Si quieres conocer el pasado mira el presente que es su resultado. Si quieres conocer el futuro, mira el presente que es su causa"

Einstein afirmó alguna vez "la RELIGIÓN sin la ciencia es ciega, la ciencia sin la religión es coja" Pitágoras el gran matemático griego fundó su comunidad científica, filosófica y religiosa. Como ellos, los más grandes científicos de todas las épocas comprendieron la íntima relación existente entre la mística y la ciencia.
En cambio algunas religiones (sobre todo las occidentales) han recurrido a los dogmas. El dogma es aquel llamado "artículo de fe", aquello que tiene que ser aceptado sin ser sometido a la experiencia.

La Gnosis establece una diferencia substancial entre el dogma y la experiencia mística y apunta naturalmente hacia esta última. Aún la palabra "fe" mantiene, en algunos de sus usos, el sentido original de "experiencia mística"; por ejemplo cuando uno "da fe" de un hecho cualquiera, es porque lo conoce en forma directa y experimental. La "fe" que plantea la gnosis es aquella fundamentada en la experimentación y en la comprobación lo que hace muy estrecho el límite que separa la ciencia de la religión.