NOVEDADES

INFORME DEL  COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL DE LA FEDERACIÓN SINDICAL DE TRABAJADORES MINEROS DE BOLIVIA.

 

AL XXXI CONGRESO NACIONAL ORDINARIO DE TRABAJADORES MINEROS DE BOLIVIA.

 

Compañeros:

En el distrito minero de Inti Raymi, del Departamento de Oruro se inaugura el xxx Congreso Nacional Minero Ordinario del 24 al 29 de Marzo del 2008, donde fue complicada e interrumpida en su última plenaria determinándose un cuarto intermedio de 90 Días.

 

Cumplido este lapso de tiempo, en la ciudad de Oruro a horas 15 p.m. Del día Lunes 30 de Junio del 2008, en el salón del Paraninfo de la Universidad Técnica de Oruro, se instalo la última plenaria a convocatoria de PRESIDIUM a la cabeza del compañero Mamerto Goyochea y los demás componentes, se efectuó con la elección del nuevo Comité Ejecutivo Nacional en fecha 30 de junio del año 2008.

 

Hoy como ayer los mineros tenemos los intereses nacionales populares enfrentados a los intereses de las transnacionales, y estas empresas legalizadas como socias, nos disputan el derecho propietario del pueblo boliviano sobre los minerales y los hidrocarburos, la crisis llevó a una serie de luchas importantes, a los trabajadores contra los empresarios y el gobierno, después de un periodo de retirada y declive del sindicalismo debido al peso de los despidos masivos, la marea cambio. Las condiciones de lucha de clases organizadas por muchos de estos sindicatos, empezando por la deducción básica de que los intereses de las empresarios están en contradicción directa con los intereses de los trabajadores mineros de país, y que por tanto la idea de la paz social empresa-trabajador es una receta segura para la derrota, por lo que desemboco en una recesión económica generalizada, debido al descenso en el precio de los minerales, se desata la  crisis mundial donde interviene otro elemento que es la reducción de la demanda de minerales, como es el caso del ZINC y el ESTAÑO, que llega a precios ínfimos y que trae consecuencias inevitables dentro la familia minera.

 

En otros sectores existe, una permanente preocupación por la situación del país; más aún, considerando la responsabilidad de vanguardia que le tocó asumir al movimiento minero a lo largo de la historia de las luchas nacionales, sin embargo los trabajadores  mineros buscamos estabilidad laboral garantizada por contar con nuestros objetivos históricos trazados, anhelando acabar con la rosca neoliberal que todavía persiste dentro el oficialismo del MAS, con su base económica del DS. 21060 que le da tanto poder político, solo estatizando las minas, el enemigo quedara desamparado o desarmado, cuando el estado muestre una verdadera nacionalización de las minas, que son factores claves para la independencia económica de nuestro país, la lucha que sostenemos y sostendremos es una guerra desigual, larga e intensa en esta época neoliberal

 

 

 

EN LO INTERNACIONAL

 

En el campo internacional el 2008 la crisis mundial, la quiebra de la Bolsa de Valores internacional como en el año de 1919 y donde fue desastroso para el mundo, lo lamentable es que los pagaderos somos los países menos desarrollados o en proceso de desarrollo, esta crisis conlleva el cierre de grandes fábricas automotrices, electrodomésticos, textileras,  etc. Y lo peor la desocupación, perdidas de sus fuentes de trabajo,  miles de compañeros trabajadores en las calles por todo el mundo, del cual los grandes países capitalistas especialmente en Norte América inyectaron grandes capitales para conservar su poderío.

 

Esta crisis tendría que ser aprovechada por los países latino americanos para construir una integración favorable a los países, al mismo tiempo liberarse de la dependencia de esos países. Cuando se habla de la crisis, existen algunas explicaciones que parecen racionales, pero al final son trampas a las que nos conducen a los trabajadores.

 

Veamos algunas:

 

“Que siempre vivimos en permanente crisis económica, que la crisis es continua”. Con esta explicación se vacía de su verdadero contenido a la palabra “crisis” y se la asocia con cualquier dificultad económica, escasez, inflación, agio y especulación, “Que la crisis es de todo el país, y en consecuencia todos somos culpables”. Explicación que oculta a todos los verdaderos responsables y quienes tenemos que pagar la crisis somos nosotros los trabajadores, aceptando menos salarios, mas horas de trabajo, mas inseguridad, aumento de precios, etc. “Cuando dicen que vivimos en una crisis permanente, pretenden que aceptemos que las empresas no están en condiciones de mejorar los salarios, las condiciones de trabajo y seguridad, los beneficios sociales, etc.” O las empresas comerciales justifican para comprar en menor precio los productos y aumentar los precios de venta.

 

 Para los trabajadores del mundo es importante comprender la esencia y las formas de la crisis para definir correctamente los caminos a tomar y enfrentar con eficacia cada situación anómala. Porque no se puede tener la misma respuesta en caso de auge y en época de crisis.

 

 Decir que no solo es una dificultad bancaria o un conjunto de bancos los que han quebrado, sino todo el sistema capitalista, es crisis del sistema global, del conjunto del sistema millonario. Los principales lideres del mundo occidental como Gordón Brown, Inglaterra, Nicolás Sarkozki, Francia, o Barak Obama ya no dudan que es la peor desde hace un siglo, y los anuncios de una depresión global de la economía se ha vuelto realidad en los primeros días del 2009 y la realidad es mas catastrófica que los anuncios, países en bancarrota, masivas protestas sociales, anuncio de guerras, etc.,etc. Es la economía del libre mercado y la globalización la que ocasiona un desastre mundial, pero la rutina nos enseña que el capitalismo no se derrumba solo, el neoliberalismo no ha muerto, hay que  ajusticiarlo o enterrarlo definitivamente. La crisis también es un periodo donde aprovechan los oportunistas “Gordos” para eliminar o absorber a los mas débiles. Es de hecho la mas grave del sistema IMPERIALISTA.

 

 Para salvar al mercado y a los banqueros los gobiernos de los países poderosos (EE.UU., Europa, Japón, Asia etc.) no han dudado en aplicar políticas proteccionistas para salvar sus economías, aun cuando siguen exigiendo que los otros países sigan aplicando recetas neoliberales. Sin decirlo, están siguiendo una política de subvenciones por miles de millones de dólares a los grandes bancos, aseguradores u automotrices. También están realizando políticas de “Nacionalización” de bancos para salvarlos del fracaso, que cuando se encuentren bien, devuelvan a los empresarios. Esto es lo que algunos llaman ahora “Socialismo”, no es otra cosa que la socialización de las perdidas, pero solo para veneficiar a los ricos, lo que solemos decir: las ganancias se privatizan y las deudas se socializan, no es otra cosa que, una política neoliberal.

 

Ante terremoto en Haití, en Chile, en México y en Japón contra la naturaleza no existe revolución, no existe armamento, no existen súper hombres ni economía que pueda parar la catástrofe todo el país se consterno, los bolivianos comprendidos todos, fuimos y seremos siempre solidarios inclusive con nuestros enemigos, pero tenemos que ser críticos puesto que el imperialismos a titulo de solidaridad, de ayuda invade a los países siguiendo esa política de intervención de dominación , a titulo de lucha contra el narcotráfico asienta sus bases militares con contingentes de soldados, armamento moderno, aviones, helicópteros y otros, lo hizo en Colombia, en Haití y para colmo ahora en Brasil frente a un gobierno del pueblo que a titulo de relaciones internacionales quieren seguir dominando nuestros territorios, por eso compañeros no es casual nuevamente el retorno de gobiernos de derecha en otros países. La F.S.T.M.B. la C.O.B. y el pueblo en su generalidad debemos de estar vigilantes a estos hechos del imperialismos y alertar al gobierno que no tome otro rumbo equivocado, debemos estar preparados, la revolución no culmina mas al contrario es constante por que los déspotas de la derecha y del norte de nuestro continente no duerme solo espera un movimiento en falso para someternos. y más que todo la invasión a otros países para apropiarse de sus recursos naturales, las constantes invasiones bélicas a titulo de venganza y seguridad de Estado que tuvo su inicio a partir del hecho terrorista de las Torres Gemelas y mucho antes,  no es pretexto para seguir saqueando matando y asesinando a seres  humanos que solo quieren hacer respetar sus derechos, su religión, sus costumbres y su independencia democrática, como ha tratado de señalar o demostrar el subversivo Bin Laden que en todo caso esas actitudes no son las más apropiadas como es el terrorismo, pero las actitudes políticas que aplica el país del norte tampoco son las mas apropiadas. Aun no retiran a sus ejércitos asesinos del pueblo Musulmán y estos hechos reprochables también lo realizan los países Europeos y Asiáticos. Al haber superado la crisis financiera de 2008, vuelve este año 2011 la crisis financiera por las malas inversiones de los bancos más grandes del mundo, por  la caída del Dólar y el Euro en EEUU, Inglaterra, Italia, Islandia, Irlanda, Portugal, España, Grecia, y otros, mas al contrario   los países asiáticos como Japón, China, extrajeron los mejores réditos de estas crisis financieras valorando la moneda de Yen, aun así se sigue imponiendo el modelo económico capitalista por E.E.U.U. Los países de África como Libia, Túnez, Egipto no escapan de la crítica y la dificultad. Pero los pagaderos en todo caso seremos los más pobres por que seremos sometidos a medidas drásticas económicas, como la disminución del gasto público, aumentaron la edad de jubilación, y lo contradictorio los millonarios se rehúsan a pagar más impuestos.  Lo mismo sucede con los países sudamericanos que al ser menos desarrollados tengamos que ser sometidos a sus políticas económicas más duras, por eso es necesario organizarnos revolucionariamente, es el comienzo de la verdad porque tenemos 16 gobiernos de izquierda frente a 6 de derecha para poder emprender la liberación, del sometimiento de los voraces invasores, tenemos lo que ellos no tienen, las materias primas, los recursos naturales para su subsistencia y lo que debemos hacer es, articularnos todos los países para cambiar las reglas del juego.

 

 Estados Unidos: El triunfo de Barack Obama a la presidencia de EE.UU. sembró expectativa en la región. Los países sudamericanos esperaban señales de acercamiento, luego de una difícil relación con la administración del gobierno de Busch, ahora que llegaba al poder en EE.UU. un nuevo líder demócrata y el primer afro americano. Sin embargo las señales no solo tardaron, si no que al llegar no fueron las esperadas. Porque anuncio la instalación de bases militares en Colombia, lo que no cayo bien a ningún pais sudamericano, además el gobierno de Obama intervino en la crisis Hondureña, donde no tomo dediciones inmediatas contra el gobierno golpista, como se lo solicitaron los países de la región.

 

 VENEZUELA Y COLOMBIA: El 03 de Marzo DEL 2008, el gobierno colombiano acuso al gobierno de Venezuela de haber financiado a las guerrillas de la FARC con unos 300 millones de dólares. El presidente de Venezuela Hugo Chávez ordeno la retirada de su embajador en Bogota y congelo las relaciones con Colombia en protesta por las denuncias de que armas de caracas llegaron a manos de la FARC. En ese momento se venia la firma del acuerdo militar entre Estados Unidos y Colombia. Uribe y el gobierno de Obama firmaron el Bogota el 30 de Octubre de 2008, un polémico acuerdo militar que autoriza a soldados estadounidenses operar desde siete bases Colombianas. Acción rechazada por Bolivia, Ecuador y Venezuela, a partir de ese momento la tensión entre ambos países subió al punto de hablar de guerra.

 

HONDURAS: EL 28 de junio, el presidente de honduras Manuel Zelaya, fue derrocado por militares que lo sacaron de su gobierno y lo echaron del pais, todo por haber convocado a un referéndum para modificar la constitución. Roberto Micheletti, hasta entonces presidente del congreso, asumió la presidencia. El hecho obtuvo un rechazo de la comunidad internacional. La mayoría de los países latino americanos retiraron a sus embajadores de ese territorio , mientras la Organización de Estados Americanos (O.E.A.) suspendió a Honduras de ese organismo. Tras intentos fallidos, Zelaya retorno a su pais, pero quedo refugiado en la embajada de Brasil , desde donde observo las elecciones y su destitución del congreso.

