El Motofone debuta en la India 


La propuesta de Motorola para extender la telefonía celular a zonas rurales fue lanzada la semana pasada en Nueva Delhi. Con una interfaz basada más iconos que en texto

Pocas compañías han sabido sacar provecho a un concepto de diseño como Mototola con el Razr. No sólo este ultra delgado celular ha conocido las variaciones más diversas en colores y modelos endosados por famosos, sino que la compañía ha logrado extender el aura del Razr a formatos como el candy-bar SLVR, el estilizado KRZR, al formato ovoidal del PEBL y más recientemente al teléfono diseñado para mercados emergentes, el Motofone.

La habilidad de los diseñadores de Motorola es patente en este teléfono de nivel de entrada que ha sido lanzado en el mercado hindú recientemente --allí estará disponible, en su versión CDMA, desde el primer trimestre de 2007--, pero que extenderá en breve su presencia a otros mercados como los de China y América Latina.

Ron Garriques, presidente de la unidad de Dispositivos Móviles de Motorola. "Este lanzamiento de hoy marcará a nivel mundial un nuevo hito en la iniciativa de Motorola de conectar a los próximos mil millones de usuarios de teléfonos móviles.

La tinta electrónica


La tecnología usada para la pantalla del Motofone proviene de la compañía e-ink, la misma que se usa en el dispositivo Sony Reader, el más popular de los libros electrónicos.

La "tinta electrónica" funciona de la manera siguiente: Unas micro-cápsulas esféricas repartidas uniformemente en el "papel electrónico alojan diminutas partículas pigmentadas --blancas y grises, en el caso del Motofone--, con cargas eléctricas opuestas.

Cuando se aplica un voltaje positivo o negativo a esferas seleccionadas, los pigmentos de carga igual al voltaje aplicado son repelidos hacia el lado visible de las microesferas. De ese modo se crean los pixeles que definen las imágenes en la pantalla.

Ver diagrama.