Presentación

Acerquémonos confiadamente 
al trono de la gracia para alcanzar misericordia 
y hallar gracia para el oportuno socorro.
(Hebreos 4,16)

La Fraternidad de Santa Eulalia se constituye en el seno de la Iglesia Ortodoxa Española, como un organismo internacional de asistencia humanitaria de la Parroquia Ortodoxa Protección de la Madre de Dios, de Barcelona, ​​el 12 de febrero de 2000. Sus acciones se dirigen a la ayuda dentro de la propia comunidad y a la colaboración con otras asociaciones en el extranjero.  Es un nexo de respeto y ayuda mutua.  La Fraternidad está bajo la protección del Obispo de la Diócesis de Europa Occidental del Patriarcado de Serbia, y cuenta con la ayuda espiritual de los presbíteros de la comunidad.

Finalidad:   El objetivo central de la Fraternidad es el servicio al prójimo y la ayuda a la Iglesia. La acogida, la convivencia y el crecimiento interno de la persona son sus prioridades.

Ámbitos de actuación:  La Fraternidad se reúne regularmente para orar, compartir y estudiar temas de interés común. La oración y la escucha conjunta orientan la acción en las siguientes áreas:

Estudio:   La investigación en la búsqueda de las raíces espirituales de la Tradición Ortodoxa para encontrar respuesta a los problemas de actualidad.

Obra social:   La atención personalizada a los inmigrantes en situación precaria, visita a los enfermos, ayuda a las familias, cursos y formación contínua. 

                                                                                                                                                                                                                                        
La Fraternidad de Santa Eulalia está constituida al amparo de la ley vigente Nº. 7 de 1977, del 18 de junio, de Asociaciones de Cataluña, y del artículo 6.2 de la Ley Orgàngica 7/1980, del 5 de julio, como Asociación cultural, no lucrativa, tutelada por la Iglesia Ortodoxa Española.  

La Fraternidad está abierta a la participación de todas las personas que lo deseen, sean o no ortodoxas.
Comments