 

 LIBIA: En este país los obreros y los sectores empobrecidos del campo y la ciudad se han levantado por el pan y trabajo digno enfrentando al gobierno de Gaddafi, por ello este gobierno a respondido con una feroz represión utilizando artillería militar y al ejercito. Gaddafi socio de los imperialistas y todas las transnacionales saqueadoras del petróleo. La revuelta mas grande vista contra el régimen de Muammar Gaddafi, líder libio hace 42 años, donde todo el mundo estuvo atento al desenlace de los hechos,

Las manifestaciones y protestas se masificaron por los miles de muertos existentes. El imperialismo habló de “GENOSIDIO” cuando la masacre ya se veía consumada, por militares que dispararon contra los manifestantes en Trípoli, la capital Libia. Sin embargo, Gaddafi, frente a todas las presiones, no solo de los manifestantes de su país, si no también de la UE y EE.UU., manifestó que no abandonara el poder, que esta dispuesto a morir y que sus adversarios están vinculados a Al Qaeda, por lo que se ve, que clanes familiares gobiernan las altas esferas del poder y uno de ellos, Saif el Islam, ha sido nombrado como su sucesor, todo este acontecimiento sucedido por vicios de poder y dominación. La ONU autoriza la intervención militar en Libia, desición determinante en como se desencadenara su gobierno, porque bajo su poder no hay constitución, democracia, ni partidos políticos solo la ambición con consecuencias sangrientas que vivió el país de Libia, 

 

 Refiriéndonos al panorama latino americano que al ser parte del sistema capitalista, no pudo evitar la crisis que paulatinamente fue manifestándose en la región a pesar de discursos irreales como el de que algunas economías latinoamericanas se encontraban “blindadas contra la crisis”. Tal hecho no fue así por razones obvias. Aun somos económicamente dependientes de las exportaciones de nuestras materias primas, sin embargo como señala el documento la correlación de fuerzas ya no es el mismo y la salvaguardias económicas nacionales paliaron relativamente una crisis que en otras circunstancias se hubieran manifestado con más crudeza. Los países que enrumbaron su política hacia el populismo y el reformismo aumentaron apremiados e impuestos por los pueblos sometidos a décadas de hambre y que sin embargo continúan en la dolorosa y prolongada búsqueda de direcciones políticas verazmente revolucionarias.

 

 EN LO NACIONAL,

 

Estos años, la relación entre Bolivia y Chile paso a un acercamiento entre ambos países no se plasmo en acuerdos, fundamentalmente en los temas de la demanda marítima, ni de las aguas del Silala, dos asuntos incluidos en la agenda bilateral de 13 puntos. donde nuestro país informo a las autoridades chilenas sobre la posición del pueblo Boliviano, de que el vecino pais pague por las aguas y seda una salida soberana al mar, donde existió un rechazo inminente, existiendo amenazas de llegar a instancias internacionales, que también no tuvo resultado alguno.

 

Muchos hechos nacionales obligan a plantear un amplio debate sobre el papel del movimiento minero dentro la actual coyuntura política, económica y social. Las acciones emprendidas por el fascismo y la derecha transnacional han ocasionado una polarizaciòn de fuerzas en la que las masas instintivamente han asumido posición. El pacto de unidad (que aglutina a las organizaciones sindicales campesinas), no han dudado en respaldar la política del gobierno incluso cuando emite el gasolinazo en diciembre del 2010, el irrisorio incremento salarial, en la abrogación del D.S. 21060 neoliberal, todavía vigente, la defensa de las cajas de salud, la reactivación del aparato productivo y otras reivindicaciones de los trabajadores, crisis desatada el 06 de abril del 2011, se han vuelto ha evidenciar las distintas perspectivas entre la COB y la CSUTCB, también afiliada a la COB, cuando dirigentes y ejecutivos de la CSUTCB declaran a nombre del CONALCAM y del pacto de unidad, estado de emergencia en defensa del gobierno, haciendo un llamado a la movilización en defensa del proceso. Cabe remarcar que el movimiento campesino, asentado en las seis federaciones cocaleras del chapare, logran convocar a sus bases en la ciudad de Cochabamba, contra la movilización obrera decretada por la COB.

 

La realidad ha enterrado a los teóricos de la reconducción del proceso, y a quienes apoyaron esta impopular medida, porque durante una década las masas campesinas y las indígenas ocupan el centro del escenario político. Evo Morales destino ingentes cantidades de dinero para ganarse a favor de un conjunto de dirigentes campesinos y otros (ha construido un llamado fondo indígena, con un  presupuesto de 900 millones de Bs.) el cual canaliza todo tipo de proyectos solo para estas organizaciones.

 

Peligrosamente nuestra Central Obrera Boliviana (COB.) fue adsorbida por el Movimiento al socialismo (MAS.), anunciando un pacto de unidad el 17 de Septiembre del 2008, entre la Central Obrera Boliviana (COB) y el Consejo Nacional por el Cambio (CONALCAN) y gobierno, existiendo sectores en desacuerdo por no contar con una desición orgánica para la firma, esta situación ha puesto también en certidumbre una de las posturas al pensamiento de los trabajadores, el marxismo a definido qué “De todas las clases que hoy se enfrentan con la burguesía, no hay más que una, verdaderamente revolucionaria: EL PROLETARIADO”.

 

 Dentro de la actual coyuntura la relación de unidad que se construyo a lo largo de los años entre la Central Obrera Boliviana y el movimiento campesino ha quedado incógnito, porque el gobierno del MAS ha creado una organización paralela denominada CONALCAM, donde aparte de todas las organizaciones campesinas, están aglutinadas los mineros cooperativistas, incluso los petroleros y otros.

 

Existieron voces muy débiles de algunos dirigentes campesinos de (CONAMAQ), ante el cuestionamiento político del gobierno, a la dirigencia campesina, por la marcha de los indígenas de tierras bajas y altas que arranco desde trinidad el lunes 15 de agosto del 2011, en defensa del Territorio Indígena del Parque Nacional Isidoro Secure (TIPNIS), con el solo objetivo de ser escuchados por el gobierno e impedir la construcción del segundo tramo de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos que partiría en dos el parque nacional solo para beneficio e interés de las transnacionales, del saqueo de los terratenientes, exportadores de nuestros productos y materias primas y contradiciendo el cuidado al medio ambiente, vemos la arrogancia del gobierno como desprestigia la marcha de los indígenas, con la testarudez de construir dicha carretera, sin la capacidad de mostrar vías alternas para el medio, que es un atentado a nuestra naturaleza, a la reserva forestal, la fauna, la flora al medio ambiente y a la eliminación de animales del bosque. Se han cuestionado este nuevo pongueaje político de las  Organizaciones campesina, por existir contradicciones y falta de unidad.

 

Los trabajadores mineros del país debemos redoblar esfuerzos para propiciar un acercamiento revolucionario del proletariado al campesinado, esta política debe ser discutida, pero con una plena convicción, las actuales direcciones del movimiento campesino y sus ideólogos deben ser superadas, porque han demostrado un carácter reaccionario, en contra posición a los intereses de la clase trabajadora del país, el descontento de las masas ha propiciado la desorientación. El alzamiento proletario en curso ha posibilitado la radicalización de las organizaciones de la clase obrera, ante los constantes atropellos políticos, que se convierte de apoco en clase dirigente, proyectando la dualidad de poder entre el MAS  y el Movimiento Obrero organizado y movilizado.

 

Las acciones separatistas en los departamentos de la mal llamada “ media luna” de Sucre, Santa Cruz, Beni, Tarija y Pando y otros  alinearon a la clase trabajadora y al pueblo en un mismo sendero con marchas y cercos contra el intento golpista, logró frenarla, pero la situación sigue peligrosa porque se oponen a los cambios exigidos por el pueblo boliviano, no están derrotados y siguen activos, siguen complotando con el imperio. Si bien las políticas reformistas de Evo Morales fueron en todo momento tildadas y consideradas insuficientes por la clase trabajadora, la polarización introduce un nuevo escenario, para la acumulación y reorganización de las fuerzas de los oprimidos en procura de dotarnos de una dirección revolucionaria, con independencia de clase y de no sometimiento a los gobiernos de turno, ni mucho menos a los partidos políticos.

 

Sin embargo, la creciente incorporación de organizaciones sociales y los propios sindicatos dentro el esquema oficialista (MAS), responde a la falta del instrumento político y dirección política que le permita encarar este evidente proceso de ascenso de masas. En el periodo de bonanza de la minería, nuestro país logro máximas utilidades gracias al sacrificio de los trabajadores por los altos precios de las materias primas (Petróleo y Minerales), pero no beneficio al país en su progreso y desarrollo.

 

En nuestro País, en pocas semanas la caída de los precios de muchos minerales, provoco pánico y susceptibilidad por el cierre de algunas operaciones mineras e inclusive afecto a los megaproyectos que especulaban con sus reservas y ventas a futuro, pequeñas y medianas empresas, la perdida masiva de fuentes de empleo afecto a los trabajadores y al país.

 

Una ves mas la crisis encuentra a Bolivia desprevenida, sin una política nacional minera, y con pocas medidas de protección a toda nuestras empresas, basadas casi exclusivamente en fondos de emergencia para ciertos sectores prioritarios ó privilegiados, tenemos que recordar el auge minero en los años 2006 hasta mediados del 2008 donde la situación de los trabajadores es estable.

 

 Desde Octubre del 2008, los precios de los principales minerales producidos en nuestro país entraron en una caída libre. Los tres minerales cuyos precios descendieron de forma considerable como el Zinc, Estaño y el plomo, en tanto que el Oro y la Plata mantienen cierta estabilidad ó inclusive un repunte coyuntural. Nuestro país es altamente vulnerable a las variaciones de los precios internacionales, porque seguimos dependiendo del mercado mundial, para nuestras materias primas y las exportaciones de nuestros minerales, los cuales se venden sin valor agregado, por falta de industrialización y diversificación de nuestras materias primas, por tanto a precios sumamente bajos y de lenta recuperación, esta fuerte dependencia de la economía Boliviana frente a los precios internacionales será difícil de anular en tanto no se plantee y efectivice una cierta y verdadera industrialización de nuestras materias primas.

 

 En nuestro país, estamos viviendo un tiempo de inseguridad e inestabilidad permanente, por la subida constante de los principales artículos de primera nesecidad, el actual mandatario desde que asumió el poder, no tomo en cuenta que en nuestro estado Boliviano existe un proletariado y una clase media que lucho enfrentando las dictaduras para recuperar el actual proceso democrático, no se entiende que un Gobierno llamado de “cambio”, aun mantiene vigente y muy bien administrado las Leyes y decretos supremos neoliberales y no se de los cambios cualitativos de un verdadero cambio de estructuras en el país.

 

RESPECTO A LOS PRECIOS Y LA ECONÓMIA NACIONAL.

 

El gobierno del MAS en la actual coyuntura se beneficia de los altos precios internacionales de las materias primas como el gas y los minerales llegando a un repunte histórico la cotización de los minerales: como el estaño a 15.08 $us/, L.F,  zinc a 1.13 $us./L.F. el Cobre a 4.60 $us/ L.F. Plomo a 1.33 $us/ L.F. Plata a 48.70 $us/ O.T y el Oro a 1886.5 $us./ O.T. del presente año 2011. Sin embargo a pesar de que esta escalada de precios genero al país ganancias económicas, no se aprovecho, más al contrario se dio un irresponsable endeudamiento al país. Los beneficiarios directos de la actual política económica son las transnacionales mineras y petroleras, el sistema financiero, el sector exportador é importador, la agroindustria del oriente y el contrabando. Los perdedores de esta mala gestión somos los trabajadores mineros, fabriles, trabajadores a cuenta propia, maestros, profesionales independientes, los funcionarios públicos, campesinos, el país en su conjunto, a pesar de la dramática disminución de las reservas de petróleo y minerales, el gobierno alienta la exportación de Hidrocarburos y minerales como materia prima y no implementa su proceso ni su industrialización, continua la explotación y saqueo irracional de los minerales, causando un tremendo daño tributario al país. Estos son datos oficiales de la actividad de la minería de enero a Diciembre de 2010, nuestro país gracias a la sacrificada labor de los trabajadores mineros exporto 2.300.837.120 millones de dólares, pero a penas solo recaudo 120.964.219, ni el 6% de todas esas utilidades ¡¡¡ ahora toca juzgar a los trabajadores mineros.

 

Porque una verdadera política económica nacional tiene otra esencia, es erradicar el poder económico y político de los grandes empresarios y parásitos, para fortalecer las economías nacionales y así tener un instrumento para redistribuir la riqueza entre los sectores menos favorecidos de la sociedad. Esa es la política que están siguiendo varios gobiernos considerados anti-neoliberales o populares, con la pretensión de recuperar los recursos naturales y los excedentes económicos para aplicar políticas de redistribución de la riqueza más justa entre trabajadores. Desde luego los países poderosos no ven estas políticas con buenos ojos y a toda costa buscan desestabilizar al país porque no se avienen a sus intereses. Los trabajadores mineros consideramos que las políticas estatizadoras son necesarias para defenderse de la explotación y la crisis económica, sino se trata de transformarlo y cambiarlo. Hay que cambiar la visión de desarrollo, depredador de la naturaleza y consumista (enajenador del ser humano). El sistema financiero a constituirse, además de sus características éticas y humanísticas, no debe responder a los poderosos o intereses neoliberales de siempre, sino que debe tener varios polos regionales de desarrollo que responda las necesidades de los pueblos de nuestro país

 

A pesar de los altos precios de los hidrocarburos y minerales en la actual coyuntura Evo a incrementado la deuda interna del TGN en 9.553 millones de Bolivianos, al rededor de 1.364 millones de dólares, aumento la deuda externa en 3.564 millones de dólares, el total del endeudamiento en 5 años de gobierno es de 4.928 millones de dólares, a un promedio de 1.000 millones de dólares al año. Entonces el gasolinazo fue producto del excesivo endeudamiento del gobierno.

 

MASACRE DEL 11 DE SEPTIEMBRE DEL 2008.

