La Fundación de Estudios Vexilológicos es una entidad cultural sin ánimo de lucro, creada por el médico y vexilólogo José Luis Brugués en mayo de 2012, al amparo del art. 34 de la Constitución y de la Ley 50/2002, de Fundaciones.

Fue inscrita en el Registro de Fundaciones por la Orden ECD/2495/2012, de 17 de septiembre (B.O.E. de 21 de noviembre de 2012, sección III “Otras Disposiciones“, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).

De acuerdo con sus Estatutos, el objeto de la Fundación es el conocimiento y difusión de la Vexilología, disciplina auxiliar de la Historia que se ocupa de estudiar las banderas, pendones y estandartes. El origen del vocablo “Vexilología” está en los vexilla, insignias que portaban las legiones y cohortes de Roma.

La Fundación tiene un ámbito de actuación nacional, sin perjuicio de poder colaborar con entidades extranjeras sin ánimo de lucro con análogos fines, particularmente con las radicadas en la Unión Europea y las hispanoamericanas. A diferencia de las asociaciones, que son entidades de base asociativa (socios, afiliados), las fundaciones son entidades de base patrimonial (bienes y derechos), de forma que su patrimonio está afectado al cumplimiento del fin fundacional. La FEV es la única entidad vexilológica en el mundo con forma jurídica de fundación.

La Fundación está sujeta al control y supervisión del Estado, y en este sentido adscrita al Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Educación y Cultura.