2.2 Objetivos y ámbito del proyecto


La clave para empezar con éxito un proyecto es que tengamos los términos de referencia bien establecidos. Para ello, debemos conocer la autoridad y el patrocinador, los objetivos, el ámbito, las restricciones, los costes y /o presupuesto, los recursos, las entregas, las fases del proyecto, las estrategias, riesgos, hipótesis, roles y responsabilidades.

Un aspecto muy importante para mantener el apoyo de la organización es que los objetivos del proyecto estén en perfecta conexión con los de aquella y además que se hagan explícitos. En síntesis podemos decir que las principales razones para el establecimiento de objetivos son:

· Proporcionar una dirección

· Enfocar los resultados

· Permitir que se lleven a cabo los planes

· Priorizar y organizar el trabajo

· Motivar al personal

· Comunicar el propósito del proyecto

· Permitir que se reconozca el éxito

 

En general, los objetivos deben ser:

· Coherentes y alineados con los objetivos de la organización

· Mensurables en términos de

§ calidad

§ cantidad

§ tiempo

§ coste

· Alcanzables

· Consistentes

· Fáciles de entender

· Pocos en número


Además de los objetivos del proyecto se debe establecer el ámbito del mismo, poniendo de manifiesto:

· Departamentos afectados

· Personal afectado

· Localizaciones o regiones afectadas

· Procesos y productos afectados

 

Se trata de conocer el quién, dónde, cómo y qué del proyecto. Un marco bien definido evitará tratar de resolver problemas equivocados o perder el tiempo en cosas poco relevantes.




Comments