 

Los Gobernadores, opositores, a título de autonomías departamentales y recuperar el IDH llegaron a extremos con nuestros compañeros del oriente, con enardecimiento fascista y sedientos de poder, los comités cívicos paralelamente con la unión juvenil de delincuentes saquearon, incendiaron, robaron instituciones del estado, que son patrimonios de los Bolivianos, causando millones y millones de perdida para el estado, sin duda son maniobras del imperio. Que condujeron a un enfrentamiento entre compañeros de clase, con consecuencias  irremediables, con paramilitares, sicarios financiados con fondos de las prefecturas, ejecutan una masacre sangrienta el 11 de septiembre del 2008, asesinando a 18 compañeros campesinos y normalistas, en las localidades de El Porvenir y Filadelfia  del departamento de Pando, este lamentable hechoo de cobardía y dictadura prefectural desemboco en un ESTADO DE SITIO departamental dictado por el Gobierno, posteriormente se detuvo al delincuente genocida Ex –prefecto  Leopoldo Fernández, quien protagonizo, que hoy en día se encuentra en la cárcel pagando por su cometido.

 

 ACCIONAR DE LOS SINDICATOS.

 

Después de haber asumido la conducción de nuestra gloriosa federación en esta dura etapa, al rendir este informe no pretendemos exponer, si no aquello que consideramos lo mas sobre saliente de lo sucedido en el curso de esta gestión, los aciertos y desaciertos que hicimos en esta dura etapa, tomando en cuenta que debe ser el congreso el que analice en forma detallada el accionar del comité ejecutivo nacional.

 

 Los mineros damos un paso al frente, en los días previos al referéndum revocatorio, decidimos el bloqueo de caminos que unen La Paz con Oruro y Cochabamba, acatando orgánica y disciplinadamente las resoluciones de la COB resistimos públicamente al gobierno reformista y conspirador demostrando nuestra lucha permanente y decidida por una nueva ley de pensiones.

 

 

En dicho bloqueo dos mineros fueron asesinados y mas de 64 heridos en caihuasi el  5 de agosto de 2008, del distrito minero de Huanuni por las fuerzas del orden de manera cruel y cobarde por órdenes del gobierno por ser vísperas de realización del referéndum. El gobierno de Dn. Evo Morales Ayma amenazado por la huelga general indefinida decretada por los mineros y la COB. la movilización que fue por un lado y la burguesía opositora movilizada por el otro, mantiene el respaldo y apoyo del movimiento campesino e indígena y de una parte del movimiento popular. Cuando faltaba horas para el referéndum, el gobierno mintió, engaño concediendo a la COB. La anulación de la ley actual de jubilaciones, la eliminación de las actuales administradoras de fondo de pensiones (AFP’s) privadas y anuncio un plazo de 45 días para aprobar la nueva ley de pensiones propuesta por la COB.

 

 LA LEY DE PENSIONES

 

Los trabajadores del país, traicionados por el gobierno y sus ministros, en seguir amparando la  maldita ley neoliberal 1732 como base para la elaboración y su promulgación de la nueva ley de pensiones, por tratarse de une renta verdadera, exigimos con nuestros métodos de lucha, la aprobación de una ley de pensiones, que proporcione a los trabajadores una jubilación digna, considerando con prioridad el sacrificio de los Trabajadores Mineros.

 

Que pugne por acabar con el sistema neoliberal, que solo se apoya en el aporte laboral, individual de los trabajadores, para reemplazarlo por otro sistema de carácter solidario, con menor edad para la jubilación y financiado además del aporte patronal, por las empresas privadas y estatales.

 

 La Federación de Mineros como columna vertebral de la COB, propusimos organizar una comisión de trabajo orgánico con la participación de los Strios. Generales , proponiendo varias propuestas que interesen a los trabajadores, llegando a un consenso sobre la demanda propuesta, aprobando en un magno ampliado nacional minero el 25 de Agosto de2010 el actual ley de pensiones.

 

 MARCHAS MOVILIZADAS DE LOS MINEROS.

 

los trabajadores mineros del País,  luchamos por nuestros objetivos, por la liberación justa y democrática, por mejores condiciones de vida, mejores salarios, peleando por el cumplimiento de la Tesis de Pulacayo y el cumplimiento de la agenda de Octubre y recuperar la democracia con justicia social, consideramos y decidimos apoyar la desiciòn del pueblo boliviano, participando en el proceso democrático donde debieran existir profundos cambios que beneficien a todas las capas sociales del país, también no quedamos exentos en la aprobación de la Nueva Constitución Política del Estado, por estos hechos, exigimos transformación y liberación para todos los explotados y oprimidos de nuestro país conforme a la realidad de los trabajadores, pero lastimosamente fue modificado, en algunos de sus artículos en las negociaciones que tuvo el Gobierno con la oposición, el cual no contempla los verdaderos intereses y aspiraciones de la mayoría de los Bolivianos.

 

MARCHA POR LAS 8 HORAS DE TRABAJO

 

El modelo neoliberal impuesta con la promulgación del famoso D. S. 21060 fue bien aprovechada por autoridades del poder ejecutivo como Sánchez de Lozada que de la noche a la mañana aparecieron como nuevos potentados mineros haciéndose dueños de los yacimientos mineros mas ricos del país. Los mineros del subsuelo acudimos con nuestros reclamos al ministerio de minería y también al ministerio de trabajo, autoridades que estuvieron lejos de hacer respetar las normas protectivas de los trabajadores, permitiendo que las empresas impongan sus criterios caprichosos y violadores. con despidos masivos, los trabajadores mineros somos los pagaderos  de esta crisis, que vivimos con una serie de amenazas, y de amedrentamientos, como la reducción de salarios o rebaja a los precios de contrato, violando disposiciones legales de nuestro país, ampliación a 10  horas de trabajo diario, sin atender el reclamo de los trabajadores, al contrario con reducción masiva de personal dentro las empresas privadas, como también con cierres de empresas medianas ( TIWANACU, y la SOLUCIÓN), haciendo ver una gran presión de las Empresas Privadas.

 

 Además los campesinos y cooperativistas de los diferentes lugares del país, al amparo de la nueva constitución política del estado, considerándose los dueños absolutos de todo lo existente en la tierra empiezan a tomar acciones de AVASALLAMIENTOS arbitrarios e ilegales, como también la propia producción ilícita que realizan estos, en los diferentes yacimientos mineros, causando un tremendo daño económico al país, expulsando a nuestros compañeros de sus fuentes de trabajo y en otros sectores impiden el normal desarrollo de sus actividades, las autoridades callan sobre este cometido, permitiendo que centenares de nuestros compañeros se vean en las calles engrosando la fila de los desocupados, tal el caso de la mina Himalaya. Ante estas adversidades nos vemos obligados y forzados a recurrir a la única medida defensiva que existe y tomamos la desiciòn de efectuar  MARCHAS en los DEPARTAMENTOS MINEROS de Oruro y Potosí en fecha 09 de Enero del 2009 y 29 de Julio del 2011, en defensa de nuestras fuentes de trabajo, exigiendo al gobierno estabilidad laboral y soluciones políticas inmediatas, generando fuentes de empleo, reactivación e inversión para los medios de producción en cumplimiento a los 8 puntos suscritos COB –GOBIERNO.

 

 También MARCHA - CAMINATA de la localidad de Caracollo en fecha  10 de Mayo del 2010 hasta arribar a la sede de GOBIERNO, 10 días de sacrificada caminata, exigiendo que los empresarios mineros y las autoridades de gobierno respeten la jornada laboral de 8 horas de trabajo, repongan los precios de contrato a destajo, sin embargo y a pesar de los varios días de sacrificada caminata, se observa que no existe la voluntad ni de los empresarios privados ni de las autoridades de gobierno para resolver este ingrato problema social, solo el valeroso sacrificio y método de lucha de los trabajadores hizo retroceder, esta aberrante imposición anti constitucional 

 

LA REACTIVACIÓN DEL APARATO PRODUCTIVO DEL PAÌS.

 

La realidad de nuestro país nos señala que debemos liberarnos de seguir sometidos a las leyes neoliberales, a las inversiones transnacionales y al modelo, por no responder las necesidades del país, expectativamente las riquezas no están en  Manos de los trabajadores o es decir del pueblo Boliviano, terriblemente se encuentran bajo el control y dominio de las empresas transnacionales o de empresarios Bolivianos, que son los (enemigos comunes de los trabajadores); pero no solo nuestros recursos naturales también los bancos, los medios de comunicación, el comercio, la INDUSTRIA, el transporte, etc. Todo debido a la aplicación del modelo neoliberal bajo el manto del ( D.S. 21060 - 22407) y las experiencias  que nos contrajo con consecuencias sangrientas y de luto, como  actuaron siempre los gobiernos nefastos y dictatoriales. Para todo ello no nos queda otro camino, que cumplir la agenda de octubre para que los medios de producción pasen a manos del Estado Boliviano, administrados y operados, para que los ciudadanos bolivianos en esta realidad no estemos escasos de Empleo, porque un gobierno llamado de cambio no puede equivocarse, facilitando la razón a los empresarios, permitiendo al país un incremento salarial con fondo neoliberal, que esto significa crimen y ofensa a los trabajadores del país, por no mostrar una realidad automática a nuestro diario vivir o a los precios de la canasta familiar, los trabajadores del país obligamos un incremento que nos permita vivir humanamente.

 

 Una de las tarea prioritarias de la Federación de Mineros fue, impulsar  la REACTIVACIÓN DEL APARATO PRODUCTIVO DEL PAIS: como la MINERIA, los HIDRARBUROS, la TIERRA, las FABRICAS CERRADAS, los BOSQUES, y OTROS, acompañado de su respectiva INDUSTRIALIZACIÓN, etc. Que significa mayor generación de fuentes de empleo, mayor ingreso económico al Tesoro General de la Nación (T.G.N.). Que para los trabajadores significan alternativas de solución. Porque  el anhelo histórico de los trabajadores es liquidar con el régimen de explotación, esclavitud, y el capitalismo y construir una sociedad libre y soberana. Donde las Leyes y Códigos que emane el Gobierno sean elaborados en consenso con la participación de todas las organizaciones y estratos sociales, donde responda las necesidades de todo un pueblo Boliviano en sujeción a la Nueva Constitución Política del Estado.

 

ANTE LA INFLACIÒN, EL AGIO Y LA ESPECULACION SE SUMA LA POBREZA, RESULTADOS DEL D.S.748 (ABROGADO).

 

 Las movilizaciones contra el gasolinazo, intención gubernamental de nivelar los precios de la gasolina y el diesel con los precios internacionales, no fue un hecho aislado, si no una crisis energética que son las causales del gasolinazo, donde solo beneficia a las grandes empresas petroleras transnacionales, sabiendo que la medida afectaría a las familias más pobres, conociendo el costo político que implica una medida de este tipo.

 

Mientras Evo morales se encontraba en Venezuela, le toco al vicepresidente Álvaro García Linera lanzar, a un día de la navidad el controversial D.S. 0748, esta medida significaba un incremento de precios en los combustibles entre 57 y 83 % casi el doble, en el caso de la gasolina de 3.70 a 7.56 Bs. Y el diesel de 3.60 a 7.93 Bs. con lo que se afectaba inmediatamente a los bolsillos de la clase empobresida. En las calles se vivía una situación confusa y caótica, peleas por centavos en los precios del transporte y los víveres, hay quienes especulaban hasta en un 100% y otros que se solidarizaban con el gobierno, incrementando solo un 20%. La situación iba a empeorar a partir de los primeros días del nuevo año 2011. los ampliados mineros de emergencia realizados en Oruro y Potosí el 30 de diciembre del 2010. Decidieron declarar lucha abierta al gobierno con huelga general indefinida, marcha movilizada hasta la abrogación de esa impopular medida D.S. 0748 neoliberal.

 

 Ni las medidas complementarias como los D.S. 749, 750,751 y 758 podían cambiar ni convencer a la población:

 

·         Incremento salarial y programas de reactivación económica aumento de bonos y rentas

 

·         Incremento del salario mínimo a 815 Bs. y un aumento salarial del 20% para las fuerzas armadas, policías, educación y salud. (Los demás empleados estatales recibirán a fin de año un salario adicional consistente en un aguinaldo que será pagado en diciembre, con acepción del presidente y vicepresidente de estado y los ministros).

 

·         Generación de programas que generen fuentes de empleo.

 

·         Puesta en marcha de programas crediticios para los artesanos y gremiales.

 

·         Congelamiento de los precios de las tarifas de servicios básicos, como el agua potable, luz eléctrica y la telefonía, para veneficiar a los usuarios.

 

Pese a estas ofertas la población reacciono con tomar medidas de protesta que iban en aumento. Pues a fines del 2010 vivimos una semana de creciente tensión, que solo se pudo parar con el anuncio de la “Abrogación” por parte del mismo presidente Evo Morales, horas antes del cambio de año 2011.

 

Estas medidas dictadas por el gobierno son parte de una estrategia imperialista y neoliberal de corto, mediano y largo plazo cuyo principal objetivo es “poner de rodillas” a países pobres como Bolivia. Esta es la explicación de fondo del “Gasolinazo”.

