Mi ciclicidad

Tatuaje nuevo, manifestación de un viejo conocimiento

Estoy re contectándome con mi esencia femenina, con lo que significa ser mujer. Estoy valorando y aprendiendo a aprovechar mi ciclo femenino, mi sangrado, mi menstruación.

Nadie me había enseñado el maravilloso regalo que tengo todos los meses, nadie me dijo que esto es sagrado, que es energía de limpieza, regeneración y creación. 

Estoy volviendo a conectarme con mi bruja, mi verdadera bruja. Estoy aprendiendo que muchas cosas consideradas negativas y oscuras, son tan solo estereotipos impuestos por la sociedad patriarcal y machista. 

Estoy aprendiendo a conectarme con mis arquetipos, a respetar mis fases, a escuchar los mensajes esclarecedores de mis sueños.

Conectándome con mi sangrado, con las fases lunares y con mis diosas interiores, fue que surgió este nuevo tatuaje. Después de casi 13 años del primero, me reencontré con mi tatuador (www.fotolog.com/madretinta). Hacía muchos años que no sabía nada de él, pero reapareció en el momento justo.

El dibujo elegido es la estrella de la bruja, de cinco puntas, y las cuatro fases lunares según el hemisferio sur, alrededor: la luna nueva al sur, representando mi sangrado. La luna creciente al este, representando mi fase preovulatoria, la luna llena en el norte, representando mi fase ovulatoria, y la luna menguante al sur, representando mi fase premenstrual. 

El lugar elegido: la espalda. Dejé de lado mi frente y empecé a prestarle atención también a mi atrás.

Mujeres con quienes comencé este camino:

* Majo Gutiérrez: Ciclicidad femenina.

* Analía Bernardo: En Circulo de Mujeres.

* Myriam Wigutow: Rueda Púrpura.

* Mónica Glusman: Oráculo Mujer Sagrada.


 

Fotografía de Eduardo de la Horra

  

Carta del Oráculo de la Mujer Sagrada de Mónica Glúsman


Tatuaje de "Madre Tinta"