Historia‎ > ‎Maestros‎ > ‎

Akihiro Mieno

(Introductor del estilo Itosu-Kai en España)

Visto por D. Gabriel Carranque.

El hombre

    Nació en Agosto de 1946 en la ciudad de Oita, a medio camino entre Hiroshima y Nagasaki en el seno de una familia de clase media japonesa. Su padre, maestro en el manejo del sable, le transmite cualidades que le acompañan desde entonces, destacando su sencillez, la serenidad, el optimismo y la armonía cuerpo-mente.

    El contacto con un amigo malagueño, estudiante de literatura japonesa y artes marciales, allá en su ciudad natal, estimuló su espíritu aventurero y decide trasladarse a Málaga.

    En poco tiempo, se ponen de relieve su proceder humanístico obteniendo el respeto y cariño dentro y fuera del Dojo. Su actitud afable generaba un clima de amistad ideal, hasta el punto que fuera del Tatami, gustosamente aceptaba ser llamado por su nombre de pila "Aki"; y sonreía cuando se auto-determinaba "el japonés andaluz". Con extraordinaria facilidad aprende nuestro lenguaje en todas sus facetas, lo que le lleva a integrarse plenamente en todos los contextos socioculturales de nuestro país llegando incluso a comprender y contar chistes (dichos graciosos); extraña cualidad natural para un foráneo. Es tal su habilidad, que en numerosas instancias es requerido como traductor por la diplomacia nipona, destacando en eventos de tanta relevancia como la "Exposición Universal de Sevilla 1992".

    Sus acciones se caracterizan por ir acompañadas de un exacto conocimiento de la igualdad y la justicia, como valores esenciales adquiridos a través de la práctica del Karate-Do como forma de vivir.

El Maestro de Karate-Do

    Aunque el Karate-Do constituye su forma de vivir, es un buen conocedor y practicante de otros deportes como el béisbol y el billar clásico. Desde muy joven se inicia en la práctica del karate-do con Sensei Akira Kitamura, (discípulo a su vez de Sensei Ryusho Sakagami y Sensei Fumio Demura), alcanzando el grado de 3º Dan de la "Zen Nihon Karate-do Itosu Kai" con Shihan Sakagami. Adquiere conocimientos en el antiguo arte del Kobudo, siendo reconocida su gran habilidad en el manejo de Tonfa y Sai. Asimismo, profundiza en el estudio del Aikido y del Soto-Kai.

    Llega a Málaga (España) en 1976, convalidando el grado alcanzado en Japón, en los exámenes reglamentarios de la Federación Española de Karate. Amante de la docencia, obtiene la titulación de entrenador regional y, posteriormente nacional de Karate-Do.

    Sus primeros pasos como representante de la "Zen Nihon Karate-do Itosu Kai" se caracterizan por la prudencia, sabedor de la responsabilidad adquirida con su Maestro de transmitir conocimientos singulares. Imparte sus primeras clases en el Dojo "Karate club Málaga", que dirige D. Jesús Espiga (3º Dan Goju Ryu). Un año después tiene lugar la apertura del Dojo "Kuro Obi" dirigido por Él mismo. Incluso durante algún tiempo, en su afán de extender la disciplina marcial, acude a impartir clases regladas en el Dojo "Gimnasio Brieva" y "Club Mijas" quedando de manifiesto el extraordinario esfuerzo realizado para conseguir el esplendor del estilo.

    A lo largo de los años, un elevado número de practicantes aprendemos una forma de conducirnos en la vida a través de las enseñanzas del Sensei Mieno. Su extraordinario carisma genera gran respeto y cariño entre sus discípulos, llegando a ser motivo de dedicatoria de libros científicos y obras pictóricas, realizadas por algunos de ellos.

    De sus manos se va extendiendo el estilo Itosu-kai, por medio de la preparación minuciosa de instructores (cinturones negros) que se encaminan hacia otros puntos de nuestra geografía (Mijas, Antequera, etc) llevando la profunda experiencia transmitida por el Maestro.

    La expansión del estilo hace necesario el desarrollo de una estructura normativa que, en el año 1991, da origen a la "Asociación Española de Karate-Do Itosu-Kai", en la que ocupa el cargo de Presidente de honor. A la luz de esta Asociación tienen lugar numerosas actividades de formación que acrecientan el currículo de todos los practicantes; permitiendo el establecimiento de una mayor interrelación con otros grupos de karatekas del estilo en otros puntos del planeta. Precisamente, uno de esos contactos (con Sensei Fumio Demura) resultó determinante para obtener nuestra posición actual en el organigrama del Karate-Do.

    En el año 1995, debido a cuestiones familiares se ve obligado a retornar a su Japón natal. Es por ello que, haciendo uso del magisterio y del talante conciliador que le caracteriza así como la obediencia debida a su inmediato Maestro; y tras mantener distintas reuniones con sus discípulos más aventajados otorga su confianza a Francisco Camarena (3º Dan Karate-Do), para seguir liderando la teoría y práctica del estilo. Al tiempo que, posibilita el avance de conocimientos a través del hermanamiento con Sensei Demura, quien acoge a todos sus discípulos con la elegancia y bondad propias de un gran Maestro.

    Como siempre, Sensei Mieno sigue presente en el Dojo Kuro Obi, a través de la práctica diaria de todas sus enseñanzas. Aunque lo más importante, es que ha conseguido impregnar el corazón de todos aquellos que tuvimos la suerte de compartir su bondad y su generosidad con tal intensidad, que es nuestra obligación moral transmitir Su Mensaje a los compañeros que, día tras día, llegan al Dojo "Kuro Obi" buscando la "Leyenda del Maestro Akihiro" (Aki, para los amigos).

Comments