 

 El gobierno del MAS esta desarrollando la misma política económica que aplico la dictadura de Hugo Banzer Suárez, periodo en que Bolivia recibió enormes recursos económicos por la exportación de hidrocarburos y minerales, pero incremento la deuda externa del país hasta ser presa de la posterior hiperinflación durante el gobierno de Siles Suaso.

 

No se debe olvidar que en los años ochenta, tras la crisis económica del Banzerismo, vino el gobierno de Víctor Paz Estensoro  con el neoliberal D.S. 21060 (hasta hoy vigente), la relocalizaciòn y la posterior entrega de nuestros recursos naturales con el nombre de “Capitalización”. A esto se suma, que luego de 5 años de Evismo, no hay YPFB, y una lenta refundación de COMIBOL. 

Mas al contrario la bancarrota de sus organizaciones campesinas (CSUTCB, CONALCAM, CIDOB, CONAMAQ, COLONIZADORES, BARTOLINA SISA) no tuvieron la menor duda en hacer declaraciones confrontadoras contra el movimiento obrero, si no que impulsaron el enfrentamiento en las calles de trabajadores de la ciudad y del campo, este hecho ha enterrado las antojadizas posiciones que pusieron el movimiento indígena.

 

 El gasolinazo, el azucaraso, la crisis alimentaria y otros fueron pruebas claras de perjuicio a la población porque gobierna con los mismos decretos y leyes heredados de gobiernos de turno, que son resabios del D.S. 21060 y la política neoliberal, porque crean la amplia inestabilidad económica y social. Expectativamente las consecuencias de este D.S. 748 (ABROGADO) tuvo sus efectos multiplicadores, en la subida de los precios de los artículos de primera necesidad en la canasta familiar y otros, dando un duro golpe a todos los pobres y desamparados del país.

 

 Repetir que la canasta familiar es salud, educación, servicios, vivienda, vestimenta y alimentación entre otros, pero la triste realidad es otra, porque el salario que perciben los trabajadores no alcanza para cubrir los mínimos requerimientos mencionados, la canasta familiar debe estar conforme con la situación salarial de los trabajadores del País.

 

El Gobierno al aumentar el salario en Abril del 2011, a los trabajadores, mostro un proceso gradual de incrementos, sumando sectores olvidados y no considerados en el D.S. 809, sin embargo los tres Decretos  establecen incrementos, y continua sin considerar a otros sectores, como ser, los trabajadores de la empresas públicas descentralizadas, autónomas, municipales, empresas mixtas y empresas autárquicas, universidades, ex trabajadores mineros relocalizados, jubilados de la generación sándwich etc., etc., no  puede por otro lado, ser injusto con otros sectores que no fueros tomados en cuenta en los diferentes Decretos de incremento salarial, estos fueron los principios y causas de esta movilización del 09 de Abril de 2011, que para el gobierno son consideradas como ilegales,

 

Para los trabajadores en ese sentido, se hace justa, correcta y por demás legal  la Huelga General e indefinida de los trabajadores mineros y las demás organizaciones afiliadas a la Central Obrera Boliviana, por darse la razón a los trabajadores en conflicto con el acuerdo firmado COB. Y Gobierno al reconocer un incremento del 1% y otro 1% desde agosto de 2011 para salud y educación, al que se incorporan otros Decretos Supremos, como para los petroleros del 70%  y de los mineros del 10%, lo cual es un claro y tácito reconocimiento de que se puede incrementar a otros sectores, por lo que debe ser en un marco de equidad e igualdad, incrementar a los sectores no tomados en cuenta, por lo que los mineros solicitamos al Gobierno un trato justo, equitativo, igual y sin discriminación para todos los trabajadores del país, de no hacerlo el actual Gobierno, seguirá manteniendo formas diferenciadas inaceptables para este proceso de cambio,  la Ley contra el racismo y toda forma de discriminación es clara cuando señala que todos somos iguales y no diferentes, por lo tanto en el marco del principio de no discriminación entre los trabajadores establecidos dentro la Nueva Constitución Política del Estado, debe darse a todos los trabajadores un trato igualitario, en todos los sentidos, que en este caso se está hablando de una política salarial en relación al incremento de manera general.

 

 En un acto de justicia solicitamos promulgue de la misma manera un nuevo Decreto Supremo disponiendo igualdad de trato salarial con los sectores no comprendidos en los Decretos Supremos anteriores de incremento salarial, todos los trabajadores del país, deben ser considerados en igualdad de condiciones, evitando que sigan existiendo trabajadores de primera, segunda y tercera clase, que son resabios del D.S. 21060, que tenia la finalidad de menoscabar, precarizar y crear diferentes clases de sujetos laborales, acabar con la injusticia social es obligación de todos los trabajadores.

 

 LA MINERIA.

 

Desde el ascenso de Evo Morales al gobierno en enero de 2006, la política minera del país tuvo un giro de 180 grados, ya que las instituciones mineras dedicadas a administración de contratos, hoy son instituciones productivas bajo la Ley No 3720 del 31 de julio del 2007, que  poco cambian esta situación con esfuerzos importantes por devolver al estado su rol protagónico en las actividades mineras, de los que se ha tenido cambios importantes en la minería nacional como ser:

 

La firma del contrato con el mutún (el contrato mas grande de la historia minera del país con $us. 2100 millones).

 

La implementación de la planta de recursos evaporíticos el salar de Uyuni con una inversión de $us. 8.4 millones.

 

La reactivación de operaciones mineras y refinación del azufre en la mina Capuratas.

 

Implementación de la planta de ácido sulfúrico de Eucaliptus.

 

La activación de la planta hidrometalurgica de Coro coro.

 

La construcción del nuevo ingenio de Santa Elena con una inversión de mas $us. 50 Millones

 

La modernización e instalación del horna Ausmelt en empresa metalúrgica de Vinto con una inversión de $us. 30 millones.

 

La creación de Empresa Boliviana del Oro que será la encargada del acopio y rescate del oro que se explota en todo el país tanto del sector privado, cooperativista y estatal, generando así divisas al País

 

1.- MINERIA SIN VALOR AGREGADO

 

Durante estos años se ha tropezado con problemas que han impedido un avance mas significativo en materia de política minera. Para una mejor comprensión:

 

 Se Mantiene el Patrón Exportador: A excepción de Vinto y Corocoro, hoy no existe otras plantas de fundición que puedan darle un valor agregado a nuestros minerales. Se espera que esta situación cambie con la implementación de dos plantas de zinc en Oruro y Potosí y la puesta en marcha Karachipampa, La palca; sin embargo se evidencia una demora debido a la burocracia administrativa, considerando que el contorno del ejecutivo continua trabajando bajo normas y leyes heredadas por el neoliberalismo. Exigimos entonces agilizar todas las gestiones para la instalación de plantas hidrometalurgias para Zinc, Plomo y plata.

 

Mientras no se cambie esta situación seguiremos viendo como la mayor parte de las ganancias por la explotación minera enriquece a las transnacionales, comercializadoras, fundiciones o ingenios privados. Esta situación debe cambiar para tal efecto es necesaria una fuerte voluntad política, que concrete una política minera con la visión de generar valor agregado a través de la fundición, siderúrgica. A ello debe sumarse la normativa que obligue a las empresas mineras vender su producto al estado para garantizar el funcionamiento de estas plantas.

 

La falta de políticas de prospección y exploración. Fueron las causales para el desmantelamiento que sufrieron las instituciones del estado (COMIBOL) por parte de los cooperativistas y al amparo de los gobiernos neoliberales y oficialistas. A esto sumémosle la dificultad de retener al personal calificado; respecto a la oferta de la empresa privada. Como estado se debe tener la voluntad de crear una entidad estatal fortalecida, lejos de las injerencias sociales y políticas, que hasta el momento no permitieron un desarrollo técnico de las instituciones encargadas de la prospección, exploración y explotación de nuevos yacimientos en el país.

 

Pese a ser mayores productores de minerales, no tenemos participación al momento de decidir la cotización internacional de minerales. Es menester definir políticas estratégicas y establecer alianzas que logren que Bolivia participe en las cotizaciones internacionales de minerales. Considerando además que Bolivia posee el mayor reservorio de litio a nivel mundial; sin embargo debemos definir como utilizar esta fortaleza para incidir en la cotización internacional de esta riqueza evaporítica.

 

 Al haberse reducido el aparato minero estatal durante el neoliberalismo, la diversificación de la actividad minera se estanco. La actividad minera estatal sigue como hace décadas, cuando se creo la COMIBOL. Seguimos trabajando en los mismos yacimientos, explotando los mismos minerales y procesando muy poco de ellos. Para dar un giro a esta situación, es necesario puntualizar en la investigación minera metalúrgica, con el objeto de recuperar nuevos elementos mineralógicos como el indio, el renio, y otros, que no son declarados, etc., también se debe pensar en la exploración de recursos no tradicionales como los elementos del grupo de los platinoides del precámbrico boliviano, piedras semipreciosas en el sector de la Gayba y otros.

 

 En 5 años de gestión no se logro consensuar a la nueva ley minera, acorde con la política nacional y la NCPE, con el objetivo de que el estado ejerza un rol protagónico. Se hicieron diferentes intentos; sin embargo es difícil contentar a todos los sectores involucrados que, en su mayoría, anteponen sus intereses sectoriales sobre los intereses del país. Salvo la declaración al territorio nacional como reserva fiscal, la modificación tributaria y la restitución de facultades productivas a la COMIBOL; en general es poco lo avanzado en este tema. Aún existen grupos de beneficiados, privilegiados cómo: cooperativistas mineros y empresarios privados, ambos siguen tributando ínfimas cantidades al estado cuando la coyuntura de precios es aún favorables para potenciar al sector minero a través de una política impositiva, acorde a las grandes ganancias de estos operadores.

 

2.- LA MINERIA ESTANCADA: los tropiezos del sector minero no solamente son  externos, sino también internos, ambos cooperan a un mayor atraso en la implementación de medidas que generen de una vez por todas, el despegue de nuestra minería, identificamos algunos:

 

Lenta y Débil Transformación Estatal en la Producción: A pesar de los esfuerzos hechos por el gobierno de transformar el aparato estatal minero, hasta la actualidad no se avanzo en nada, por existir contradicciones de sectores mineros. La reestructuración y reingeniería estatal de las entidades son lentas. Por otro lado, el abandono del estado en la producción minera a generado baches y perdida de recursos humanos especializados, los cuales en su mayoría están de paso en las empresas del estado, hasta encontrar la posibilidad de migrar a la empresa privada, que siempre se hace mas atractiva – económica y tecnológicamente hablando.

 

La Minería No cuenta con Fuentes de Financiamiento: Es necesario que el gobierno central y gobernaciones departamentales asignen mayores recursos al sector, considerando que la gran mayoría de emprendimientos mineros requieren una inversión económica fuerte. Esta inversión podría realizarse por parte del estado, a través de la reinversión de impuestos y regalías que son generados por la actividad minera.

 

3.- LA MINERIA Y SUS FACTORES NEGATIVOS: A estos problemas generales e internos se tiene que sumar los problemas relacionados con el impacto de la actividad minera.

 

Daños Medio Ambientales: Existe complejidad en la adecuación de la actividad minera a las normas ambientales. Al ser un sector que explota los recursos naturales, quiera se o no, existe un impacto negativo en el medio ambiente, agravado por la informalidad de los métodos de explotación que mineros chicos y cooperativistas. Debemos tratar, que este impacto por la actividad minera sea el menor posible.

 

 No Existe una Adecuada Seguridad Social e Industrial: Este efecto es mucho mas notorio en el sector cooperativo, por no tener clara la situación de los trabajadores, no existen planillas, ni aportes para jubilación o seguridad social.

 

 La región se beneficia poco con el crecimiento de la empresa u operación minera. No se generan políticas de fomento. Debería establecerse mecanismos que logren una interrelación entre comunidad y empresa, con el objetivo de dotar algunos servicios o insumos y así generar un efecto multiplicador que amplié el beneficio de la actividad minera.

 

Existe ausencia de una verdadera responsabilidad social empresarial, Tradicionalmente se menciona que la actividad minera trae desarrollo a las regiones donde se encuentran los yacimientos mineros; sin embargo, en el país esta historia ha sido diferente. Las empresas mineras en Bolivia llegan, realizan su actividad, se llevan los recursos y al agotarse el yacimiento se van sin haber dejado nada a la región, más que pobreza y contaminación. Ello debe cambiar, el estado debe normar y exigir que las políticas de responsabilidad social empresarial de las empresas mineras se cumplan fielmente, las mismas que deberán dejar de ser de corte paternalistas, por el contrario deberán apuntar a un desarrollo integral de la región.

 

Avasallamiento y Conflictos Sociales: Ante la falta de una política clara que regule al sector y principalmente debido a una mala interpretación de la constitución política del estado plurinacional, se produjeron diferentes avasallamientos y conflictos sociales. Para evitar ello se debe incluir en las políticas y normas a desarrollar por parte del estado, la participación de la sociedad. Sin dañar las empresas constituidas amparadas en la NCPE.

 

4.- PROPUESTAS PARA UN DESARROLLO MINERO.

