Noticias‎ > ‎

La calidad del sueño no empeora con la edad

publicado a la‎(s)‎ 4/3/2012 22:07 por Christopher Quiros Segura

Si ya no duerme como antes, no le eche la culpa a la edad. Un nuevo estudio que entrevista a más de 150.000 personas descarta el paso de los años como factor que empeora la calidad del sueño. De hecho, refleja que la percepción que los participantes tienen de su sueño mejora con los años.

A través de una encuesta telefónica se les preguntaba por posibles alteraciones del sueño, somnolencia durante el día, por su salud general, su estado de ánimo, etc. Con esta información, los autores de la investigación, publicada en la revista 'Sleep', observaron que los que ya habían cumplido los 80 mostraban menos quejas que los jóvenes a la hora de 'pegar ojo'.

"Con este trabajo intentábamos confirmar en una amplia muestra de participantes la creencia popular, es decir, que se duerme peor con la edad. Sin embargo, los resultados lo contradicen y nos obligan a replantearnos todo lo que hasta ahora creemos saber sobre el sueño con el paso del tiempo", aclaran los investigadores, de la Univerdad de Pennsylvania (EEUU).

"Es posible que, precisamente por creer que el sueño empeora con la edad, sus expectativas sean menores y por eso exponen menos problemas, los asumen como algo natural", explica Javier Puertas, miembro de la Sociedad Española del Sueño y responsable de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario de la Ribera (Valencia).

Esta es una de las teorías que los propios autores de la investigación asumen, aunque también reconocen que el hecho de que los mayores tengan menos quejas pueda deberse a que su salud a lo largo de la vida ha sido buena y siempre han dormido bien.

En cualquier caso, cabe señalar que este estudio está basado en la percepción subjetiva de los encuestados, no en parámetros objetivos. Hasta la fecha, muchos estudios han analizado, por ejemplo, el número de horas que los participantes duermen respecto al tiempo que pasan en la cama (efectividad) y la continuidad. Lo que indica este tipo de trabajos es que la calidad del sueño se va deteriorando, aunque quienes lo viven no muestren quejas y puedan sentirse satisfechos.

"Nos pasa mucho en el laboratorio del sueño. Gente con apneas que no tiene una mala percepción de su sueño y al revés", agrega el especialista español. Lo cierto, continúa, es que con el tiempo, los hábitos cambian. "Ya no trabajan, lógicamente, no se pasan 10 horas en la cama. Y tampoco es que duerman menos, sino que es un sueño polifásico. Se echan la siesta y ese tiempo también computa".

Como destacan los autores del artículo, los nuevos resultados deberían dejar un mensaje claro: "Si los mayores no duermen bien, debenconsultar con su médico", ya que pueden tener problemas de salud y depresión.

Según el doctor Puertas, no hay que obviar que "con la edad puede haber más alteraciones del estado del ánimo, apneas, ronquidos... El estado de salud en general empeora, hay más diabetes, más obesidad y esto impacta en la calidad del sueño". Pero si no hay problemas de salud detrás, la calidad del sueño no tiene por qué empeorar.

Comments

Publicidad