HACIA LA ESTACIÓN (N°1)


 

   Justo unos minutos antes de recibir la carta, estaba preparándome para ir a inspeccionar con Rodrigo y Juan la estación, investigando en Internet sobre el tema. Me sentía con un poco de temor antes de ir, pero a la vez muy ansioso al igual que mis amigos por saber que era lo que estaba pasando en ese lugar.

La misteriosa carta que inesperadamente llegó decía: “No se acerquen a la estación o se arrepentiran por toda su vida" ; me sentí con mucho miedo y estaba arrepintiéndome de ir.

Pensé que este tema tenia que habérselo contado a mi familia, pero no lo hice, ya que no debían saber nada de esto.

Me arriesgué y fui. Llevé una mochila con una linterna con muchas baterías para que no se descargue. No llevé nada para comer por que no tenía mucha hambre, sino mucha ansiedad. 

 

 

BUSCANDO AL CONDUCTOR