 

Ante este panorama realizamos algunos planteamientos; creemos que puede ayudar al estado a avanzar en la construcción de un sector minero potenciado y fuerte:

 

 Pronta elaboración y Promulgación de una Nueva Ley Minera: es de suma urgencia y gran necesidad la promulgación de una ley minera que delimite las reglas y lineamientos que conduzca al sector durante los próximos años y haga realidad el despegue definitivo de la minería nacional, que permita incrementar el cobro por regalías e impuestos y así apoyar al aparato productivo del país, con el fin de generar fuentes de empleo que tanta falta hacen.

 

Ejecutar una política de prospección, exploración y explotación masiva: Se habla mucho de la necesidad de nuevos emprendimientos mineros en el país; sin embargo, a la fecha, no se ha hecho mucho en materia de prospección y exploración, a excepción del trabajo desarrollado por COMIBOL en los yacimientos de yarvicoya, cobrizos y Abaroa. Para cambiar esto, será necesaria la asignación de un presupuesto que provenga de las nuevas regalías e impuestos que pueden ser creados, fortaleciendo así las instituciones claves para este fin, ( COMIBOL)

 

 Migración de concesiones mineras a contratos mineros: No decimos que la política de reserva fiscal sea mala; por el contrario, pensamos que es parte del poco que se ha hecho por recuperar nuestra minería. Para no dejar pasar la oportunidad de la actual coyuntura de precios, será necesaria la reglamentación de la misma; así, los actuales concesionarios mineros trabajaran con planes de trabajo y plazos claros. Además de la creación de un banco de datos donde se deposite todos los estudios e informes de toda actividad de prospección y exploración, realizados en territorio nacional, sean estos realizados por el estado.

 

De acuerdo a la nueva constitución política del estado, se tiene a las comunidades como actores importantes en el desarrollo de las regiones. Bajo este marco en el sector minero la consulta pública y la conformación de empresas mineras comunarias será importante para el desarrollo de las regiones a partir de la explotación de nuevos yacimientos. Creemos también que esta nueva inclusión evitara los continuos avasallamientos que vinieron registrando en los últimos años, por los que múltiples operaciones mineras se vieron afectadas.

 

Implementación de Plantas Fundidoras: La implementación de nuevas plantas de fundición serán importantes en el nuevo rol del sector minero, estas harán posible cumplir con el objetivo de incrementar los ingresos por la explotación de nuestros recursos minerales, principalmente tomando en cuenta que con valor agregado los minerales puedan generar mayores dividendos.

 

Fortalecimiento en el control de producción y comercialización y explotación de los minerales: Conocer con precisión la producción nacional minera es una incógnita. No se sabe cuanto se produce a exactitud los minerales. A excepción de las empresas productivas mineras estatales como Huanuni, Corocoro y otros distritos, el la mayoría de los casos, los valores de producción no están sujetos a una verificación, si bien con la creación del SENARECOM, se intenta revertir esta situación a la fecha a un no se tiene resultados importantes.

 

Emisión de normas que garanticen la provisión de concentrados para las plantas metalúrgicas: A través de una normativa que obligue a los operadores mineros a vender los minerales a las fundidoras estatales y se permitiría garantizar el aprovisionamiento de concentrados para el funcionamiento de las plantas fundidoras, evitando situaciones similares a lo ocurrido con Karachipampa, La palca en los años 85.

 

Alargar la vida útil de las minas en desarrollo: Con el fin de que las operaciones mineras otorguen beneficios al estado por un tiempo mayor y de manera mas sostenida, se debe emitir normas para establecer limites coherentes de producción, alargando la vida útil de los yacimientos mineros, especialmente en yacimientos grandes ( San Cristóbal, Inti Raymi y el Mutún), que generalmente son operados por las transnacionales, las que con el objetivo de recuperar sus inversiones a corto plazo, someten a nuestros yacimientos a una explotación desmedida e irracional.

 

Uso y abuso de los recursos hídricos: El estado debe reglamentar el uso del agua para operaciones mineras. Que hacen uso indiscriminado de grandes volúmenes de recursos hídricos de la región, sin pagar un solo centavo por este concepto, a la larga esta, región, que de por si es ya bastante árida, vera incrementada su sequia por el agotamiento de sus recursos hídricos, sin tener siquiera, la opción de recurrir al agua subterránea por el agotamiento de sus acuíferos.

 

Control Social de los Trabajadores: Se crea como reacción de la nefasta corrupción en el manejo de los recursos económicos y la producción, que azota a nuestros compañeros y al país, desde la aplicación del modelo neoliberal, trayendo consigo consecuencias de hambre  miseria y esclavitud, al cual paradójicamente poseemos una abundante riqueza natural.  En cumplimiento a la Constitución políticas del Estado debe implementarse el control social, con una mayor participación de los trabajadores, en la administración y fiscalización, en las diferentes empresas mineras públicas y privadas.

 

Eliminación del decreto 21060: Para lograr una verdadera reactivación y potenciamiento de la actividad minera se debe erradicar definitivamente el decreto 21060. Medida política que aún vigente, es considerada como la piedra fundamental del neoliberalismo en el país, que va en desmedro de la mayoría de los bolivianos. Con la eliminación de este decreto, el estado debe volver a asumir el control de la comercialización de minerales y regular su posterior exportación, además que brindaría la oportunidad de reactivar el aparato productivo de otros rubros industriales, como sucedía antes de la liquidación de la COMIBOL, cuando empresas como Manaco, Zamora, Ferrari Guezzi, Hilbo y el mismo servicio de Ferrocarriles proveían de sus productos y servicios a la Minería generando así un efecto multiplicador que repercutía en la industria y economía nacional.

 

 Reapertura del sistema de Documentación e Información Sindical (SIDIS): Sin duda, la destrucción de los documentos por parte de los gobiernos militares y dictatoriales es la principal causa para que el país haya perdido tan importantes recursos documentales. A ello hay que sumar una inconciencia nacional generalizada sobre el valor del documento en la vida de las instituciones y las personas así como para fines históricos.

 

 Y por ello, destacamos la reapertura del SISTEMA DE DOCUMENTACIÒN E INFORMACIÓN SINDICAL (SIDIS) como el único archivo resguardado y organizado de la FEDERACIÓN SINDICAL DE TRABAJADORES MINEROS DE BOLIVIA (FSTMB) que ha tenido máxima trascendencia sindical en la historia del país, de ahí que su existencia es por el trabajo tenaz de visionarios dirigentes mineros como el cc. Simón Reyes, Edgar Ramírez y Guillermo Dalence, quien le doto al SIDIS esta identidad que hasta hoy pervive: ser la memoria y la escuela del movimiento minero en Bolivia.

 

 Este archivo no sirve si no se lo lee o utiliza para transmitir su contenido a los mineros jóvenes  que hoy se proyectan como dirigentes para la conducción del movimiento obrero y el País.

 

 Compañeros: desde la fecha de fundación de la Gloriosa Federación Sindical de trabajadores Mineros de Bolivia, se transforma en la vanguardia de las luchas sociales de los trabajadores bolivianos, por su liberación de las condiciones de esclavitud y servilismo en que los mantenían las transnacionales, la oligarquía y el neoliberalismo. Los lideres máximos plantearon en todo instante que los mineros debían perseguir como objetivo de sus luchas sindicales no solo un mejoramiento de sus condiciones de vida y de trabajo, si no también la liberación nacional, estatización de las minas a manos de los trabajadores, de todos los medios de producción que hoy se encuentran en manos de las transnacionales y una mayor participación de los mineros ( CONTROL SOCIAL), en la administración y explotación de las minas, una nueva sociedad sin explotados ni discriminación, sustituyendo el capitalismo corrupto e insensible por un nuevo sistema político , económico y social con empleo digno y permanente, salud, educación y una patria libre y soberana, donde los trabajadores mineros y el pueblo seamos los verdaderos actores. Hemos luchado décadas por este cambio y hoy vemos con profunda preocupación que nuevamente los oscuros intereses promovidos por el imperio ,las transnacionales y el capitalismo pretenden destruir y dividir la patria con intenciones defactas, retornando al pasado inmediato, vulnerando los derechos laborales y libertades conquistados con sangre de obreros, campesinos y la clases medias empobrecidas, el actual proceso de cambio fue escrita con sangre minera en las movilizaciones y jornadas de octubre de 2003 y Mayo – Junio del 2005. Los mineros después de la imposición del D.S. 21060 del actual régimen estamos librando una de las batallas mas importantes de nuestra existencia, pues las primeras instrucciones del Oficialismo. Fue el de aniquilar al movimiento obrero organizado y particularmente al proletariado minero, nuestra lucha en estas condiciones se centro fundamentalmente para mantener vigente a nuestros sindicatos y organizaciones sindicales bajo sus principios revolucionarios de clase. Los ejemplos de estas valerosas luchas movilizadas se han dado casi en la totalidad de los distritos mineros, recurriendo a todos nuestro métodos de lucha cuantas beses sea necesario. El gobiernos y sus ministros títeres de turno lanzaron su ofensiva criminal para aniquilar el sindicalismo minero y tantas beses tuvimos que ponernos en pie de lucha por los constantes atropellos y amenazas, para hacerlos retroceder a sus decretos neoliberales 0748- 0809 y otros. Todavía no han logrado aniquilar a los bastiones del sindicalismo revolucionario y de clase, nos quedan por librar aun otras batallas tal vez mas duras para defender nuestras Fuentes de empleo y evitar los avasallamientos constantes de los distritos mineros asalariados del país y la amenaza del cierre de algunas minas de las empresas privadas por eso es necesario mantener la unidad férrea y real solo esta premisa garantizara que nuestra futuras luchas alcancen el éxito del que deseamos. El enemigo externo que ha impuesto la política neoliberal y el enemigo interno que la ejecuta son fuertes y es en esa medida que debemos preparar nuestra ofensiva bajo una sola consigna UNIDAD DEL PROLETARIADO.

 

¡ VIVA EL XXXI CONGRESO NACIONAL MINERO ¡

 

¡ VIVA LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES MINEROS Y EL PUEBLO!

 

¡ VIVA LA CENTRAL OBRERA BOLIVIANA!

 

¡VIVA LA FEDERACIÓN SINDICAL DE TRABAJADORES MINEROS DE BOLIVIA!

 

Potosí, 05 de Septiembre de 2011.

 

DOCUMENTO POLÍTICO APROBADO EN  EL XXXI CONGRESO MINERO Y PRESENTADO POR EL SINDICATO MIXTO DE TRABAJADORES MINEROS DE HUANUNI

UNIDAD REVOLUCIONARIA CONTRA EL CAPITALISMO VETUSTO Y AGONIZANTE PARA FORJAR UNA BOLIVIA SOCIALISTA

Los trabajadores mineros proclamamos que nuestra misión histórica, en el presente momento, es aplastar al Capitalismo y a sus sirvientes nativos. Proclamamos que nuestra misión es la lucha por el socialismo. Proclamamos que el proletariado es el núcleo revolucionario por excelencia de los trabajadores bolivianos. Asumimos el papel dirigente de la revolución como genuinos representantes de los intereses nacionales. La alianza de obreros y campesinos con la gente pobre de las ciudades y con todas las fuerzas antiimperialistas y anticapitalistas es la garantía de la victoria.

I. SITUACIÓN INTERNACIONALY LA CRISIS ESTRUCTURAL DEL CAPITALISMO

1.- El imperialismo es la fuerza regresiva y contrarrevolucionaria que se opone a las aspiraciones de liberación económica y social de los pueblos. La estrategia continental del imperialismo norteamericano es impedir que surja otra Cuba revolucionaria. La lucha de los pueblos y el avance irreversible en la conquista del poder nos permite vislumbrar un panorama muy diferente al pasado. La estrategia imperialista se debilita cada vez más agobiada por las crisis cíclicas del capitalismo cada vez más cortas. Sin embargo, en su desesperación el imperialismo es el atizador de las guerras, y en su intervencionismo no sólo avasalla soberanías, como ha sucedido en tantos países de América y el mundo, sino que arma y financia permanentemente a los grupos reaccionarios de cada país. Emplea para sus fines contrarrevolucionarios a gobiernos títeres con el ropaje democratizante y hasta dictaduras militares sangrientas, de la misma manera que hace concesiones a grupos burgueses o pequeño burgueses claudicantes. Combina el reformismo con la represión antiobrera y antipopular. Para sus fines guerreristas e intervencionistas, el imperialismo justifica su acción criminal utilizando descaradamente argumentos engañosos como ser la Defensa de los Derechos Humanos, Democracia, etc.  en complicidad con organismos a su servicio como la OTAN, Naciones Unidas y la prensa capitalista.

2.- Somos testigos de una profunda caída de la economía mundial en todas sus esferas, del colapso del sistema capitalista. El mundo mira angustiado el derrumbe del sistema financiero mundial, anunciando a la humanidad el arribo de la primera crisis del capitalismo con una envergadura verdaderamente “global” con secuelas directas en todos los mercados de bienes y de capitales de los cinco continentes, superando por mucho a las anteriores crisis cíclicas “mundiales” del Capitalismo.

Definitivamente no se trata de una crisis coyuntural más, la naturaleza de los últimos acontecimientos mundiales desnuda la “crisis estructural” del capitalismo. Se caracteriza por un gran excedente de capital en manos de los grandes consorcios imperialistas que no encuentran acomodo en el aparato productivo mundial debido a la concentración de la riqueza cada vez en menos manos. Los capitales migran al sector financiero especulativo en detrimento del sector “real” o productivo y sin importar que para lograr esos objetivos se destruya el mundo contaminándola y deforestándola.

Toda la cháchara sobre las bondades de un “nuevo” mundo “globalizado y tecnológico” se ven desmentidas por una realidad en el que las Fuerzas Productivas Mundiales, que no dejan de crecer, chocan brutalmente con la tendencia a una apropiación cada vez más privada del excedente económico. El mundo se ha hecho más tecnológico pero a su vez hay más hambre y miseria; los únicos beneficiados con jugosas “rentas tecnológicas” son las gigantescas corporaciones capitalistas.  

Ni duda cabe que nos acercamos a los límites históricos del capitalismo. Se avizora en un futuro inmediato nuevas y más profundas crisis “globales” del sistema, cargando sobre las escuálidas espaldas de los trabajadores del mundo sus nefastas consecuencias. La crisis mundial no ha terminado. Los mayores efectos se han dado en las metrópolis del imperialismo y están lejos de salir de la catástrofe. Sus eslabones más débiles (España, Italia, Grecia, etc.) son fuente de conflictos sociales que pueden tener repercusiones sobre las metrópolis del imperialismo y sobre los países coloniales.

La economía capitalista más poderosa, la de los EE.UU., se derrumba y en su caída arrastra a la economía mundial a una recesión de consecuencias catastróficas para todos los explotados y las naciones oprimidas por el imperialismo.

La economía más grande del mundo es también la que tiene la mayor deuda externa (14 billones de dólares) y un astronómico déficit fiscal que sería intolerable para el FMI o el BM en cualquier país capitalista atrasado al que inmediatamente le hubieran sancionado con  medidas drásticas de reajuste a costa de la población como actualmente ocurre con Grecia, por ejemplo, o como ocurrió con Bolivia cuando se nos impuso la venta de todas las empresas del Estado y la apertura sin restricciones a la inversión extranjera para el saqueo de nuestras materias primas tan codiciadas por el imperialismo.

En realidad, hace mucho tiempo que los EE.UU. han dejado de ser solventes para honrar su  deuda externa. Para pagar sus obligaciones contrae nuevas deudas a cambio de la emisión de Bonos del Tesoro que se cotizan en las bolsas de valores como parte de la espiral financiera especulativa sin respaldo en la producción.

La quiebra de la economía norteamericana es la expresión más contundente de la crisis estructural del capitalismo. Si EE.UU. se declara en “default” o en quiebra  y suspende el pago de sus deudas, todo el castillo de naipes de los valores ficticios con los que se mueve la economía especulativa capitalista se derrumbará provocando una recesión mundial con consecuencias desastrosas para la humanidad.

En Bolivia las  reservas internacionales de once mil millones de dólares se harán humo en un cerrar y abrir de ojos, los altos precios de las materias primas caerán en picada por la paralización de aparato productivo mundial y la precaria economía nacional se hundirá.

De hecho, la cotización de los minerales en las bolsas de valores ya ha comenzado a caer lo que pone en peligro la producción minera en el país.

3.-  En este siglo XXI el capitalismo ha confirmado su carácter destructivo y enemigo de la humanidad. El fracaso de los modelos neoliberales impuestos y las agudas crisis del sistema hacen inviable el funcionamiento del mismo. La crisis de producción, el derrumbe del sistema financiero debido a los límites inaguantables de especulación en las bolsas, patrocinadas por bancos irresponsables bien respaldados por sus gobiernos, hacen que vivamos una crisis general del Capitalismo con una economía artificial y la destrucción paulatina de la naturaleza y amenazando con la vida misma en el planeta. La lucha interimperiarista por el dominio de los mercados, la ciencia y la tecnología arrastra al mundo a una guerra tecnológica y mediática para dinamizar su economía y salvar con la destrucción su dominio mundial no importando si esa destrucción sea la definitiva y total. Las intervenciones como en Irak, los países árabes y africanos muestran el grado de irresponsabilidad salvaje del imperialismo por mantener su dominio. No dudará en enfrentar a pueblos unos contra otros y sembrar guerras internas y fratricidas Ocasionando multitudinarias marchas en busca de refugio y pan huyendo de sus hogares de la muerte y el hambre como en Somalia. Las condiciones de miseria y hambre se han multiplicado en el mundo y América Latina. Aunque EE.UU. no será nunca más lo que fue en el pasado, la economía capitalista traslada sus metrópolis imperiales a otros países como China, India y otros países emergentes. La propaganda imperialista continúa denominando a China como país socialista aunque hace décadas que abandonó ese camino.

Con la política integracionista y la formación de bloques regionales a gusto del imperialismo buscando crear un mercado común a su servicio y para su enriquecimiento demostró que no funciona. En América latina se disuelven por inanición. La Unión Europea no tiene futuro. A esos planes se someten los grupos burgueses y pequeño burgueses conciliadores  bajo el señuelo de 'asociación e iniciativa privada'- Los intentos de unidad impuestos por las masas maduran y serán un componente fundamental en las luchas futuras.

4.-  El hecho de que el imperialismo sea el enemigo común de nuestros pueblos, la circunstancia de tener los países latinoamericanos un origen histórico común, la tendencia general que presenta el desarrollo parcial con sentido capitalista independiente, etc., hace de la lucha revolucionaria continental un proceso con aspectos simulares, pese a las diferencias particulares originadas en el nivel alcanzado por cada una de nuestras repúblicas, además de que muestran como protagonistas principales del cambio histórico a las masas laboriosas y las masas sometidas al hambre, miseria y discriminación.

Las fuerzas revolucionarias de América latina, al atacar al imperialismo, también se enfrentan a los `apoyos' internos de éste, que no son otros que las oligarquías serviles a las trasnacionales. Por eso entre la fase nacional liberadora y el socialismo no existe ninguna muralla inseparable. La experiencia cubana con todo el sabotaje que enfrenta durante décadas es aleccionadora al respecto.

Los trabajadores de Bolivia manifestamos nuestro apoyo a la revolución cubana. Manifestamos nuestro apoyo y solidaridad con los pueblos que luchan por su liberación y a los fundamentos del socialismo: la propiedad social sobre los medios de producción.

 

II. LA CLASE OBRERA Y LOS PROCESOS DEMOCRÁTICOS

1.- La historia enseña que en la presente etapa en que se desintegra cada vez más la  dominación imperialista, en la que se evidencia el indiscutible fracaso del neoliberalismo, del libre mercado y el Consenso de Wahingtón, los países atrasados alcanzarán la meta de la civilización, vale decir, del desarrollo integral y armónico sólo por la vía socialista. Las tareas democráticas, dentro de la definición del pueblo sobre la democracia: dictadura contra los opresores y amplia democracia para los hoy oprimidos, se realizarán en forma plena cuando el proletariado y el campesinado se conviertan en dueños del poder político, como portavoces de las capas medias empobrecidas y la nación oprimida.

El modelo democrático-burgués que por décadas estamos viviendo y que está expresado en la democracia formal, representativa, incluso participativa, considera suficiente el derecho a elegir y ser elegido. Mientras no se ponga en peligro la gran propiedad privada burguesa, el proceso de acumulación y reproducción de capital el sistema admitirá esas libertades ficticias y esa democracia formal. Ese modelo no tiene posibilidades de mantenerse indefinidamente como tal. Se debe transformar en socialista mediante la torna del poder por la clase obrera en alianza con los campesinos y clase media empobrecida o fracasa.

2.- El nacionalismo, el reformismo burgués o pequeño-burgués busca consumar asumiendo poses populistas  una serie de reformas estructurales, o sea, pretende superar las formas de producción atrasadas y dominadas con el modelo exportador de materias primas con la finalidad primordial de desarrollar el país, abrir campo a las inversiones foráneas (al capital financiero) y mantener indefinidamente el régimen capitalista que, en nuestro caso significa imponernos la condición de simples productores de materias primas para el mercado mundial.

El desarrollismo en el marco de los intereses capitalistas e imperialistas, los programas de nacionalizaciones a medias y los tímidos intentos de planificar algunos sectores de la economía no tienen más que ese sentido.

Los movimientos de esa orientación entienden el antiimperialismo como una simple postura de mercaderes, lograr únicamente un mejor trato y mejores precios para las materias primas y no como la destrucción de las cadenas económico-políticas del imperialismo, como ser la expulsión de los tentáculos empresariales y de las diversas misiones como USAID y las ONG´s que controlan todos los aspectos de la vida nacional en beneficio del capitalismo. Consideran el desarrollo del país basado en las recetas desarrollistas de los países imperialistas y avanzados, diseñadas según sus propios intereses y no como el armónico desarrollo de toda la economía de modo independiente. En ese sentido denunciamos la labor camuflada, engañosa y servil a los intereses del imperialismo y del capitalismo de las ONG´s que operan en el país.

3.- En diversos periodos de nuestra accidentada historia se han producido grandes movimientos sociales promoviendo cambios estructurales e intentos serios por romper el atraso y dependencia. Capas de militares y/o civiles han realizado esfuerzos por suplantar la caducidad y la incapacidad de la burguesía promoviendo golpes de toda naturaleza. Uno de los aspectos particulares de nuestro atraso, entre otros, radica en la demostrada impotencia e incapacidad de la burguesía nacional, hoy dominada y aplastada por el capital transnacional para sacarnos de dicho atraso y convertirnos en un país altamente industrializado, dentro de los moldes del régimen capitalista de producción. La dominación de los países imperialistas sobre los países atrasados determinó la imposibilidad del desarrollo de la caduca burguesía industrial, para precautelar a los centros de poder industrializados y como forma de sometimiento permanente a las metrópolis capitalistas.

4.- Las nacionalizaciones y medidas progresistas hechas por tales gobiernos, del mismo modo que su lenguaje al rojo vivo del primer período de oposición contra el imperialismo y la reacción concluyeron siempre retrocediendo y desnaturalizando esas medidas. Los regímenes que adoptaron esas medidas impuestas por el pueblo movilizado no comprendieron que el desarrollo industrial integral, dentro de los marcos del régimen capitalista de producción y en la órbita del imperialismo, ya no es posible y que conduce a la traición de los intereses nacionales. Las lecciones de los gobiernos de Toro, Busch, Villarroel, la del régimen movimientista y hoy las falsas “nacionalizaciones” en sociedad con las transnacionales que hace el MAS, continuando el saqueo de nuestros recursos naturales confirman este enunciado. Es indudable que las referidas tareas, las tareas democráticas, concluyeron empantanadas e inconclusas, aunque fueron en sus inicios progresistas y muchas de ellas impulsadas e impuestas por los trabajadores.

Cuando la restauración oligárquico-imperialista consumó la entrega total de nuestras riquezas naturales y la enajenación de nuestra soberanía, masacrando para ello a la clase obrera y al pueblo, los trabajadores, campesinos y clase media empobrecida derramaron su sangre por defender las conquistas democráticas y por hacer realidad la liberación nacional. Esta fresca la lucha heroica que libraron los mineros junto a las masas pobres radicalizadas contra el desgobierno y entreguismo gonista, derrotando y expulsándolo del gobierno, escribiendo las agendas de lucha reclamadas por el pueblo boliviano para su cumplimiento. Sin embargo; en las jornadas de octubre de 2003 la perspectiva socialista que los obreros levantamos como nuestra estrategia, estuvo ausente, razón por la cual la demanda de las masas se frustró.

El Proceso iniciado en el 2006 con la amplia victoria electoral del MAS fue resultado  de la lucha del pueblo al echar del gobierno a los resabios del gonismo, Carlos Meza Gisbert y compañía. La unión del pueblo se demostró en el voto aplastante por Evo Morales. La apertura de su Gobierno a representantes del neoliberalismo marcaron el viraje hacia posiciones reformistas y abandonando los objetivos por los cuales el pueblo había luchado contra el neoliberalismo el 2003 y 2005.

Las masas oprimidas en el país tenemos claramente identificados a nuestros enemigos: las transnacionales  saqueadoras (imperialismo), los latifundistas, los grandes empresarios vende-patrias, los politiqueros de los partidos burgueses tradicionales, pero esta claridad de visión se ha visto en la última época ofuscada por la labor confusionista del reformismo y la burocracia sindical, controlada por el MAS, que se empeñó en sembrar ilusiones sobre la posibilidad de transformar el país (refundar Bolivia), acabar con el hambre, la miseria, la desocupación, la discriminación social y racial, etc, a partir de reformas jurídicas al aparato del Estado Burgués sin tocar para nada el basamento económico sobre el que se asienta la opresión imperialista y la explotación burguesa.

 

5.- Declaramos los trabajadores mineros que en su momento hemos apoyado a los gobiernos progresistas ya señalados. Los hemos apoyado no desde el punto de vista puramente lírico, sino con una activa militancia revolucionarla. Sin embargo, fueron estos gobiernos, a pesar de todo, los primeros en abandonar su pose antiimperialista, desnaturalizar las medidas iniciales y terminar enfrentándose al pueblo considerando injustamente toda crítica como una expresión de la derecha. Sin embargo la autocrítica profunda nos muestra que no fue suficiente el apoyo y debía pasarse del apoyo a la participación efectiva, orgánica y militante para avanzar hacia un proceso socialista. Los trabajadores fuimos protagonistas de las movilizaciones del 2003 y 2005, los mineros dimos nuestros muertos en esas jornadas. Por lo tanto el proceso era nuestro y debíamos terminar apropiándonos del mismo para conducirlo por un sendero verdaderamente revolucionario. Los procesos reformistas se estancan en sus albores y, luego, caen en un mayor predominio del imperialismo. Comprobamos, en carne propia, que los procesos democráticos y nacionalistas que no son dirigidos por el proletariado, campesinos y clase media empobrecida y transformados en un proceso socialista, concluyen siempre en la frustración y la derrota.

6.- No existe ninguna razón valedera para que los trabajadores y el pueblo se hagan ilusiones sobre el actual gobierno si efectivamente no avanzarnos en el camino de apropiarnos del proceso en la perspectiva de instaurar nuestro propio gobierno: el gobierno obrero, campesino y las capas medias empobrecidas. Estamos seguros de que el curso democrático y popular y las medidas de avance adoptadas por el gobierno, sólo podrán triunfar definitivamente a condición de que tal proceso pase realmente a manos del proletariado, campesinado y pueblo empobrecido.

Únicamente por este camino las tareas nacionales serán transformadas en socialistas, permitiendo a Bolivia convertirse en una comunidad altamente industrializada en beneficio directo del pueblo.

7.- A pesar de los intentos por industrializar nuestro país como una forma práctica de salir de la dependencia internacional del precio fluctuante de las materias primas, el sabotaje de los países imperialistas y desarrollados impedirán más que nunca estos propósitos. Consolidar una independencia y soberanía de nuestros países resultará cada vez más difícil en este periodo de crisis del Capitalismo  que recurrirá en su desesperación a ahogar nuestras ansias de liberación  nacional y social. La garantía de una industrialización sólo se materializará rompiendo con el imperialismo y uniéndonos en este propósito con los países que marchan por esa vía. La medida básica para ello es nacionalizar sin indemnizar todos los medios de producción que están en manos del imperialismo y esto no podrá hacerlo más que el proletariado, campesinos y pueblo pobre empobrecido desde el poder.

Nuestra posición frente a los procesos democráticos dirigidos por la pequeña burguesía, fue mantener nuestra independencia de clase, desde el momento en que dichos procesos no resuelven el problema nacional y menos las contradicciones de nuestra sociedad. El Proceso cuyo punto alto fue 2003 y 2005 es de propiedad de los trabajadores y del pueblo. La táctica de la clase obrera debe ser entroncarlos con la estrategia final del Socialismo. Nuestro objetivo es el Socialismo y nuestro método para alcanzar dicha finalidad histórica es la revolución social que nos permitirá transformar un proceso nacionalista, reformista o populista en socialista. La rica experiencia de lucha del pueblo boliviano enseña que cada milímetro de avance se debe preservar y consolidar para seguir avanzando. La independencia de clase será siempre en relación a los gobiernos burgueses sean estos dictatoriales, derechistas neoliberales, nacionalistas o toda forma de reformistas pro-burgueses. Para que un proceso conquistado e impuesto por las masas mediante la acción directa avance por la senda del socialismo debe entenderse la independencia de clase  como una identificación como clase contra la burguesía capitalista y sus sirvientes y no como una declaración de neutralidad ante los acontecimientos dinámicos del proceso.

III. SOCIALISMO Y CAPITALISMO DE ESTADO

1.- Para nosotros, los trabajadores, la lucha antiimperialista tiene un único contenido: la lucha por el Socialismo. Están equivocados aquellos que se afanan por darle otro contenido. Diariamente se viene especulando que el nacionalismo u otra tercera vía, es ajeno tanto al capitalismo clásico como al socialismo. Se insinúa que es una política neutra entre ambos extremos, que llega a su punto culminante bajo la forma de capitalismo de Estado. Algunos teóricos de esta tendencia sostienen que la América Latina puede lograr su pleno desarrollo económico siguiendo el llamado “modelo nacional del  capitalismo de Estado", por la conciliación entre el capital privado (inversión privada) con la economía estatal. Ambas formas de economía, al no salir del área del sistema capitalista, concluyen consolidando nuestro atraso y dependencia.

2.- Después de la Revolución de Abril del 52, Bolivia conoce, entre otras, una economía mixta de propiedad privada y propiedad estatal. Así, junto a COMIBOL, se tiene la minería privada; al lado de los Bancos Central, Minero y Agrícola,  la reacción interna e internacional controla la gran Banca; al lado del monopolio fiscal de la exportación se tiene la libertad del comercio exterior por parte de la empresas trasnacionales y la minería mediana; posteriormente ese tipo de economía sirvió para el advenimiento de la economía neoliberal entreguista y destructora de la incipiente economía en manos del Estado. La penetración de los agentes de la empresa privada trasnacional en las estructuras del estado y sus empresas, posibilitó un sabotaje planificado para precipitar la quiebra de la empresa estatal y difundir a los cuatro vientos sobre la ineficacia del estado como administrador haciéndonos creer que sólo la administración privada tiene futuro. No es suficiente decir que el capital privado es necesario a condición de que éste se acomode a los intereses de Bolivia, al margen de la simple ganancia. Un fenómeno semejante se presenta, igualmente, en la agricultura, entre la incipiente propiedad privada del minifundio y las formas de explotación comunitaria y cooperativista, así como las empresas capitalistas agro-ganaderas en el Oriente.

No debemos olvidar que Bolivia es, fundamentalmente, un país atrasado. Y es atrasado porque continúan pendientes de realización las tareas de la industrialización y el rompimiento de la dependencia que tenemos como país vendedor de sólo materias primas. Por tal razón, está cerrada la posibilidad de desarrollo económico integral dentro de Las formas de una economía capitalista, sea ésta privada o estatal, o la llamada "concentración" de ambas, mientras no se rompa definitivamente con el imperialismo y el capitalismo.

3.- Nuestra única vía de desarrollo es el Socialismo. Requerimos que todas nuestras riquezas fundamentales estén en manos del Estado y que el Estado esté en manos de la clase obrera, campesina y pueblo empobrecido. La estatízación de los medios de producción debe acompañarse con la planificación de la economía y el Control Social de los trabajadores. Ambos fundamentos nos permitirán salir gradualmente del estancamiento y la miseria del pueblo boliviano.

En las condiciones actuales no puede hablarse de que se puede "planificar”" la producción nacional en medio del mar de contradicciones que es nuestra economía. La planificación económica es posible y necesaria cuando las riquezas las controla el Estado, especialmente la banca y el comercio exterior. El poder del capitalismo reside en su poder económico; limitar y arrebatar ese poder es anular su condición de clase~ dominante. En ese sentido las formulaciones acerca del "”capitalismo de Estado”" se van evaporando y convirtiendo en cosa del pasado y que se debe superar, se las abandona oficialmente como una concesión a las crecientes presiones ejercitadas por la derecha criolla y el imperialismo.

4.- La experiencia de 1952-1964 nos enseña que una revolución para ser victoriosa no debe detenerse, sino continuar hasta el fin, y que el problema decisivo es la cuestión de saber qué clase controla el poder. No basta la acción insurgente de las masas, sino definir quién asume la dirección de esa insurgencia.  El proceso de 1970 ahogado en sangre por la dictadura banzerista, la ascensión de Siles Zuazo el año 1982 fueron brevísimos periodos históricos que demuestran esa conclusión.

No basta la participación heroica de la clase obrera en los acontecimientos del país, sino la forma que asume esa participación y si ella actúa con su liderato y en pos de sus propios objetivos. Es preciso, en fin, que conquiste el rol hegemónico en el curso de la lucha, junto a las masas campesinas y a los amplios sectores populares urbanos.

El problema que le plantea al proletariado boliviano es el de constituirse en una poderosa fuerza social y actuar dentro del presente proceso para conquistar y consolidar el poder para el pueblo. En este sentido los trabajadores rechazamos toda posibilidad de volver a la experiencia negativa del llamado `co-gobierno' que terminó como un vulgar cuoteo de la administración y cerró a la clase obrera y al pueblo el camino hacia la conquista de todo el poder, y que al haberse convertido en instrumento de control y freno de los trabajadores en manos de la pequeña burguesía, terminó en el mayor de los desprestigios por la traición que significó al rol histórico del movimiento obrero.

IV. LAS FUERZAS DE LA REACCIÓN Y LA CONSPIRACIÓN CONTRARREVOLUCIONARIA

1.- Si bien vivimos un proceso impuesto por las masas, después de la derrota infringida al neoliberalismo en las jornadas de lucha de octubre 2003 y Mayo - Junio 2005, es evidente que la contrarrevolución y la reacción derechista y fascista no ha sido aplastada ni mucho menos. La reacción y la contrarrevolución derechista y fascista son el producto de la resistencia empresarial a cualquier cambio y disminución de sus ganancias. El empresariado trasnacional fue despojado del poder en forma parcial y simbólica, sin embargo al convivir junto al Estado en la vida económica del país sigue controlando los hilos de la economía y la política del país y, ante cualquier medida progresista del gobierno, ha respondido cerrando filas para rechazar lo que considera peligroso a sus intereses de clase. Para ello utiliza todos los medios a su alcance desde la propaganda por los medios de comunicación que, en su mayoría se encuentran en manos de la burguesía hasta la conformación de grupos paramilitares fascistas organizados para una conspiración sistemática.

 

2.- El actual proceso es contradictorio: mientras el gobierno, por un lado, proclama algunas medidas antiimperialistas y progresistas, por el otro adopta medidas proempresariales y contrarias a los intereses nacionales y populares. El proletariado apoya todo lo que es positivo para la emancipación de nuestro pueblo y, al mismo tiempo, crítica y combate aquellas medidas contrarias a las masas, luchando por imponer nuevas medidas antiimperialistas que nos conduzcan a una verdadera revolución en el camino de la emancipación nacional y el socialismo. Tal es la táctica empleada hasta el presente de nuestra actuación frente al proceso. Lo que queda por hacer es o permitir que la reacción se apropie del proceso o nosotros, generadores del mismo seamos los esenciales y verdaderos protagonistas en dirección de la construcción del Socialismo.

3.- ¿Dónde se encuentra la reacción contrarrevolucionaria? En primer lugar, en el mismo gabinete y en el ejército, tradicional guardián de los intereses capitalistas. La destitución de miembros del ejecutivo alineados en un honesto proceso de cambio y las renuncias de militantes masistas a su organización denunciando el abandono de los principios por parte de la cúpula dirigencial es cada vez más frecuente. El Gobierno, por su parte, utilizando la vieja práctica de calificar toda crítica como parte de una conspiración fantasmal, es incapaz de recoger las críticas que diferentes organizaciones realizan con fundamentado argumento. No es ningún secreto el trato diferenciado y de favoritismo que concede el gobierno al Ejército y Policía con la finalidad de comprar su lealtad. Finalmente no se garantiza hasta qué punto se puede contar con el apoyo castrense. Alrededor de esta fuerza política castrense, la única determinante hasta hoy en Bolivia, están los otros grupos reaccionarios, que saben que su porvenir depende de presionar y seducir a la jerarquía militar.

4.- A la tradicional actuación de la prensa mercantil, deformando y distorsionando la información y la realidad nacional se agrega el uso de los medios informáticos sin control y con el peligro de corroer la mentalidad de nuestra niñez y juventud. La labor reaccionaria de la prensa derechista en momentos de gran actividad revolucionaria es bien conocida. El doble lenguaje que utilizan fue desenmascarado muchas veces por los trabajadores quienes han planteado con razón el apoyo estatal para implementar sus propios medios de comunicación. Finalmente hay que identificar claramente al enemigo. La cabeza visible de la conspiración la constituyen la empresa privada trasnacional, la gran banca, los importadores y la minería mediana, controlados por los capitales imperialistas, junto con la embajada yanqui, la CIA y la burocracia imperialista asentada en el país. Con su poder económico son los principales degeneradores y corruptores de la sociedad y sobre eso se tiene abundantes pruebas.

5.- Las burocracias que se van generando producto de la recuperación de empresas estatales debe ser objeto de vigilancia permanente por los trabajadores y pueblo en general. Es indispensable consolidar el Control Social de los trabajadores sobre la administración de esos medios de producción estatales. La experiencia histórica ha demostrado que permitir un manejo discrecional de las empresas estatales por parte de los administradores del Estado significa la penetración sistemática de los agentes del capitalismo para sabotear a las empresas del Estado. Una vez logrado esto, como en el pasado, se encargarán de difundir y publicitar sobre la incapacidad del Estado como administrador y a los trabajadores culpabilizándoles del fracaso, sin que hayan tenido nada que ver en eso. Al presente la administración de las empresas estatales se entrega a antiguos administradores de los regímenes neoliberales y eso, ya de inicio, es dañino y peligroso para el futuro de la Empresa. En COMIBOL se tiene un Directorio con injerencia de representantes de la cooperativas mineras al amparo de su alianza política con el MAS. La potencial reacción y contrarrevolución está en esos niveles de administración que fácilmente se asimilarán a cualquier cambio reaccionario.

La nacionalización de las minas se pagó con las vidas de cientos de mineros asesinados por la oligarquía feudal burguesa. Los trabajadores lucharon porque las minas nacionalizadas sirvan a los sectores productivos y se conviertan en el núcleo de nuestra liberación. Este pensamiento obrero fue marginado de todos los gobiernos que pasaron por el poder desde 1952. La COMIBOL y YPFB, contrariamente, se convirtieron en el Banco privado de los gobernantes de turno y en el refugio de los políticos oportunistas. Al recuperar esas empresas el carácter de columna vertebral de la economía nacional los trabajadores debemos ejercer un estricto Control Social.

V. SITUACIÓN DE LA MINERÍA

1.- Casi todas las minas grandes del país, excepto Huanuni, están en manos de transnacionales que producen y exportan dejando al Estado miserables impuestos. Sólo la mina San Cristóbal que es subsidiaria de la transnacional japonesa SUMITOMO produce 1600 toneladas métricas diarias de concentrados de zinc – plata y plomo. Sus ganancias netas son del orden de los miles de millones de dólares dejando para el Estado apenas unas decenas de millones de dólares. De la misma manera, otras transnacionales explotan ricos yacimientos en el país sin que el gobierno  ponga fin a este saqueo

La nacionalización de las minas en las actuales condiciones de saqueo de las mismas por empresas transnacionales, es una reivindicación elemental que debe materializarse sin indemnización alguna y bajo control social de los trabajadores.

Al actual planteamiento de nacionalización de las minas, el gobierno del M.A.S. ha respondido que no porque los propios trabajadores de las minas privadas se oponen.

Esta actitud conservadora de los compañeros de la minería privada se explica por su desconfianza hacia el gobierno del M.A.S. y, en consecuencia, al temor de que una falsa nacionalización acabe poniendo en peligro sus fuentes de trabajo en una coyuntura favorable por los altos precios de los minerales en el mercado mundial. Sin embargo; ante la demanda patriótica de todo el pueblo no existe otra alternativa que el de luchar por la  nacionalización de las minas garantizando la estabilidad laboral, respeto a sus categorías salariales, conquistas sociales y continuidad ininterrumpida de operaciones.

2.- La demanda del pueblo en su lucha al expulsar al gonismo y sus sucesores el 2003 y 2005 fue el de recuperar los recursos mineros de las trasnacionales para los bolivianos. El cumplimiento de estos objetivos fue mínimo. Sólo la Fundición de Vinto se revirtió parcialmente quedando todavía la fundición de Antimonio en manos de Sinchi Wayra.

 

Los trabajadores mineros de Huanuni, empresa minera que detenta el más rico y gigante yacimiento de estaño del continente, expulsaron a la trasnacional inglesa Allied Déals el año 2002 imponiendo y perforando el Código Minero  neoliberal con la Ley 2400 que permite a COMIBOL la explotación directa a su cargo.  En Octubre de 2006 se produjo la histórica incorporación de 4000 compañeros a las planillas de la Empresa Minera Huanuni. Este trascendental hecho reivindicado por el gobierno como nacionalización le permite al Estado percibir utilidades nunca antes registradas desde la creación de la COMIBOL. Huanuni se ha constituido en la Empresa minera estatal más importante del país, 100% en manos del Estado y, por sus índices de producción, por sus utilidades, por la generación de empleo y por la circulación  de millonarios recursos en la región, el departamento y el país, Huanuni debe ser la referencia que marque el potenciamiento y refundación de COMIBOL a la que deben sumarse las otras empresas que hoy se encuentran en manos de trasnacionales. Las inversiones urgentes para aumentar la producción con nuevo ingenio, adquisición de compresoras, subestación de energía eléctrica y demás equipo de minería ha sido una lucha de los trabajadores. Hoy los trabajadores, con el sindicato y Control Social apuntan a la exploración y desarrollo minero así como a la diversificación como forma de encarar un futuro sólido como empresa.

 

VI. UNIDAD OBRERA ANTIIMPERIALISTA

1.- En el presente período, la clase obrera tiene que adquirir un alto grado organizativo y convertir sus direcciones nacionales, medias y de base, en centros de vanguardia revolucionaria, capacitadas para llevar el actual proceso hacía el Socialismo. La capacidad combativa del movimiento obrero se mide por su conciencia, por su unidad, por la capacidad y calidad de sus aliados y por su capacidad de dirección. Si los trabajadores no cuentan con un comando probado y forjado al calor de la lucha, sólo encontrarán derrota tras derrota.

Están equivocados aquellos que sostienen que las organizacíones sindicales deben limitarse a jugar el papel de sindicatos amarillos, es decir, circunscritos a la lucha puramente económica. Sin abandonar la brega por el aumento del pan cotidiano, los trabajadores debemos intervenir en la vida  política del país en nuestra condición de vanguardia revolucionaria.

No debe olvidarse que la tragedia boliviana no es otra cosa que la ausencia, en unos casos, y debilidad, en otros, de fuertes organizaciones obreras y populares. El porvenir de Bolivia está en manos de los trabajadores, campesinos y clase media empobrecida porque somos los que podernos sacarla definitivamente de su atraso y dependencia.

2.- Para cumplir nuestra misión histórica, los trabajadores debemos contar con formas propias de organización: los sindicatos, el Instrumento Político de los Trabajadores como la dirección política revolucionaria del frente antiimperialista y anticapitalista. Contamos con nuestras propias banderas de lucha ideológica y con nuestros propios métodos de combate que conducen a la conquista de nuestro propio gobierno, que por ser el gobierno de los trabajadores, campesinos y capas medias pobres será el gobierno más auténticamente nacional del país.

3.- La Central Obrera Boliviana, a la que defenderemos contra toda tentativa divisionista, tiene que perfilarse como una certera, ágil y esclarecida dirección proletaria de todos los trabajadores, donde se materialice la verdadera alianza con nuestros hermanos campesinos, los artesanos, los comerciantes minoristas, los intelectuales, los universitarios y los profesionales dentro de la más amplia democracia sindical. A su vez, la Federación de Mineros debe expresar la unidad y la conciencia de clase de los combativos trabajadores del subsuelo.

La unidad obrera y la fortaleza de nuestras organizaciones son la única garantía para que el actual proceso no sea estrangulado dentro del marco puramente capitalista, estancamiento que es sinónimo del retorno al poder de la contrarrevolución.

4.- Para llegar al Socialismo se plantea la necesidad de unir, previamente, a todas las fuerzas revolucionarias y antiimperialistas. El Instrumento Político de los Trabajadores a la cabeza del frente  revolucionario  antiimperialista es la alianza obrero-campesina junto a las masas de las ciudades y el campo, en el plano político. En el confluyen todas las corrientes sociales y políticas que pugnan por un cambio a fondo de la situación boliviana, con la sustitución de las estructuras caducas en sentido antiimperialista y anticapitalista. La expulsión del Imperialismo y el Capitalismo y la solución de las tareas nacionales y democráticas aún pendientes, harán posible la revolución socialista.

La clase obrera APOYA medidas antiimperialistas  pero  rechaza cualquier retroceso o medida que favorezca al enemigo de clase. No estarnos de acuerdo con el nacionalismo que se esgrime para alimentar la colaboración de clases opuestas y obligar al proletariado a renunciar a sus objetivos propios, de la misma manera que condenamos aquel nacionalismo que sirve para alimentar la desconfianza y el odio entre los pueblos.

5.- Los métodos y formas de lucha del proletariado deben acomodarse a los objetivos finales, no pudiendo existir contradicción entre fines y medios. La experiencia acumulada acerca de los métodos crueles de represión empleados por los enemigas de clase, nos enseña la necesidad de estar preparados para el empleo de todas las formas de lucha, incluyendo el uso de la violencia revolucionaria.

En cada situación histórica concreta definiremos si la preocupación fundamental radica en la educación y organización proletarias, en la movilización de las masas o en la preparación militar. La clase obrera aspira a la toma del poder junto al campesinado y capas pobres de las ciudades y debe estar dispuesta a usar aún  la fuerza si así lo requiere su posición dentro de la correlación de fuerzas de las clases.

6.- La clase obrera rechaza la prédica de la conciliación de clases y de la 'paz social", por ser contraria a su aspiración de conquistar el poder. La lucha de clases en un país atrasado como el nuestro, no niega la posibilidad de la alianza entre clases no antagónicas, hecho que nada tiene que ver con la política reformista del colaboracionismo.

La clase obrera, para transformarse en caudillo popular, levanta las reivindicaciones progresistas de los sectores mayoritarios y hace suyas las consignas nacionales que se refieren a enfrentar la acción sojuzgadora del imperialismo. El proletariado, tanto en el plano sindical como en el político, ayudará a fortalecer la organización y conducta independiente de los demás grupos de trabajadores y pugnará por una política de unidad con los sectores avanzados de la intelectualidad, las masas estudiantiles y los sectores radicalizados de las capas medias. Sostendrá la política de pactos, pero su empeño principal estará dirigido a lograr una poderosa Central Obrera Boliviana.

VII. INTERNACIONALISMO PROLETARIO

1.- Siendo la causa de todos los trabajadores del mundo una sola, estrecharemos los lazos de amistad y ayuda recíproca, bajo los estandartes del internacionalismo proletario. Desarrollaremos amplia solidaridad con los movimientos de liberación nacional y la causa de los oprimidos. Condenamos el racismo y todas las formas de opresión nacional y social, de la misma manera que apoyamos a los heroicos pueblos del mundo que luchan contra el imperialismo y capitalismo.

2.- Los trabajadores bolivianos llamamos a fortalecer la unidad de los trabajadores de América Latina para construir un mundo mejor. Llamamos a los trabajadores de los países hermanos del continente a unirnos contra el imperialismo, capitalismo y las oligarquías reaccionarias, como la máxima garantía que nos conduzca a la liberación nacional, que se traduzca en la Patria grande que soñaron Martí y Bolívar.

Hoy como ayer nuestra divisa sigue siendo ésta:

LA EMANCIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES SERÁ OBRA DE ELLOS MISMOS!

 

PLATAFORMA DE LUCHA UNITARIA

INTERNACIONAL

  1. Unidad de todos los trabajadores del mundo para luchar por la liquidación del Imperialismo, Capitalismo y el neoliberalismo.
  2. Lucha unitaria de los obreros y pueblos del mundo por la implantación del Socialismo como la única forma de evitar la degeneración y barbarie de la Humanidad.
  3. Rechazo y condena a la estrategia del capitalismo para superar su crisis en base al despido masivo, rebaja de salarios y sobrexplotación de los trabajadores.
  4. Unidad de los trabajadores y pueblos del mundo para rechazar las intervenciones imperialistas contra los pueblos que luchan por su liberación.

     NACIONAL

  1. Unidad de los trabajadores y pueblo boliviano para la lucha por las Agendas del 2003 – 2005   e implantación del Socialismo a la cabeza de los trabajadores, campesinos y clase media empobrecida.
  2. Conformación del Instrumento Político de los Trabajadores como organización política para ejecutar la propuesta histórica y revolucionaria del pueblo boliviano.
  3. Nacionalización de las empresas trasnacionales privadas y de la minería mediana respetando la estabilidad laboral, categorías salariales, conquistas sociales y sin paralización de operaciones.
  4. Imposición del Control Social colectivo de los trabajadores como forma de evitar la burocratización y corrupción de las empresas estatales y privadas.
  5. Lucha salarial en base a la canasta familiar elaborada por la Central Obrera Boliviana.
  6. Rechazo y condena a toda forma de avasallamiento a las empresas mineras en operación y producción.
  7. Rechazo a cualquier intento de despido y desconocimiento a las conquistas laborales y sociales en cualquier empresa minera del país.
  8. Lucha contra el desempleo y contra el trabajo precario sin condiciones de seguridad industrial y social.
  9. Rechazo a las leyes impuestas por el gobierno sin consenso de los trabajadores y en franco desconocimiento al Acuerdo entre COB y Gobierno.
  10. Lucha por la industrialización y diversificación de nuestros recursos naturales, especialmente  mineros.
  11. Lucha por la Reactivación del Aparato Productivo en manos del Estado.

SINDICAL

  1. Unidad de los trabajadores bolivianos a la cabeza de su organización matriz la Central Obrera Boliviana, respetando sus principios, documentos y estatutos.
  2. Preservar la Independencia de Clase de los trabajadores y sus organizaciones sindicales en relación a los gobiernos burgueses y reformistas proburgueses, no significando la independencia de Clase como neutralidad política.
  3. Rechazo y condena al sindicalismo amarillo, propatronal y ratificación del sindicalismo revolucionario establecido en los Estatutos y Principios de las organizaciones matrices y de base.
  4. Rechazo a toda forma de prorroguismo y acaparamiento de cargos, debiendo la FSTMB organizar una Escuela permanente de Formación de cuadros que tenga como objetivo la generación y renovación de dirigentes sindicales revolucionarios.

 

 

Comments